OMS pide atender a indígenas de la región y la CIDH otorga medidas cautelares a yanomamis en Brasil

OMS pide atención especial para los indígenas ante la Covid-19

El director general de la Organización Mundial de la Salud, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, expresó la preocupación del ente que dirige acerca de cómo afecta la actual pandemia a los pueblos indígenas en todo el mundo, particularmente, en el continente americano.

En la conferencia de prensa habitual correspondiente a este lunes, Tedros manifestó que “los pueblos indígenas suelen tener una elevada carga de pobreza, desempleo, malnutrición y enfermedades transmisibles y no transmisibles, lo que los hace más vulnerables a la Covid-19 y a sus graves consecuencias”.

“Si bien Covid-19 es un riesgo para todos los pueblos indígenas del mundo, la OMS está profundamente preocupada por los efectos del virus en los pueblos indígenas de América, que sigue siendo el actual epicentro de la pandemia”, recalcó.

Según cifras oficiales de la OMS, hasta el pasado 6 de julio se habían reportado más de 70.000 integrantes de pueblos originarios positivos a la Covid-19 en el mundo, de los cuales unos 2.000 perdieron la vida.

Por otra parte, Ghebreyesus insistió en la importancia de cortar las cadenas de contacto para evitar la propagación del virus.

“Como hemos dicho muchas veces, las llamadas medidas de bloqueo pueden ayudar a reducir la transmisión, pero no pueden detenerla completamente. El rastreo de contactos es esencial para encontrar y aislar los casos e identificar y poner en cuarentena a sus contactos”, expresó Tedros.

“Las aplicaciones móviles pueden apoyar el rastreo de contactos, pero nada reemplaza a las botas en el terreno: trabajadores entrenados yendo de puerta en puerta para encontrar casos y contactos, y romper las cadenas de transmisión”, agregó.

El especialista recordó que la epidemia de ébola en la República Democrática del Congo, puedo ser controlada “contra todo pronóstico”, en gran parte porque el Gobierno, la OMS y los asociados invirtieron mucho en la localización de contactos, aislando los casos sospechosos y tratando a los que se enfermaron.

“El ébola y la Covid-19 son virus diferentes pero el principio es el mismo. No importa cuán mala sea la situación, siempre hay esperanza”, concluyó.

TeleSur


La CIDH otorga medidas cautelares a indígenas yanomamis en Brasil

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares de protección a favor de los indígenas yanomamis y ye’kwana por el riesgo de la pandemia del coronavirus en Brasil, el segundo país del mundo con más muertos.

La CIDH informó este lunes 20 de julio del 20202 que ambos pueblos, que viven en zonas fronterizas entre Brasil y Venezuela, están en “una situación especial de riesgo ante la pandemia de covid-19, considerando su particular susceptibilidad a enfermedades respiratorias y el rápido crecimiento de contagios en su territorio”.

Las medidas cautelares fueron otorgadas el pasado 17 de julio tras una solicitud presentada por la Asociación Hutukara Yanomami y el Consejo Nacional de Derechos Humanos, una entidad integrada por representantes del gobierno de Brasil y de la sociedad civil.

La CIDH destacó que tomó en cuenta “el riesgo diferenciado” que tienen los pueblos indígenas ante la pandemia por su particular vulnerabilidad inmunológica, principalmente los pueblos de contacto reciente o en aislamiento voluntario y por el estado crítico del sistema de salud destinado a atender a la población beneficiaria.

Además este ente autónomo de la Organización de los Países Americanos (OEA) señaló como factor de riesgo la presencia de terceros no autorizados en su territorio.

Los indígenas yanomamis sufren la ocupación de su territorio por unos 20 000 mineros ilegales o “garimpeiros”. Este territorio de 96 000 km2, en plena selva amazónica, ha sido invadido durante décadas por mineros ilegales.

A principios de julio, un tribunal de segunda instancia brasileño ordenó al gobierno de Jair Bolsonaro desalojar a los mineros ilegales debido a la “vulnerabilidad social e inmunológica” de los indígenas.

La CIDH señaló “la presencia ilegal de cerca de 20 000 mineros en el territorio” y dijo que esto fomenta el flujo del virus desde las comunidades urbanas.

También alertó sobre los “actos de violencia de los mineros contra la población indígena, principalmente contra sus líderes”.

El lunes 20 de julio, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) instó a las autoridades de salud a “redoblar esfuerzos para prevenir el avance de la infección” entre las comunidades indígenas.

Según la OPS, Brasil -que tiene más de 80 000 fallecidos por el coronavirus- reportó 7 946 casos confirmados y 177 muertes entre los pueblos indígenas en todo el país.

En Venezuela, la OPS recibió notificación de 152 casos y un fallecimiento entre los pueblos indígenas, frente a un total nacional de 112 muertes, según cifras que son cuestionadas por la oposición y organizaciones como Human Rights Watch.

El Comercio


Mais de 500 indígenas já morreram de Covid-19 no Brasil

Mais de 500 indígenas já morreram em decorrência da doença no País. O Estado do Amazonas concentra 35% dessas mortes e 131 povos já foram afetados pela doença, sendo a etnia Kokama a mais atingida pelo vírus, informa Daniel Biasetto para o Indios.org.

Um levantamento da Articulação dos Povos Indígenas do Brasil (Apib) calcula que, em média, quatros mortes de indígenas ocorrem diariamente por causa da Covid-19. Seguindo o Amazonas, que registra 178 mortes, estão Pará (83), Roraima (47), Maranhão (50), Mato Grosso (48) e Acre (20). A entidade estima que quase 15 mil indígenas já foram infectados pelo vírus.

Com o avanço do novo coronavírus nos Territórios Indígenas (TIs), foi preciso elaborar um plano de enfrentamento (Emergência Indígena) para lidar com a ausência do poder público nesses lugares. De acordo com a coordenadora da Apib, Sônia Guajajara, o governo federal apresentou ações insuficientes para os povos indígenas.

Por isso mesmo, o ministro do Supremo Tribunal Federal (STF) Luís Roberto Barroso determinou ao governo a adoção de medidas que protejam os povos indígenas. Segundo o ministro:

“Na atual situação, em que há uma pandemia em curso, os povos em isolamento e de contato recente são os mais expostos ao risco de contágio e de extinção. Isso ocorre em razão das condições de vulnerabilidade imunológica e sociocultural”.

Na mesma semana da decisão de Barroso, o presidente Jair Bolsonaro sancionou com vetos a Lei nº 14.021, que determina medidas de proteção a povos indígenas durante a pandemia de Covid-19. A lei considera povos indígenas, comunidades quilombolas, pescadores e demais povos tradicionais como “grupos em situação de extrema vulnerabilidade” e de alto risco para emergências de saúde pública.

Pela lei, o governo federal tem a obrigação de viabilizar o acesso a testes para a detecção da doença e enviar medicamentos às populações vulneráveis, bem como contratar profissionais da saúde e construir hospitais de campanha em municípios próximos a aldeias e comunidades com alto nível de contaminação.

Entretanto, os vetos presidenciais incidem sobre aspectos essenciais para a sobrevivência desses povos em vulnerabilidade, como garantia de fornecimento de água potável nas aldeias, materiais de higiene e leitos hospitalares e a obrigação de o governo liberar verba emergencial para a saúde indígena e facilitar o acesso de indígenas e quilombolas ao auxílio emergencial.

Por causa disso, o senador Fabiano Contarato (Rede-ES) fez uma denúncia ao Alto Comissariado de Direitos Humanos da ONU (Organização das Nações Unidas) contra Bolsonaro por descaso na proteção dos povos indígenas, informa o Poder 360.

Dia a Dia Online


VOLVER