Presidentes de nueves países de la región piden al FMI y al BID apoyo financiero y reestructuración de deudas

123

Presidentes latinoamericanos piden al FMI e instituciones regionales más soluciones anticrisis

Los presidentes de nueve países latinoamericanos y de España pidieron este miércoles al FMI y organismos financieros regionales como el BID más soluciones contra los efectos económicos de la pandemia, incluyendo “posibles reestructuraciones” de deuda.

Los mandatarios de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Paraguay, República Dominicana y Uruguay formularon sus demandas en una declaración conjunta, firmada tras una teleconferencia convocada por iniciativa del gobierno español y que según fuentes del mismo duró más de tres horas.

En el encuentro participó la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, el mismo día en que la institución degradó sus perspectivas para la región América Latina-Caribe, donde prevé una contracción del PIB del 9,4% este año, mucho peor que el -4,2% proyectado en abril.

La actitud de Georgieva durante el encuentro fue “constructiva”, dijo a AFP una fuente del gobierno español.

También participaron el vicepresidente para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, Felipe Jaramillo, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y su homólogo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Luis Carranza.

No estuvieron en cambio representados ni Brasil ni México, las dos mayores economías regionales.

En la declaración, los dirigentes pidieron a las instituciones financieras internacionales “garantizar la liquidez facilitando el acceso a líneas swap de divisas”, y “proporcionando líneas de crédito de rápido acceso”.

A nivel macroeconómico incidieron también en la conveniencia de “ampliar el margen fiscal mediante préstamos de largo plazo en condiciones adecuadas”, y en la necesidad de “estudiar posibles reestructuraciones de pagos de deuda, caso por caso, para países altamente endeudados como consecuencia de la pandemia”.

Igualmente pidieron “reforzar los sistemas de salud y de protección social”, estos últimos mediante préstamos “blandos” y “posibles donaciones bilaterales”.

Desde el inicio de la epidemia, el FMI dispuso créditos para numerosos países de la región.

En el marco de su Línea de Crédito Flexible, consistente en recursos accesibles en todo momento sin condiciones continuas durante dos años, el Fondo otorgó a Chile una línea de unos 23.930 millones de dólares.

El mecanismo cubre también a Perú (11.000 millones), Colombia (10.800 millones) y México, este último por unos 60.000 millones de dólares.

América Latina es actualmente el epicentro de la pandemia, y este miércoles acumulaba ya más de 100.000 muertos y 2,1 millones de casos, con Brasil, México y Perú entre los más afectados.

El ejecutivo español dijo querer apoyar con esta iniciativa a los países latinoamericanos, partiendo de que, al ser naciones de renta media, sufren una “clara desventaja a la hora de beneficiarse de los instrumentos tradicionales de las instituciones financieras internacionales”, muchas veces destinados a los países más pobres, apuntó el presidente del gobierno Pedro Sánchez.

La reunión se produjo minutos después de que el FMI publicara sus proyecciones macroeconómicas actualizadas.

Por países, el Fondo espera importantes contracciones en 2020 en Brasil (-9,1%), México (-10,5%) y Argentina (-9,9%), y un descalabro del -12,8% en España.

Para 2021 el Fondo espera un crecimiento del 3,7% del PIB en la región, y advirtió que la recuperación a nivel mundial será “más gradual” de lo pronosticado previamente.

Infobae


Alberto pidió al FMI y al BID un Plan Marshall para la región }

Por Santiago Spaltro

El presidente, Alberto Fernández, les solicitó ayer a los organismos financieros mundiales la implementación de un “Plan Marshall multilateral” para América Latina, el Caribe y África, que sirva para reconstruir las economías golpeadas por el coronavirus.

El jefe de Estado participó junto a sus pares de la región de la Conferencia de Alto Nivel para promover la iniciativa “Juntos por una respuesta para América Latina y el Caribe ante la Covid-19”, surgida por la decisión del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y sus declaraciones fueron escuchadas por la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva; el vicepresidente del Banco Mundial, Carlos Felipe Jaramillo; y el presidente del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), Luis Alberto Moreno, además de otros presidentes de la región.

Con algunos elogios hacia la búlgara que dirige el FMI y que puede ayudar a aliviar el cronograma de pagos de la deuda durante su gestión, Fernández observó que “resulta imprescindible” examinar la posibilidad de establecer un nuevo marco general de reestructuraciones,” debido al impacto fiscal de las medidas domésticas frente a la crisis sanitaria, bajo criterios de justicia y sostenibilidad para deudores y acreedores”.

Y apuntó que “las próximas elecciones en los bancos regionales, como el BID el Banco Africano de Desarrollo, son una prueba de fuego para decidir qué tipo de organismos financieros internacionales queremos”. “¿Serán instrumentos para el desarrollo sustentable de los pueblos o simples fichas en el tablero geopolítico de las potencias globales?”, cuestionó.

Durante la comunicación, el mandatario argentino sostuvo: “Debemos apoyar el alivio inmediato de la deuda de los países más pobres del planeta”.

En cuanto al caso de Argentina, el Presidente explicó que “estamos involucrados en una negociación de buena fe que permita restaurar las condiciones de crecimiento post pandemia, recobrar la capacidad de pago de la deuda, y garantizar un sendero de crecimiento sostenible que no reproduzca desigualdades”.

Cronista


OMS advierte que el pico en América aún está lejos

La pandemia de covid-19 parece no dar tregua. Ya son más de nueve millones los casos y las muertes se elevan a más de 478.000 a nivel global, 100.000 de ellas en Latinoamérica, que según el jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se encuentra en “una fase intensa, con una tendencia preocupante a un continuado aumento de casos”.

El director ejecutivo de Emergencias Sanitarias del organismo, Mike Ryan, indicó ayer que en América se han presentado aumentos en el número de casos de entre el 25 y el 50 por ciento en la última semana y “muchos países siguen teniendo una transmisión comunitaria sostenida”.

La pandemia llegó más tarde a la región que a otras zonas gravemente afectadas como Europa o Estados Unidos, y sus tasas de mortalidad son algo más bajas, pero Brasil ya es el segundo país del mundo en número de muertos, y tras él se sitúan México (en séptima posición mundial, con más de 22.000) y Perú (más de 8.200). También superan el millar de fallecidos Chile (4.505), Argentina (1.049), Ecuador (4.274) y Colombia (2.491).

“Desgraciadamente no se ha llegado en la región a niveles bajos de transmisiones que permitan decir que se ha llegado al pico de la enfermedad”, afirmó Ryan, quien indicó que los gobiernos de la zona tienen que seguir manteniendo una clara comunicación con sus ciudadanos para que haya una respuesta comunitaria a la pandemia.

“La llegada del pico y la trayectoria posterior tienen que ver mucho con lo que haga un país”, añadió Ryan, y subrayó que “el virus explota la situación en sistemas de salud débiles”.

“Hay que actuar a todos los niveles y usar todos los recursos”, insistió el experto irlandés, quien reiteró su llamado a localizar el mayor número de casos y rastrear los contactos como una de las medidas básicas para frenar los contagios.

La jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, añadió que la situación podría agravarse en zonas de Suramérica que están entrando ahora en los meses más fríos del invierno austral, por la coincidencia de la temporada de dolencias gripales.

“Podría haber casos en los que se confundan la gripe y el covid-19, dificultando el seguimiento de la enfermedad”, subrayó.

La situación podría agravarse en zonas de Suramérica que están entrando ahora en los meses más fríos del invierno austral

El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también advirtió que se espera que el mundo llegue a los diez millones de casos de coronavirus la próxima semana, si se mantiene el actual ritmo de alrededor de 150.000 nuevos contagios diarios.

“En el primer mes de esta pandemia se comunicaron menos de 10.000 casos a la OMS. En el mes pasado, se comunicaron cerca de cuatro millones”, señaló el director general de la organización.

El jefe de la OMS también alertó sobre la falta de concentradores de oxígeno, necesarios para tratar a los casos más graves de covid-19. Tedros subrayó que al ritmo de un millón de nuevos casos globales cada semana se necesitan unos 620.000 metros cúbicos de oxígeno diarios para los pacientes, por lo que anunció medidas para facilitar el suministro, como la adquisición de 14.000 concentradores, que se enviarán a 120 países.

Al ritmo actual de contagios, el mundo superará los diez millones de casos de coronavirus la semana próxima.

Preocupación por rebrotes

En una Europa con menos restricciones, más relajada al haber pasado al parecer lo peor de la pandemia, hay nuevos focos de coronavirus en un amplio abanico de países.

En el Reino Unido –con cerca de 307.000 positivos y más de 43.000 muertos– el sector sanitario alerta del “riesgo real” de que se produzca un segundo pico de coronavirus.

Los temores tomaron forma cuando la semana pasada tres plantas procesadoras de carne en Inglaterra y Gales cerraron temporalmente al detectarse varios positivos.

En Alemania, ha sido también un brote en una empresa cárnica de Renania del Norte-Wetsfalia el que ha desatado todas las alarmas, con casi 1.800 casos confirmados entre empleados y su entorno, y que ha obligado a reintroducir medidas restrictivas en las ciudades de Gütersloh y Warendorf.

Rebrote en Alemania

Las ciudades de Gütersloh y Warendorf, en Alemania, fueron confinadas nuevamente por rebrotes en plantas procesadoras de carne.

Incluso otros tres estados federados (Mecklemburgo-Antepomerania, Baviera y Baja Sajonia) vetaron la llegada de turistas de zonas próximas a las del brote.

España, tras el final de las limitaciones a la movilidad, ha vivido en las últimos horas un aumento de rebrotes de coronavirus, en especial en residencias de ancianos, zonas agrícolas donde trabajan temporeros y por casos importados, lo que ha llevado a nuevas restricciones en las áreas afectadas.

Preocupan además las reuniones masivas de jóvenes sin protección, por lo que en algunas zonas se han adoptado medidas para evitar aglomeraciones en fiestas locales.

El repunte de contagios se vive también en los Balcanes, con un brote entre enfermeras y médicos en un hospital de Serbia y el regreso de los contagios a Montenegro, que el 28 de mayo se había proclamado libre de la pandemia de coronavirus.

El Tiempo


Arce propone condonar o aplazar pago de deuda externa y fortalecer organismos regionales

POR PAULO CUIZA

El candidato a la presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, propuso este miércoles en el Foro Euro-Latinoamericano la condonación o postergación del pago de la deuda externa y el fortalecimiento de los organismos regionales para enfrentar la crisis derivada del coronavirus.

“Es necesario el fortalecimiento de las organizaciones regionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Alternativa Boliviana para los Pueblos de América (Alba), el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) entre los que destacamos, que tendrán un reto importante de cara a generar soluciones frente a la crisis que genera el COVID-19”, sostuvo Arce.

Como un segundo pilar, el exministro de Economía en el gobierno de Evo Morales apuntó hacia el desarrollo de la tecnología para impulsar la digitalización en la región. “El confinamiento demostró que es necesario desarrollar mecanismos para facilitar nuestras vidas y protegernos, el teletrabajo, el comercio electrónico, el monitoreo de la salud, la educación virtual entre otras”, detalló.

Arce planteó, además, la construcción de una “sociedad inclusiva y solidaria”, donde se asegure la participación de jóvenes, mujeres, personas con discapacidad, adultos mayores y pueblos indígenas.

“Hay un panorama difícil en lo sanitario, económico, social y político para Latinoamérica”, proyectó en el foro organizado por la Universidad de Panamá, la Universidad de Extremadura España, el Centro de Estudios para el Desarrollo de Proyectos Sociales de México, y el Instituto Político Nacional de Administradores Públicos México.

En su exposición, Arce afirmó que es imperante fortalecer el multilateralismo como factor de desarrollo sostenible, paz, seguridad y derechos humanos. Instó a que las naciones más desarrolladas “coloquen su granito de arena” en la lucha contra el COVID-19 y llamó a “considerar políticas de condonación o postergación de las deudas de los países latinoamericanos”.

Entre los problemas que van a enfrentar los latinoamericanos están el desempleo, la redistribución de la riqueza, la caída de la demanda interna, el aumento de la pobreza, el aumento de la desigualdad, la interrupción de las cadenas productivas, el incremento de la deuda, entre otros.

La Razón


VOLVER
Más notas sobre el tema