AMLO viaja a EEUU y mañana se reúne con Trump: “El límite de la visita será el respeto a la soberanía”

104

Visita de AMLO a Trump: en México, críticas; en EU, indiferencia

Al aproximarse la visita de trabajo del presidente, Andrés Manuel López Obrador, a la Casa Blanca programada para el miércoles, tanto sus aliados como sus adversarios, junto con opositores de Donald Trump, critican el viaje por prestarse a los fines electorales de su anfitrión, y por la ausencia de encuentros con otras fuerzas políticas y con representantes de la diáspora mexicana en Estados Unidos.

La Casa Blanca formalizó el evento a través de un comunicado, informando que Donald Trump dará la bienvenida a López Obrador para reconocer el “histórico” acuerdo comercial y para abordar esfuerzos comunes para fortalecer los vínculos económicos como también el combate al coronavirus. No hay mención del tema de migración.

La visita, por ahora, no está captando la atención del público estadunidense en general ni de gran parte de la clase política en Estados Unidos.

Pero desde que se adelantó la posibilidad de la visita, ex diplomáticos, legisladores federales latinos y líderes de diversos sectores de la comunidad mexicana -muchos de ellos simpatizantes y aliados de la Cuarta Transformación- advirtieron del uso de la vista para los fines electorales por el anfitrión, la ausencia de reuniones con otras fuerzas políticas estadunidenses y con inmigrantes mexicanos en la agenda.

Hasta ahora, los críticos de López Obrador ((Enrique y León Krauze, Jorge Ramos, entre otros) han dominado las páginas de opinión de los medios nacionales estadunidenses sobre el viaje o son los más citados en las noticias sobre el encuentro.

Por otro lado, asesores cercanos al candidato presidencial Joe Biden, legisladores federales latinos y líderes demócratas continúan reprobando la reunión. Tom Pérez, jefe del Comité Nacional del Partido Demócrata calificó la visita como una “oportunidad de foto” para fines electorales de Trump, y sugirió que López Obrador le preguntara al presidente si “aún piensa que los mexicanos son violadores y asesinos”.

A la vez, una docena de legisladores federales del Caucus Hispano, incluyendo a su presidente Joaquin Castro junto con los diputados Jesús Chuy García, Verónica Escobar, Raúl Grijalva y Alexandra Ocasio-Cortez solicitaron la cancelación de la reunión bilateral acusando a Trump de intentar “politizar” la relación con México con propósitos partidarios.

Mientras tanto, múltiples organizaciones de inmigrantes reconocidas han criticado la vista por no incluir sus voces y demandas. El Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, entre otros, ha convocado a protestas físicas y virtuales el miércoles.

Algunas organizaciones inmigrantes no se oponen a la visita en sí, aunque la consideran inoportuna y con prioridades incompletas. Fuerza Migrante, coalición no partidista que integra a casi 200 organizaciones de migrantes mexicanos en Estados Unidos, solicitó que el presidente “manifieste una postura clara” sobre las violaciones de derechos humanos y el racismo que enfrenta la comunidad inmigrante. “Consideramos -añade- que no es el momento más apropiado para esta visita por el panorama político y el posible uso mediático que el presidente Donald Trump pueda darle a este encuentro” y concluye que “lamentamos que no exista un espacio en su agenda para un encuentro con los migrantes mexicanos que están pidiendo diálogo directo y que son en realidad los mejores socios comerciales de México”.

Otros líderes inmigrantes se han trasladado a Washington donde solicitan una reunión con el mandatario mexicano. Guadalupe Gómez representando 14 federaciones de zacatecanos en Estados Unidos, Aniceto Polanco de One Stop Immigration, Arnoldo Borja de una federación de clubes michoacanos y Juan José Gutiérrez de la Coalición por los Derechos Plenos de los Inmigrantes (y organizador de actos de la gira del entonces candidato López Obrador por Los Ángeles), esperan poder encontrarse con López Obrador para abordar los temas centrales que afectan los inmigrantes mexicanos, reportó La Opinión.

Por otro lado, algunos comités de Morena en Estados Unidos han manifestado su pleno apoyo a la visita, convocando a un acto de bienvenida al presidente frente a la Casa Blanca para el 9 de julio (aunque ese segundo día de la visita ha sido cancelado).

Todos estos señalan que la política antimigrante y la retórica xenófoba de Trump seguirá como pilar de su campaña de reelección y muchos subrayan que por ello es inaceptable que ese tema no esté al centro de la discusión en la Casa Blanca.

Como para nutrir sus argumentos, este lunes Trump tuiteó una vez más tachando a migrantes como delincuentes: “La ciudad de Nueva York y Chicago usan la carta de ciudad santuario, donde criminales son protegidos…..”.

Poco después el mandatario subió fotos de su muro, inspeccionado su obra en Arizona, y el mensaje: ¡Un gran día en Arizona!”.

La Jornada


Esta es la agenda de AMLO para su visita a Estados Unidos

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer la agenda de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Washington con motivo de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC).

El mandatario viajara mañana martes a la capital de Estados Unidos en un vuelo comercial y arribará por la noche.

Pese a que el gobierno estadounidense le ofreció un hotel para su estancia, el titular de Ejecutivo decidió pernoctar en la embajada mexicana, según afirmó él mismo en la conferencia matutina.

La mañana del miércoles 8 de junio, López Obrador asistirá a los monumentos de Abraham Lincoln y del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, en las que depositará sendas ofrendas.

La tarde del miércoles se tiene programado que el presidente de Mexico asista a la Casa Blanca, donde sostendrá un encuentro privado con su homólogo Donald Trump y una vez que concluya, los mandatarios se reunirán con sus respectivas comitivas.

La comitiva de López Obrador estará integrada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon; la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena Coqui; la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza.

También está programada la asistencia del jefe de la Ayudantía del presidente, Daniel Asaf Manjarrez; el director general para América del Norte de la SRE, Roberto Velasco Álvarez, así como el jefe de Cancillería y el agregado de la Secretaría de Economía en la Embajada de México en Washington, Alfredo Miranda Ortiz y Gerardo Lameda Díaz Pérez, respectivamente.

Los presidentes de México y Estados Unidos tienen previsto firmar un comunicado conjunto y la agenda de trabajo concluirá con una cena que ofrecerá el presidente Trump al presidente López Obrador y a su comitiva, así como a un grupo de empresarios de ambos países.

Entre los empresarios mexicanos que están contemplados para este encuentro están Ricardo Salinas Pliego (Grupo Salinas), Carlos Hank González (Grupo Financiero Banorte), Bernardo Gómez (Grupo Televisa), Olegario Vázquez Aldir (Grupo Empresarial Ángeles) y Daniel Chávez (Grupo Vidanta).

De acuerdo con la cancillería mexicana, esta visita servirá para refrendar la alianza estratégica entre México y Estados Unidos, naciones que en 2019 se consolidaron como primeros socios comerciales.

Forbes


Trump describe a AMLO como su amigo y un hombre maravilloso

A poco de su encuentro en Estados Unidos, Donald Trump describió al presidente de México Andrés Manuel López Obrador como su “amigo y un hombre maravilloso”.

De acuerdo con El Universal, Trump descartó suspender su encuentro, luego de que el Caucus Hispano del Congreso le pidió cancelar la reunión.

“Mi amigo y un hombre maravilloso. Ansío reunirme con el presidente. Será bueno + importante tanto para México como para Estados Unidos”, refirió el magnate.

Al respecto los integrantes del Caucus enviaron una carta a Trump en la que describieron el encuentro como “un intento de distraer de la crisis del coronavirus y su fracaso para liderar una respuesta adecuada a la pandemia”.

Político


Trudeau no acudirá a reunión con AMLO y Trump en EU, pero acepta visitar México

El primer ministro canadiense, Justin Tredau, no acudirá al encuentro con el presidente estadounidense Donald Trump y el mexicano Andrés Manuel López Obrador en la Casa Blanca para celebrar la entrada en vigor del Tratado Comercial entre México, Estados y Canadá (T-MEC), aunque aceptó visitar México tan pronto como le sea posible.

El presidente mexicano sostuvo una llamada telefónica con Trudeau, en la que el canadiense dijo coincidiir en la importancia del T-MEC. “No podrá acompañarnos en Washington, pero aceptó visitar México tan pronto sea posible. Tenemos muy buena relación”, escribió López Obrador en su cuenta de Twitter.

A unas horas de su viaje, el presidente López Obrador informó además que se realizará la prueba de COVID-19 como un requisito para viajar a Washington, Estados Unidos, donde se reunirá con su homólogo Donald Trump para celebrar la entrada en vigor entre México, Estados Unidos y Canadá 8T-MEC).

“Sí me voy a hacer la prueba, posiblemente el día de hoy en la tarde, y ya mañana, si es que alcanza que me den el resultado, les informo. No tengo ningún síntoma, no tengo tos seca, no me ha dado calentura, no tengo cansancio, decaimientos, no tengo problemas de respiración”, aclaró.

A unas horas de su viaje, el presidente López Obrador informó además que se realizará la prueba de COVID-19 como un requisito para viajar a Washington, Estados Unidos, donde se reunirá con su homólogo Donald Trump para celebrar la entrada en vigor entre México, Estados Unidos y Canadá 8T-MEC).

“Sí me voy a hacer la prueba, posiblemente el día de hoy en la tarde, y ya mañana, si es que alcanza que me den el resultado, les informo. No tengo ningún síntoma, no tengo tos seca, no me ha dado calentura, no tengo cansancio, decaimientos, no tengo problemas de respiración”, aclaró.

Desde el primer caso de coronavirus en México, el pasado 28 de febrero, el presidente de la República había evitado realizarse la prueba porque no había presentado síntomas, ello a pesar de que miembros de su gabinete dieron positivo a COVID-19, como el procurador federal del consumidor, Ricardo Sheffield, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

Aunque no tiene ningún síntoma, el mandatario aceptó realizarse la prueba, cuyos resultados informaría de ser posible antes de que salga en un vuelo comercial hacia Estados Unidos.

“Ahora que voy a salir, me voy a hacer la prueba porque no puedo ir enfermo, sería irresponsable… si allá también, hace falta, de acuerdo al protocolo de salud, me haga otra prueba, estoy dispuesto a hacerlo”, aseguró.

El mandatario federal informó que pasará la noche en la Embajada de México, aunque el gobierno de Estados Unidos había ofrecido hacerse cargo del alojamiento.

Al viaje lo acompañarán el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo y en Estados Unidos se unirá a los encuentros la embajadora mexicana, Martha Bárcena.

El presidente llegará la noche del martes a Washington a través de vuelos comerciales. Ya en territorio estadounidense, el miércoles acudirá a dejar una ofrenda al monumento de Abraham Lincon y por la tarde se realizará el encuentro con Donald Trump.

Será el jueves cuando el mandatario federal vuelva a México. “Vamos a procurar regresarnos el jueves, porque toda la ceremonia, reunión de trabajo es en la Casa Blanca. Ya se tiene una agenda, vamos a estar trabajando, intercambiando puntos de vista”, destacó.

“En combate a tráfico de armas, se pueden dar resultados”
Luego de que el crimen organizado mostrara su capacidad de fuego en el operativo para cumplimentar una orden de aprehensión y extradición al hijo de Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, Ovidio Guzmán, y en el atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, el presidente Andrés Manuel aseguró que el combate al tráfico de armas se aborda constantemente en la relación bilateral entre Estados Unidos y México.

“No hay nada difícil porque existe cooperación de los dos gobiernos, sobre este tema, es un asunto que está en la agenda, que se está tratando constantemente”, destacó.

López Obrador afirmó que en esta administración no se permite el ingreso de armas con consentimiento de la autoridad, como sucedió con el operativo ‘Rápido y Furioso’, por lo que hace algunos meses se puso en marcha ‘Frozen’, un esfuerzo conjunto entre la administración de Donald Trump y la de México.

“La Secretaría de Relaciones, la Fiscalía trabajan en este tema…Se le está siguiendo la pista a esas armas, para ver quiénes son las que las están vendiendo en Estados Unidos”, informó el mandatario.

Expansión

Más notas sobre el tema