Candidato presidencial Luis Arce advierte que “la derecha pretende posponer las elecciones”

72

Luis Arce: Derecha boliviana pretende posponer elecciones

La cadena internacional teleSUR entrevistó este lunes al candidato por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, donde señaló que el Gobierno de facto pretende posponer los comicios fijados para el próximo 6 de septiembre, así como los actos de corrupción suscitados en el país desde que se perpetró el golpe de Estado contra Evo Morales.

“La intencionalidad que tiene la derecha es alargar la realización de las elecciones, llevarlas más allá del 2020. Se nos ha arrebatado la democracia en noviembre del año pasado (….) Entendemos que el Tribunal Supremo Electoral tiene la misma lectura para llevar adelante las elecciones”, indicó Arce.

El candidato presidencial por el MAS rechazó la posición del candidato Jorge Quiroga, quien ante su baja popularidad también se suma a la campaña de posponer los comicios, “el señor Quiroga que ahora plantea posponer las elecciones, en el momento en que los partidos acordaron el 6 de septiembre, él estaba presente en las negociaciones. Los únicos que no participaron fue la agrupación de Creemos (del señor Luis Fernando Camacho), el resto acordaron con el presidente del TSE la fecha”, agregó.

“El pueblo boliviano está cifrando su esperanza en las elecciones para solucionar la crisis de la pandemia por un Gobierno de facto que no plantea solución al problema y ahora profundiza la crisis económica en el país. Es necesario dar claridad y certeza a los bolivianos en lo que va del año y los demás”, sentenció Arce.

Arce reiteró que ante la inminente derrota electoral de la derecha, pretenden ofrecer algunas dádivas que no tienen ningún plan social serio, “están tratando de generar algunas políticas sociales, pero endeuda al país. En realidad no hay un plan serio, están tratando de vender un producto que no lo tiene a la población boliviana para tratar de remediar la caída estrepitosa del Gobierno ante el mal manejo de la pandemia”, añadió.

Respaldo mayoritario al MAS

“Las encuestas reflejan la poca credibilidad que tiene el Gobierno cuando nos cuestiona, persigue y judicializa (…) La gente se ha dado cuenta del error que han cometido cuando cambiaron su decisión de voto, cuando no respaldaron el candidato del MAS que iba a garantizar la estabilidad y desarrollo económico”, indicó Arce.

El candidato por el MAS recordó que el país logró con el Gobierno de izquierda su mejor época en cuanto al crecimiento económico, “tuvimos hasta el 2018, la tasa más alta de crecimiento. El último trimestre fue catastrófico, crecimos apenas 2,2 por ciento, una vergüenza en comparación de años anteriores, donde crecíamos hasta el 4 por ciento”, acotó.

“La derecha lo que hace es destruir la economía (…) Nosotros creemos en la conciencia del pueblo boliviano. La crisis económica está calando muy fuerte en la población boliviana”, expresó Arce.

Arce acotó que en medio de la campaña electoral, los militantes del MAS han respetado los protocolos de bioseguridad por la pandemia de la Covid-19, “recomendamos a nuestros militantes cuidar la salud a la hora de hacer campaña. Debemos ser imaginativos para hacer campañas electorales respetando el contacto social y evitar contagios”, añadió.

Papel de los medios de comunicación

Luis Arce aseveró que los bolivianos buscan alternativas para poder informarse ante la posición hostil de la mayoría de los medios de comunicación, “la población está descontenta con la información. La población opta por informarse por las redes”, expresó.

“Lamentablemente muy pocos medios actúan valientemente ante un Gobierno de facto que manipula, desinforma y viola los derechos humanos en nuestro país”, manifestó el candidato por el MAS.

Arce denunció que miembros del Gobierno de facto pretenden culpar al Movimiento Al Socialismo de los males del país, “quieren hacer una cortina de humo para distraer a la población boliviana”, agregó.

Escándalos del Gobierno de facto

“Tenemos que recordar los casos de corrupción en las empresas públicas, tenemos problemas con la compra de gases lacrimógenos y respiradores. Se están aproximando a los 40 casos de corrupción”, denunció Arce.

Asimismo, reiteró que la presidenta de facto, Jeanine Áñez, desde que llegó al Ejecutivo a través de un golpe de Estado ha instaurado un fuerte nepotismo, “hay nepotismo muy marcado en este Gobierno, hay uso indebido de bienes del Estado”, puntualizó.

Kandire


El acuerdo para las elecciones del 6 de septiembre tiende a resquebrajarse

El candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, sugirió este lunes siete medidas para evitar contagios de covid-19 durante el proceso electoral. Una de ellas es dividir en dos horarios la jornada de votación: en la primera etapa votarían las personas mayores de 40 años, mujeres embarazadas, ciudadanos con alguna discapacidad y con alguna enfermedad de base. En el segundo horario sufragaría la población entre 18 y 40 años.

Mientras, en la alianza Juntos insisten en que la fecha de los comicios debe ser modificada hasta que haya un control de la pandemia y el postulante presidencial de la alianza Libre 21, Jorge Quiroga, cambió de postura y ahora pidió modificar el día de las elecciones. El Movimiento Al Socialismo (MAS) cree que la jornada de votación debe ser la que se estableció.

Mesa, en su paquete de sugerencias, planteó que solamente se tome en cuenta a los ciudadanos que tengan entre 18 y 40 años para que sean jurados electorales y que la capacitación de los elegidos sea de manera virtual. Además, el expresidente pidió ampliar el horario de la jornada de votación, entregar material de bioseguridad a los jurados y delegados políticos, asignar personal para que controle la temperatura de los votantes y que haya el metro y medio de distanciamiento en las filas.

“También la implementación de un mayor número de mesas y recintos electorales y que se dividan en dos horarios; en el primer horario de la votación deberán votar los ciudadanos mayores de 40 años, embarazadas, discapacitados y personas con enfermedad de base y en el segundo horario deberán votar los ciudadanos entre 18 y 40 años”, sugirió Mesa en un mensaje en sus redes sociales.

ELECCIONES EL 6 DE SEPTIEMBRE

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) estableció que las elecciones nacionales sean el 6 de septiembre y ya reanudó el calendario electoral. La Asamblea Legislativa Plurinacional sancionó la ley que convoca a los comicios y, luego de un tiempo, la presidenta Jeanine Áñez promulgó la norma bajo presión. La mandataria responsabilizó a Carlos Mesa y al MAS si los contagios de covid-19 se disparan por asistir a las urnas.

OTRAS POSICIONES

En la alianza Juntos, que postula a Jeanine Áñez a la Presidencia, insisten en que los comicios no deben realizarse en el mes de septiembre. El candidato vicepresidencial de este frente, Samuel Doria Medina, consideró que las elecciones deben realizarse cuando la crisis sanitaria haya sido controlada. “La pandemia nos golpea como nunca antes. Los contagios de amigos y parientes, de políticos y periodistas, son cada vez más frecuentes. No podemos hacer campaña ni debatir en estas condiciones. Por la democracia, consideremos que las elecciones se realicen en una fecha posible”, escribió el empresario en su cuenta de Twitter.

La misma posición la tiene el diputado Gonzalo Barrientos, quien pidió al TSE “reconsiderar” la fecha de las elecciones y que escuche al comité científico. “No es capricho. Tenemos que ir a las urnas, claro, pero no tan pronto. Está en juego la salud de los bolivianos y debe haber un estudio científico que establezca el día de la votación”, dijo.

El giro lo dio el candidato presidencial de la alianza Libre 21, Jorge Quiroga, quien ahora pidió postergar las elecciones debido a la curva de crecimiento de los casos positivos de coronavirus. El postulante y también expresidente había sido parte del acuerdo entre partidos políticos y el TSE que decidió el 6 de septiembre la fecha de los comicios.

“Las proyecciones fallaron, las curvas se disparan, debemos postergar las elecciones (…) ¿No ven las cifras? ¿No les preocupa la vida de tus padres, de los míos, de los abuelos? ¿Cómo pueden exigir que nuestros hijos sirvan como jurados y se contagien y después infecten a sus familiares? Qué falta de humanidad y de sensibilidad”, cuestionó Quiroga mediante un mensaje en sus redes sociales.

En el MAS asumen que la jornada de votación puede realizarse el 6 de septiembre y que se debe aplicar medidas de bioseguridad para evitar contagios de coronavirus. El senador Omar Aguilar afirmó que el MAS cumplió con la disposición del ente electoral, que sugirió que las elecciones sean la fecha establecida. “Debe haber un Gobierno legítimo y, para eso, se deben llevar las elecciones en la fecha que decidió el ente electoral”, remarcó.

Correo del Sur


Implementar el voto electrónico requiere ley, tiempo y recursos

Para poner en vigencia el voto electrónico en las próximas elecciones del 6 de septiembre se requerirían varios factores, como la modificación de la Ley 026 de Régimen Electoral, tiempo y presupuesto para su implementación, además del “elemento confianza” que debe tener el Tribunal Supremo Electoral (TSE), según expertos electorales.

La pasada semana, residentes bolivianos en el exterior enviaron una carta abierta a los vocales del TSE, en la que piden que se garantice su derecho constitucional al voto en medio de la pandemia del coronavirus.

Los connacionales plantearon dos opciones para que más de 431 mil habilitados para votar en 33 países del mundo puedan ejercer ese derecho: Una de ellas es el voto “por correo”, y la otra es el voto electrónico.

Gonzalo Lema, exvocal de la otrora Corte Nacional Electoral, en contacto con Página Siete, afirmó que “no es posible” implementar para estas elecciones el voto electrónico, debido a varios factores que impiden por ahora echar a andar un sistema digital.

El principal problema que detecta Lema es la desconfianza de la población hacia el Órgano Electoral, originada en el fraude electoral de las elecciones del 20 de octubre en 2019.

“Entonces, el control sobre el voto electrónico generaría una desconfianza enorme. Si ese voto tendría que llegar del extranjero la desconfianza sería muchísimo más grande aún”, explicó Lema, quien identificó este factor como “esencial” para que un proceso electoral sea transparente.

“El Tribunal Electoral debe ganar, recuperar la confianza perdida por sucesivas tandas de vocales que no colaboraron en priorizar la confianza que debe tener la ciudadanía en el Órgano Electoral. Esta actual gestión tiene esa posibilidad de ganar esa confianza”, agregó Lema.

Para el experto en temas electorales Paul Coca, el planteamiento de un voto electrónico no pasa de ser una idea, la cual considera que no sería posible ejecutar en las próximas elecciones por factores legales y económicos.

“Un voto electrónico implicaría, primero, una modificación legislativa; segundo, el tema del presupuesto para adquirir equipos, capacitar personas. Un tercer aspecto a tomar en cuenta es una fuerte campaña de socialización, pero sobre todo y el más importante el tema del tiempo y no va a ser posible para estas elecciones y ni siquiera para las subnacionales”, afirmó Coca.

La ley y los procesos

Los procesos electorales en Bolivia están regidos bajo la Ley 026 de Régimen Electoral, en la que se especifica todo el procedimiento que se debe cumplir en un proceso eleccionario presencial, con actividades como el sorteo de jurados electorales, la habilitación de recintos electorales y la disposición de material electoral.

Además, están la instalación y la apertura de mesas de sufragio, seguidas del procedimiento de votación.

En el caso específico de los bolivianos en el exterior, la Ley 026 en su capítulo IV establece el procedimiento que se debe cumplir en un proceso eleccionario, y los pasos son similares al ejercicio local.

En ninguno de los artículos de la norma se hace referencia al voto electrónico, digital o “por correo”. Y, por ejemplo, si se implementa el voto electrónico, ya no sería necesaria la presencia de jurados electorales o delegados de los partidos u organizaciones políticas.

Tanto Coca como Lema coinciden en señalar que en Bolivia se puede instituir el sistema de voto electrónico para las elecciones generales que se realizarán dentro de cinco años. Hasta que lleguen esos comicios se podrá modificar la Ley de Régimen Electoral, aseguró Coca. En ese periodo también el Órgano Electoral podrá recobrar la confianza de los electores.

En mayo pasado, antes de la modificación de la fecha de elecciones, el presidente del ente electoral Salvador Romero descartó que la entidad implemente el voto digital, porque es un mecanismo muy complejo y no está considerado en la legislación boliviana.

“Ni la jornada electoral dividida en varios días (como ocurrió en Corea del Sur) ni la votación por vía electrónica o a distancia son opciones que estén contempladas por la legislación boliviana”, afirmó la autoridad.

Para las elecciones fallidas del 20 de octubre de 2019, el padrón electoral del TSE habilitó a 7.315.364 electores. De esa cantidad 341.001 connacionales están inscritos en los 33 países donde Bolivia tiene representación diplomática.

Pero cuatro son los países que concentran el 90% de los electores bolivianos en el exterior: Argentina con 161.057 habilitados, España con 72.602, Brasil con 45.793 y Chile con 30.943 bolivianos inscritos.

Sin embargo, con el masivo retorno de bolivianos, especialmente de países como Chile, Argentina y Brasil desde que se desató la pandemia del coronavirus, se prevé que la cantidad de habilitados para sufragar en el exterior se reduzca para las elecciones del 6 de septiembre.

Página Siete


VOLVER

Más notas sobre el tema