Chile: Diputados le da la puntada final al proyecto de retiro de fondos previsionales tras aprobarse en el Senado

313

A un paso de ser ley: 2/3 del Senado aprueba retiro del 10% de los fondos y despacha proyecto para último trámite en la Cámara de Diputados

Como la crónica de una votación anunciada, por 29 votos a favor, 13 en contra y 1 abstención (del RN Francisco Chahuán), el Senado aprobó en general la reforma que permite el retiro en forma extraordinaria de hasta un 10% de sus ahorros previsionales, con el apoyo de 5 parlamentarios de Chile Vamos. Para este jueves, entre las 10 de la mañana y las 15 horas, pasa a su tercer trámite legislativo en la Cámara de Diputados, bajo la amenaza de la UDI de que tiene las firmas para llevar el proyecto al Tribunal Constitucional (TC) lo que dilataría la ley.

Tras la aprobación en general y luego de un maratónico debate que terminó pasada la medianoche, la Sala zanjó las indicaciones del proyecto y votó cuatro incisos. El primero, que hacía referencia a que los fondos retirados no serán objeto de descuentos, salvo para ser usados en pensiones alimenticias no pagadas, fue aprobada con 29 votos a favor y 14 en contra.

La segunda, la que indicaba que los fondos retirados no constituyen renta, se aprobó por la misma votación. Además, se aprobaron normas de implementación, procedimientos y plazos de retiro de fondos, también por 29 votos a favor y 14 en contra. Esta norma establece que los afiliados podrán pedir el retiro hasta 365 días después de publicada esta reforma. Además, dispone que la entrega se realizará en dos cuotas, la primera correspondiente al 50% en un plazo máximo de 10 días hábiles y la mitad restante en 30 días hábiles a contar del primer desembolso.

Luego, el inciso que declaraba a los fondos previsionales como “inembargables e inexpropiables” fue rechazado por la Sala del Senado, por 24 votos en contra y 18 a favor.

Finalmente, el artículo que indicaba la creación del Fondo Colectivo Solidario, que se cayó en la Cámara de Diputados por falta de quórum, fue repuesto en este trámite en el Senado. Sin embargo, tuvo 7 votos a favor, 25 en contra y 10 abstenciones y tampoco fue aprobado. En la oposición hubo varias abstenciones y rechazos que apuntaban sobre todo a que se trata de un tema que debiera estar contemplado en la reforma previsional y no en esta reforma de carácter extraordinario.

La caída del Fondo Colectivo allana el camino de la aprobación en la Cámara este jueves. Esto, porque el timonel RN Mario Desbordes ya adelantó que si el retiro de fondos llega a la Cámara de Diputados sin Fondo Colectivo Solidario, “varios RN que nos abstuvimos vamos a aprobar”.

Las últimas cartas de La Moneda

En la idea de legislar, tal como había sido anunciado, los cinco senadores oficialistas que habían adelantado su voto a favor (los UDI José Durana, David Sandoval e Iván Moreira, además de los RN Manuel José Ossandón y Juan Castro), aprobaron el proyecto, sumándose a los 24 votos de la oposición.

Los 29 votos conseguidos superan los 26 exigidos por los tres quintos, un quórum que se mantuvo inamovible pese al intento de último minuto de Chile Vamos de elevarlo a dos tercios, en una maniobra de los senadores Andrés Allamand (RN) y Víctor Pérez (UDI), secundados por el ministro de la Segpres, Claudio Alvarado. El tema fue presentado al inicio de la sesión de Sala, luego que los senadores oficialistas advirtieran que harían uso de “reserva de constitucionalidad”, y demoró el arranque del debate.

Pero en la discusión no hubo sorpresas, y muy temprano La Moneda asumió la derrota. “El resultado de esta votación ya está escrito. No vamos a tener sorpresas en ese sentido. Pero nos hubiera gustado que el debate hubiese sido más profundo y reflexivo”, asumió en su intervención el ministro Alvarado.

El Gobierno jugó sus últimas fichas en la sesión, pero sin éxito, de la mano de una minuta de la Dirección de Presupuestos (Dipres) que elevó el impacto fiscal que tendrá el proyecto a US$6.002 millones, que equivale aproximadamente a 2,5% del PIB. Pero la cifra no inmutó a los senadores.

“Es una cifra importante, un gasto fiscal con cargo a las generaciones futuras”, recalcó en su intervención el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, uno de los rostros del Gobierno más impactados por el fracaso legislativo que les significa esta reforma. Además, el jefe de la billetera fiscal enfatizó que, junto a ese costo directo, “estamos hablando también de 1.060 millones de dólares por no pago de impuestos para el segmento de mayores ingresos de nuestra población, y la verdad es que eso resulta del todo inentendible”.

En su intervención, Briones no solo ahondó en estas cifras. También insistió en que es un “mal proyecto”, que “utiliza la Constitución”, “debilita las pensiones” y “abre una puerta que no se cierra más”. Asimismo, lo catalogó como “lejos lo más regresivo que se ha visto” y cuestionó a quienes lo apoyan, preguntándose “dónde quedan las convicciones”. De paso, fustigó también que sea universal, considerando que inicialmente se dijo que sería una ayuda focalizada en la clase media.

Justo antes de la votación, tomó la palabra el ministro del Interior Gonzalo Blumel, insistiendo en que “este proyecto no es una buena propuesta” y asumió que “hemos fallado en el tono y en el fondo del debate”.

En este sentido, pidió “no abandonar el camino de los acuerdos”. “Lamento que este debate haya olvidado el acuerdo de junio, porque ahí trazamos una hoja de ruta y se ha diluido”, remarcó, insistiendo con un llamado a que “respetemos las reglas del juego, incluso aunque algunas de ellas puedan no gustar”.

Los “díscolos” de Chile Vamos

Pero más allá de los discursos de personeros de Gobierno, toda la atención se concentró en las intervenciones de la derecha, sobre todo cuando los senadores díscolos tomaron la palabra.

“Yo, el peor de todos, reitero mi apoyo a este proyecto”, dijo el senador Iván Moreira (UDI), en una alocución encendida, donde hasta citó a Dalai Lama y dijo que se defenderá si la UDI lo lleva al Tribunal Supremo por votar a favor: “Podrán sacarme de la UDI pero no sacarán a la UDI de mi corazón”. En la misma línea, su colega José Durana aseguró que está disponible para pagar los “costos de incomprensión o sanciones al interior de nuestros conglomerados o coaliciones”. “Mi voto no es ideológico y no transgrede mis sólidos y firmes principios de centroderecha”, subrayó. Mientras, David Sandoval argumentó que “en el último tiempo Chile nos está válidamente reclamando que hemos sido ciegos y sordos en atender sus demandas y requerimientos” y fue enfático en señalar “hoy no voto a favor de la izquierda, no voto contra mi partido”.

Otro discurso esperado fue el del senador RN Manuel José Ossandón, quien también ratificó su voto a favor del retiro de pensiones, expresando que “hoy voto por el Chile real, por Puente Alto, La Pintana (…), por la gente que sufre la indolencia del mundo político y la de un Estado que lleva más de 30 años mirando hacia el lado”. De paso, hizo un guiño al plebiscito constituyente: “Apruebo hoy y también lo haré el 25 de octubre”.

En este grupo de senadores no faltaron los llamados al Gobierno. Moreira puso énfasis en que el proyecto “no es inconstitucional”, mientras Juan Castro (RN) también advirtió al Gobierno. Aludiendo a la intención de La Moneda de bloquear la promulgación de la ley, recalcó que “tiene que ser rápido, universal, sin letra chica y sin veto presidencial”.

Pero también fue la oportunidad para las alusiones históricas, como la de la senadora UDI Ena von Baer a Salvador Allende, o las “pasadas de cuenta” internas, como la del senador Allamand al presidente de su partido, Mario Desbordes, y el alcalde de Las Condes y principal carta presidencial de su sector, Joaquín Lavín. “A algunos les importa mucho más las encuestas del lunes que la coherencia”, apuntó el exministro, añadiendo que el presidente de Renovación Nacional “abrió una puerta que no fue capaz de cerrar” y “la principal carta de la derecha se ha transformado bruscamente en un entusiasta de la idea”.

Al iniciar su intervención, Allamand también acusó a la oposición de usar “resquicios legales propios de una época aciaga en la historia” para buscar instalar un “parlamentarismo de facto” a través de un proyecto que catalogó como una “receta clásica del populismo”. En tono de campaña del terror, Allamand habló de una “antesala segura de una crisis política, prólogo de la ingobernabilidad y el retorno a la violencia”.

Los argumentos de la oposición

En la oposición abundaron las críticas al sistema de AFP y a la respuesta del Gobierno en esta crisis, con advertencias además a la posibilidad de que el Ejecutivo tome el camino del veto presidencial o de recurrir al Tribunal Constitucional. “Sería inadmisible que el Gobierno recurriera al TC o al veto, sería una protesta social brutal en este país”, dijo el senador socialista Alfonso de Urresti. Sin embargo, tras la aprobación en general, la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, confirmó que su partido llevará al Tribunal Constitucional el proyecto. “Es el camino que hay que recorrer para cuidar la institucionalidad”, planteó la senadora, asegurando que ya cuenta con las firmas.

El senador José Miguel Insulza (PS) argumentó que “el Gobierno ha dejado de lado las tragedias de las clases medias (…). Lo que propone este proyecto es la única solución que queda”, mientras el expresidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), expresó su argumentación que “hoy estos dineros son más útiles en manos de las familias que en las bolsas de valores o en los bancos”.

En tanto, el senador RD Juan Ignacio  Latorre sostuvo que la iniciativa “es pan para hoy, pero seguridad social para mañana” y su colega DC Yasna Provoste insistió en que “voto a favor de los cotizantes de la AFP expuestos frente a la amenaza del derroche. A ellos se les tilda de irresponsables cuando han expresado su apoyo a esta iniciativa”.

Uno de los parlamentarios centro del debate fue el senador PPD, Ricardo Lagos Weber, blanco de cuestionamientos por plantear la idea de aplicar impuestos a los más altos sueldos que retiren sus dineros del ahorro previsional, lo que provocó una dura polémica, que finalmente lo hizo desistir de presentar la indicación. Por eso, aprovechó la sesión de la Cámara Alta para referirse al tema. “El fin de semana me sacaron la ñoña producto de mi propuesta tributaria. Esta indicación perseguía a quienes ganaban seis millones de pesos para arriba, pagaran impuestos todos los meses. Somos un grupo reducido de chilenos. Se entendió mal, se pensó que queríamos cobrarles impuestos a las personas que iban a retirar estos dineros, pero la virulencia del debate no va a ser sana y no es un tema personal”, indicó. Al finalizar, recalcó que “no acepto que, en una democracia, la forma de operar sean las amenazas, las descalificaciones, la ironía y la desinformación”.

Más allá de la polémica, Lagos Weber asumía que la reforma que “no siendo lo mejor, es la opción que vamos a aprobar y creo que es lo que nos va a ayudar. ¿Había alternativas mejores para enfrentar la pandemia? Claro, si el Estado hubiera puesto los recursos, los chilenos no hubieran pedido, con la presión que lo están pidiendo, el retiro de sus fondos”, puntualizó.

Así votaron los senadores

El Mostrador


Oposición llama al Gobierno a no recurrir al TC ni vetar el proyecto de retiro de fondos AFP

Tras la aprobación en el Senado del proyecto que busca permitir retirar hasta el 10% de los fondos de pensiones, la oposición llamó al Gobierno a no recurrir al Tribunal Constitucional (TC) ni vetar la iniciativa.

Cabe destacar que la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, ya anunció que podrían presentar un requerimiento ante el TC, argumentando que la iniciativa no fue aprobada con el quórum correspondiente (2/3).

La presidenta de la Cámara Alta, Adriana Muñoz (PPD), manifestó que: “el mensaje al Presidente de la República es que no vete, que no lleve un requerimiento al Tribunal Constitucional. Eso es darle la espalda a millones de chilenas y chilenos que hoy día ven en esta iniciativa una esperanza a la situación grave que están viviendo”.

Respecto al argumento del quórum, sostuvo que: “ya es realmente agotador el usar tantos resquicios, esconderse tanto en la Constitución, para no entregar una respuesta a nuestros compatriotas”.

“Yo le pediría a aquellos colegas que hoy día hicieron reserva de constitucionalidad que no lleven este proyecto al TC, eso es un portazo a las esperanzas de millones de compatriotas”, agregó.

Por su parte, el senador Alejandro Navarro (PRO), expresó que: “sería extraordinariamente inadecuado que el Presidente Piñera ingresara un veto. Quiero recordar que los 3/5 fueron aprobados por 2/3 y creo que el veto sería el camino al desastre”.

“Si el Presidente Piñera quiere paz social debe entender que es un clamor ciudadano, nadie quiere movilizaciones en medio de la pandemia, pero el veto va a tener una respuesta ciudadana”, afirmó.

“Esto no es una amenaza ni una advertencia, es una constatación de la realidad. Creo que el Gobierno tiene que aceptar que fue derrotado y el camino al Tribunal Constitucional, si lo quiere seguir Allamand, tienen el derecho pero uno tiene que tener la prudencia y la coherencia”, añadió.

Finalmente, indicó que: “ir a un TC que preside la jefa de los asesores del segundo piso del Presidente Piñera, no solo va a generar una polémica sino que lo que va a generar también es una movilización social”.

MegaNoticias


Caceroleo, bocinazos y parlantes: protestas por arresto domiciliario de Martín Pradenas y retiro de fondos de AFP se hicieron escuchar en varias ciudades

Tras una serie de manifestaciones y concentraciones masivas en Temuco, Concepción, a las 21.00 horas de este miércoles una ruidosa protesta se hizo escuchar en varias ciudades del país tras la decisión judicial que otorgó arresto domiciliario a Martín Pradenas en su formalización por la violación de Antonia Barra, joven que se quitó la vida tras revelar a sus cercanos el hecho.

En la Región Metropolitana la protesta se tomó las calles con bocinazos de automovilistas y caceroleo en balcones de edificios y en los accesos de casas.

Ademas, en virtud de un llamado al que se sumó el colectivo feminista Lastesis, su canción “Un violador en tu camino” se hizo escuchar con parlantes desde distintos domicilios, acompañada de gritos contra el abuso sexual.

La manifestación coincidió también con el llamado que se realizó en redes sociales en favor de la iniciativa para el retiro del 10% de los fondos de pensiones con motivo de la crisis económica que generó la pandemia de coronavirus y que se discute en el Congreso. En Twitter el tema fue tendencia bajo la etiqueta #CacerolazoPorMi10. Los caceroleos volvieron a sonar cuando el Senado aprobó en general la iniciativa.

Funcionarios de la sede Metropolitana del Instituto Nacional de Derechos Humanos se dispuso a recorres diversas comisarías de la región, para verificar la situación de las personas detenidas en el contexto de las manifestaciones.

La Tercera


Portuarios de todo Chile bajan movilización tras aprobación del Senado al retiro del 10% de las AFP

Los trabajadores afiliados a sindicatos de la Unión Portuaria de Chile, el Frente de Trabajadores Portuarios Centro, el Sindicato de Estibadores de Valparaíso y la Cotratep de Mejillones dieron por concluido el paro de actividades que llevaron adelante tras aprobarse en general el proyecto que busca permitir el retiro del 10% de los fondos acumulados por los cotizantes en el sistema de AFP.

Luego de una extensa discusión, la Sala del Senado dio su aprobación a la reforma constitucional que permitirá sacar los dineros. La votación terminó con 29 votos a favor, 13 en contra y una abstención.

Los dirigentes de la Unión Portuaria siguieron vía streaming la votación y han iniciado reuniones telemáticas para analizar el resultado.

“Estamos levantando, pero atentos a la votación que falta”, comentó al ser consultado el vocero de la Unión Portuaria del Centro, Ricardo Rodríguez.

César Luna, delegado latinoamericano de la International Dockworkers Council y dirigente de la Unión Portuaria en Iquique, detalló que “los puertos se levantaron, pero estamos en discusión”.

“Esto todavía no concluye, pero fue un gran paso la votación en general. Hay un balance positivo de la movilización portuaria, el acuerdo nacional era por la votación en lo general y retomamos, pero el balance es positivo, porque el sector portuario estuvo unido en un hecho histórico y creo que estuvimos a la altura de lo que habíamos propuesto y de lo que habíamos acordado como sector portuarios, todos unidos, todos al 100% por el 10%”, comentó el vocero de la Unión Portuaria del Centro, Jorge Salazar.

“El balance fue positivo. Se logró, con la presión que se hizo, el objetivo de que el Congreso, en la Cámara del Senado, votara apruebo al retiro del 10% de las AFP que es lo que estábamos buscando todos. Por primera vez unificando fuerzas todos los sectores y, en más, en el sector nuestro, todos los puertos estuvieron atentos a las votaciones y movilizados mientras duraba la votación, lográndose el objetivo de que la clase política se concientice y pueda aprobar el 10% de las AFP. Con esto, no solo le damos un bienestar a nuestro sector, sino un gran bienestar y un respiro a la clase obrera de nuestro país”, valoró -por su parte- Juan Ferreira, presidente de la Cotratep, que agrupa a trabajadores de Puerto Angamos, Puerto Mejillones y TGN.

“Esperamos que el presidente (Sebastián Piñera) no ponga un veto a esta Ley y se curse como se tiene que cursar y, así, toda la población chilena, toda la población laboral, todos los trabajadores y trabajadoras puedan tener este respiro que tanto falta hace con todo lo que ha traído y ha arrastrado la pandemia. Sabemos que los jubilados también han pasado precariedad, entonces, este es el momento de hacer un gesto al país”, añadió Ferreira.

“Estamos en estado de alerta aún. Aquí lo que determine el Presidente será la lucha final de este proceso, estaremos con la dirigencia nacional atentos y alineados a todo lo que pase con este proceso legislativo”, apuntó Juan Pablo Pizarro, dirigente de la Unión Portuaria del Centro.

El Senado discute las indicaciones presentadas por la Comisión de Constitución de esa corporación y, tras la votación en particular, la iniciativa retornará a la Cámara de Diputados como parte de su tercer trámite constitucional, instancia en la que se deberán aprobar o rechazar las enmiendas introducidas por los senadores.

Portal Portuario


VOLVER

Más notas sobre el tema