Paraguay: Abdo Benítez presentó plan de reactivación económica con endeudamiento público

122

El Gobierno pone en marcha su plan con un nuevo endeudamiento público

El Gobierno presentó ayer su plan de reactivación denominado “Ñapu’ã Paraguay” y confirmó que solicitará un nuevo endeudamiento público por US$ 350 millones, que asegura no irá a gastos rígidos sino a inversiones.

A pesar de que no se ejecutó aún la totalidad del préstamo de emergencia por US$ 1.600 millones, el Gobierno ya plantea una nueva deuda para un país con una economía fuertemente golpeada por el confinamiento social por la pandemia del coronavirus.

El plan pospandemia prevé la ejecución de programas por US$ 2.513,6 millones en el transcurso de este segundo semestre del año, gran parte se financiará con préstamos ya disponibles de organismos financieros internacionales; a lo que se sumará un nuevo crédito o emisión de bonos por US$ 350 millones, para completar las inversiones a ser desplegadas para dinamizar la economía.

De acuerdo con la presentación realizada por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y los ministros del Equipo Económico Nacional (EEN), la nueva deuda cubrirá lo siguiente: US$ 100 millones para el IPS, como segundo pago por la deuda histórica; US$ 80 millones para el programa Pytyvõ, especialmente para ciudades de frontera; US$ 100 millones para el MOPC; US$ 40 millones para viviendas; US$ 10 millones para el Fondo Ganadero (FG); y US$ 20 millones para el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

El plan Ñapu’ã Paraguay está cargado de proyectos y de la promesa de reforma del Estado, una más de las tantas, pero que para su puesta en marcha tropieza con la realidad de un aparato estatal burocrático e históricamente ineficiente, como quedó demostrado con la ley de emergencia sanitaria.

Las autoridades señalaron que el plan se basa en tres ejes estratégicos: 1) protección social, ingresos e integración; 2) inversión pública para empleos; y 3) créditos para el desarrollo; y estas medidas irán acompañadas con una reforma del Estado.

El primer componente incluye un presupuesto de US$ 250 millones, para extender el subsidio Pytyvõ y llegar a 770.000 beneficiarios potenciales; el segundo prevé la creación de 124.240 empleos directos e indirectos mediante obras a ser desarrolladas por varios entes; y el tercero, una reconversión empresarial y laboral.

abc


Paraguay impulsa su hoja de ruta económica para fomentar obras públicas, empleos y contención social

“Ñapu’ã Paraguay”, se denomina la propuesta económica que presentó el Poder Ejecutivo y contempla apoyo a la protección social, la inversión pública para generar empleos y los créditos para el desarrollo, mediante una inversión de 2.513 millones de dólares. Las medidas a ser implementadas desde el segundo semestre del año irán de la mano con la reforma del Estado.

La presentación se realizó este lunes en Palacio de Gobierno y estuvo a cargo del Equipo Económico Nacional, donde asistió el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Durante el acto, el ministro de Hacienda, Benigno López, manifestó que se trata de una hoja de ruta para que el país pueda superar esta situación inesperada, haciendo alusión a la pandemia. Sostuvo que el plan contempla “medidas audaces” para alinear las expectativas hacia el futuro.

López precisó que el plan contiene varios componentes entre los que se destaca la protección social, la inversión pública para el cuidado del empleo y créditos para el desarrollo. En ese contexto, detalló que los recursos a ser utilizados se distribuyen de la siguiente manera: más de 465 millones de dólares para protección social; 1.372 millones de dólares dirigidos a inversión pública y 676 millones de dólares para créditos para el desarrollo.

Uno de ellos es extender las transferencias paliativas a la caída de ingresos y pérdidas de empleo, considerando hasta cuatro pagos de 500.000 guaraníes para unos 770.000 beneficiarios potenciales, de agosto a diciembre. Mediante la ejecución de estas transferencias se constituirá un Registro Unificado de trabajadores informales.

En ese orden, puntualizó que otro de los puntos es la creación de 124.240 empleos directos e indirectos e incluye inversiones para todos los departamentos del país.

Igualmente dijo que uno de los principales objetivos del Ejecutivo es formalizar a unos 770 mil trabajadores para que puedan contar con la cobertura del seguro social del IPS. “Eso lo vamos estar presentando en los próximos días al Congreso”, anunció.

Impulso de obras públicas

A su vez, el ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, recordó que en el 2019 la institución tuvo una ejecución récord, superando los 800 millones de dólares y para este año el objetivo es llegar a unos 1.200 millones de dólares de inversión. “Estamos bien encaminados para lograr eso”, aseguró.

Wiens anunció que los recursos para el sector servirán para encarar proyectos emblemáticos como la Ruta de la Soberanía, que abarca el tramo Pedro Juan Caballero – Capitán Bado – Itanará – Ypejhú, así como la Ruta de la Leche, prevista para el Chaco, obra de agua y saneamiento  y la Cuenca del Río Monday.

El titular del MOPC ratificó que la inyección en obras públicas será clave para generar más empleos y desarrollo para el país.

Reconversión empresarial y laboral

Mientras, la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, sostuvo que desde el Estado tienen la firme convicción de que el sector privado y los trabajadores son los aliados para lograr la reconversión empresarial y laboral.

Entre los puntos de acción mencionó el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, la simplificación del sistema de formalización y la reorientación laboral, mediante un trabajo conjunto con los entes capacitadores del Ministerio de Trabajo.

“Teníamos ocho sectores de la economía puestos para la exportación con fuerte enfoque en nuestras competitividades, el mundo está cambiando y estamos viendo como queda ese mapa económico mundial y junto con expertos internacionales hemos de reacomodar toda nuestra agenda de comercio exterior para proveer y sobre todo a llegar a más mercados y penetrar a los ya existentes”, comentó Cramer.

Apoyo al comercio fronterizo

En relación al comercio fronterizo, la secretaria de Estado admitió que es uno de los pilares fundamentales de la economía paraguaya y el más golpeado por la pandemia del coronavirus.

Al respecto, hizo hincapié en las acciones concretas que se implementarán para beneficiar al sector, entre los que figuran la reducción de impuestos para el comercio, préstamos específicos mediante la banca pública y la creación del depósito aduanero.

“Ese comercio fronterizo tiene por un lado una reducción de impuestos, dando un poco más de competitividad también mediante el delivery fronterizo que ya está presentado a través de la Cancillería ante Brasil para una solución parcial y que traerá alivio a una parte del comercio”, significó.

La alta funcionaria estatal sostuvo que esta es la gran oportunidad para impulsar la reconversión de la frontera a mediano y largo plazo, para atraer a más industrias, trabajar en parques industriales y fomentar un modelo de turismo más rentable y con menor dependencia a factores externos.

Fomento al empleo y construcción masiva de viviendas

A su turno, el viceministro de Economía, Humberto Colman, remarcó que los fondos a ser movilizados serán con el objeto de apoyar el empleo, el comercio, al igual que las pequeñas y medianas empresas. Precisó que el plan hace énfasis en el segundo semestre de este año y de cara al 2021.

“Los créditos para el desarrollo apuntamos a que lleguen a los que necesitan, al sector productivo, las empresas y las personas con plazos largos y tazas bajas. La intención es llegar a una línea de crédito a través del BNF, la AFD con una tasa de interés que no supere el 8 por ciento con hasta 2 años de gracia y periodos más largos para su devolución”, indicó.

En ese orden, Colman sostuvo que desde julio, el BNF pondrá a disposición de la ciudadanía préstamos para el acceso a la vivienda que serán fondeados por la Agencia Financiera de Desarrollo. “Con el tiempo iremos capitalizando tanto al Fondo Ganadero como al Crédito Agrícola de Habilitación, movilizando más recursos para tener un fondeo de largo plazo”, agregó.

Reforma del Estado

Por otro lado, el ministro Benigno López, anunció igualmente que pondrán en marcha una serie de medidas para transparentar y reformar el Estado, a implementarse desde junio a diciembre del presente año.

Señaló que uno de los ejes de este plan es la transformación del Estado. “Nosotros ni la ciudadanía estamos conformes cómo prestamos los servicios públicos y debemos cambiarlo. Estamos trabajando en el proyecto que va tener reglas nuevas, donde la meritocracia va a ser la base para entrar a la función pública. Otro punto es rediseñar las compras públicas. Es clave que estas leyes estén en vigencia cuanto antes”, remarcó.

IP


Poner más deudas no puede significar una recuperación económica

Fernández Valdovinos afirma que el plan de recuperación que se enmarca dentro del programa Ñapu’â Paraguay no será suficiente, al menos por la forma en que se lo elabora.

Charlando con Radio Universo, Fernández asegura que “las políticas están bien, pero cómo vamos a financiar es el drama, porque todo va sobre endeudamiento público”.​

“Parece todo lindo el tema del nuevo endeudamiento para gastos sociales y me parece bien, pero financiar recursos con nuevas deudas no me parece correcto”, indicó.

El ex presidente del Banco Central del Paraguay cuestionó que se asignen 350 millones de dólares para reactivar la economía. “Es muy poco”, indicó.

También dijo que “el dinero es fungible”, pero que si querían cubrir deudas a varios sectores “debían usar de los impuestos, así se pagaba a policías, docentes o Fuerzas Armadas”.

“De esa manera el endeudamiento iba a servir para cubrir otras burocracias. Pero necesariamente debe haber un plan de normalización”, señaló.

Sobre eso explicó que “de no existir un plan de normalización de cuentas públicas quedaremos expuestos a problemas de sostenibilidad”, argumentando que más deudas para cubrir otras no es literalmente una solución muy viable.

Cabe resaltar que el gobierno hizo la presentación del plan Ñapu’â Paraguay, consistente en una inversión de 2.500 millones de dólares. Unos 350 millones se invertirá en formalización, promoción de empleos y créditos para el desarrollo.

De ese monto se destinará 100 millones a IPS, 80 millones a Pytyvõ, especialmente a ciudades fronterizas, 100 para el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, 40 millones para viviendas a ser ejecutados por el Ministerio de Urbanismo, 10 millones para el Fondo Ganadero y 20 millones para el Crédito Agrícola de Habilitación.

HOY


Senadores de la oposición aplazan la gestión de Marito

Varios referentes de la oposición hicieron un balance de la gestión de Mario Abdo Benítez, quien prácticamente quedó aplazado, incluso antes de presentar su informe online mañana ante el Congreso en sesión extraordinaria.

El titular del Congreso saliente, Blas Llano, sostuvo que lo más grave fueron los hechos de corrupción, por parte de personas que pretendieron valerse de la pandemia e intentaron llevar recursos públicos a su bolsillo.

Anunció que su bancada analizará si corresponde o no otorgar más créditos al Ejecutivo porque hasta el momento los sumariados son todos de menor rango.

Sostuvo que la Fiscalía tiene que ser más exigente con su propia administración.

“Anuncian un nuevo paquete de endeudamiento, supuestamente para reactivar la economía. La pregunta es, primero, ¿qué se hizo con los USD 1.600 millones?”, reclamó, y que esa será la discusión con relación al nuevo crédito que se estará planteando.

El senador luguista Hugo Richer sostuvo que la gestión del gobierno de Mario Abdo ha sido un fracaso absoluto, en cuanto al combate a la corrupción y su gestión en sí.

Además calificó de tibio al mandatario, ante las escandalosas denuncias por compras fallidas de insumos.

Cuestionó que ni siquiera hubo una autocrítica por parte del Ejecutivo. “Nos fuimos todos a cuarentena porque se iba a equipar todo el sistema de salud pública, para afrontar esta situación, y sabemos todos lo que pasó”, sentenció.

“Hoy día, vemos empresas cerradas, trabajadores despedidos. No digo que la gestión del Gobierno hubiera evitado un 100%”, refirió, alegando que se pudo evitar en gran medida teniendo recursos.

Gilberto Apuril, de Hagamos, indicó que todo el sacrificio que se hizo a costilla de la caída económica no fue honrada por el Gobierno.

“En este momento nos encontramos medio desarmados”, consideró con relación a la pandemia y los casos de contagio que se están dando.

El liberal Enrique Salyn Buzarquis reconoció las medidas sanitarias, y en cuanto a las administrativas remarcó que embarraron bastante la gestión de Mario Abdo.

Cuestionó que hasta el momento no haya créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas, que son los sectores más golpeados y olvidados en esta crisis.

Stephan Rasmussen, de Patria Querida, alegó que no hubo grandes cambios en comparación con gobiernos anteriores, y se fueron dos años perdidos para hacer reformas. Cree que el Gobierno irá en bajada en los próximos años que le quedan.

Criticó la impunidad, la falta de firmeza de Marito, y el nivel de endeudamiento.

Última Hora


VOLVER
Más notas sobre el tema