Brasil: Jair Bolsonaro da positivo de COVID-19

Bolsonaro dio positivo de coronavirus, pero aclara: “Estoy perfectamente bien”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, informó este martes que dio positivo en la prueba de coronavirus a la que había sido sometido, pero afirmó que se siente “perfectamente bien”.

“Dio positivo, dio positivo”, dijo Bolsonaro, de 65 años, a canales de TV en el Palacio de la Alvorada, en Brasilia, tras lo cual, no obstante, aclaró: “Estoy perfectamente bien”.

El presidente brasileño dijo que se hizo el test anoche, luego de haber comenzado el domingo con una “seria indisposición”.

El cuadro se agravó ayer con “malestar, cansancio, un poco de dolor muscular” y 38 grados de fiebre, agregó el mandatario.

Pese a que una tomografía hecha ayer por la tarde en el Hospital Militar no mostró nada anormal, la persistencia de los síntomas hizo que se resolviera hacer la prueba de coronavirus, explicó.

Bolsonaro dijo que anoche se medicó con cloroquina, una droga para la malaria que no se recomienda para el coronavirus, y con el antibiótico azitromicina, y que luego de una segunda dosis de cloroquina, esta madrugada, ya sintió una mejoría.

Agregó que, aunque se siente bien, deberá tomar una serie de medidas “protocolares para evitar contaminación a terceros”.

Dijo que había recibido el resultado del test hacía una hora y que decidió hacerlo público para que no hubiera ninguna duda sobre su estado: “Estoy en el frente de combate. Yo no huyo de mis responsabilidades”.

Reacción de la OMS

Una de las primeras voces internacionales que reaccionó a la confirmación del caso de Bolsonaro fue la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo con el que el mandatario brasileño mantiene una tensa relación y del que amenazó con retirarse a principios de junio, tras la suspensión de la financiación anunciada por Estados Unidos.

El director de emergencias sanitarias, Mike Ryan, le deseó una recuperación “rápida y completa”, y agregó: “Todos estamos potencialmente expuestos y somos igualmente vulnerables”, citó la agencia de noticias EFE.

A su vez, el director general de la OMS, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, reiteró la importancia de “entender la gravedad de este virus y darse cuenta de que ningún país es inmune” y manifestó su deseo de que el mandatario brasileño desarrolle síntomas leves y pueda regresar pronto a su labor.

Tedros recordó que Bolsonaro no es el primer líder político mundial afectado por la pandemia, subrayó que Brasil “afronta difíciles momentos, aunque sus cifras se hayan estabilizado en los últimos días”, y que la situación es preocupante “en toda Latinoamérica, donde los casos y las muertes siguen en ascenso, así como en Norteamérica”.

Bolsonaro ha sido duramente criticado por minimizar la gravedad del coronavirus, al que varias veces calificó de “gripecita” pese a que la enfermedad ha hecho estragos en el país a su cargo.

Ayer, Bolsonaro dijo a CNN Brasil que había tenido “fiebre de 38 grados”, que es uno de los síntomas de la enfermedad.

Antes, Bolsonaro había comunicado a un grupo de simpatizantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, que acababa de ir al hospital para hacerse una radiografía del pulmón y que se iba a someter a otro test de Covid-19.

El jefe de Estado de Brasil, uno de los pocos líderes mundiales negacionistas del peligro de la enfermedad, que además rechaza las medidas de aislamiento social, iba con mascarilla cuando se acercó a sus seguidores, con los que se tomó fotos, aunque intentó guardar algo de distancia por precaución.

Bolsonaro se sometió anteriormente a otros tres test para detectar si había contraído el virus, que en Brasil ya deja más de 1,6 millones de infectados y de 66.740 fallecidos, pero en todos ellos dio negativo.

Solo en las últimas 24 horas, el país sumó 45.305 casos y 1.254 muertos, según datos del Ministerio de Salud.

Los resultados que se había hecho Bolsonaro en el pasado y que habían dado negativo -según informó aunque nunca los difundió completos- habían sido exigidos ante la Justicia por el diario O Estado de Sao Paulo por ser de “interés público”.

Tras un largo camino judicial, un juez de la Corte Suprema determinó en mayo la divulgación de los exámenes, en los que efectivamente el resultado era negativo para los tres.

Esos exámenes le fueron realizados en marzo, tras una visita oficial a Miami, donde se reunió con su homólogo estadounidense, Donald Trump, que también ha minimizado la gravedad del coronavirus y rechazado las cuarentenas pese a que su país es el más afectado por la pandemia.

La mitad de la comitiva que acompañó a Bolsonaro a Estados Unidos, formada por unas 40 personas, dio positivo para Covid-19.

Bolsonaro, que considera un “crimen” las cuarentenas porque, según él, son una ruina económica para el país.

Con esta postura, viene subestimando la enfermedad y contrariando las recomendaciones sanitarias a nivel global desde el inicio de la crisis sanitaria en el país, hoy el segundo del mundo con más muertes y casos.

Durante la emergencia y con las medidas de distanciamiento vigentes, el presidente brasileño se paseó en medio de la gente en barrios de Brasilia para conversar con los vecinos, muchas veces sin mascarilla, que es obligatoria en la capital de ese país.

También participó en varias manifestaciones a favor de su Gobierno y en las que se pedía el “cierre” del Congreso y el Parlamento mediante una “intervención militar” que le mantuviera a él en el poder y que provocaron aglomeraciones.

Télam


Jair Bolsonaro se retiró la mascarilla mientras informaba que dio positivo a COVID-19

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este martes que su prueba de descarte de COVID-19 arrojó positiva. El mandatario informó sobre su estado de salud durante una rueda de prensa.

Sin embargo, un detalle que alarmó fue que brindado detalles de su salud contra el coronavirus, este se retiró la mascarilla frente a los periodistas para demostrar que contaba con buen estado de salud.

“Solo mírenme a la cara, estoy bien y tranquilo gracias a Dios”, expresó sin el tapabocas, el cual es recomendado de usar para evitar los contagios por COVID-19. Momentos previos, hizo retroceder un par de pasos a los medios presentes.

Durante los últimos meses, Bolsonaro ha desafiado casi a diario al virus, al que llegó a calificar de “gripecita”, circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin la máscara preceptiva, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno y con un desdeño constante frente a la enfermedad.

“Confieso que creí haberlo contraído hace unos meses atrás”, pero “no esperaba que esto hubiera ocurrido conmigo”, explicó Bolsonaro, quien ha cancelado su agenda para los próximos días y permanecerá en cuarentena en su casa, aunque aclaró que no sabe “estar parado”, por lo que seguirá despachando mediante videoconferencias.

Este último fin de semana, visitó el estado de Santa Catarina y al regresar a Brasilia visitó al embajador de Estados Unidos, Todd Chapman, para celebrar el Día de la Independencia de ese país junto al canciller brasileño, Ernesto Araújo, y otras personas.

Todos posaron abrazados para fotos, sin máscaras, y se mostraron alrededor de una mesa sin protección alguna, lo que ha llevado al diplomático a someterse también a un test de coronavirus, según confirmaron a EFE fuentes de la embajada estadounidense.

Según el último balance oficial de este lunes, 1,6 millones de personas fueron contaminadas por coronavirus y 65 487 murieron de COVID-19 en Brasil.

RPP


Após apresentar sintomas, Bolsonaro testa positivo para coronavírus

Jair Bolsonaro testou positivo para o coronavírus, após o resultado do exame ser divulgado nesta terça-feira (7). Em entrevista a jornalistas, ele voltou a subestimar a doença e afirmou que o isolamento criou pânico na população.

“Estou bem, estou normal, em comparação a ontem, estou muito bem. Estou até com vontade de fazer uma caminhada, mas, por recomendação médica, não farei”, disse ele, que vai trabalhar por videoconferência. “Serei vigiado pela primeira-dama”.

Na entrevista, Bolsonaro também defendeu uso de hidroxicloroquina na fase inicial, o que, segundo ele, tem quase 100% de eficácia.

Ele disse que havia apresentado febre de 38 graus e já estava se medicando com a cloroquina, medicamento ainda sem comprovação científica.

Bolsonaro também havia dito à CNN que fez uma ressonância magnética dos pulmões no Hospital das Forças Armadas, em Brasília (DF). Segundo ele, não foram detectados problemas respiratórios.

Após tomar a segunda dose do remédio, ele disse que estava se sentindo bem. “A febre baixou e estou me sentindo muito bem. Estou afim de trabalhar, estou me sentindo bem, tenho obra para inaugurar no país”, afirmou.

No mês passado, Bolsonaro voltou a subestimar a Covid-19, ao afirmar que “talvez tenha havido um pouco de exagero” na maneira como a pandemia foi tratada. Também chegou a classificá-la como uma “gripezinha”, em março, e perguntou “e daí?” ao ser questionado sobre os cinco mil mortos pela doença, em abril.

Brasil 247


Bolsonaro grava propaganda de hidroxicloroquina após dizer que foi infectado

Jair Bolsonaro, que disse estar com coronavírus nesta terça-feira (7), divulgou um vídeo fazendo propaganda da hidroxicloroquina e ingerindo o remédio. O medicamento não tem eficácia científica comprovada contra a Covid-19. Portanto, Bolsonaro coloca a vida de brasileiros em risco ao incentivar o consumo.

“Estou tomando aqui a terceira dose da hidroxicloroquina. Estou me sentindo bem. Com toda a certeza está dando certo”, disse Bolsonaro. Logo em seguida, ele reconheceu que a substância não tem eficácia comprovada: “sabemos nenhum tem a sua eficácia cientificamente comprovada mas é mais uma pessoa que está dando certo. Eu confio na hidroxicloroquina, e você?”.

Brasil 247


Brasil mantém pior cenário de crescimento da covid-19 e registra 1.254 mortes em 24h

Os dados divulgados nesta terça-feira (7) pelo Conselho Nacional de Secretarias da Saúde (Conass) mostram que os registros de casos do coronavírus no Brasil aumentaram em 45.305 em 24 horas. Desde que a covid-19 foi detectada pela primeira vez no país, 1.668.589 pessoas foram infectadas. Com os números coletados entre segunda (06) e terça (7), o país volta a apresentar os piores cenários do mundo todo no período de um dia.

Casos de covid entre agentes de saúde disparam e alertam exposição dos trabalhadores

Ainda segundo o Conass, o número de óbitos por causa da doença até agora é de 66.741. Desse montante, 1.254 foram registrados somente entre o primeiro e o segundo dia útil desta semana. Em todo o mundo são mais de 540 mil casos fatais. O Brasil é o segundo com mais registros de mortes e casos.

A taxa de letalidade da doença está em 4%. Os estados com índices mais graves continuam sendo Rio de Janeiro (8,8%) e Pernambuco (7,9%). Em número absolutos, São Paulo é o que mais tem casos, com 332.708 pacientes desde o início da circulação do vírus no país, seguido do Ceará, que já registrou 124.962 infectados.

Nesta terça-feira (07), o diretor-geral da Organização Mundial da Saúde (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, reforçou o alerta de que o pico da pandemia no mundo não foi atingido, embora alguns países tenham feito progressos em conter o número de mortes. Novamente ele demonstrou preocupação com o continente americano.

“As divisões serão uma vantagem para o vírus, não somente no Brasil, mas em toda a América Latina e América do Norte (…) estamos preocupados”

Brasil de Fato


VOLVER