Lenín Moreno extiende 60 días más el estado de excepción y se retomaron los vuelos internos

Estado de excepción para controlar covid-19 y reactivar la economía

El presidente de la República, Lenín Moreno, propone que el Ecuador siga en estado de excepción para enfrentar la pandemia del coronavirus durante 60 días más.

Moreno suscribió el Decreto Ejecutivo 1074,que tiene dos objetivos: continuar con el control del brote viral y establecer mecanismos para enfrentar la recesión económica y fiscal, ocasionada durante la emergencia sanitaria.

Así, el Presidente dio por terminado el estado de excepción dispuesto el 16 de marzo y luego ampliado, por 30 días más, el 15 de mayo último. En el nuevo Decreto, se sigue citando la causal de calamidad pública en todo el territorio nacional, pero también se añaden disposiciones específicas que buscan reactivar la economía.

Se dispone la movilización de todas las entidades de la Administración Pública. Sin embargo, se da énfasis al trabajo que deberán cumplir en territorio cuatro ministerios: Salud, Economía, Agricultura y Producción. Asimismo, se ratifica que el al Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE) tiene la capacidad de decisión sobre el cambio del sistema de semaforización.

La Corte Constitucional (CC) examinará la legalidad de la restricción de derechos dispuesta por el Ejecutivo. Además, podrá revisar el tiempo de vigencia.

La decisión ha generado dos interpretaciones entre juristas. Ismael Quintana, experto en derecho constitucional, sostiene que el Ejecutivo pudo haber renovado el estado de excepción de marzo y cree que haber apelado a la misma causal de calamidad pública podría ocasionar una observación de la CC.

El artículo 166 de la Carta Política establece que el decreto de estado de excepción tendrá vigencia hasta un plazo máximo de sesenta días. Si las causas que lo motivaron persisten podrá renovarse hasta por treinta días más, lo cual deberá notificarse. “Cabe hacer renovaciones sucesivas. Hay precedentes y la Corte ya ha avalado eso”, sostiene Quintana.

Para el constitucionalista Jorge Benavides, la decisión del Ejecutivo es acertada, pues no apela a la misma causal del decreto de marzo, sino que se añade un componente, que busca la reactivación económica. “Lo adecuado es que se dicte un nuevo estado de excepción. De hecho una de las críticas a la Corte pasada es que solía renovar la ampliación de 30 días”.

En el nuevo Decreto se suspenden los derechos a la libertad de tránsito y a la libertad de asociación. Se aclara que el COE Nacional dispondrá los horarios, en función del color de semáforo adoptado por cada municipio.

A diferencia del primer decreto y su posterior renovación, en el nuevo no se normó el uso de plataformas satelitales y de telefonía móvil, para monitorear la ubicación de personas en estado de cuarentena o aislamiento.

Justamente, este fue uno de los exhortos que hizo la CC al Ejecutivo, para que el uso de medios tecnológicos “no sirva como medio para transgredir derechos constitucionales y se aplique únicamente sobre las personas a quienes las autoridades de salud hayan dispuesto de manera específica el aislamiento”.

En el Decreto también se establece el papel de las Fuerzas Armadas. “Reafírmese que su participación en el restablecimiento del orden público es complementaria a las acciones de la Policía Nacional en cumplimiento del marco legislativo vigente en materia de seguridad pública y del Estado”, reza el texto.

La renovación del estado de excepción tiene impacto en el tiempo de duración de los beneficios planteados en la Ley Humanitaria, en caso de ser aprobada, en términos de pensiones educativas, arriendos, pagos de servicios básicos e, incluso, de deudas.

La Ley humanitaria plantea que durante el tiempo de vigencia del Estado de Excepción y hasta 60 días después de que termine no se podrá ejecutar desahucios a arrendatarios por las causales de la Ley de Inquilinato como o pago del arriendo, excepto en los casos de peligro de destrucción o ruina del edificio.

El Comercio


Ecuador reanuda vuelos entre principales ciudades como parte de la reapertura

Ecuador retomó este lunes los vuelos entre sus grandes ciudades, Quito, Guayaquil y Cuenca, suspendidos desde mediados de marzo por la emergencia del COVID-19, dentro de las medidas de reapertura previstas por el Gobierno.

El primer vuelo entre Quito y Guayaquil, de la compañía Avianca, partió de la capital ecuatoriana a primera hora con 96 pasajeros a bordo tras la reapertura de la ruta.

Esto ha sido posible después de que los aeropuertos de Guayaquil y Cuenca comenzaran a operar este lunes para vuelos nacionales, dado que Quito ya lo había hecho el pasado 1 de junio, en esa ocasión con un vuelo hacia el noroeste del país.

La reanudación de actividades se produce de forma coordinada y con frecuencias mucho más reducidas que antes de marzo, dijeron a Efe fuentes de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

En ese sentido, para este lunes había tres vuelos entre Quito y Guayaquil, dos de la compañía Avianca y uno de Latam.

Las próximas conexiones entre ambas ciudades serán el miércoles y el viernes, con las mismas frecuencias operadas por ambas aerolíneas.

En cuanto a Cuenca, este lunes salieron de la capital dos vuelos por la mañana uno de cada compañía, y el miércoles y viernes se repetirá la frecuencia.

Ecuador, donde hay más de 47.000 casos de contagio por coronavirus y más de 3.900 fallecidos oficiales, trata de encauzar una nueva normalidad mediante la reactivación progresiva de diversos sectores.

También se han reanudado parcialmente los vuelos internacionales desde la semana pasada, aunque de momento, de forma intermitente en virtud de un cronograma tentativo hasta diciembre próximo.

Fuentes de Aviación Civil indicaron que han llegado o llegarán a Quito aviones de KLM desde Amsterdam, esta semana, y de las compañías United Airlines y American Airlines desde Houston y Miami (EE.UU.), respectivamente.

A Guayaquil, lo han hecho o lo harán este mes de junio vuelos de American procedentes de Miami, de la aerolínea Spirit de Fort Lauderdale (EE.UU.), Eastern Airlines procedente de Nueva York e Interjet de México, que tiene previsto volar el próximo 1 de julio.

Iberia reanudará sus vuelos a Quito en julio y se espera que Delta lo haga desde Atlanta a la capital ecuatoriana el 1 de agosto.

La semana pasada el gerente de comunicación de Quiport, operadora del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, Luis Galarraga, remarcó a Efe que el cronograma era «tentativo» y que las aerolíneas emitieron cartas de intención a la autoridad nacional de aviación en las que informaron de fechas aproximadas para sus vuelos al país.

Por el momento las autoridades permiten la operación en cada aeropuerto del país con el 30 % de las frecuencias de vuelos antes de la emergencia sanitaria, si bien todo el programa está sujeto también a la realidad de los aeropuertos de destino y de los que se utilizan como interconexión.

Desde que se reanudaron los vuelos comerciales a Ecuador, las autoridades exigen a los viajeros el compromiso de mantener un aislamiento obligatorio y facilitar una declaración de salud antes del arribo a país. EFE

La República


Coronavirus: Qué significa el nuevo estado de excepción en Ecuador

La pandemia del coronavirus provocó a nivel mundial y en Ecuador una crisis no solo sanitaria sino también económica, como lo recalca el decreto Ejecutivo 1074 con el que el Gobierno Nacional amplió por 60 días más el estado de excepción en todo el territorio nacional.

Con ello, para los ecuatorianos se suspende el ejercicio del derecho de libre tránsito, la libertad de asociación y la libertad de reunión.

De acuerdo al decreto 1074, Ecuador ha registrado en estos tres meses un total de 47 322 contagiados, con 3929 fallecidos con la enfermedad, por lo que se considera que sigue siendo un riesgo inminente para la salud pública. Pero además, un anuncio de la Organización Panamericana de la Salud ha señalado que en muchas áreas de la región el número de casos se duplica en pocos días, como sucede en Estados Unidos, Canadá, Brasil, Ecuador, Perú, Chile y México.

El decreto detalla que aunque el 80,9% de los casos de coronavirus se ha concentrado en las provincias del Guayas, Pichincha, Manabí y Los Ríos, las 24 provincias de Ecuador están en etapa de transmisión comunitaria, lo que significa que todas las provincias deben prepararse para la atención de casos que pueden necesitar hospitalización o atención en cuidados intensivos, pese a haber existido una baja considerable de atenciones en enfermedades respiratorias en servicio de emergencia a nivel nacional de 3,6 veces menos en la actualidad en comparación con el inicio de la pandemia. Por ello decidió mantener las medidas excepcionales que impidan la propagación de la enfermedad.

Primer decreto

Con el primer decreto, el N° 1017, del pasado 16 de marzo, el Ejecutivo apeló al estado de excepción para proteger la vida de los ecuatorianos, por lo que la primera medida fue que todos los ciudadanos se queden en casa.

Además, se instauró el toque de queda, la restricción vehicular por número de placa y de vuelos, los que desde el 1 de junio están retomándose de manera paulatina.

Semaforización

Tras un confinamiento de casi dos meses, el 4 de mayo el Comité de Operaciones de Emergencia nacional relajó un poco las medidas y desarrolló un sistema de semaforización. Los 221 cantones de Ecuador comenzaron en semáforo rojo. A la fecha, solo 3 cantones han pasado al semáforo verde. Aguarico, en la provincia de Orellana, donde se contagiaron 53 personas. El cantón Mocha, en la provincia de Tungurahua, donde nunca hubo ni un solo caso. Y, el cantón Daule, en Ecuador, donde se reportaron 719 contagiados con coronavirus y al menos 29 fallecidos.

Desde el mes de junio, el semáforo también disminuyó el horario del toque de queda porque las autoridades consideran que es tiempo de pasar al distanciamiento social y a reactivar la economía.

Toque de queda

  • Semáforo verde: de 24:00 a 05:00.
  • Semáforo amarillo: de 21:00 a 05:00.
  • Semáforo rojo: de 18:00 a 05:00.

Restricción de tránsito

Semáforo verde, circulan los carros con placas alternadas, como sigue:

  • Lunes no circulan: 6, 8, 0
  • Martes no circulan: 5, 7, 9
  • Miércoles no circulan: 4, 0
  • Jueves no circulan: 1, 3, 9
  • Viernes no circulan: 2, 6, 8
  • Sábado no circulan: 1, 3, 5
  • Domingo no circulan: 2, 4, 7

Semáforo amarillo

  • Lunes, miércoles, viernes: placas impares
  • Martes, jueves y sábado: placas pares
  • Domingo: no circula ningún vehículo particular, pero sí taxis y ejecutivos.

Semáforo rojo

  • Lunes: 1, 2, 3 y 7
  • Martes: 3, 4, 5 y 8
  • Miércoles: 4, 5, 6 y 9
  • Jueves: 6, 7 , 8 y 0
  • Viernes: 1, 2, 9 y 0
  • Sábado y domingo: No circula ningún vehículo particular (I)

El Universo


Nuevo pico de hospitalizados en Ecuador y casi 48 mil contagiados por COVID-19

Hasta este martes 16 de junio de 2020 Ecuador registra 621 nuevos contagios de COVID-19 y 121 decesos más en las últimas horas, de acuerdo al último informe emitido por el Ministerio de Salud. Además, incrementó a 767 el número de personas hospitalizadas.

De las 135.845 muestras aplicadas, 47.943 son casos confirmados, 65.593 descartados y quedan aún 22.309 pruebas represadas. En las últimas 24 horas, se han tomado 1.012 pruebas, entre PCR y rápidas.

Sobre la situación de las personas contagiadas, 19.522 se encuentran en aislamiento domiciliario, 528 están hospitalizados estables y 239 con pronóstico reservado. El país registra otro de los picos más altos de ocupación hospitalaria, siendo junio el mes con más hospitalizados desde que inició la pandemia. El 2 de junio fue el día con más contagios con 776 hospitalizados.

El ministerio de Salud informa que hay 4.910 pacientes recuperados, 5.791 personas recibieron el alta hospitalaria y 12.983 personas recibieron el alta epidemiológica. Además, se reportan 3.970 fallecidos con diagnóstico positivo y 2.683 con sospecha de portar el virus.

Pichincha reporta 128 nuevos contagios y 20 decesos en las últimas 24 horas. En total, suma 5.457 casos confirmados y 415 fallecidos. Guayas registra 31 nuevos contagios y 5 decesos en las últimas 24 horas, sumando un total de 14.680 casos confirmados y 1.499 fallecidos a causa de la pandemia.

Pichincha Comunicaciones


VOLVER