Se instaló el nuevo Consejo Nacional Electoral con el rechazo de EEUU y Guaidó

160

Venezuela: nueva autoridad electoral para una votación incierta

Por Marco Teruggi

Desde Caracas

La crisis del desabastecimiento de gasolina en Caracas se disipa progresivamente. Las colas que parecían interminables comenzaron a reducirse, la reventa perdió clientes, la situación, por ahora, se ha descomprimido luego de alcanzar picos de alarma.

El foco de los debates se trasladó a otro frente medular: la conformación del nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y las elecciones legislativas que tendrán lugar este año. Renovar el poder electoral era uno de los pedidos de todo el arco opositor, y, finalmente, el cambio de autoridades tuvo lugar.

La forma en la cual fue decidido el nombramiento de los nuevos rectores fue asunto de disputa durante meses y desacuerdos actuales. Según la Constitución, los integrantes del CNE deben ser designados por la Asamblea Nacional (AN) con el voto de las dos terceras partes de sus miembros. Sin embargo, desde el mes de enero existen en Venezuela una AN presidida por Luis Parra y otra que Juan Guaidó afirma continuar presidiendo.

En vista del conflicto, el 8 de marzo fue instalado el Comité de Postulaciones para el CNE, integrado por representantes de las dos partes de la oposición y por diputados del chavismo. El Comité no volvió a reunirse y, ante esa situación, un grupo de dirigentes opositores que forman parte de la Mesa Nacional de Diálogo -un espacio conformado desde septiembre del 2019- pidieron al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) pronunciarse al respecto.

El TSJ -que ratificó el pasado 26 de mayo a la directiva encabezada por Parra y no la de Guaidó- dio 72 horas para el Comité de Postulaciones presentara la lista de los posibles candidatos a rectores. Ante la falta de respuesta del Comité, fue el TSJ quien procedió a designar a los cinco integrantes del CNE.

“Es la quinta vez en 17 años que el TSJ suple la omisión legislativa de la Asamblea Nacional para nombrar directivos del CNE”, explicó el canciller Jorge Arreaza. El CNE estará ahora presidido por Indira Maira Alfonso Izaguirre, quien era magistrada del TSJ desde el 2014, y tendrá de vicepresidente a Rafael Simón Jiménez Melean, quien es parte de la oposición.

La reacción ante esta designación fue la esperada. Guaidó y los cuatro partidos políticos que lo respaldan, conocidos como G4, desconocieron la decisión del TSJ y el nuevo CNE. No participarán de las próximas elecciones legislativas, aunque se especula que algunas fuerzas, como Acción Democrática (AD), podría presentar candidatos sin asumirlos como propios.

Por el otro lado, los partidos de la Mesa Nacional de Diálogo, la AN presidida por Parra, reconocieron la decisión y participarán, junto a los candidatos del chavismo, en las elecciones previstas para este año cuya fecha deberá ser puesta por el nuevo CNE.

Estados Unidos (EEUU), por su parte, mantiene su apoyo a Guaidó, su presidencia en la AN, desde la cual lo reconocen como presidente encargado de Venezuela. La decisión de Guaidó y el G4 de no presentarse en las próximas elecciones es, en realidad, producto de la decisión estadounidense y su estrategia contra el gobierno de Maduro.

Así, mientras una parte del país comience a mirar hacia las elecciones, la administración Trump continuará el intento de derrocamiento de Maduro. Esto significa que seguramente, como ha venido sucediendo, se agudizará el bloqueo económico. Las medidas tomadas durante estos primeros seis meses han apuntado a impedir que PDVSA pueda comerciar con empresas extranjeras, sancionando a socios de PDVSA, como Rosneft Trading y TNK Trading Internacional.

Junto con eso el Departamento del Tesoro ha multiplicado acciones contra barcos petroleros, con el objetivo de que no lleguen a puertos venezolanos. En días recientes fueron sancionadas cuatro embarcaciones y se anunciaron medidas sobre otro conjunto más. La compañía brasilera, Petrobras, se sumó a esa hoja de ruta y no contratará buques petroleros que hayan trabajado con Venezuela en los últimos doce meses.

El objetivo es que PDVSA no pueda vender el crudo, tenga excesos de almacenamiento, y reduzca en consecuencia la producción que ya se encuentra en niveles bajos. Golpear la industria petrolera es afectar el principal ingreso nacional, con su consecuente impacto en la capacidad de maniobra del gobierno y las condiciones de vida del conjunto de la sociedad.

Junto con el cerco económico se prevé que continúen intentos de operaciones armadas encubiertas, como la reciente fallida Operación Gedeón, donde fueron detenidos dos mercenarios estadounidenses. Maduro anunció que se siguen preparando acciones de esa naturaleza.

En ese marco la embajada de EEUU anunció la llegada a Colombia de una Brigada de Asistencia a Fuerzas de Seguridad –SFAB- dirigidas por el Comando Sur. Varios dirigentes, como Gustavo Petro o el senador Armando Benedetti, afirmaron que esa llegada encubre la preparación de acciones armadas contra Venezuela.

La superposición de tiempos y acciones no se detiene en Venezuela. La preparación de las próximas elecciones, que deberán ser anunciadas por el nuevo CNE, se dará en un contexto de bloqueo, amenazas, y escenarios complejos y a veces frágiles. Quedan aún varios meses por delante para los comicios y, en el caso de Venezuela, un mes puede a veces parecer casi un año.

Página|12


EEUU condena nuevo CNE y asegura que está “alineado con el régimen”

Estados Unidos condenó este lunes 15 de junio el nombramiento en Venezuela de un nuevo ente electoral, que consideró “alineado con el régimen” de Nicolás Maduro e incapaz de organizar elecciones libres que permitan superar la “profunda crisis política” en el país sudamericano.

“Desafortunadamente, el 12 de junio, el Tribunal Supremo (de Justicia, TSJ) controlado por el régimen de Maduro continuó manipulando la Constitución venezolana al nombrar ilegalmente un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) alineado con el régimen”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo.

En una declaración, el jefe de la diplomacia estadounidense recordó que según la Constitución venezolana es la unicameral Asamblea Nacional (Parlamento), “elegida democráticamente”, la que debe nombrar a los miembros del CNE.

“Sin seguir este proceso, es imposible que haya elecciones que representen la voluntad del pueblo. El régimen ha seleccionado un CNE que sellará sus decisiones e ignorará las condiciones requeridas para las elecciones libres”, afirmó Pompeo.

“Este paso del régimen y su Tribunal Supremo lleva a Venezuela aún más lejos de una transición democrática”, añadió.

Estados Unidos lidera desde enero de 2019 la presión internacional para propiciar la salida de Maduro, cuya reelección en mayo de 2018 considera fraudulenta y a quien atribuye corrupción generalizada y graves abusos a los derechos humanos.

En ese marco, Washington apoya los esfuerzos de Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional elegida en diciembre de 2015, y a quien desde enero de 2019 reconoce como presidente interino de Venezuela junto a casi 60 países, por hacer posible la celebración de nuevos comicios sin Maduro en el poder.

Pompeo subrayó el lunes que “un CNE independiente es un requisito previo central para elecciones libres y justas”, algo que Estados Unidos señaló en enero al abogar por un diálogo en Venezuela para formar un gobierno de transición que convoque a elecciones generales antes de fin de año.

Maduro dijo este sábado que “llegó la hora” de renovar la Asamblea Nacional de mayoría opositora con nuevos comicios previstos para este año, aún sin fecha, después de que el TSJ, de línea oficialista, designara el viernes las nuevas autoridades electorales.

El TSJ considera nulas las decisiones de la Asamblea Nacional tras declararla “en desacato” a principios de enero de 2016.

Además de la crisis política, Venezuela vive un colapso económico agudizado desde la llegada al poder de Maduro en 2013, que provocó la huida del país de casi cinco millones de personas, según la ONU.

Panorama


Venezuela rechaza declaraciones injerencistas de EE.UU. contra designación del nuevo CNE

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó este lunes las declaraciones injerencistas del gobierno de Estados Unidos contra el país, al cuestionar la designación por parte de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) e intentar descalificar esta decisión de legítima.

“La plutocracia podrida de EE.UU. restringe el voto afro y latino, pero tiene el tupé de cuestionar el nuevo Consejo Nacional Electoral venezolano para tratar de evadir la voluntad de nuestro pueblo. Preferirían un sistema electoral que avale sus golpes de Estado, como en Bolivia”, señaló Jorge Arreaza a través de sus redes sociales.

El pronunciamiento del Canciller Arreaza surge luego que el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, rechazara este lunes mediante un comunicado la designación de los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con ponencia conjunta de los Magistrados y Magistradas que la integran, designó a los rectores y rectoras principales y suplentes del Consejo Nacional Electoral (CNE), luego de declararse la omisión inconstitucional de la Asamblea Nacional en desacato en la designación de los integrantes del máximo ente comicial.

La sentencia señala que la Sala Constitucional, dada la relevancia del acto, delegó la juramentación en el presidente del Alto Juzgado del país, magistrado Maikel Moreno cuyo acto de juramentación se realizó en el Auditorio Principal del TSJ el pasado viernes.

Fueron designados para integrar el CNE: Indira Maira Alfonzo Izaguirre, como rectora principal y presidenta del máximo ente comicial; Rafael Simón Jiménez Melean, como rector principal y vicepresidente del CNE; Tania D’Amelio Cardiet, como rectora principal; Gladys María Gutiérrez Alvarado, como rectora principal y José Luis Gutiérrez Parra, como rector principal.

Como rectores suplentes del Consejo Nacional Electoral fueron designados: Abdón Rodolfo Hernández Rodríguez, Alex David Said Díaz Padrón, Carlos Enrique Quintero Cuevas, Jennycet Caroliska Villalobos, Juan Carlos Delpino Boscán, Luis Delfín Fuenmayor Toro, Fanck Antero Pic Durán, Gloria Adelaida Muñoz, Deyanira Briceño y Eleusis Aly Borrego.

Esta no es la primera vez que el Tribunal Supremo de Justicia designa a rectores principales y suplentes del CNE, esto ante la imposibilidad de acuerdos en la Asamblea Nacional (AN) o situaciones “sobrevenidas” como el desacato de ese órgano del Poder Legislativo. Lo hizo en agosto de 2003, según sentencia de la Sala Constitucional redactada por el magistrado Jesús Eduardo Cabrera, tras argumentarse que existía un “vacío institucional” porque la AN había omitido nombrar los rectores del CNE.

También lo hizo en diciembre de 2014, cuando la Sala Constitucional volvió a designar rectores por petición del entonces presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien informó al TSJ “la imposibilidad de ese cuerpo de designar a los rectores”.

En diciembre de 2016, la AN se encontraba en desacato por lo que el entonces diputado Héctor Rodríguez, solicitó a la Sala Constitucional designar a dos rectores principales y sus suplentes para sustituir a Socorro Hernández y Tania D’ Amelio, cuyos periodos vencían ese mes. En esa ocasión los magistrados decidieron ratificar a Hernández y D’Amelio como rectoras principales.

VTV


VOLVER
Más notas sobre el tema