El Papa Francisco propone una universidad de sentido y Latinoamérica unida

308

Scholas. Sin encuentro no hay sentido. Encontrar el sentido de la vida

Después de 20 años, Scholas quiere alcanzar el desafío de una educación que genera sentido, proponer una universidad distinta, que se queda con la vida. Dentro de la diversidad de los jóvenes, que se integre esta nueva universidad para alcanzar a ser una universidad-sentido. Entrevista con el presidente de Scholas, José María del Corral.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Recién se escucharon las palabras del Papa Francisco en su video Mensaje dedicado a los jóvenes de Scholas, con sus padres, sus profesores, pero también con la presencia de nueves primeras damas representando a América Latina. En su discurso recordó que la educación es escucha, es crear cultura y celebrar la vida. Y recalcó sobre la importancia de buscar la universidad del sentido.

Vatican News entrevistó al presidente de Scholas, José María del Corral, quien en primer lugar para resaltar la importancia de la participación de las primeras damas en este encuentro, para acompañar a los jóvenes en el cambio del mundo, cambiando la educación.

Desde que empezó a sentirse esta pandemia y puso al mundo en una emergencia sanitaria global, Scholas comenzó a reunirse virtualmente, primero con los chicos italianos, y éstos solicitaron que estuvieran en los encuentros los profesores y los padres de familia. Reuniones que, al principio sirvieron para descargar sentimientos negativos que los chicos sentían provocados por el encierro, por la cuarentena, pero poco a poco, los transformaron en sentimientos positivos. De pasar a sentir incertidumbre, nerviosismo o sensación de soledad, comenzaron a sentir alegría, esperanza y ganas de hacer algo por los demás.

En su Video Mensaje el Papa habló de cuando se fundó Scholas, que surgió de un momento de crisis. en este contexto resaltó la cultura del encuentro y tres conceptos de lo que significa educación para Francisco…La educación es escuchar, crear cultura, celebrar la vida. En cada encuentro, Scholas hace una cultura de encuentro, chicos de diferentes realidades juntos buscando soluciones a diferentes problemas, se sabe que después de esta pandemia no seremos más los mismos. Después de esta crisis, Vatican News le pregunta a José María del Corral, ¿cómo escribirá Scholas sus páginas, en el ámbito de la educación y de la cultura del encuentro? Es el momento, dijo Del Corral, de proponer una universidad distinta, una universidad-sentido.

Vatican News


El papa Francisco y la universidad del sentido

En medio de la crisis que afecta al mundo por la pandemia, en medio de la oscuridad provocada por los sucesivos focos de los ánimos bélicos y las guerras tecnológicas, cuando los más grandes economistas reconocen la abismal desigualdad entre los habitantes producida por la acromegalia capitalista y la extensión de la miseria, en medio de ese caos, un fuego que ilumina y un orden que como una flecha va dirigida al corazón de la cultura.

Frente a la realidad de las universidades que (de)forman a los jóvenes viejos de la cultura individualista el Papa habló. En una reunión virtual con invitados de todo el mundo, Francisco pronunció el discurso inaugural de una novedosa universidad: la del sentido. Y lo hizo en el marco de la fundación creada también por iniciativa pontificia llamada Scholas Ocurrentes.

Tres imágenes para una universidad

“La fundación de Scholas -dijo el Papa en su discurso inaugural el 5 de junio pasado- estuvo acompañada por tres imágenes que me guiaron: la escena de la película La Strada de Fellini (1954) (en la cual El loco habla con Gelsomina -angustiada por el sinsentido de su existencia ante la prisión de Zampanó- y le dice que en este mundo todo tiene un sentido y tras recoger algo del suelo agrega “hasta esta piedra lo tiene”); la imagen del “llamado” o la vocación de Mateo pintura de Caravaggio (1599-1601) (en la que Jesús ingresa a una taberna donde se encuentran reunidos cobradores de impuestos y señala y llama a Mateo); y la imagen de la novela El idiota de Dostoievski (en la que el genial escritor ruso narra la historia del príncipe Lev Nikoláievich Myshkin, de extraordinaria humildad, belleza y sencillez). De estas imágenes ejemplares toma “tres conceptos: el sentido, el llamado y la belleza” (como valor trascendental).

Crisis significa peligro y también oportunidad

Para el Pontífice, la “crisis significa ruptura, peligro, pero también oportunidad, apertura”. En momentos de crisis, nos invade el miedo, nos cerramos como individuos, nos vaciamos de “sentido, tapando el propio llamado, perdiendo la belleza”, aseveró. Esto es lo que pasa cuando uno atraviesa una crisis solo, sin reservas.

Scholas nació de una crisis, y salió a escuchar el corazón de los jóvenes, a cultivar la realidad nueva. Buscando una alternativa para responder a la crisis” dijo el Santo Padre.

Educar es escuchar, crear cultura, celebrar

“Y eso es educar. La educación escucha, o no educa. Si no escucha, no educa. La educación crea cultura, o no educa. La educación nos enseña a celebrar, o no educa”.

“Educar es ir escuchando, creando y celebrando la vida y es lo que Scholas Occurrentes ha hecho desde su fundación”.

“Armonizando el lenguaje del pensamiento con los sentimientos y las acciones… Es lo que continuamente les dije en nuestros encuentros: lenguaje de la cabeza, del corazón y de las manos, sincronizados. Cabeza, corazón y manos creciendo armónicamente”.

Scholas: la cultura del encuentro

“Así, he podido ver en esta fundación, profesores y alumnos japoneses bailando con colombianos. Jóvenes de Israel jugando con los de Palestina. Estudiantes de Haití pensando con los de Dubái. Niños de Mozambique pintando con los de Portugal, los he visto en los encuentros organizados por Scholas, vi -dijo el Papa- entre Oriente y Occidente, un olivo creando cultura del encuentro”.

“La cultura del encuentro -afirmó el Papa Francisco- reúne el sueño de los niños y los jóvenes con la experiencia de los adultos y los viejos. Este encuentro tiene que darse siempre, si no, no hay humanidad. Sin ese encuentro no hay raíces, no hay historia, no hay promesa, no hay crecimiento, no hay sueños, no hay profecía”.

Y Francisco concluyó: “Sigan adelante sembrando y cosechando, con la sonrisa, con el riesgo, pero todos juntos y siempre de la mano para superar cualquier crisis”.

¿Qué le dice la universidad del sentido a las otras universidades católicas?

Sería impertinente de nuestra crónica contestar a ese interrogante, pero sin dudas ha de surgir en la cabeza del lector, por lo que cabe preguntarse ¿no será que algo le está diciendo a las 1.865 universidades católicas que hay en todo el mundo? ¿En otras palabras, así como el Obispo de Roma habla de “una iglesia en salida”, de “la iglesia de frontera” es válido pensar lo propio de las universidades? ¿Acaso de profesores con olor a oveja? Su estructura y su misión ¿no deben ser icónicas a su verdad ontológica?

Infobae


El Papa Francisco inauguró la Universidad del Sentido”

Lo anunció hoy durante un encuentro mundial de jóvenes, docentes y padres. La gestión estará a cargo de la Pontificia Scholas Occurrentes.

“En esta nueva crisis que hoy enfrenta la humanidad, quiero celebrar que Scholas, como una comunidad que educa, como una intuición que crece, abra las puertas de la Universidad del Sentido”, fueron las palabras de Su Santidad en la sede virtual de la fundación. Durante el ciberencuentro en el Día Mundial del Medio Ambiente, participaron además nueve primeras damas de América Latina y el Caribe, que leyeron distintos pasajes de la encíclica papal Laudato Si’ sobre el cuidado de la casa común, el planeta Tierra.

Como uno más entre las miles de pantallas, así quiso participar el Papa Francisco el 5 de junio para celebrar en comunión la “Fiesta del Sentido”, un evento virtual organizado por la Fundación Pontificia Scholas Occurrentes, y que tuvo varios invitados especiales y anuncios significativos.

En este día especial, establecido como el Día Mundial del Medio Ambiente por la ONU, Su Santidad quiso estar presente junto a miles de jóvenes de 170 ciudades de distintas partes del mundo. El encuentro virtual de Scholas comenzó con un repaso por la memoria e hitos de esta fundación bajo el manto de una particular figura, la de Mnemósine, personificación de la memoria en la mitología griega, un repaso histórico que tuvo como punto de partida una crisis, la que impulsó la búsqueda de un cambio por una nueva educación. Este repaso estuvo guiado por sus dos directores mundiales, José María del Corral y Enrique Palmeyro.

Como hito fundacional se pudo ver y recordar a Lionel Messi y Gianluigi Buffon, deportistas de talla internacional que, por allá en el año 2013 en Ciudad del Vaticano, formaron parte de su lanzamiento; el repaso dio pie a otros hitos muy significativos a lo largo de estos años, los que han dado forma a lo que es hoy Scholas: el Encuentro de jóvenes israelíes y palestinos; el de jóvenes estadounidenses con sus homólogos cubanos; el mágico encuentro de San Antonio de los Cobres, en Argentina, y la transformación de su puente de muerte en vida, entre muchos otros. Además, se pudo recordar cómo poco a poco Scholas ha creado puentes y abierto puertas en toda la geografía mundial, con la apertura de sus 15 sedes regionales, en 190 países, entre las más recientes las de Mozambique, Haití, Estados Unidos, Japón, Chile, y ahora su sede virtual.

En este encuentro virtual participaron también primeras damas de América Latina y el Caribe, representantes de la Alianza de Cónyuges de Jefes de Estado y Representantes, ALMA, y de la Red de Acción de Cónyuges de Líderes del CARICOM, SCLAN, por sus siglas en inglés, quienes leyeron distintos pasajes de la encíclica Laudato Si’ del Papa Francisco por el cuidado de la Casa Común.

Fabiola Yáñez, de Argentina; Kim Simplis Barrow, de Belice; Michelle Bolsonaro, de Brasil; María Juliana Ruiz, de Colombia; Claudia Dobles Camargo, de Costa Rica; Rocío González de Moreno, de Ecuador; Ana García de Hernández, de Honduras; Yazmín Colón de Cortizo, de Panamá; y Silvana Abdo, de Paraguay, presentaron un video mostrando a los jóvenes de sus países cómo responder al llamado del Papa sobre el cuidado del medio ambiente a través de la Cultura del Encuentro.

Una educación que no escucha, no es educación

Durante el encuentro virtual el Papa Francisco se dirigió a la comunidad de Scholas: “La educación crea cultura, o no educa. Una educación que no escucha, no educa. La educación nos enseña a celebrar, o no educa. Cualquiera me puede decir: «¿cómo?, ¿educar no es saber cosas?»… Eso es saber, pero educar es escuchar, crear cultura, celebrar. Y de ese modo fue creciendo Scholas. Ni siquiera estos dos locos, los «padres fundadores» les podemos decir riéndonos, imaginaban que aquella experiencia educativa en la Diócesis de Buenos Aires, luego de 20 años, crecería como una nueva cultura“

Así mismo, remarcó su mensaje de los tres lenguajes: “Lenguaje de la cabeza, del corazón y de las manos, sincronizados. Cabeza, corazón y manos creciendo armónicamente. Yo vi en Scholas profesores y alumnos japoneses bailando con colombianos; ¿es imposible? ¡Yo lo vi! Vi a jóvenes de Israel jugando con los de Palestina. ¡Los vi! A Los estudiantes de Haití pensando con los de Dubai. A Los niños de Mozambique pintando con los de Portugal. Vi entre Oriente y Occidente un olivo creando cultura del encuentro”.

Y continuó su mensaje: “Por eso, en esta nueva crisis que hoy enfrenta la humanidad, donde la cultura demostró haber perdido su vitalidad, quiero celebrar que Scholas, como una comunidad que educa, como una intuición que crece, abra las puertas de la Universidad del Sentido, porque educar es buscar el sentido de las cosas. Reuniendo el sueño de los niños y los jóvenes con la experiencia de los adultos y los viejos, ese encuentro tiene que darse siempre, si no, no hay humanidad, porque no hay raíces, no hay historia, no hay promesa, no hay crecimiento, no hay sueños, no hay profecía”.

Antes de las palabras del Santo Padre, como fue en el origen, un mensaje interreligioso por el Día Mundial del Medio Ambiente, estuvo a cargo del Imán Abdel Naby Elhefnawy, del Centro Islámico de la República de Argentina; el Gran Rabino de Jerusalén, Rabbi Shlomo Amar, y el Cardenal Carlos Aguiar Retes, de México.

También acompañaron a los jóvenes figuras del deporte, el arte y las ciencias, como también líderes sociales y referentes de diversas comunidades religiosas.

Schoolas


Más notas sobre el tema