Paraguay: a los 39 años falleció la cineasta Renate Costa

Por Redacción Nodal Cultura

Este lunes por la madrugada falleció en París la cineasta paraguaya Renate Costa, reconocida por el largometraje documental Cuchillo de Palo/108. La noticia fue confirmada por su tía, Ada Perdomo. “Me he comunicado personalmente con mi hermana Mirtha Perdomo (la madre de la realizadora), que estuvo ahí y la acompañó”. El pasado 21 de mayo Renate Costa había cumplido 39 años.

Padecía cáncer desde hace cerca de cinco años y estaba en París siguiendo un tratamiento médico. Su madre pudo llegar a acompañarla gracias a una rifa que organizaron sus amigos en Paraguay.

Renate Costa fue internacionalmente reconocida por su largometraje documental Cuchillo de Palo. Allí relata la represión sufrida, la persecución y la dismicración sufrida por la comunidad homosexual durante la dictadura de Alfredo Stroessner. A través del retrato de su propio tío Rodolfo Costa aborda los prejuicios de la sociedad paraguaya.


En la película parte de una búsqueda de respuestas sobre la muerte de su tío, interroga a su pasado y a su padre, al trauma de la otredad forzada, a la represión política durante el régimen de Stroessner y a las huellas que permanecen de aquella dictadura. Si la primera escena de la película parece desconectada del resto, una mirada desde el río a la espalda de Asunción, Costa intenta contar aquello oculto y aun latente en la capital paraguaya. Allí revela la ideología dominante y la historia de dolor de los  muchos “otros” paraguayos, incluyendo a su propia madre.

Poco después de presentar su ópera prima, Costa había comenzado a producir Boreal, que se rodó finalmente en Areguá, en el Chaco paraguayo. “En el 2019, tres veces ella vino a Paraguay para filmar la película, que ella misma produjo”, declaró su madre a comienzo de mes. Costa terminó de filmar en su país en octubre del año pasado y la película fue editada en México.

Boreal está basada en la historia de Alberto Bonnet, protagonista del cortometraje Resistente de Renate Costa y Salla Sorri. El guion tuvo un largo proceso de escritura, que implicó la traducción y lectura de las 500 cartas escritas por este personaje solitario que vivía en contacto íntimo con la naturaleza.