Bolivia: tres ministros de facto contagiados, colapso de hospitales y cadáveres en las calles

Foto: Dico Solis
98

Tres ministros de Áñez batallan contra la COVID-19; Salud proyecta 130 mil contagios hasta fines de agosto

Eidy Roca, ministra de salud, se suma a la lista de autoridades que dieron positivo a coronavirus. A la fecha, tres ministros de la presidenta Jeanine Áñez batallan contra la COVID-19, de acuerdo con información oficial. Mientras que, al interior del Gobierno optaron por precautelar la vida de la Mandataria permitiéndole trabajar mediante Zoom debido al aumento de casos en dicha esfera.

El de la Presidencia, Yerko Núñez, está internado, con medicación por vía endovenosa. El viernes comenzó la alerta con la noticia de que, al menos, siete funcionarios que acompañan a Áñez contrajeron la enfermedad, de acuerdo con lo expuesto por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien se refirió a ellos como autoridades que “ya han caído”. El sábado, se supo que también el ministro de Minería, Jorge Fernando Oropeza, es portador del mortal virus.

Roca se pronunció anoche, a través de un mensaje grabado, sobre su enfermedad. “Hago una corta pausa en mis cotidianas tareas para ocuparme de mi salud y mi recuperación después de haber dado positivo a COVID-19, quienes estamos en primera línea en esta lucha contra la pandemia sabemos que estamos expuestos a este y muchos otros riesgos. Por lo tanto, es importante saber que contamos con el apoyo de la familia, el cuidado de mis colegas y vamos a salir adelante. No es tiempo de bajar la guardia, tenemos que seguir luchando porque el coronavirus no nos va a ganar. Dios bendiga a Bolivia”.

PROYECCIONES Roca, antes de dar a conocer que pondrá pausa a sus funciones en el Ministerio de Salud, informó que de acuerdo con la proyección realizada por la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económica (Udape) se podría alcanzar los 130 mil contagios de COVID-19 en todo el país hasta la última semana de agosto, es decir, cuatro veces más de los que se reportan en la actualidad.

Apuntó que esa cifra se podría modificar de acuerdo con las medidas de contención, prevención y protección rigurosas que acate la ciudadanía y la vigilancia de las instancias encargadas en velar su cumplimiento. “Nos encontramos en días en que la curva de la pandemia se torna empinada y los casos por día oscilan entre los mil. La transmisión ha llegado al seno familiar y es ahí donde los cuidados deben acentuarse”.

Añadió que Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Beni concentran el 79% del total de casos confirmados a nivel nacional. También destacó que Santa Cruz lleva la mayor tasa de recuperación equivalente al 44%. La capital cruceña aplica, desde hoy, una cuarentena flexible que permite el tránsito de peatones y movilidades, pero con restricciones de horarios y placas.

Roca dijo que la aplicación de la cuarentena rígida evitó más de un millón de contagios y la pérdida de miles de vidas en todo el país durante mayo y junio.

VACUNA La ministra de Salud manifestó que se debe construir una “nueva normalidad” y fortalecer las medidas de prevención y hábitos. Añadió que la población debe estar preparada para la “alta probabilidad de contar con una vacuna efectiva a mediados del 2021”.

“El país ya se encuentra negociando con las instituciones y organizaciones pertinentes para contar con suficientes dosis que permitan una distribución ágil y masiva a nuestra población (…). Cientos de laboratorios en el mundo trabajan sin pausa en la búsqueda de un tratamiento efectivo o una vacuna, pero mientras no llegue no nos queda más que continuar trabajando en la prevención, identificación de casos de manera precoz y el tratamiento temprano de pacientes”.

Añadió que el lavado constante de manos, la desinfección de objetos, el lavado de productos, el uso correcto del barbijo, la minuciosa higiene bucal y mantener la distancia social, además de evitar las aglomeraciones continúan siendo las “armas más efectivas contra el coronavirus”.

INFRAESTRUCTURA, EQUIPOS E INSUMOS Roca indicó que hay 42 hospitales COVID-19 programados en el país y 405 nuevas camas de terapia intensiva. Dijo que de 1.044 camas de internación existentes para pacientes con coronavirus se están implementando 929 más en los hospitales de tercer nivel.

Acotó que aumentaron 331 camas de terapia intensiva a la fecha para las personas con coronavirus. También implementaron 154 respiradores en los nueve departamentos y prometió que continuarán instalando 324 más hasta fines de julio.

Respecto a los laboratorios dijo que había tres hasta marzo y que ahora hay 16 en todos los departamentos del país. “Esto permite procesas aproximadamente 2.500 pruebas diarias”.

Añadió que compraron, a través del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), 495.600 pruebas para COVID-19, pero que no llegaron con la rapidez esperada por la demanda mundial. Sin embargo, dijo que el Ministerio de Salud realiza las gestiones para adelantar la llegada de un lote de pruebas de laboratorios para que sea en el menor plazo posible.

También adquirieron seis termocicladores para fortalecer los laboratorios, dos millones de barbijos y otros equipos de protección personal con fondos del Banco Mundial y donaciones locales que permitirán el testeo durante los próximos meses.

Comprometieron la contratación de 7.381 profesionales (médicos, enfermeras y auxiliares) para terapia intensiva, hospitalización en tercer nivel, laboratorios, centros de aislamiento y brigadas de vigilancia.

TRATAMIENTO La autoridad dijo que mientras no exista un tratamiento o vacuna avalada con suficiente evidencia científica se limitarán a seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de otras instancias responsables de velar por la salud de la población a nivel global.

Asimismo, convocó a los profesionales interesados en probar la eficacia de “tratamientos alternativos” a presentar sus estudios debidamente documentados para que sean analizados como posibles salidas al tratamiento de la enfermedad.

ELECCIONES Sobre el proceso electoral, manifestó que una instancia debería evaluar la pertinencia médica de acudir a las urnas en determinada fecha. Propuso que esa instancia sea el Comité Científico, asesor del Ministerio de Salud, que “está conformado por un grupo plural de profesionales y la evaluación debe ser en función de la información técnica para que haga las recomendaciones sobre el asunto”.

Opinión


Fallas de protocolos y colapso de hospitales golpean a 2 regiones

La desesperación de los vecinos que bloquearon con el féretro de un hombre que murió con síntomas de coronavirus una de las calles de la zona norte de Cochabamba tuvo repercusión en decenas de medios internacionales. El caso de un hombre que murió en vía pública y cerca de un centro de salud en la misma ciudad –según pobladores- conmocionó al país. Las imágenes de una persona tendida al interior de un minibús mientras su familia clama auxilio en la puerta del Hospital de Cotahuma de La Paz también causaron repercusión en el país.

Los tres hechos se registraron entre el sábado y el domingo en dos ciudades capitales del país, además las tres víctimas tenían sospechas de tener el virus. Según médicos y funerarias, los tres casos ponen en evidencia fallas en la aplicación de los protocolos –tanto para la atención de pacientes o sospechosos de Covid-19 como para el manejo de los cadáveres- y el colapso de los hospitales en La Paz y Cochabamba.

Mediante videos y fotografías, familiares de personas con síntomas del coronavirus denunciaron ayer que no recibieron atención del Hospital Municipal de Cotahuma de La Paz, centro de referencia para atender a pacientes con este virus. En el audiovisual se observa a una persona tendida dentro de un minibús mientras sus familiares claman por auxilio en la puerta del centro hospitalario. Según la Alcaldía, el paciente no murió en puertas del nosocomio edil. La comuna indicó que la persona llegó sin vida.

Según el director de Salud de la Alcaldía de La Paz, Cristian Pereira, el sistema de salud y el manejo de pacientes tienen un protocolo que se dispara en el sistema público a través la línea 168 y en el seguro social a través de cada ente gestor. Indicó que cuando llega un paciente a un hospital Covid debe ser referido de algún lugar. Sostuvo que no puede llegar un enfermo de forma directa porque detrás están las ambulancias con otros derivados de otros establecimientos.

La anterior semana, muchos ciudadanos fueron al Hospital de Cotahuma en busca de atención. Pero el director de este establecimiento de segundo nivel, Martín Carrasco, dijo que no es el procedimiento. Explicó que las personas que no tengan un seguro social deben llamar al número telefónico 168 del Sedes de La Paz.

Una brigada tendrá que llegar hasta el domicilio del enfermo, tomarle la muestra para detectar si contrajo o no la enfermedad y evaluar su estado general. En caso de que salga positivo y se trate de un caso leve, la persona deberá aislarse en su domicilio o se determinará su traslado al ex-Hotel Radisson. En caso de ser moderado, se definirá su trasladado a los hospitales La Portada o Cotahuma.

En esa ocasión, el director del hospital afirmó que en caso de que llegue hasta sus puertas una persona en una situación crítica será atendida de inmediato.

Desde la anterior semana, varias personas denunciaron que “nadie contesta” en la línea 168 o que los equipos de respuesta rápida del Sedes “se demoran en llegar” a las casas para las tomas de muestras.

Según un médico -que prefirió guardar su nombre en reserva- hay muchos problemas y quejas por la demora en la toma de muestras a los sospechosos. Indicó que este punto del protocolo se debe mejorar de forma urgente. Con una mirada similar, el director del Sedes, Ramiro Narváez, reconoció que se debe reformar el trabajo de los equipos de respuesta rápida.

Narváez dijo que se mejorará el centro de llamadas. Indicó que los centros de aislamiento y establecimientos de salud para Covid ya están al tope. “La capacitad instalada de los hospitales está prácticamente rebasada”, sostuvo.

Ante la demanda de pacientes positivos, la autoridad anunció que alistan la habilitación del hospital del Sur y dos centros de aislamiento.

Dolor en Cochabamba

Respecto al manejo de los cadáveres de Covid-19 o sospechosos, Juan Carlos Orellana, presidente de la Asociación de Funerarias de Cochabamba, explicó que hay fallas en la aplicación y la coordinación del protocolo. “El Gobierno y los médicos no establecieron una forma de cómo seleccionar a los fallecidos. Entonces todos se ponen en investigación (en el certificado de defunción. Esta situación provocó el incremento de la demanda del crematorio”, sostuvo.

Además, según Orellana, los funcionarios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y el Servicio Departamental de Salud (Sedes), quienes se encargan de emitir el certificado de defunción están al tope y ya no tienen abasto para atender a los dolientes. “No critico a la Felcc, pero no puede abastecer. Tiene mucho trabajo”, dijo el representante de las funerarias

El certificado de defunción es requerido por las funerarias para levantar un cuerpo. Por esta situación, según Orellana, las familias se ven obligadas a mantener los cadáveres de sus queridos en sus casas hasta por ocho días. Hasta esta situación se suma la saturación del horno crematorio y el cementerio general de Cochabamba.

Orellana sostuvo que el protocolo no exige a las clínicas y establecimientos privados la habilitación de depósitos para los cadáveres y dan entre seis y 12 horas para retirar los cuerpos. Este hecho provocó que varias familias se vean obligadas a trasladar los cuerpos de sus seres queridos de los centros de salud a sus casas. En las últimas horas, según el representante de las funerarias, entre 20 y 30 cadáveres permanecen en sus domicilios.

Otro problema es la falta de coordinación entre la Felcc y el Sedes, si uno se atrasa, el otro no puede avanzar. Esta situación se puso en evidencia ayer cuando el cuerpo de Jorge M., de 54 años de edad, quien falleció con síntomas de coronavirus (Covid-19), se encontraba tendido por 24 horas en una calle de la Llajta. Según testigos, la persona perdió la vida mientras buscada atención médica en la OTB Universitario Alto, en la zona sur de Cochabamba. Luego de denuncias y protestas de los pobladores el cadáver fue recogido por una empresa funeraria.

Un vecino contó que nadie se quiso hacer responsable del cadáver, los de la Felcc sólo llegaron hasta el lugar para envolverlo con plástico negro y lo dejaron en la acera de la avenida Petrolera, según el diario Opinión. Mientras que personal del Sedes le tomó muestras y también se retiró sin trasladar el cuerpo a la morgue o al cementerio.

Las proyecciones de Ministerio de Salud

  • Gobierno La ministra de Salud, Eidy Roca, dijo ayer que las proyecciones epidemiológicas señalan que Bolivia tendrá 130 mil casos de coronavirus hasta agosto próximo. Según la autoridad, esta situación obliga a todos los bolivianos a adquirir nuevos hábitos y disciplina para prevenir la propagación de la enfermedad.
  • Plan Según la Ministra de Salud, la cuarentena rígida que declaró el Gobierno, entre marzo y mayo para prevenir la propagación del virus, evitó más de un millón de contagios y la pérdida de miles de vidas en el país. “Sabemos del sacrificio que representó la cuarentena para las familias bolivianas, cuyos ingresos dependen del trabajo diario, pero en ese momento no había duda que lo que se debía elegir era el cuidado de la salud y protección de la vida de nuestra gente”, dijo.

Página Siete


Cochabamba: levantan entre 14 y 23 cadáveres en domicilios y calles cada día

El cadáver de Jorge M.P., de 54 años, fue recogido ayer por una funeraria, después de haber permanecido casi 24 horas en una acera de la OTB Alto Universitario.

Los vecinos encontraron el cuerpo sin vida, cerca de las 16:00 del sábado, y desde entonces llamaron a la Policía, Servicio Departamental de Salud (SEDES), Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y autoridades municipales, pero nadie realizó el levantamiento del cadáver. Indicaron que los dos primeros fueron al lugar para embolsar el cuerpo y tomarle la muestra.

Según versión de los vecinos, el hombre, que vivía en la zona de Santa Vera Cruz, acudió a ese barrio presuntamente en búsqueda de atención médica porque presentaba sintomatología de COVID-19. Se enteraron, por familiares, que cursaba un cuadro gripal hace unos 10 días y que se automedicó, pero continuaba enfermo.

Finalmente, falleció en la acera de un domicilio privado y su cuerpo fue trasladado ayer al cementerio general de Cochabamba, después de que los vecinos bloquearán la avenida petrolera, a la altura del kilómetro cuatro, exigiendo que el cadáver sea retirado por los riesgos que representaba para las familias.

El responsable de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Rubén Castillo, informó que el IDIF les notifica sobre el levantamiento de entre 14 a 23 cadáveres, en domicilios o espacios públicos, cada día. La institución de salud procesa las muestras para determinar si fallecieron a consecuencia de coronavirus o no.

Hubo casos en los que el resultado fue positivo como el de un hombre que se desvaneció y murió en la calle 16 de Julio y Jordán, en pleno centro de la ciudad, a mediados de junio. Ocurrió lo mismo con otra persona, de 64 años, que fue encontrado sin vida en el mercado La Pampa y unos días después se conoció su resultado confirmando la enfermedad.

La situación se agudiza para las familias que han perdido un ser querido con diagnóstico o sospecha de coronavirus puesto que no encuentran atención médica debido al colapso de los hospitales públicos, privados y de seguridad social. Además, deben esperar varios días para acceder al servicio de cremación, de acuerdo con las denuncias.

El sábado, vecinos de la zona del puente Pinto (en la avenida Simón López y Beijing) sacaron de manera simbólica un ataúd como protesta porque el cadáver de un hombre, que falleció con síntomas de COVID-19, permanecía en su domicilio a una semana del deceso.

Una de sus hijas reclamó atención de las autoridades e indicó que tuvieron que dejar el ataúd en el taller ante los riesgos de contagio. Añadió que el personal del SEDES acudió para tomar la muestra del cuerpo y confirmar o descartar el virus, pero aún no les hicieron conocer los resultados, aunque inicialmente se comprometieron a hacerlo en cuatro días.

Una funeraria llegó al lugar para recoger el féretro después de la protesta vecinal. En tanto, los familiares e inquilinos temen haber sido contagios y piden que les tomen muestras porque algunos presentan dolores de cabeza y musculares.

DATOS El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, informó que, esa dependencia policial, realiza el levantamiento de hasta 17 cadáveres cada día en Cochabamba, como ocurrió el pasado jueves.

Añadió que el 65% de los cuerpos los recogen de la zona sur (de la avenida 6 de Agosto hacia abajo) y el 22% de la zona central (hasta el puente del estado). En tanto, el 13% de los levantamientos son de la zona norte. “Muchos de los casos con confirmados por COVID-19 y de otros estamos a la espera de resultados del SEDES. Nosotros los tomamos como sospechosos”.

Opinión


Bolivia registra 1.226 nuevos contagios de covid-19, próximo a sumar 40 mil en total

Este 5 de julio, Bolivia suma 1.226 casos de coronavirus, con los cuales se acerca a los 40 mil en total. De acuerdo con el Ministerio de Salud, los departamentos de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Beni representan el 79% de los contagios de todo el país.

Santa Cruz registró hoy, domingo, 562 nuevos casos; La Paz, 333; Pando, 126; Tarija, 55; Cochabamba, 53; Chuquisaca 50; Oruro, 44, y Potosí, 3. Beni es el único departamento donde no hubo nuevos contagios.

Con estos datos, el conteo total de infectados en el país llega a 39.297. En cada departamento, el detalle de la cantidad de personas enfermas es como sigue: Santa Cruz (21.752), Beni (4.275), La Paz (4.205), Cochabamba (4.199), Oruro (1.233), Tarija (971), Pando (934), Chuquisaca (967) y Potosí (761).

Según el reporte de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, este domingo se registraron 56 decesos por coronavirus, de los cuales 22 se dieron en Santa Cruz, 20 en Cochabamba, 7 en La Paz, 3 en Tarija, 2 en Beni, 1 en Potosí, y 1 en Chuquisaca. Hasta la fecha, los muertos son 1.434 a nivel nacional.

Los pacientes recuperados llegan hoy a 11.667, mientras que los activos son 26.196; los sospechosos, 4.668 y los descartados, 47.581.

CURVA EMPINADA

Este domingo, la ministra de Salud, Eidy Roca, informó que el país se encuentra en días en que la pendiente de la curva se torna empinada y que el promedio de casos por día oscila por los 1.000.“Hasta la fecha los departamentos de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Beni, juntos, representan el 79% del total de casos confirmados; sin embargo, es confortante también saber que Santa Cruz lleva la mayor tasa de recuperación equivalente al 44%”, sostuvo en un mensaje pregrabado.

Agregó que la detección precoz de los casos disminuye la posibilidad de llegar a estados críticos de la enfermedad.

Al final de su comunicado, la Ministra confirmó que dio positivo a la prueba de covid-19.

Roca es el tercer caso positivo de coronavirus en el gabinete de la presidenta Jeanine Áñez.

Correo del Sur


Policía boliviana reprime a recolectores de basura en K´ara K´ara

En Cochabamba, los pobladores de K´ara K´ara denunciaron que hay «autoatentados» de parte del Gobierno de facto.

Un contingente policial intentó desbloquear el ingreso al botadero de K´ara K´ara en Cochabamba, en el centro de Bolivia, mientras los llamados bloqueadores “autoconvocados” lanzaron piedras a los uniformados haciéndolos retroceder.

La policía y elementos del ejército iniciaron una arremetida contra los recolectores de la basura que mantienen un bloqueo en la zona con gases lacrimógenos y balas, además amedrentando a los lugareños que pedían agua gratis para combatir la pandemia.

En Cochabamba, los pobladores de K´ara K´ara denunciaron que hay «autoatentados» de parte del Gobierno de facto. Mientras helicópteros de ejército sobrevolaron la zona para intimidar a la población.

Desde mediados de junio, más de 300 trabajadores de la empresa Colima, encargada de la recolección de basura en la ciudad de Cochabamba, bloquean los accesos al botadero municipal en K´ara K´ara, tras el anuncio de despidos de personal.

El paso de motorizados fue bloqueado desde la noche del jueves con promontorios de tierra, paralizando las actividades de la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA).

“Queremos hacer una denuncia en contra del alcalde que está atentando contra nuestro trabajo. Mire a cuantos trabajadores nos quieren dejar en la calle”, dijo uno de los trabajadores que participa del bloqueo.

Hasta la fecha el Gobierno de facto de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez no ha instalado ni propiciado una mesa de diálogo, por el contrario, ha priorizado intervenciones policiales y militares en ya más de dos ocasiones.

En un pliego petitorio de 10 puntos, los demandantes exigen liberación de tres dirigentes detenidos y llevados a La Paz; rechazo a la cuarentena rígida; libertad de trabajo para los mototaxis de la zona sur; renuncia del alcalde José María Leyes; reactivación de la construcción del tren metropolitano y Cumplimiento de la subvención a la luz.

Otras demandas son rechazo de las brigadas de rastrillaje (del SEDES en busca de casos de coronavirus) hasta que se socialice la medida; la realización de las elecciones generales hasta el 6 de septiembre; pago a los bancos seis meses después de concluida la cuarentena y Conformación de brigadas vecinales para repartir medicina natural a los pobladores.

Los habitantes de K´ara K´ara, un barrio en el sur de Cochabamba, conocido por ofrecer resistencia al golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, en noviembre pasado, presentaron denuncia por la agresión policial.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, amenazó con una intervención y responsabilizó de lo sucedido al Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Quieren prohibir el ingreso de la basura a K´ara K´ara para que haya doble pandemia. Es admisible, no es permisible y vamos a caerles con toda nuestra fuerza a estos grupos delincuenciales”.

Este sábado, la autoridad central con apoyo de la policía intentó romper el bloqueo impuesto por los trabajadores de la basura en K´ara K´ara, pero fracasaron en su intento.

Según las autoridades locales, el operativo militar y policial para despejar la ruta al botadero municipal de K´ara K´ara, en Cochabamba, terminó con uniformados heridos y vehículos destrozados.

Según la denuncia del Gobierno de facto, un contingente escoltó una caravana de camiones de basura para depositarla en el vertedero, que se encuentra cerrado por seis días, ello derivó en un enfrentamiento con los “autoconvocados”, quienes les lanzaron piedras y otros objetos.

Por otra parte, el gerente de la Empresa Municipal del Aseo (Emsa), Christian Cuéllar, denunció este sábado que al menos 15 trabajadores, técnicos y él fueron secuestrados por más de 300 personas que bloquean el ingreso al botadero de K´ara K´ara, en Cochabamba.

“Sigo retenido, esperando que me rescaten, junto al gerente técnico y personal de la empresa, estamos rodeados por todo lado”, informó Cuellar a la ABI.

El ejecutivo de Emsa, junto a personal de la empresa de aseo arribó al botadero con 60 carros basureros, luego de un operativo policial de desbloqueo, ejecutado la madrugada del sábado.

No obstante, fueron sorprendidos por otro grupo de pobladores del lugar, quienes armados con piedras y palos, hicieron retirar a los uniformados de la Policía.

“Fuimos atacados a pedradas, estamos siendo amenazados, no podemos ni movernos del lugar porque nos apedrean, no podemos acercarnos a la puerta, estamos vigilados”, relató.

La Época


VOLVER
Más notas sobre el tema