Bolivia: el partido de la presidenta de facto Jeannine Añez pide anular la personería del MAS

47

Alianza Juntos pide al TSE anular personería del MAS e inhabilitar la candidatura Arce

La alianza Juntos presentó este lunes ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) una denuncia formal contra el MAS para que se cancele su personería jurídica y se inhabilite la candidatura a presidente de Luis Arce, luego de que el exministro presentó los resultados de una encuesta interna de intención de voto

“Vinimos a nombre la alianza Juntos y de millones de bolivianos, que lucharon durante 21 días en la calle y resistieron 14 años los abusos de poder del MAS, (…) a presentar la denuncia formal ante el TSE contra Arce y el MAS porque la Ley de Régimen Electoral prohíbe la difusión de resultados de encuestas internas”, aseguró el diputado Tomás Monasterio (UD).

El legislador presentó dicha denuncia en la ventanilla del Órgano Electoral, acompañado del diputado Gonzalo Barrientos, la asambleísta departamental de La Paz, Claudia Bravo y la abogada Aida Camacho.

La denuncia se registra después de que el candidato presidencial Arce presentó, durante una entrevista con la televisora Abya Yala, los resultados de una encuesta interna de intención de voto, de cara a las elecciones del 6 de septiembre.

Monasterio precisó que el candidato vulneró el artículo 135 de dicha ley, que prohíbe la difusión de estudios de opinión en materia electoral, cuando “sean anónimos” o cuando hayan sido encargados, financiados o realizados por organizaciones políticas, candidaturas, entre otros.

Opinión


Choque a Añez: El MAS aprobará créditos que no estén condicionados

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque Siñani, aseguró que el Movimiento Al Socialismo (MAS) y sus dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) tienen la voluntad para aprobar créditos en favor de los bolivianos siempre y cuando estos no estén condicionados.

“(Existe) toda la voluntad de aprobar cualquier crédito que llegue en favor de los bolivianos, pero no estamos de acuerdo con aprobar créditos que vengan condicionados y que no cumplan lo que dice la Constitución Política del Estado (CPE)”, afirmó Choque en una conferencia de prensa convocada para responder a la posición manifestada por la presidenta, Jeanine Añez, este domingo por la noche.

Añez anunció la pasada jornada el lanzamiento del Bono Salud, de 500 bolivianos, que llegará a quienes recibieron el Bono Universal; sin embargo, enfatizó que el pago del beneficio depende de que el Legislativo apruebe los créditos internacionales.

Para el Presidente de la Cámara de Diputados la intención de Añez es trasladar toda la responsabilidad al Órgano Legislativo respecto a los créditos internacionales, cuando los asambleístas aprobaron importantes proyectos en favor de la población y la lucha contra el coronavirus.

La autoridad legislativa sostuvo que, si el Gobierno transitorio cumple con los requisitos dictados en la CPE para créditos externos, la Asamblea Legislativa aprobará el préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 327 millones de dólares debido a que “la atención a la población de escasos recursos es importante”.

Reiteró que, durante el tratamiento del proyecto de ley para la aprobación del crédito del FMI, las autoridades del Gobierno no presentaron la documentación pertinente para su aprobación, razón por la que fue rechazado de forma unánime, tanto por diputados del oficialismo y la oposición en la Comisión de Planificación.

Página Siete


Luis Arce anuncia que el MAS viabilizará bono de Bs1.000, no de Bs500

El candidato presidencial del Movimiento al Socialismo, Luis Arce, criticó la propuesta de la presidenta Jeanine Añez de entregar el Bono Salud de Bs500, y anunció que junto a la bancada del MAS en el Legislativo viabilizará que se pague un bono de Bs1.000 para la población.

“No viabilizaremos un bono de 500, sino de 1.000 para todos los bolivianos”, dijo Arce en conferencia de prensa a tiempo de destacar que los bonos fueron parte del modelo económico que implementó el MAS en su Gobierno.

El candidato indicó que esta medida propuesta por el MAS se denomina “Bono contra el Hambre”, y su objetivo es paliar el “efecto negativo de las políticas contra la pandemia ha aplicado este gobierno”.

Un día antes, Añez había planteado el Bono Salud de Bs500, pero condicionado a que la Asamblea, controlada por el MAS, no obstaculice el crédito externo.

Arce aseveró que el Ejecutivo ha mandado al Legislativo créditos por 1.000 millones de dólares, pero calculó que el bono de Bs500 que pretende dar Añez sólo implicaría unos 215 millones de dólares.

Indicó además que desde noviembre el Legislativo ha viabilizado créditos, por lo que ahora existe preocupación sobre el destino y transparencia de esos recursos que estuvieron a cargo del Gobierno.

Respecto al crédito del Fondo Monetario Internacional de 320 millones de dólares, el candidato del MAS aseveró que ese tema no está en agenda legislativa.

Aseguró que el MAS, files a su doctrina política, aprobará créditos que no impliquen condicionar la economía ni la política cambiaria.

Erbol


Áñez anuncia el Bono Salud de Bs 500, pero pide al MAS ‘liberar’ créditos internacionales

En una entrevista con la red Unitel, la presidenta Jeanine Áñez anunció el pago del Bono Salud, de Bs 500, siempre y cuando la Asamblea Legislativa, dominada por el Movimiento Al Socialismo (MAS), “libere” créditos internacionales.

“Necesitamos que los dos tercios del MAS en el Legislativo nos libere los recursos de los créditos externos; si lo hacen, en esta semana entregamos este bono. Espero que los legisladores del MAS se pongan al mano al pecho”, afirmó.

El beneficio alcanzará a los ciudadanos que ya cobraron el Bono Universal, también de Bs 500, que, en el cálculo de la mandataria, alcanzará a unas tres millones de personas.

“Liberan ese dinero, que está en la Asamblea, y nosotros desde la próxima semana estamos entregando este bono”, insistió Áñez.

La autoridad consideró que lo que hace el MAS, al no aprobar los créditos, “es una canallada”, a sabiendas de la emergencia sanitaria por la propagación del nuevo coronavirus en el país, cuyos contagios hasta el sábado alcanzó en todo el país 58.138.

Insistentemente, la mandataria culpó al MAS de “bloquear” la actuaciones del Gobierno en la emergencia sanitaria.

En la entrevista, que duró media hora, Unitel preguntó la situación de los 170 respiradores, cuya compra causó un escándalo en el país incluso con la caída del otrora ministro de Salud, Marcelo Navajas. Añez dijo que por este caso hay gente del MAS y de su gobierno procesada, y que los bolivianos no perdieron ni un solo centavo.

Dijo que hasta ahora ya se instalaron 400 aparatos y hasta fines de julio su intención es triplicar ese número.

Sobre las elecciones, dijo que su propósito es cumplir con el mandato del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que definió el 6 de septiembre para su realización.

Hace unas semanas, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, había dicho que Áñez presentaría una “sorpresa”, en relación a una propuesta de unidad de las fuerzas contra el MAS. Consultado sobre el asunto, Áñez eludió un respuesta con argumento de que los asuntos electorales los va a abordar en adelante, mientras la emergencia sanitaria sea el problema central.

Al comenzar la entrevista, la mandataria soltó unas lágrimas al contar que su hijo también se contagió de COVID-19, aunque dijo que éste se encuentra estable.

Áñez es candidata presidencial de la alianza Juntos. Su fuerza constantemente cuestiona la fecha de las elecciones, con el argumento de la emergencia sanitaria. Llegó al poder luego de la revuelta de noviembre, cuando renunció el entonces presidente Evo Morales.

La Razón


Presidenta considera que las FFAA se ganaron la “autoridad moral” por defender la democracia y cuidar la salud

La presidenta Jeanine Áñez consideró este lunes que las Fuerzas Armadas (FFAA) lograron ganarse la “autoridad moral” de Bolivia, después de que defendieron la democracia el año pasado hasta lograr reestablecer la pacificación del país y ahora, en plena pandemia, luchan en primera línea por la salud de la población en general.

“Una lucha en la cual los miembros de las Fuerzas Armadas ponen en riesgo sus propias vidas y asumen con valentía y serenidad el rol de una institución ejemplar en la sociedad y ser una institución ejemplar, le otorga a nuestras Fuerzas Armadas autoridad moral, que, como saben, es un tipo de autoridad superior a cualquier otra en las sociedades sanas, (pues) pocos Ejércitos en la historia logran autoridad moral”, manifestó Áñez, durante su participación, de forma virtual, en el acto de imposición de grados a miembros de la institución militar.

Agregó que normalmente las fuerzas militares en la historia se limitan a representar el potencial bélico, sin embargo, en Bolivia no sólo son respetadas por ese rol porque “se han ganado, por encima de todo, un enorme respeto y cariño de la gente” con otras acciones en beneficio de la sociedad.

“Nuestra patria tiene unas Fuerzas Armadas que son respetadas por la autoridad moral que se ganaron defendiendo la democracia y defendiendo la salud de la gente, no es para menos, porque unas Fuerzas Armadas que ayudan a su pueblo a construir la convivencia, de acuerdo a los valores republicanos y unas Fuerzas Armadas que se juegan la vida por la salud del pueblo, son definitivamente unas Fuerzas Armadas que se meren el respeto moral y el cariño de la gente”, remarcó la autoridad.

Por todo ello -agregó la Jefa de Estado- es un honor hacer la imposición de grados a miembros de las Fuerzas Armadas y hacerles entrega de los bastones de mando, sables y espadas, de acuerdo al Decreto Supremo 4291, que fue aprobado después de que la Cámara de Senadores obstaculizó los ascensos en esta institución.

Por su parte, el ministro de Defensa, Fernando López, remarcó que hoy “no es un día normal o común porque se escribe una página de honor, de reivindicación y justicia para las FFAA”, debido a que no sólo se trata de una imposición de grados y entrega de bastones de mandos, sables y espadas, sino que se da a los militares el lugar que merecen.

La autoridad explicó que llegar al grado de general significa un sacrificio de 30 años de trabajo constante, que implica vivir en diferentes partes del país y en condiciones complicadas.

Por eso, “no era justo ni es justo, que por un simple castigo (del Legislativo controlado por el MAS) a los que defendieron la democracia y siguen sirviendo al país, no (se haga) un acto formal de entrega de sables, espadas, bastones de mandos y grados. Se va a esperar y el pueblo boliviano espera que cumplan con su deber, que ratifiquen este acto y que sean patriotas, que cumplan con el país, porque no solo están bloqueando una situación absolutamente institucional, sino que siguen bloqueando (hasta) créditos”, lamentó López.

ABI


VOLVER

 

Más notas sobre el tema