COVID-19 en Perú: colapso sanitario en Arequipa y protestas contra Martín Vizcarra

Fotógrafo: Diego Ramos Lupo
818

​Pacientes vuelven a dormir en autos y en carpas en el hospital Honorio Delgado de Arequipa

El escenario crítico en el hospital Honorio Delgado Espinoza en Arequipa volvió a ser el mismo de hace unas semanas, los pacientes infectados con el coronavirus volvieron a dormir en la intemperie junto a sus balones de oxígeno, mientras que otros amanecieron en los autos, con algunas mantas encima para contrarrestar el intenso frío de la noche.

Jorge Carderin, un joven venezolano narró que la tarde de ayer trasladó a su tío de 53 años y pasaron la noche en las carpas que volvieron a colocar en las carpas de la puerta de emergencia del nosocomio. Los médicos le dijeron que permanecerán en el lugar por 4 días, aunque le facilitaron el oxígeno, tuvieron que comprar el manómetro por un costo de 500 soles.

Carderin dijo que esperan la llegada del doctor para practicarle rayos X y diagnosticar la gravedad del paciente, pues tiene dificultades para respirar. La familia del extranjero reside en Arequipa hace más de dos años.

Así como ellos, hay más pacientes que esperan una cama para ser hospitalizados. Esta mañana instalaron más carpas para que los pacientes al menos no queden en el piso y en la intemperie.

Pacientes fueron retirados ayer solo por la llegada del presidente Vizcarra

Los familiares de los pacientes y algunos médicos aseguraron que los enfermos fueron retirados la noche del sábado solo para evitar que el presidente Martín Vizcarra vea el doloroso escenario durante su visita a Arequipa.

Los enfermos fueron hacinados en un ambiente y esta era la razón por la que los familiares solicitaron ayer al presidente Vizcarra ingresar al nosocomio. Una de las personas que corrió detrás de la camioneta del presidente, desesperada y llorando fue Celia Capira.

Diario Correo


Arequipa: Detectan errores en ampliación de hospital Goyoneche para pacientes COVID-19

La Contraloría General de República advirtió que la obra de ampliación y mejoramiento de los servicios del hospital Goyeneche de Arequipa para atender a pacientes COVID-19, no cumpliría con las especificaciones del expediente técnico y otros 6 errores que ponen en riesgo su culminación.

El órgano de control evidenció que la ejecución de la obra, en el extremo de instalaciones sanitarias y eléctricas, carece de respaldo profesional de los ingenieros que la empresa contratista presentó en el expediente, haciendo que la operatividad pueda afectarse, según informe de control N°6266-2020, realizado entre el 29 de mayo al 19 de junio.

Asimismo, se detectó que la empresa encargada de la supervisión de la construcción aún no tiene un contrato. Respecto a las partidas ejecutadas incluidas en la valoración, elaborada por la supervisión, no cuentan con las pruebas de control requeridas en la normativa, que no garantizan los requisitos de calidad en la obra. Incluso, el supervisor omitió contar con seguro complementario para los trabajadores quienes estarían en riesgo.

Por su parte, el director del nosocomio, Christian Nova Palomino, quien dijo la contratista remitió, la semana pasada, las absoluciones a la entidad fiscalizadora.

El galeno indicó que la empresa solicitó 13 días de ampliación para culminar los trabajos; sin embargo, en un primer momento solo se contempló 11, por lo que la Contraloría remitió al hospital un nuevo informe de control.

Perú 21


«Vizcarra, basta de mentiras»: protestas contra presidente al llegar a Arequipa

La sorpresiva llegada del presidente de la República, Martín Vizcarra, a Arequipa, tras la ola de contagios, no evitó que fuera recibido con protestas. Personal de Salud abucheó al mandatario, cuando este se retiraba del hospital Honorio Delgado.

Los médicos que se encontraban afuera del hospital protestando, criticaron que el mandatario no inspeccionara el interior de las instalaciones del nosocomio. Solo llegó a inaugurar el Hospital de Campaña instalado a un costado del Honorio Delgado, para pacientes covid-19.

Entre los gritos, se podía escuchar «Vizcarra, basta de mentiras», «Llica incapaz», «la gente se muere». En medio de las pifias, el mandatario intentó por unos minutos dar explicaciones mientras pedía que respetaran el distanciamiento social. Pero el desorden aumentó, por lo que terminó subiéndose a su camioneta para retirarse del lugar, junto al personal de seguridad de la Presidencia que lo resguardaba.

Gobernador de Arequipa también criticado

Las críticas también apuntaron al gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, a quien acusan de una mala gestión de la pandemia, desde que se detectaron los primeros contagios.

Arequipa se encuentra en la etapa más dramática desde que inició la pandemia. El colapso de los principales centros hospitalarios de la región, sumado a la escasez de oxígeno medicinal, ha provocado una crisis sin precedentes en el sector de Salud.

Recordemos que la región Arequipa superó ayer sábado los 30 mil casos positivos de coronavirus. En una sola jornada se contabilizaron 1 mil 796 casos nuevos, un nuevo pico en la curva de contagios, lo que elevó la cifra total de infectados a 30 mil 972.

El Buho


“La gente se muere en Arequipa, no sean indiferentes”

“La gente se muere, no sean indiferentes. (El gobernador regional) Llica es incapaz”, le gritaron los arequipeños al presidente Martín Vizcarra en los exteriores del hospital Covid-19 Honorio Delgado en Arequipa.

El mandatario llegó a la Ciudad Blanca en medio de protestas de profesionales de la salud de dicho hospital que pedían equipos de protección personal, oxígeno medicinal y más recursos humanos para atender a los cientos de pacientes que llegan a diario por el coronavirus.

Los arequipeños protestaron en contra del gobernador regional, Elmer Cáceres Llica, y pidieron que el Gobierno central tome el control de los hospitales, pues su autoridad elegida no tiene un buen manejo de la crisis ante la ola de contagios y muertes por esta enfermedad.

“¡Basta de mentiras! ¡Los pacientes se mueren! ¡Llica incapaz!”, vociferaban familiares de los pacientes Covid-19 que también se unieron a la voz de protesta de los médicos.

“Señor presidente, tiene que ir a ver las carpas”, eran las súplicas de una mujer, quien pedía que se constaten los pacientes que habrían sido escondidos en dicho hospital. En medio de sollozos, la mujer corrió tras la camioneta oficial en la que partió el mandatario.

Difícil situación

Arequipa está recibiendo un golpe brutal por la epidemia, pues en poco tiempo ya ha superado 32.336 contagios y 702 fallecidos por Covid-19 hasta ayer, según el Comando Regional. Estas cifras distan bastante de lo que se reporta sobre Arequipa en la Sala Situacional del Ministerio de Salud (10.318 casos positivos y 555 fallecidos).

Vizcarra llevó 200 camas adicionales a la región con la puesta en marcha del Centro de Aislamiento Temporal, en Cerro Juli, implementada por la Autoridad de la Reconstrucción con Cambios. Estas se suman a las 200 del hospital Honorio Delgado y las 100 del Hospital de Goyeneche. Además, en Cerro Colorado se construyen 100 más y en el Colegio de Abogados se instalarán otras 100 camas.

Esta vez no hubo un momento tenso. El gobernador regional Elmer Cáceres Llica, quien se ha mostrado en contra del mandatario, solo agradeció la ayuda. Sin embargo, Vizcarra reclamó que ha faltado coordinación para trabajar con las autoridades regionales. “Pero no es hora de buscar culpables sino de ponerse a trabajar”.

A su turno, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti –quien también llegó a la Ciudad Blanca– solicitó un trabajo unificado. “Es un pecado no poder utilizar (los ventiladores) simplemente porque no coordinamos entre nosotros”, pronunció en relación a que de los 26 ventiladores enviados hace semanas, 12 aún no dan servicio. Por ello, dispuso que tanto el gerente de Salud, Leonardo Chirinos, y el de EsSalud, Edilberto Salazar, trabajen como una sola persona.

“El compromiso que estamos haciendo es de honor, de que Arequipa sea la primera región que logre una integración y pueda unir capacidades y atender a todos. Solo si nos unimos vamos a resistir”, afirmó.

La ministra enfatizó que no hay forma de predecir cómo se comportará el virus, dónde va, cuándo termina o comienza. “Vivimos en la incertidumbre. Por eso estar unidos es la única forma de salir adelante”, sostuvo. Consultada si habrá cambios en el Comando Covid-19, que lidera el general EP Edward Gratelly, no respondió y sostuvo que fue uno de los comandos del país que mejor hizo su labor.

Asimismo, la titular de Salud remarcó que se priorizará la atención primaria en la región para evitar que los casos lleguen a los hospitales.

“Un segundo reto es hacer como un ‘sándwich’ al virus. Por arriba atacamos el daño, la hospitalización, las UCI y demás, pero ahora lo más importante es atacar la parte inferior de este, es decir, la contención que es el aspecto más importante, el primer nivel”, explicó.

Puente aéreo

El presidente destacó que están monitoreando constantemente la situación de Arequipa y que las 700 camas responden a la situación actual de la región. Vizcarra indicó que para intervenir de manera efectiva se pondrá a disposición un avión ambulancia, ante cualquier necesidad de realizar un puente aéreo hacia Lima.

Al ser consultado si se continuará con la cuarentena después de julio en Arequipa, el presidente respondió que se evaluará la curva epidemiológica para tomar una decisión.

En Arequipa es un sálvense quien pueda, pues los pacientes fallecen en las carpas mientras esperan una cama de hospitalización. “Familiares se disputan los balones de oxígeno ni bien llega el camión, usan carros como camas o llevan sus propias carpas”, describe la jefa de enfermeras del hospital Honorio Delgado, Lily Olivera.
Médicos piden revocatoria del gobernador

El Cuerpo Médico del Hospital III Yanahuara de EsSalud expresó que se sienten abandonados por sus autoridades. “Necesitamos urgentemente que se declare zona de desastre y que lleguen los refuerzos con hospitales de campaña, personal médico y asistencial y al menos tres plantas de oxígeno”, dijeron.

Eloy Soto, vocero del Cuerpo Médico del hospital Honorio Delgado, pidió la vacancia del gobernador regional, a quien responsabilizó por la crisis en Arequipa.

La República


Arequipa: denuncian que escondieron a pacientes COVID-19 en carpa para que Martín Vizcarra no los vea

En la accidentada llegada del presidente de la República Martín Vizcarra al Hospital Cerro Juli de Arequipa, decenas de familiares de pacientes COVID-19 y personal médico del Hospital Honorio Delgado alzaron su voz de protesta por la precaria situación en la que viven por la atención que se les brinda para enfrentar la enfermedad.

Entre los gritos, insultos y quejas, las personas gritaban desesperados para que el mandatario se acerque a las carpas que se encontraban en los exteriores del nosocomio Honorio Delgado para que vea cómo es que acumulan a los infectados con coronavirus y sepa la realidad de la región. “Presidente, haga algo, la gente se muere”, gritaban.

Es que, según denuncian los familiares, a los pacientes que se encontraban hasta el sábado en vehículos y en el piso con balones de oxígeno a la espera de una cama UCI en la puerta del centro de salud, fueron “escondidos” en una carpa para que el jefe de Estado no los pueda ver.

“Ya no hay pacientes en emergencias. Ustedes han visto todos los días a los pacientes ahí tirados en el piso teniendo frío y ahora no los van a encontrar y el presidente no va a encontrar ningún paciente. ¿Dónde están? Los han metido a una carpa, a todos, todos están metidos. No hay médicos, están abandonados”, mencionó una mujer en transmisión de La República Sur.

Como se sabe, Martín Vizcarra tuvo que ser custodiado por agentes de la PNP y se retiró del lugar cuando se sintió acorralado por la población indignada que señalaba a su gobernador regional, Elmer Cáceres Llica, como principal responsable la situación que vive Arequipa. “¡Llica incapaz!”, decían.

El Popular


VOLVER
Más notas sobre el tema