Crisis sanitaria en Chile: hospitales se abastecen de cámaras refrigerantes para evitar que colapsen las morgues

1.286

La hora de los container mortuorios: Hospitales se abastecen de cámaras refrigerantes para evitar que colapsen sus morgues

Debido a la crisis sanitaria extendida por el COVID-19, a lo menos 22 organismos públicos -en su mayoría hospitales- han adquirido contenedores refrigerantes para extender el espacio en sus morgues, intentando evitar repetir escenas escalofriantes que dieron la vuelta al mundo. Anticipándose a las cifras que hoy nos embargan, hospitales y proveedores se han esforzado en mitigar cualquier atisbo de colapso sanitario. Si bien no todas las cámaras están operando, ya comenzaron a usarse en algunos recintos las primeras de ellas.
Las fotos filtradas en redes sociales generaron alarma pública: cadáveres en camillas esparcidos en los pasillos del recinto. Una postal macabra que tuvo que salir a desmentir el director del hospital San José, Luis Escobar, en un improvisado punto de prensa el 15 de mayo pasado.

“Lo primero que hay que aclarar es que no existe ningún cadáver en los pasillos del hospital, como aparece en esas imágenes. Todos los cadáveres que hay están dentro de la Unidad de Anatomía Patológica”, aseguró el facultativo. A continuación, explicó que en tiempos de pandemia había un aumento en la mortalidad y que estaban en “proceso de adquisición de una cámara mortuoria, un container mortuorio, para poder manejar adecuadamente estos cadáveres”.

Efectivamente, cuatro días antes de la conferencia de prensa, el jefe de gestión operacional del Hospital San José, David Merlez, especificó a través de un memorándum interno las “consideraciones técnicas de una cámara de frío para el confinamiento y custodia de fallecidos por pandemia COVID-19”. La capacidad del container, según detalla el documento, permitiría almacenar 48 personas, con sus respectivas bandejas mortuorias, y el valor se empinaría por sobre los 21 millones y medio de pesos.

El doctor Escobar, en rigor, fue el primero en admitir que se estaban tomando medidas preventivas al respecto. Las imágenes provenientes de Estados Unidos, Ecuador y España, país donde tuvieron que adaptar una pista de patinaje sobre hielo como morgue, estaban en la retina de miles de personas que miraban con temor lo que sucedía en otras partes del mundo. “Hay un aumento en la mortalidad. Es lamentable, pero es un hecho real y que tenemos que saber manejar”, reconoció aquella vez el director del Hospital San José.

El Desconcierto revisó en Mercado Público y encontró más de 20 ordenes para adquisición y arriendo de containers en distintos recintos asistenciales del país, donde no sólo se especificaba que tipo de producto requerían, sino también las razones para adquirirlo, entre ellas, prestar asistencia a las morgues de cada establecimiento ante un eventual colapso del servicio.

Anticipación

Como una medida de anticipación, así describe el subdirector médico del Hospital Van Buren de Valparaíso, Mauricio Cancino, el arriendo por tres meses de un contenedor refrigerante para ampliar la morgue del establecimiento médico. “Tomamos la decisión de anticiparnos debido a lo que vimos en otros países, donde los cuerpos quedaban en los pasillos de los hospitales, literalmente. Por lo tanto, lo primero que hicimos al ver esa experiencia, fue solicitar que nos enviaran un container”, cuenta.

El doctor Cancino agrega que se encuentran ampliando la capacidad original de seis cupos de la cámara, a partir de una tabiquería nueva, con el objeto de poder utilizarlo para unas 10 o 12 personas en total.

El Hospital de Urgencia Asistencia Pública, más conocido como Posta Central, es otro de los establecimientos que han requerido mejorar el servicio de almacenamiento de cadáveres. El 19 de mayo pasado, la jefa de finanzas, Verónica Quezada, a partir de un certificado de disponibilidad presupuestaria, autorizó arrendar por 45 días a través de trato directo –como la mayoría de las transacciones realizadas en época de emergencia- un container frigorífico a la empresa de contenedores Patagonia Spa por la suma de 12 millones y medio de pesos.

La demanda de contenedores, según Álvaro Briones, encargado de ventas de la Comercializadora Lagos y Valenzuela, se ha incrementado en alrededor de un 40%. Los valores varían dependiendo del tamaño y capacidad. Hay container de 20 pies habilitados para 16 cuerpos y los de 40 pies donde caben alrededor de 40 personas. “Ambos valen poco más de 4 millones y medio, incluida la parte refrigerante, pero su precio aumenta entre un 30% o 40%, dependiendo de cuantos rack (camarotes) nos piden”, asegura. Briones cuenta que han vendido containers para el Hospital El Salvador, la Clínica Red salud y el Hospital San José, entre otros, respetando los precios que tenían antes de la pandemia. “Hemos tratado de ser conscientes y no provecharnos de la situación”, agrega.

A través del Formulario de Solicitud de Recursos de Emergencia, Femer, el Servicio Médico Legal también solicitó, en el contexto de la pandemia, con el objeto de mejorar la atención y liberar la carga de las cámaras del establecimiento, la compra de 6 contenedores para almacenamiento de cadáveres por poco más de 37 millones de pesos. El proveedor fue Patagonia Spa y la orden de compra se emitió el 30 de mayo.

Desde fines de enero comenzó a prepararse el hospital El Pino para enfrentar la pandemia. El Director del Hospital, Mauricio Muñoz, cuenta que lo hicieron adaptando las cifras a determinados hitos. “Fue una especie de carta Gantt”, asegura. “Nosotros sabíamos lo que había pasado con España e Italia, respecto a los conflictos con el manejo de pacientes y la cantidad de ellos que fallecen en un periodo determinado…sabíamos que con la pandemia íbamos a tener una tendencia de mayor mortalidad, quedándonos cortos, así que decidimos adelantarnos porque, obviamente, iba a crecer la demanda”, recuerda.

El cupo normal de la morgue en El Pino es de 11 cuerpos y, según detalla el doctor Muñoz, pese a existir varias muertes en una sola noche nunca se había llenado. La capacidad del nuevo container permite aumentar en 30 el número de cuerpos. Si bien aún no lo han usado, el director del hospital asegura que tarde o temprano lo harán. “Estamos conscientes que la vamos a tener que usar. Acuérdate que hace una semana atrás se morían 60 personas y hoy se están muriendo 220”, reflexiona.

El Servicio de Salud Metropolitano Norte, dependiente del Minsal, también solicitó un contenedor refrigerado de 20 pies, a partir de una orden de compra el día 12 de mayo, por un valor de poco más de 12 millones de pesos, otorgando como dirección de despacho Avenida El Salto 5000, en la comuna de Huechuraba. Espacio Riesco, la dirección en cuestión, pese a no estar a su capacidad máxima de pacientes ya contaría con un container en caso de que la situación se ponga más compleja.

Otros servicios que solicitaron container refrigerantes son los hospitales de Curicó, Talagante, San Fernando, San Camilo, Luis Tisné, Barros Luco, San Borja, regional de Antofagasta, Provincia Cordillera, de Carabineros, Instituto Nacional de Geriatría.

El Desconcierto se comunicó con el Minsal para tener una versión de los hechos pero, una vez más, no obtuvimos respuesta por parte de la cartera de salud. Tampoco por parte del Servicio de Salud Metropolitano Norte.

El Desconcierto


Chile suma 5.143 contagios por Covid-19 y 39 muertos en las últimas 24 horas

Este lunes, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, reportó que los casos de Covid-19 en el país sumaron 5.143 contagios, 4.660 de éstos sintomáticos, alcanzando los 179.436 en total.

Asimismo, se reportó la muerte de 39 personas por la enfermedad, cifra que ascendió a los 3.362. La baja cifra de muertos se explica por que el Registro Civil no inscribe fallecimientos durante los fines de semana, explicó el ministro de Salud, Enrique Paris.

Se trata de la cifra más baja de muertes reportada en los últimos 6 días, desde el 9 de junio, cuando se hizo el ajuste al sistema y se notificaron 19 fallecidos.

Con estas nuevas cifras, actualmente se contabilizan 28.282 casos activos, registrándose 1.463 pacientes conectados a ventilación mecánica invasiva, y 385 en estado crítico.

Además, detalló que se tomaron en las últimas 24 horas 18.808 exámenes PCR, totalizando 858.958.

En tanto, especificó que existen 391 ventiladores mecánicos disponibles en la red asistencial a nivel nacional,
y 12.020 habitaciones disponibles en 131 residencias sanitarias.

En la instancia, el ministro Paris reportó y lamentó la muerte de Manuel Quintul, funcionario administrativo de un Cesfam de San Bernardo y trabajador de Confusam, quien falleció a causa de la enfermedad.

Se trata del segundo reporte diario encabezado por el nuevo ministro de Salud, Enrique Paris, quien estrenó una nueva modalidad para la instancia, incluyendo a nuevas personas presentes en el reporte. En esta oportunidad, se invitó a los alcaldes Carlos Cuadrado, de Huechuraba, y Rodrigo Delgado, de Estación central, además de los subsecretarios de Salud Pública y de Redes Asistenciales, Paula Daza y Arturo Zúñiga.

Biobio


Colegio de Matronas de Santiago critica la falta de lineamientos y protocolos tras tres meses de pandemia

“Es impresentable que no tengamos un lineamiento claro para proceder con las usuarias COVID (+). A tres meses de iniciada la pandemia solo hemos recibido un primer documento, improvisado y sin la firma del ministro”, sostienen desde el Colegio de Matronas y Matrones, llamando al Ejecutivo a agilizar la tramitación de estos protocolos, y a que estos sean ajustados a la realidad de la red de salud nacional.

En las últimas horas trascendió la versión preliminar del documento “Orientaciones para el manejo de casos COVID-19 en Gestantes, Puérperas y/o Díadas”, elaborado por la Subsecretaría de Salud Pública, la División de Prevención y Control de Enfermedades, el Departamento de Ciclo Vital y la Oficina de la Mujer.

Dichas orientaciones técnicas entregan una lista de recomendaciones para la atención de gestantes y puérperas con COVID+ en los distintos servicios de salud, sin embargo, pese a que la pandemia lleva ya tres meses en nuestro país, el texto oficial -que estaría listo- aún no ha sido validado por las autoridades del Ministerio de Salud.

Ante esto el Consejo Regional Santiago del Colegio de Matronas y Matrones de Chile, emitió un comunicado en el que sostiene que es “impresentable que no tengamos un lineamiento claro para proceder con las usuarias COVID (+). A tres meses de iniciada la pandemia solo hemos recibido un primer documento, improvisado y sin la firma del ministro. En todo este tiempo no hemos contado con protocolo para los servicios de obstetricia y ginecología, ni para la atención primaria que garantice una atención adecuada a las mujeres en su salud sexual y reproductiva”.

En el mismo texto, los profesionales de la salud agregan que “poco y nada sabemos de las cifras de gestantes, puérperas o recién nacidos con COVID(+) y cuáles han sido las vías de resolución de estos casos, o cuántas mujeres han tenido que postergar el tratamiento de su cáncer ginecológico”, por lo que “nos surge la duda de qué tan representativo es este protocolo, y a qué datos epidemiológicos está dando respuesta”.

Asimismo, el Colegio de Matronas y Matrones rechaza el hecho de que no estén considerados dentro de las instituciones revisoras de este documento, “sobre todo porque es nuestra entidad quien posee un vínculo directo con las y los profesionales del área que implementarán estas recomendaciones y quienes, a través del testimonio de nuestros asociados y asociadas, hemos conocido la difícil realidad que cruzan las distintas áreas de maternidad del país, las que en algunos casos han tenido que crear sus propios protocolos locales para dar respuesta a miles de usuarias contagiadas”.

El texto actual

Por otro lado, respecto del documento que aún no ha sido visado por la autoridad, desde el gremio sostienen que “detectamos ciertas imprecisiones que, a esta altura de la pandemia, sorprenden que no estén todavía zanjada”.

“Por ejemplo, en el texto se menciona que “se recomienda, de acuerdo a disponibilidad de recursos locales, tomar PCR para SARS-CoV2 a toda usuaria que ingrese al Servicio de Obstetricia y Ginecología”. Frente a esto preguntamos: Si se toma un examen PCR desde el ingreso, se considera como caso sospechoso hasta la entrega de resultado. Por lo tanto, ¿toda paciente gineco-obstétrica que se hospitalice necesitaría aislamiento para su manejo hasta obtener el resultado del examen?‘”, cuestionan desde la entidad.

También nos parece imperioso que la indicación de monitorización continua para mujeres en trabajo de parto se argumente con evidencias científicas, puesto que las últimas recomendaciones de la OMS indican específicamente que esto limitaría el movimiento libre de las mujeres en su trabajo de parto, ya que genera distocia de posición, litotomía, mayor dolor y, por tanto, una cascada de intervenciones como el uso innecesario de anestesia y de oxitocina para inducir estos trabajos de parto, los que podrían terminar en cesáreas y finalmente por patologizar el proceso de parto.

En ese sentido, el comunicado llama a que “por el bien de nuestras usuarias y sus [email protected], los protocolos emanados del Ministerio de Salud sean oportunos y se ajusten a la realidad que viven los distintos establecimientos de salud del país”.

El Desconcierto


VOLVER

Más notas sobre el tema