Petro sobre la llegada de militares: “Duque viola soberanía igual que tropas de EEUU violan a mujeres colombianas”

“Duque viola soberanía igual que tropas de EE. UU. violan a mujeres colombianas”: Petro

En la sesión, el senador se refirió a la controversia que ha causado en los últimos días el tránsito y permanencia de soldados extranjeros en Colombia.

En primer lugar, recordó que la Constitución establece que “eso solo se puede hacer si hay una autorización del Senado” y que como esta no se ha dado, “el presidente de la República ha violado la soberanía nacional”, y añadió:

“Violan la soberanía igual que violan a las mujeres las tropas que vienen a este país”.

Más adelante, añadió que “por centenares de veces” que han llegado tropas de Estados Unidos a Colombia “han violado a nuestras mujeres” y que no está de acuerdo con que muchos consideren que “la soberanía nacional es para estrujarla y botarla a la basura”.

Las acusaciones de abusos de militares estadounidenses a niñas en Melgar y Girardot se basaron en un reporte del historiador Renán Vega para la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas que en 2015 dio cuenta de 54 niñas violadas en Colombia, y cuyos abusos habrían sido grabados por los agresores.

Más tarde ese mismo año se conoció que el relator no tenía sustento para asegurar esa cifra de víctimas. Sin embargo, ante la posibilidad del delito, varias entidades hablaron de investigaciones de las que nunca se obtuvo un resultado.

Por el momento se tiene el testimonio de una mujer, cuya hija tenía 12 años en 2007 cuando fue violada por un soldado estadounidense. La madre le contó a la Comisión de la Verdad en 2019 que ha luchado por justicia sin apoyo del Estado para animar a otras mujeres a denunciar, mientras que la víctima ha tenido 3 intentos de suicidio.

El debate por los militares

La intervención de Petro fue más allá y dijo que al Senado le han impedido decidir si entran o no esas tropas muchas veces “porque hay algo que ocultar”.

Puso en duda que Estados Unidos se instalara en Colombia con el objetivo de luchar contra el narcotráfico, como la justificado el Gobierno Nacional, sino que se trata de una estrategia para “controlar las reservas de petróleo” y estar acá les facilita la cercanía a Venezuela.

“Estados Unidos más que una sociedad adicta a la cocaína, es una sociedad adicta a la gasolina y necesita controlar las reservas mundiales porque las propias no son suficientes”.

Además, dijo que los políticos colombianos permiten que bases militares estadounidenses se instalen en territorio colombiano porque tienen nexos con el narcotráfico.

“Hay una alianza de Ejército colombiano con ejército de Estados Unidos, […] y los políticos colombianos aliados con narcotraficantes no pueden pelear con los Estados Unidos porque se los llevan presos. Expresidentes, ministros, senadores, generales de la República irían presos inmediatamente allá por su convivencia con el narcotráfico”.

Petro no fue el único en cuestionar al Gobierno de Iván Duque, pues varios senadores le piden explicación al presidente y a su Ministerio de Defensa.

En la sesión plenaria del Senado también intervino el ministro de esa cartera, Carlos Holmes Trujillo, quien se defendió argumentando que los militares extranjeros no entrarán en acción sino en capacitación:

“Se trata de un asunto de cooperación militar internacional. No se trata ni de tránsito de tropas, no se trata de estacionamiento ni naves o aeronaves de guerra. No vienen 800 militares americanos, ni 2.500 ni 5.000 como se ha dicho de manera equivocada,vienen 53 integrantes que son miembros de una brigada”.

En las últimas horas, el Consejo de Estado también le pidió claridad a Duque sobre el arribo de militares estadounidenses a Colombia.

Pulzo


Consejo de Estado pidió un informe completo de las fuerzas militares extranjeras


El Consejo de Estado decidió enviarle una carta al presidente de la República, Iván Duque, para solicitarle un informe oficial en relación con el anuncio hecho por la embajada de los Estados Unidos sobre el arribo al país de fuerzas militares norteamericanas.

El día lunes aterrizaron en Bogotá los 48 militares estadounidenses que hacen parte de la Misión Sfab (Brigada de Asistencia Fuerza de Seguridad), que según lo dicho por el Ministerio de Defensa vienen a prestar asesoría en la lucha contra el narcotráfico.

Los uniformados fueron trasladados a la embajada de Estados Unidos, donde tendrán que pasar 14 días cumpliendo los requisitos del protocolo de aislamiento obligatorio.

No obstante, la noticia ha generado que tanto el Congreso como otros sectores de la sociedad manifiesten su inconformidad al no considerar justas las razones del apoyo del comando de los Estados Unidos.

En la misiva que firmó el presidente de la corporación, magistrado Álvaro Namén, le pide al presidente un informe detallado sobre la llegada de la comisión al país.

“La Corporación que presido tiene especial interés en conocer las razones que sustentan el arribo de la comisión, las actividades que se pretenden adelantar y su finalidad”, indicaron en su misiva el Consejo de Estado.

La solicitud se hizo teniendo en cuenta que, por virtud de la Constitución Política, el tránsito de tropas extranjeras por el territorio nacional demanda la intervención de distintas autoridades del poder público, entre las que se cuenta la Corporación.

El ministro Carlos Holmes Trujillo, ha expresado que la movilidad y la presencia de las tropas serán únicamente para brindar asesoría a las fuerzas, y que estos tienen permiso por cuenta del convenio que tiene firmado Colombia y Estados Unidos, para combatir el narcotráfico.

Asuntos Legales


Así fueron las protestas frente a embajada de Estados Unidos en Bogotá

En la tarde de este miércoles, un grupo de más de 100 personas protestó frente a la embajada de los Estados Unidos en Bogotá, para pedir la salida de tropas americanas de territorios colombiano.

Además, también se protestó por la muerte del ciudadano estadounidense George Floyd, en los Estados Unidos y de Anderson Arboleda, en medio de un procedimiento policial en Puerto Tejada, Cauca.

En este caso, el joven recibió un golpe en su cabeza, por parte la parecer de un uniformado. “No queremos más injusticias, pedimos que se haga justicia, tampoco queremos tropas aquí en Colombia”, dijo uno de los manifestantes.

“La mayoría venimos aquí en paz, estamos exigiendo los derechos que el pueblo se merece y quieren quitar, no queremos intromisión, vinieron aquí y se van a instalar en bases estratégicas, estamos en nuestro territorio, vinieron soldados y a qué? No nos han dicho, tampoco queremos saber de (Donald) Trump que ha sido incapaz ante la muerte de George, una intención de cambio, sigue el racismo y la segregación”, afirmó el manifestantes.

Por varias horas, los manifestantes marcharon por la carrera 50 y la calle 26, pacíficamente con pancartas, tambores y demás elementos.

“No queremos a los Estados Unidos aquí, pedimos justicia en el caso también de Anderson, no más excesos de la policía, no más agresiones, es todo (…) estamos apoyando lo qué pasa y aquí vamos a seguir”, apuntó uno de los ciudadanos que protestó al frente de la embajada de EE.UU. en Bogotá.

Cargos

De otro lado, el fiscal que investiga la muerte de George Floyd endureció este miércoles los cargos contra el policía que lo asfixió, al que acusa de “homicidio sin premeditación”, y va a procesar también a los otros tres agentes presentes, indicó la senadora de Minnesota, Amy Klobuchar.

La familia de Floyd, cuya muerte el 25 de mayo generó una ola de protestas no vistas en décadas en Estados Unidos, celebró la decisión en un comunicado difundido por su abogado, Ben Crump. “Este es un paso importante hacia la justicia”, afirmó el letrado.

El agente Derek Chauvin, que la semana pasada fue acusado de homicidio involuntario, será procesado además por homicidio sin premeditación, un cargo que se sumó a los existentes y que conlleva penas más severas.

RCN


‘No se trata de tránsito de tropas’: Gobierno sobre fuerzas de EE. UU.

Una amplia explicación de la labor que vendrán a hacer las fuerzas de cooperación de Estados Unidos a Colombia dio este miércoles en la noche el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

Las explicaciones del funcionario se dieron en medio de una sesión de la plenaria del Senado a la que Holmes Trujillo fue invitado por el presidente del Congreso, Lidio García, para que les contara a los partidos políticos qué vienen a hacer a Colombia estas fuerzas.

Previo a que el ministro diera las explicaciones del caso, algunos senadores afirmaron que el tema no ameritaba una invitación a Holmes Trujillo para que explicara la llegada de las fuerzas estadounidenses, sino que merecía un debate de control político al funcionario, el cual impulsarían varios congresistas de partidos políticos de oposición al Gobierno Nacional.

Durante su intervención, el Ministro de Defensa insistió en que “se trata de un asunto de cooperación militar internacional” y afirmó que “no se trata de tránsito de tropas, ni de estacionamiento de naves y aeronaves de guerra en territorio colombiano”.

Antes de su explicación, algunos partidos políticos manifestaron sus dudas sobre la relación de la llegada de estas fuerzas de Estados Unidos con el futuro del régimen de Nicolás Maduro, en Venezuela.

En cuanto a las labores de esta misión, Holmes Trujillo reiteró que serán de “asistencia” y “capacitación” en temas de lucha contra el narcotráfico.

“El día 27 de mayo llegaron a Colombia 5 de sus integrantes con el fin de analizar las condiciones en los sitios donde van a prestar su asesoría, y ayer (este martes) llegaron 48 miembros más, que en este momento, bueno es informarlo, están cumpliendo el aislamiento preventivo obligatorio”, afirmó el Ministro.

Explicó que, una vez concluyan la cuarentena, “se van a dividir en grupos más pequeños integrados por 10 u 11 militares del ejército norteamericano. Unos de ellos irán a la Fuerza de Tarea Hércules; otros, 10 u 11, a la Fuerza de Tarea Vulcano; otros, 10 u 11, a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega; otros, 10 u 11, permanecerán en Bogotá en la brigada contra el narcotráfico, y el resto de ellos serán el equipo de comando de este grupo de asistencia técnica”.

Aseguró que estas fuerzas “no participarán, en ningún caso, en operaciones militares, ni estarán en el terreno”, sino que “se limitarán a tareas propias de asesoramiento y entrenamiento”.

Igualmente, confirmó que son 53 uniformados estadounidenses y que estarán “alrededor de cuatro meses” en determinados lugares del país en lo que han sido denominadas las Zonas Futuro. “Las operaciones serán hechas únicamente por la Fuerza Pública colombiana”, dijo.

Añadió que se trata de un “grupo militar interdisciplinario” integrado por diferentes especialidades en materia de maniobra, protección, sostenimiento y comunicaciones.

Negó que estas fuerzas vayan a hacer “operaciones contra el narcotráfico”, como lo manifestó un senador, y reiteró que estas seguirán a cargo de las fuerzas colombianas.

¿Autorización del Senado?

Una de las inquietudes más reiteradas de varios senadores fue el por qué el Gobierno Nacional no había pedido la autorización al Senado que, según algunos de ellos, debía ser un paso previo para la llegada de estas fuerzas estadounidenses.

Al respecto, el Ministro dijo que el Senado “no” es el único que tiene esta potestad, sino que es “uno de los que puede autorizar tropas cuando sea el caso; que este no es el caso. También puede hacerlo el Presidente, previo dictamen del Consejo de Estado”, afirmó el jefe de la cartera de Defensa.

Y dijo que esta ayuda estadounidense “no tiene por qué ser autorizada por el Senado. porque no se trata del tránsito de tropas ni del estacionamiento de naves o aeronaves de guerra”.

El Tiempo


VOLVER