Colombia: nueva protesta contra las violaciones de militares a niñas indígenas y los asesinatos de líderes sociales

La ciudadanía se volcó nuevamente a las calles y esta vez cerca de 300 personas llegaron al Cantón Norte, en Bogotá, para rechazar la violación de la menor.

“La violación de la niña embera, ¡la denunciamos, la denunciamos! Denunciamos al Ejército violador, ¡lo denunciamos, lo denunciamos! Exigimos los derechos de las mujeres, ¡lo exigimos, lo exigimos!”, gritaban los manifestantes que alzaban antorchas y pancartas.

La manifestación fue convocada un día después de que al menos cien personas se plantaran en ese mismo lugar, la principal unidad militar de la capital, para rechazar la violación de la menor de 11 años del pueblo embera-chamí, abusada sexualmente hace diez días en el departamento de Risaralda.

“El pueblo apoya a los rebeldes”, “Los verdaderos héroes no son violadores ni asesinos” o “La Policía no nos cuida, nos cuida la primera línea”, decían en referencia a un grupo de los propios manifestantes algunos de los mensajes escritos en carteles con los que el grupo avanzó por la Autopista Norte de la capital.

Estas movilizaciones ocurren en momentos en que la conducta de miembros del Ejército es cuestionada por denuncias de abuso sexual, asesinato de civiles, espionaje y corrupción, por lo que diferentes sectores piden a la justicia que el caso de la niña no quede en la impunidad.

“Levantamos nuestra voz en contra del terrorismo de Estado y de las fuerzas represivas, violadoras y asesinas #ElEncierroNOmeCalla”, manifestó el movimiento político y social Congreso de los Pueblos.

También tenían otros motivos…
Aunque la movilización fue convocada para condenar el caso de abuso sexual contra la menor indígena, a la misma se sumaron colectivos de transportistas, empleados del sector turismo y otros afectados por la parálisis de la actividad económica causada por la pandemia de coronavirus.

A la manifestación de juntaron también pequeños grupos que protestaban por motivos tan distintos como la llegada a Colombia de asesores militares de Estados Unidos para lucha contra el narcotráfico o contra el asesinato del afroamericano George Floyd.

Otros se expresaron en contra del asesinato de líderes sociales que ascienden a 150 en lo corrido de este año, según cifras del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

“Alto a la guerra contra el pueblo. Revolución, nada menos”, se leía en otra pancarta que alzaba un grupo de jóvenes, mientras gritaban que lo que se vive en Colombia no es una democracia.

A la protesta también se sumaron colectivos y organizaciones indignados por la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus que ha dejado millones de personas sin empleo desde que inició la emergencia sanitaria a mediados de marzo.

Este martes el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) informó que el desempleo en Colombia alcanzó en mayo un récord del 21,4 % como consecuencia del parón económico causado por la pandemia de COVID-19, resultado que supone la pérdida de 4,9 millones de puestos de trabajo.

Aunque muchos de los protestantes ignoraron las medidas sanitarias recomendadas para evitar posibles contagios de coronavirus, como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico, la manifestación transcurrió de manera pacífica.

Pulzo


Con antorchas en mano, manifestantes bloquearon la autopista Norte en Bogotá

Sindicatos de trabajadores, grupos sociales y estudiantes se movilizaron por la autopista Norte para protestar por las diferentes problemáticas que está afrontando el país durante la cuarentena, entre las que se encuentran la violación de una adolescente indígena por siete militares y la falta de condiciones laborales.

En la marcha también se escuchó el reclamo de habitantes del barrio Altos de la Estancia, de la localidad de Ciudad Bolívar, en donde se han realizado varios desalojos por parte del Distrito.

En las últimas horas de ayer se han presentado movilizaciones en la autopista Norte con un aforo de cerca de 450 personas, convocadas por sindicatos de trabajadores, representantes de distintos grupos sociales y estudiantes, para protestar por las difíciles condiciones que enfrentan durante la cuarentena por el Coronavirus.

Según los manifestantes, los recientes casos de abuso sexual cometidos por integrantes de las Fuerzas Armadas y el pedido para que haya matrícula cero en las Universidades fueron objeto de esta movilización. En la marcha también se escuchó el reclamo de habitantes del barrio Altos de la Estancia, de la localidad de Ciudad Bolívar, en donde se han realizado varios desalojos por parte del Distrito.

La manifestación, denominada por los protestantes como la “marcha de las antorchas”, se llevó a cabo en la autopista norte, a la altura de la calle 82, en la Estación Héroes. Cerca de las 7:55 de la noche, los manifestantes se desplazaron por la carrera 11 con calle 92, acompañados por gestores de Diálogo Social y de Convivencia y la Personería de Bogotá.

Estas movilizaciones se suman a otras que se han venido desarrollando en la ciudad. Precisamente, el pasado 15 de junio, cerca de 200 personas que se movilizaban por la carrera 7 con calle 28 al sur protagonizaron enfrentamientos con la fuerza disponible y hechos de vandalismo.

A su vez, este 29 de junio decenas de mujeres acudieron a la base militar Cantón Norte, para protestar por la violación de una adolescente indígena por parte de siete soldados colombianos.

*Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus.
Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.

El Espectador


Fiscalía investiga 49 casos de violencia sexual contra menores indígenas

La Fiscalía dio explicaciones sobre la investigación que llevan hace 10 meses por el nuevo caso de acceso carnal contra una menor de edad de la comunidad nukak makú, en Guaviare, en el que estarían involucrados, al parecer, un sargento, un cabo y seis soldados del Ejército.

“Un fiscal de la seccional Guaviare conoció el 19 de septiembre del 2019, por información del personal del hospital de San José, sobre el ingreso de una menor indígena de la comunidad nukak makú quien relató haber sido víctima de agresión sexual el 8 de septiembre del 2019 por soldados que prestan su servicio militar obligatorio en la vereda el Charras del mismo municipio”, dijo la vicefiscal Martha Mancera.

Además, explicó que la estrategia investigativa del fiscal del caso se basa en la recolección de más de 20 actividades de policía judicial para tomar próximas decisiones.

“Más de 20 actividades entre las que se cuenta con la información de la comunidad indígena, para lo cual se ha usado un intérprete permitiendo conocer el contexto en el que ocurrieron los hechos. Se continúan con las actividades investigativas que permitirán tomar la decisión que en derecho corresponda”, puntualizó Mancera.

Sin embargo, este caso, y el que se conoció la semana pasada de la violación a la menor de 13 años miembro de la comunidad indígena embera, no son los únicos.

La vicefiscal aseguró que la entidad lleva 9 investigaciones sobre menores de edad miembros de comunidades indígenas víctimas de violencia sexual y otros 40 casos en juicio.

Blu Radio


VOLVER