Garantizar la salud mental – Diario Concepción, Chile

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado informes que registran el aumento de los síntomas de depresión y de ansiedad en varios países. “La situación actual, con aislamiento, miedo, incertidumbre y crisis económica, puede causar trastornos psicológicos”, advirtió en mayo Dévora Kestel, directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

Todavía no hay cifras específicas para Chile, pero con el aumento diario del número de contagiados y fallecidos, y todas las consecuencias socioeconómicas generadas por la pandemia, la ciudadanía se enfrenta a un escenario incierto que probablemente tendrá impacto en la salud mental de chilenos y chilenas.

De hecho, algunos estratos de la población pueden ser más proclives a malestares psicológicos generado en el contexto de la Covid-19. Los profesionales sanitarios de primera línea, con la sobrecarga de trabajo y el riesgo de contagio, presentan síntomas de depresión, ansiedad y angustia, según evaluación de académicos en Chile. Los niños y los adolescentes también están más expuestos, principalmente los que presentan discapacidades, los que viven en condiciones de hacinamiento y los que trabajan en la calle. También corren más riesgo las mujeres, sobre todo las que deben compatibilizar el teletrabajo, las tareas domésticas y el cuidado de hijos en el hogar, según los informes de la OMS. Y todas las recomendaciones apuntan a garantizar los tratamientos a personas con problemas de salud mental durante la pandemia.

Muchas iniciativas en esa línea han sido desplegadas por las universidades en la Región del Bío Bío. Estas instituciones han disponibilizado atención médica a distancia, apoyo psicoemocional, cápsulas informativas, charlas temáticas y talleres para sus estudiantes. Desde la principal casa de estudios de la Región, la Universidad de Concepción, se ha mantenido la atención de salud mental gratuita para sus estudiantes, una activa difusión en redes sociales y además se creó la Unidad de Apoyo Psicosocial al Personal Universitario – para funcionarios y académicos- integrando las áreas de psiquiatría y psicología. Es el aporte de la academia para preservar las conexiones sociales, para contener y acompañar a quienes podrían verse más afectados con todos los impactos generados por la crisis sanitaria.

Diario Concepción