México | Estudiantes de la UNAM iniciaron movimiento para exigir la entrega de títulos

UNAM reprobada en titulación durante la pandemia

La pandemia por coronavirus ha sido el periodo de prueba más difícil para los egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que están en proceso de titulación.

Durante cuatro meses, los trámites de la Dirección General de Administración Escolar (DGAE) de la universidad han estado suspendidos debido a la contingencia sanitaria, lo que ha impedido a cientos de graduados obtener su título.

Aunque la UNAM anunció ayer por la tarde la reactivación de sus trámites de titulación y graduación, así como los correspondientes para presentar exámenes profesionales y de grado a partir del 3 de agosto, ya es demasiado tarde en algunos casos.

La falta de un título ha traído al menos cuatro graves consecuencias a quienes buscan continuar sus estudios, explican integrantes del movimiento estudiantil #MeQuieroTitularUNAM, que nació hace unos días y abandera esta causa

Les impide comenzar un posgrado en el extranjero; acceder a una beca o a un préstamo; beneficiarse de una beca nacional, e iniciar o mantenerse en un posgrado en el país.

Actualmente, la falta de este documento también pone en riesgo el futuro académico de egresados aceptados en maestrías o doctorados en universidades de Alemania, Bélgica, Malasia, Francia, Canadá, China, EUA, Inglaterra, Finlandia, Israel, Costa Rica, Países Bajos y Suiza, cuyo lugar está condicionado a la obtención del título.

De igual forma, hay graduados que han perdido oportunidades de empleo por carecer de este diploma.

“Es grato para nosotros saber que hay un comunicado estableciendo una fecha, pero desafortunadamente no indica ningún procedimiento claro, salvo enviar un correo a nuestras facultades.

“Nos da esperanza, pero la situación puede cambiar del 28 de julio al lunes 3 de agosto, como ha ocurrido en diversos comunicados de la UNAM”, menciona Agueda de la Vega Díaz, vocera de #MeQuieroTitularUNAM y quien fue becada por la Universidad de Tel Aviv para continuar sus estudios.

Ayer, la universidad publicó dos boletines. En uno decía que los trámites se reactivarían en aquellos estados donde el semáforo por coronavirus estuviera en amarillo, aunque resultaba confuso porque también se mencionaba a lo largo del texto que sería en las entidades donde el semáforo estuviera en color anaranjado.

Sin embargo, a los pocos minutos la UNAM envió otro comunicado, pidió anular el primero y no hizo ninguna referencia al semáforo epidemiológico.

“También habría que aclarar que los trámites de becas de Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) y préstamo FUNED ya terminaron. O sea, no pudimos aplicar este año y las consecuencias son irreversibles”, agrega.

Nuevo movimiento estudiantil en la UNAM

Ante la falta de una solución de las autoridades universitarias para que los alumnos puedan obtener su título, egresados afectados lanzaron este fin de semana en redes sociales el movimiento #MeQuieroTitularUNAM, que tan solo en su página de Facebook “Titulación UNAM 2020” ya tiene más de mil miembros.

El grupo que surgió hace unos días como una respuesta a la suspensión de trámites administrativos en la UNAM, busca recabar información sobre las afectaciones derivadas para exigir a la institución que continúe con los procesos.

Entre sus primeras acciones redactaron una carta abierta dirigida a las autoridades universitarias encabezadas por el rector Enrique Graue Wiechers, donde exponen los problemas de titulación derivados de la pandemia de COVID-19 y exigen respuestas.

La misiva fue compartida en redes sociales el pasado lunes 27 de julio y hasta ayer llevaba más de 400 firmas de alumnos en esta situación; de acuerdo con integrantes del movimiento, se prevé que sea entregada la próxima semana de manera oficial a la UNAM.

“El objetivo de esta comunicación no es tocar casos particulares, sino obtener respuestas administrativas para seguir adelante con trámites que llevan meses retrasados y que nos ponen en una situación de vulnerabilidad ante un sistema que brinda poca o nula seguridad social a las y los jóvenes, ya sea en el mercado laboral, la situación judicial, económica o la formación académica”, se lee.

Jorge Mendoza, egresado de la Facultad de Derecho y también miembro del movimiento, explica que al tener suspendidos los trámites de titulación, la universidad vulnera ciertos derechos como el de acceso a la información y el de acceso al trabajo.

Aunque entienden el contexto de la pandemia, no es comprensible que la UNAM, siendo una de las universidades líderes en Latinoamérica, tenga una estructura tan compleja que no pueda brindar soluciones a sus estudiantes que están atorados en este proceso, dice Carlos Hernández, quien está en riesgo de perder una beca en el Tecnológico de Monterrey para continuar sus estudios de ingeniería.

Los universitarios aseguran que los coordinadores de las facultades y sus profesores hacen todo lo posible por ayudarlos, pero no es suficiente para obtener sus papeles.

“Es muy frustrante el toparse con paredes en todas partes en la administración de la UNAM, los profesores nos quieren ayudar, hacen lo posible, pero te dicen, es que no se puede por DGAE, pero hagamos la revisión por fuera para que ya estés en esa parte”, cuenta Andrés Ordorica Fernández, egresado de la Facultad de Química, quien también ve tambalear su posgrado en Estados Unidos

Reporte Indigo