El Congreso de Costa Rica aprueba ley contra el acoso callejero

Tras años de discusión legislativa y de un incansable trabajo por parte de las organizaciones de mujeres, feministas, instituciones públicas y diputadas que han insistido en la urgencia de legislar sobre el acoso sexual callejero, este martes, la Asamblea Legislativa aprobó por unanimidad el proyecto de “Ley contra el acoso sexual callejero”.

La aprobación por el Congreso se da después del voto también unánime de la Sala Constitucional respecto a la solidez jurídica de la propuesta que fue aprobada con el voto de los 48 diputados y diputadas presentes en el Plenario.

La Ley contra el acoso sexual callejero para cumplir con las sanciones a estas conductas agrega tres delitos y una contravención al Código Penal y justifica que las mujeres jóvenes menores de 15 años y las niñas, han sido y son las más afectadas con este tipo de violencia, pero no las únicas.

La legisladora Nielsen Pérez (PAC) quien preside la Comisión de la Mujer, dijo que “es un paso fundamental en derechos humanos” que da nuestro país.

“Las 26 diputadas que conformamos este parlamento asumimos este compromiso como parte de nuestra agenda de proyectos priorizada, esfuerzo y compromiso en el que se sumaron compañeros legisladores. Damos hoy el mensaje de que este país considera inaceptable el acoso sexual y lo define como un delito” dijo la diputada Pérez.

Agregó que “se trata de un paso hacia la construcción de una nueva normalidad, en la cual se prioriza la seguridad, integridad y libertad de las personas, especialmente de las mujeres más jóvenes y niñas. Ellas han sido las principales víctimas de una conducta que nuestra sociedad ha aceptado como normal y cotidiana”, expresó la diputada Nielsen Pérez.

En la justificación se detalla que son actos que causan molestia, malestar, intimidación, humillación, inseguridad, miedo, ofensa y agresión de parte de una persona desconocida, en la mayoría de los casos, y tiene lugar en espacios públicos como calles, aceras, parques, plazas, terminales o paradas de transporte público, o espacios de acceso público, como trenes y buses, entre otros.

Para cumplir con el objetivo de sancionar estas conductas, el proyecto agrega tres tipos penales de delito al Código Penal, con una descripción de la conducta a sancionar; normas específicas sobre agravantes y penas accesorias.

También adiciona una sección en la parte de contravenciones, para agregar una única figura contravencional para las conductas de acoso sexual callejero menos gravosas, que serían sancionadas con pena de multa. Además, establece las obligaciones que tendría la Fuerza Pública de intervenir y de apoyar a las víctimas.

“Aprobar una ley que prohíba y sancione el acoso sexual callejero brinda herramientas al Estado, para que este pueda cumplir su rol de garante del derecho humano de las mujeres a una vida libre de violencia”, dijo la diputada Pérez.

El proyecto define que el acoso sexual callejero es una conducta con connotación sexual inaceptable, sin consentimiento ni aceptación de la persona a la que está dirigida, es decir, la víctima. Por estas razones celebramos haber saldado una deuda del país con todas las personas, en particular las mujeres– principales víctimas del acoso sexual callejero– que ahora podrán transitar libres y seguras en todos los espacios así como en los medios de transporte público sabiendo que una ley las protege de este tipo de delito.

Informático