Ecuador: con la participación virtual de Rafael Correa se presentó la coalición política “Unión por la Esperanza”

156

Se presenta oficialmente la coalición política Unión por la esperanza en la que Rafael Correa participó vía Zoom

Compromiso Social (correísmo), el Foro Nacional Permanente de las Mujeres Ecuatorianas, la Confederación de Pueblos y Organizaciones Indígenas Campesinas del Ecuador, Fuerza Rural, la Coalición Nacional por la Patria, el movimiento Centro Democrático (CD), el Frente Patriótico Nacional y el colectivo SurGente conforman la “Unión por la Esperanza” (UNES) que participarán juntos en las próximas elecciones presidenciales del 2021.

La presentación oficial del frente se realizó esta mañana en Guayaquil, en las instalaciones del Colegio de Periodistas del Guayas.

Aunque el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, estuvo presente en el evento a través de la plataforma digital Zoom no participó de los discursos.

Varios de los que intervinieron aseguraron que la “lucha” no será entre correístas y anticorreístas sino para “sacar” al país de la situación actual, pero sin olvidar a los que han “destruido la patria”. “Regresará el Ecuador de la alegría”. “Han intentado eliminar nuestros sueños. Hoy vuelve la esperanza. Aquí (coalición Unidos por la esperanza) estamos personas caminando juntos de la mano”, señaló Vanessa Freire, representante de Compromiso Social.

También estuvo Enrique Menoscal, que relevó a Jimmy Jairala en la presidencia de Centro Democrático: “Este Gobierno por el odio a una persona ha destruido a 17 millones de ecuatorianos”, indicó.

Además dijo que una posible candidatura de Jairala se decidirá después.

En la rueda de prensa participó Eduardo Franco Loor (abogado del exvicepresidente Jorge Glas) como representante de Fuerza Rural y Coalición por la Patria. “Nos hemos unido para derrotar a los que destruyeron a Ecuador. Nunca más la persecución política. Esta coalición resucitará los valores de la moral”, dijo.

Debido al distanciamiento social obligatorio que actualmente rige en el país, el evento se realizó sin simpatizantes y a través de redes sociales.

A la rueda de prensa fueron invitados un número reducido de medios de comunicación. Otras figuras que se conectaron vía Zoom a la presentación fueron Pierina Correa y Virgilio Hernández.

El Universal


Correa: “No es momento de hablar de candidaturas, sí de UNIDAD”

La unidad del progresismo en Ecuador comienza a delinearse con la conformación del colectivo Unión por la Esperanza que concentra la presencia de varios partidos. movimientos políticos, sectores sociales, estudiantiles, profesionales, entre otros.

En diálogo con el programa Un Café con JJ, Rafael Correa expresidente del Ecuador y hombre clave en este proceso de unidad, considera que este es el momento de la unidad de todos los sectores progresistas para recuperar la Patria.

“Bienvenidos todos y todas que no pasaron esas líneas rojas de corrupción, de la traición (no se vuelve) pero también la maldad (ahora hay malvados corruptos). Es momento de rescatar, recuperar la patria, hemos elegido en principio 8 organizaciones nacionales hay otras más, hay miles de organizaciones locales, hemos recibido decenas de mensajes, vamos a ir creciendo..”, dijo.

Tenemos que ganar las elecciones y recuperar la Patria para las grandes mayorías

No es momento de hablar de candidaturas, si de UNIDAD. Se trata de lograr la mayor coalición para recuperar la Patria. Bienvenidos todos los que tienen y defienden principios, valores, amor por la Patria siempre y cuando no hayan caído en traición, corrupción y maldad

Manifiesto UNES

“Es momento de la unión por nuestras familias, por la Patria, por la esperanza. Ecuador vive tiempos de tristeza y de tragedia. En tres años, quienes perdieron las elecciones, pero obtuvieron ilegítimamente el poder, destruyeron un país que asombraba al mundo y que estaba en vía de desarrollo, con problemas, sí, pero repleto de oportunidades, optimismo, orgullo y dignidad. Un país soberano donde nuestros niños y jóvenes accedían a educación cada vez de mayor calidad; las mujeres veían mejorar sus derechos; no se discriminaba a nadie por su credo, color de piel u orientación sexual.

Se protegían los salarios, el empleo y la economía nacional. Construíamos los caminos y la energía para la producción. Avanzaba nuestra agricultura, la industria, el turismo, el comercio. Atendíamos la salud, la educación y la seguridad para nuestras familias. Había una lucha sincera por la transparencia, sin corruptelas institucionalizadas ni justicia selectiva, acabando con las prácticas mafiosas del reparto de la Patria, combatiendo los paraísos fiscales y el enriquecimiento ilícito, inclusive en los pocos casos de traidores que se infiltraron para obtener condenables beneficios personales. Se gobernaba para el bien común, sin el deshonesto apoyo de la prensa, la banca o decadentes dirigentes políticos y asambleístas.

Superamos durísimas pruebas como el devastador terremoto del 2016. Ecuador era ejemplo de lo bueno, nuestras políticas económicas y sociales servían de referencia al mundo. Ahora somos ejemplo de todo lo malo, el país con más muertes per cápita por COVID-19. El virus no lo creó el Gobierno, la tragedia sí. Sin odio, pero con memoria, los responsables de la catástrofe nacional tendrán que responder ante la justicia y la historia.

Los jóvenes no conocían el viejo país. Hoy lo tienen de regreso, con el uso hasta de nuestros hospitales para la infame compra de conciencias, y sobreprecios incluso en las fundas de cadáveres.

El dolor es grande y el costo inmenso, pero saldremos adelante. Ya en el 2007 Ecuador surgió cual ave fénix de las cenizas en que lo dejó el neoliberalismo y su crisis de 1999. Aunque hoy la situación es mucho más dura, pero tenemos también como país mejores capacidades y, como personas, mayor experiencia.

Hay luz al final del túnel, con la unidad de los que llevamos a nuestra tierra sagrada en el centro del pecho. Bienvenidos todas y todos, aún aquellos que se dejaron convencer por una campaña de desprestigio jamás vista en nuestra historia. Desterremos el odio que nos inocularon para confundirnos, para dividirnos, y reemplacémoslo con infinito amor por la Patria.

Regresará el Ecuador de la alegría, de los colores, de los sabores, de los olores, el país más bello del planeta. Volverá el viejo tren de Alfaro a caminar y a convertirse en el mejor proyecto turístico del mundo. Retornarán las becas para nuestros hijos. Tendremos nuevamente empleo digno, seguridad para la inversión, apoyo a la economía popular y solidaria, como también para nuestros empresarios, artesanos, campesinos, pescadores. Los migrantes, servidores públicos, amas de casa, profesionales, estudiantes, jubilados, serán una vez más dignificados y respetados, así como nuestros indígenas, pueblos y nacionalidades ancestrales. Seremos de nuevo la capital de Sudamérica. Vendrá para quedarse la Patria Grande”.

Confirmado


Más notas sobre el tema