Gobiernos del Caribe exploran opciones de financiación para hacer frente a los efectos del Covid-19 en el agro

IICA y países del Caribe exploran opciones de financiación para paliar los efectos de la covid-19 en el agro

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) informó que junto con los ministros de agricultura del Caribe exploran opciones de financiamiento para paliar los efectos de la pandemia en la agricultura.

En un encuentro virtual propiciado por el IICA y la Secretaría de la Comunidad de Países del Caribe (Caricom) las autoridades del sector agropecuario, representantes de entidades financieras, organizaciones de desarrollo y donantes, evaluaron este lunes las múltiples alternativas para enfrentar los retos de la región en el agro.

“Hemos tratado de dar respuestas a las necesidades y exigencias de la región para mitigar los problemas de agricultura del Caribe, tender las bases para un sector más resiliente y robusto”, indicó el director general del IICA, Manuel Otero.

Durante la videoconferencia, los representantes de entidades financieras , organizaciones de desarrollo y donantes presentaron a los ministros alternativas de financiamiento y fondos disponibles.

Según los expertos es importante priorizar iniciativas de seguridad alimentaria, resiliencia, recuperación económica, innovación tecnológica, uso sostenible de recursos y preservación de la biodiversidad.

“La pandemia trajo un shock sin precedentes en esta región, la cual está pidiendo inversión a gritos para mejorar la resiliencia y la seguridad alimentaria. Hay planes que requieren la participación de los aliados de desarrollo. Estamos comprometidos a salir de la crisis fortalecidos y la única forma de hacerlo es a través de la integración regional”, explicó el secretario general de la Caricom, Irwin LaRocque.

En el evento, las autoridades de Argentina, Brasil y Uruguay también ratificaron su disposición a colaborar e intercambiar experiencias con los países del Caribe a través de la cooperación Sur-Sur en áreas como buenas prácticas agrícolas, investigación y desarrollo, mejoramiento genético, sostenibilidad, uso eficiente de suelo, desarrollo de capacidades, negocios y comercio agrícola.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el Banco de Desarrollo del Caribe (CDB), el Fondo Verde del Clima (GCF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo para América Latina (CAF), el Banco Mundial (BM), la Unión Europea (UE) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) fueron los entes que expusieron sus líneas crediticias y las oportunidades de apoyo.

Hay que “resucitar” a la agricultura del Caribe tras la pandemia

“Entrar en diálogo con los organismos financieros es muy importante. Presentar propuestas de proyectos es lo que nos toca para recibir financiamiento, resucitar a nuestro sector que es clave para la recuperación económica, y ofrecer el apoyo que necesitan los productores”, dijo la ministra de Agricultura y Tierras de Grenada, Yolande Bain-Horsford.

Las autoridades agrícolas caribeñas también reconocieron, que contar con múltiples alternativas de financiamiento es crucial para promover el comercio, la integración regional y el acceso a los mercados.

Además de mejorar el transporte de productos, sistemas productivos más resilientes al cambio climático, invertir en innovación y transferencia de tecnología, desarrollo de capacidades, medidas sanitarias y la vinculación de jóvenes a la actividad, entre otras.

La agricultura del Caribe necesita vías de financiación tras las covid-19. Efeagro/ Jeffrey Arguedas

“Habrá una gran necesidad de financiamiento para la agricultura pos-covid-19, para los procesos de recuperación, así que agradecemos el apoyo, porque tenemos que pensar siempre en garantizar la seguridad alimentaria, comprometernos en solventar los diversos desafíos que tiene el sector como región”, dijo el ministro de Agricultura de Guyana, Noel Holder.

El IICA por su parte, remarcó su compromiso de acompañar a los países del Caricom en la ejecución del Plan para la Seguridad Alimentaria que crearon para paliar las consecuencias de la covid-19 en la región y con el que buscan un aumento del 25 % en la producción agrícola en los próximos cinco años.

EFEAgro


VOLVER