El gobierno argentino anunció la reestructuración del 99% de la deuda externa

392

El canje tuvo una adhesión del 93,5% y por la aplicación de las CAC se reestructuró el 99% de la deuda

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciaron este lunes por la tarde el resultado del canje de la deuda con los acreedores privados bajo legislación extranjera opr USD66.238 millones. La oferta consensuada con los bonistas liderados por BlackRock tuvo una adhesión del 93,5% y, producto de la aplicación de las cláusulas de acción colectiva (CAC) se reestructuró el 99% de los títulos en juego.

“La oferta tuvo una aceptación masiva de parte de nuestros acreedores, furto del proceso de diálogo que se estableció en los pasados meses, y lo que hoy tenemos es que el 99% de la deuda pública bajo legislación extranjera ha quedado reestructurada”, precisó Guzmán. Y agregó: “Esto se condice con una adhesión al canje del 93,5%, que por obra de las CAC eleva el porcentaje reestructurado al 99%”.

El 1% restante corresponde a acreedores que quedaron fuera del canje. Ocurre que, según información del mercado, en una o dos series de los bonos Par emitidas en el canje de 2010 el Gobierno no alcanzó el 66% de aceptación que imponen las CAC para forzar a todos los tenedores a ingresar a la operación. El principal foco está en la serie en euros. Como contó BAE Negocios, estas series pequeñas eran las peleadas. Así, los holdouts tienen en sus manos alrededor de USD600 millones.

El canje cerró el viernes pasado pero la liquidación del mismo, es decir, la conversión propiamente dicha de los títulos se realizará este viernes 4 de septiembre. Ese día, el país saldrá formalmente del default. El próximo lunes los nuevo títulos ya cotizarán en el mercado.

El anuncio, que implicó la consumación de una de las primeras grandes prioridades del Ejecutivo, se realizó en el Museo del Bicentenario, contiguo a la Casa Rosada, en un acto que contó con la participación de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, la mayoría de los gobernadores y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y otros legisladores.

El mensaje oficial tuvo un tono refundacional con el foco puesto en la “reconstrucción” de la economía. La agenda pospandemia y la negociación en curso con el Fondo Monetario internacional (FMI) fueron ejes de los discursos de Fernández y Guzmán, los únicos oradores. Además del resultado, el ministro informó que el proyecto de Presupuesto 2021, que el Ejecutivo enviará al Congreso el 15 de septiembre, proyectará un déficit fiscal primario del 4,5% para el año próximo, y que el acuerdo que se alcance con el FMI será tratado en el Parlamento.

Guzmán destacó que, junto al canje de deuda en dólares bajo ley local, cuyo período de aceptación temprana cierra este martes, el alivio en los pagos de deuda para la próxima década será de USD37.700 millones respecto del perfil de vencimientos actual. En los primeros cinco años, la reducción será de USD42.500 millones. Además, puntualizó que la tasa de interés promedio bajará del 7% al 3,07%.

“Si Argentina hubiera tenido que afrontar esa carga de deuda, habría sido devastador para cualquier proceso de desarrollo. Impicaba más ajuste en un momento de recesión, que era el camino que se había seguido en los dos años previos”, resaltó.

El funcionario agregó que el canje fue fundamental tanto para generarle “alivio al sector público” como para permitir una mayor estabilidad cambiaria y para que las empresas privadas puedan tener acceso a un mejor financiamiento.

“Celebremos”, enfatizó a su turno Fernández y aseguró: “Ahora podemos pensar otra Argentina, en cómo recontruirse”. “Hoy despejamos un obstáculo que nos impedía pensar en esto. En breve espero que superemos el obstáculo de la deuda con el FMI”, remarcó en referencia a la agenda pospandemia que el Gobierno buscará instalar a partir de ahora.

El Presidente agradeció a por la colaboración en el proceso de negociación con los bonistas al Papa Francisco; a los mandatarios de México (Andrés Manuel López Obrador), de Italia (Giuseppe Conte), de España (Pedro Sánchez), de Francia (Emmanuel Macron) y de Alemania (Angela Merkel), a los gobernadores, al Congreso y a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

Además, cuestionó el proceso de endeudamiento y el ajuste impulsado por el gobierno de Cambiemos. Tanto Fernández como Guzmán llamaron a un “nunca más a los ciclos de endeudamiento insostenible”.

En ese sentido, el Presidente dijo que construir “un país sostenible” va más allá de la deuda, sin que implica un hacer que “todos encuentren un lugar para tener un trabajo y alimentar a sus familias”.

La Ley de Presupuesto 2021

Por otra parte, Guzmán anunció que el 15 de septiembre enviará al Congreso el proyecto de ley de Presupuesto para 2021, que mostrará “el rol decisivo que el Estado tendrá en la recuperación de la economía” en el contexto de recesión que se vive. “Mostrará el marco fiscal y financiero sobre el cual se asentarán las políticas públicas en pos de la recuperación”, afirmó.

“La idea es generar políticas públicas en pos de ir generando capacidad de crecimiento de las exportaciones que es necesaria para ir generando las divisas que le permiten a la economía doméstica poder sostener su crecimiento”, agregó el funcionario.

Además, adelantó que el déficit fiscal primario que proyectará el Presupuesto será del 4,5% del PBI y explicó que “será lo suficientemente grande como para tener la capacidad de impulsar la economía pero también lo suficientemente contenido en función de la capacidad de financiación que tenemos”.

Se trata de un porcentaje elevado, pero significativamente menor al cerca de 8% que prevé para este año producto de la coronacrisis. Además, constituye una señal de cara a la negociación con el Fondo, que presionará por recorte mayor.

La negociación con el FMI

Por otra parte, Guzmán recordó que el Gobierno inició la semana pasada las negociaciones formales con el FMI y señaló que el préstamo que Macri tomó “no generó ningún shock de confianza positivo”, por lo que “hoy no hay cómo pagarlo”. “Buscamos tener un nuevo acuerdo que nos dé el financiamiento para justamente poder pagarle al mismo Fondo”, apuntó.

BAE Negocios


Alberto Fernández: “Pudimos hacer la restructuración de la deuda en medio de esta pandemia”

El presidente Alberto Fernández confirmó que el domingo culminó el proceso de canje de deuda que propuso el gobierno a sus acreedores externos, cuyos detalles empezó a dar de inmediato el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Los detalles del canje se brindaban esta tarde en una presentación realizada en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno, con la asistencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, gobernadores y representantes parlamentarios.

Por su parte,el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció que el canje de deuda alcanzó un nivel de adhesión de 93,5%, lo que se eleva al 99,9% del total de los bonos elegibles por la clausulas de acción colectivas.

Esto significará un alivio de US$ 37.700 millones en la próxima década y una reducción de la tasa de intereses del 7% al 3,07%, detalló el ministro .

Guzmán tambiénanticipo que el proyecto de Ley de Presupuesto que será enviado al Congreso en las próximas semanas “establecerá que el déficit fiscal del año próximo rondará el 4,5% del PBI”.

Tiempo Argentino


Cuánto se ahorra Argentina con la reestructuración de la deuda

Producto del acuerdo con sus acreedores privados para reestructurar la deuda en dólares, la Argentina tendrá un alivio de la deuda en la próxima década de u$s37.700 millones, resaltó este lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán, al anunciar esta tarde que el canje logró una adhesión del 93,55%, pero por las cláusulas de acción colectiva el porcentaje llega al 99%.

Guzmán indicó que tras esta reestructuración “el país tiene una posición más sólida y sana que la que tenía en diciembre de 2019”.

En su exposición, el Ministro de Economía precisó que la renegociación permitirá un ahorro de u$s37.700 millones de dólares y bajar la tasa de interés del 7% al 3,07%, “permitiéndonos además tener un alivio mayor en los primeros 5 a 10 años, lo que nos da un horizonte financiero diferente para implementar políticas públicas en pos de recuperar la economía y establecerla en un sendero de desarrollo inclusivo y sostenido”.

“El 10 de diciembre, cuando asumimos, nos pusimos como objetivo tranquilizar a la economía argentina y poder instaurar condiciones para el crecimiento y poner al país de pie”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda.

Afirmó que “la situación era crítica, porque desde 2016 se inició un período de endeudamiento y el país terminó atrapado en una crisis profunda de deuda”.

“Era indispensable quitarse esa carga y por eso desde el día uno iniciamos un proceso de reestructurar para generar condiciones para los demás objetivos del desarrollo”, aseguró.

Dijo que la Argentina estaba en “default virtual. Fuimos de la mano con el Congreso y agradecemos el rol importante que tuvo para llegar a un resultado positivo y en la idea de tener un acuerdo que respetase la idea de sostenibilidad de la deuda”.

El acto, que se desarrolló en la Casa del Bicentenario, fue encabezado por el presidente Alberto Fernández. También participaron del encuentro la vicepresidenta Cristina Kirchner, gobernadores y legisladores.

Ámbito


VOLVER
Más notas sobre el tema