México supera las 10 mil muertes en el primer día de la “nueva normalidad”

México supera las 10 mil muertes por Covid; hay 93,435 casos 

José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, informó que en el primer día de “nueva normalidad” en la epidemia por Covid-19 en México, el país llegó a las 10 mil 167 muertes y 93 mil 435 contagios a causa del virus.

En las últimas 24 horas se confirmaron 2 mil 771 casos de coronavirus, y 851 decesos permanecen como sospechosos, así como 38 mil 497 contagios. Del total de casos confirmados, 16 mil 303 se mantienen activos.

Hasta el momento, la incidencia de casos confirmados por cada 100 mil habitantes es de 73.1, y para esta nueva etapa de contención del coronavirus, los estados de Sinaloa y Puebla se sumaron al pico de contagios.

Además, la Ciudad de México y Tabasco concentran la mayor actividad de la epidemia, con una incidencia de 44 y 33 casos activos, respectivamente, por cada 100 mil habitantes. Oaxaca, Guerrero, Colima y Querétaro disminuyeron su número de casos activos.

De las camas para tratamiento de Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAG) quedan 12 mil 475 disponibles, de las 21 mil 902 que se destinaron al inicio de la epidemia. Alomía Zegarra detalló que se sumaron 143 centros de atención en lo que va de la emergencia.

Enfermedades como la hipertensión, diabetes, obesidad y el tabaquismo se mantienen como las que mayor riesgo representan a pacientes contagiados de Covid-19 para presentar consecuencias graves de la enfermedad.

Alomía Zegarra indicó que 74% del total de defunciones han sido de personas que presentan una o más enfermedades crónicas y sólo 26% que no hayan presentado ninguna de esas, pero en ese rubro también entra el factor de la edad.

Aseguró que entre la semana 21 y 22 de la epidemia se ha registrado una disminución de los casos activos entre la población hospitalizada e intubada por Covid-19.

El Universal


Si hay un rebrote, se regresará al confinamiento, advierte AMLO

En Cancún, Quintana Roo, el presidente Andrés Manuel López Obrador se dijo satisfecho con lo alcanzado en 18 meses de gobierno, y al retomar sus giras como parte de la nueva normalidad, llamó a la ciudadanía a que las actividades se reinicien con disciplina y de manera ordenada, porque si hay un rebrote vamos a cerrar de nuevo. Al decir cerrar, es recomendar; nada de imposiciones autoritarias.

En su conferencia de prensa matutina en este destino turístico, informó que si bien en algunos estados y las principales zonas metropolitanas del país el número de contagios es lento, Tabasco –donde estará el viernes– es la entidad con más problemas, porque se relajó la disciplina y eso es lo que se está padeciendo.

Asimismo, detalló que 41 por ciento de las 10 mil camas de terapia intensiva con ventilador están ocupadas para atender pacientes con coronavirus.

Al Presidente se le preguntó si, cuando continúa un alto número de contagios, era el momento adecuado para retomar sus giras, y también si el incremento de movilidad podría generar más infecciones. Respondió que la estrategia ha dependido de la opinión de especialistas y médicos, y definió que si los ciudadanos mantienen la sana distancia, salen de sus casas con todo el cuidado que se necesite, sólo para lo indispensable y respetan las medidas sanitarias, poco a poco se regresará a la normalidad.

Pero si hay un rebrote, aclaró, se regresará al confinamiento para salvar vidas, que es lo más importante, pero también si con cuidado vamos regresando a la normalidad será algo importante para todos, porque se mejora la economía popular, familiar y nacional.

En el reporte que presentó dijo que en la Ciudad de México hay una situación controlada y con disminución lenta de casos, al igual que en Tijuana y Quintana Roo, así como en Sinaloa, aunque no como quisiéramos.

En Acapulco, donde la semana pasada se incrementó el número de casos, se resolvió la falta de camas con ventilador, además de que no se han incrementado los contagios, y citó que en Veracruz y Puebla los números van conforme a lo proyectado por los médicos, científicos y matemáticos.

Yucatán continúa a la baja, mientras Campeche sigue como el estado del sureste con menos infectados, en contraste con Chiapas, que ha crecido últimamente, pero no en una situación alarmante.

López Obrador ofreció el pésame por los fallecidos durante la pandemia, y expresó que el país está consternado, porque conocidos han perdido la vida. No son números, no son estadísticas, son personas con familiares. Es bastante el dolor que genera una pandemia como esta, pero tenemos que ir hacia delante.

De los funcionarios presentes en la conferencia, sólo el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, y los alcaldes de Cancún (Mara Lezama) e Isla Mujeres (Juan Carrillo), así como el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, usaron cubrebocas.

La Jornada


Inaugura AMLO tramo Izamal-Cancún del Tren Maya

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio inicio ayer a la obra del tramo Izamal-Cancún del Tren Maya, un proyecto “concebido para reivindicar al sureste del país” y con el que, abundó, también se da paso a una etapa en la que se acabó “la ineptitud, irresponsabilidad e influyentismo y corrupción en la industria de la construcción”.

Luego de que la directora de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), Guadalupe Phillips Margain, empresa a la que se concesionó este tramo, informó que el proyecto incluye 520 kilómetros de doble vía férrea y la ampliación a cuatro carriles de la carretera de 224 kilómetros, el mandatario acotó que la compañía no podrá aumentar el precio y el tiempo de construcción pactados.

“Hay empresas irresponsables que han llevado a la cárcel a presidentes de otros países, altos funcionarios, caracterizadas por la irresponsabilidad y la corrupción”, recordó.

El mandatario confió que ICA –que tiene la concesión de la carretera hasta 2052- cumplirá con el presupuesto de 27 mil millones pactado en el contrato.

“Porque ya no hay ampliación, no es de que ‘hicimos mal los cálculos y necesitamos ampliación’. Es precio alzado. Y lo mismo en el tiempo. Tiene que estar terminado en 28 meses. Nada de que ‘llovió mucho y no se pudo trabajar’. Tenemos que terminar en tiempo y en presupuesto. Y claro que se puede. Ahí está el ejemplo de los ingenieros militares, que construyen el aeropuerto Felipe Ángeles”, resaltó.

Además, el presidente resaltó que desde tiempo no se realizaba una inversión como la que se hará con el Tren Maya para el sureste de México, y sobre todo, sin contratar deuda.

Se trata, abundó, de recursos obtenidos “con la nueva política de no permitir la corrupción y cuidar el gasto, de hacer un gobierno austero, sin lujos. Todo lo ahorrado es para este tipo de obras, para devolverle al pueblo lo que por derecho y justicia le corresponde”.

Resaltó que en los 40 años recientes solo creció Cancún y que ahora con el tren, se busca un desarrollo más equilibrado en todo el país y ponderó que en los cinco tramos del tren se crearán 80 mil empleos directos -15 mil solo en el tramo Izamal-Cancún- y en 150 mil en 2021

En el evento, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, sostuvo que el tren será la “herramienta idónea para impulsar el desarrollo regional del sureste, del mundo maya, una tarea urgente para abatir la desigualdad”.

A su vez, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Rogelio Jiménez Pons, dijo que según un informe de ONU Hábitat, con el tren un millón de personas saldrá de la pobreza y el PIB del país crecerá 1.6 por ciento.

“No es solo un tren, sino un proyecto integral para empezar a saldar el adeudo histórico con el sureste. El tren es con la gente, para la gente y de la gente”, declaró.

La Jornada