Argentina | Hugo Sigman, dueño de la empresa que la producirá: “Latinoamérica va a tener la vacuna en el mismo momento que EEUU y Europa”

268

Sigman: “Latinoamérica va a tener la vacuna en el mismo momento que Estados Unidos y Europa”

El dueño del Grupo Insud, Hugo Sigman, al que pertenece la empresa mAbxience que producirá el principio activo de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford y del laboratorio AstraZeneca en Argentina.“Latinoamérica va a tener la vacuna en el mismo momento que Estados Unidos y Europa, a diferencia de lo que pasó con la gripe A y otras pandemias en las que Argentina y otros países en vías de desarrollo recibieron las vacunas después que los países centrales”, sostuvo Sigman en declaraciones radiales.

En este sentido, remarcó que “es un esfuerzo económico, empresarial e industrial que vale la pena si somos capaces de que esto se haga realidad”.

El dueño del Grupo Insud, que también está conformado por la empresa Inmunova que se encuentra al frente de la producción de suero de equinos para el tratamiento de personas con Covid-19 que se está probando en un ensayo clínico, señaló que “el pedido de AstraZeneca fue que hagamos la producción a riesgo”.

Esto es porque la vacuna desarrollada por científicos de la Universidad de Oxford, cuyo producto y patentamiento corresponde a AstraZeneca, si bien ha tenido resultados exitosos en las fases 1 y 2 de la investigación clínica, aún no ha terminado la fase 3 por lo que todavía no está aprobada.

“Esto significa que el consorcio que hemos conformado con la Fundación Slim, que asume el mayor riesgo económico, pero también nosotros y el laboratorio Liomont se compromete a que si la vacuna se aprueba ya tendremos listas las dosis, y si no, las destruiremos”, añadió.

Consultado sobre el rol del gobierno británico en el acuerdo, Sigman aseguró que “ningún gobierno jugó ningún papel, fue una negociación entre privados. AstraZeneca se contactó con nosotros hace varios meses, con la Fundación Carlos Slim y con el laboratorio mexicano Liomont y nos pidió a nosotros que fabriquemos el principio activo”, detalló.

Sobre la elección de Argentina y de la empresa mAbxience por parte de AstraZeneca, señaló que fue porque “tenemos experiencia y sobre todo las instalaciones necesarias” y destacó que “esto no hubiera sido posible sin la calidad y el nivel de nuestros científicos”

En febrero de este año la compañía había inaugurado una planta en la localidad de Garín, en el partido bonaerense de Escobar, para aumentar su producción de anticuerpos monoclonales que se utilizan para diversos tratamientos, sobre todo en cáncer.

Como la vacuna diseñada por Oxford trabaja con “virus vivo”, Sigman explicó que “no puede producirse con otros productos, por lo que tuvimos que suspender todas las elaboraciones en esa planta y vamos sólo a trabajar con la vacuna para contribuir a que esté lista en caso de que se apruebe”.

Finalmente, consideró que Sarah Gilber, quien lidera el grupo de investigación de la Universidad de Oxford que desarrolló la vacuna, podría ser una “posible candidata” al premio Nobel porque “es una persona que ha contribuido desde hace muchos años a la ciencia en el mundo”.

Mediante este acuerdo con AstraZeneca, mAbxience se comprometió a elaborar un mínimo de 150 millones y un máximo de 250 millones de dosis que se distribuirán en toda América Latina, a excepción de Brasil que tiene un convenio particular con la compañía AstraZeneca.

En Argentina se elaborará el principio activo de la vacuna que será enviado al laboratorio mexicano donde se completará el proceso de formulación y acabado del producto.

Tiempo Argentino


AZ, un gigante de la industria farmacéutica

Por Pablo Amalfitano

El presidente Alberto Fernández anunció el miércoles que . Esta misión estará a cargo de distintos protagonistas de relevancia en el ámbito farmacéutico, tanto nacional como internacional. La tarea se realizará en conjunto con la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca, y se conecta con Argentina a través de mAbxience, perteneciente al empresario Hugo Sigman. El laboratorio internacional AstraZeneca va a desarrollar la vacuna, mientras que

La compañía sueco-inglesa AstraZeneca (AZ) se especializa en la producción de drogas oncológicas y otras patologías. Resultante de la fusión de la compañía sueca Astra AB y de la británica Zeneca Group PLC en 1999, AZ es una de las compañías farmacéuticas líderes en el mundo que se dedica a elaborar productos cardiológicos, gastrointestinales, oncológicos, neurológicos y psiquiátricos, respiratorios y para enfermedades infecciosas.

Según su último reporte financiero, AZ registró un crecimiento del 14% en ventas en el primer semestre de 2020, cuando facturó unos US$ 12.600 millones, mientras que en 2019 tuvo ingresos a nivel global por US$ 24.400 millones, un 10,38% más que en 2018.

En mayo del año pasado, el laboratorio invirtió US$ 80 millones para para crear un hub de innovación en América latina en la localidad bonaerense de Haedo, donde la Argentina asumió el liderazgo del resto de los laboratorios de la región para AZ.

Allí trabajan más de 400 personas y se realizará la producción del principio activo de la vacuna que, según se informó oficialmente, está en fase 3 de desarrollo y que una vez que hayan concluido los ensayos clínicos en Inglaterra se enviará para su empaque y distribución en México.

En septiembre de 2010 AZ adquirió el porfolio de productos de Laboratorios Rontag, una empresa con más de 60 años de trayectoria en la Argentina, dando comienzo a la comercialización de productos genéricos con marca, según informó AZ en su página web.

El portfolio actual de AZ está dividido en tres líneas terapéuticas: Neurociencias (Neurología y Psiquiatría), Salud Femenina (Ginecología, Obstetricia y Endocrinología) y General (Reumatología, otorrinolaringología y Clínica Médica).

Según la revista médica The Lancet , la vacuna desarrollada por científicos de Oxford y el laboratorio AstraZeneca se presenta como segura para el sistema inmunitario y puede producir anticuerpos. Los ensayos realizados en fase 1 y 2 en alrededor de 1.077 voluntarios mostraron que la vacuna los llevó a producir anticuerpos y tuvo una reacción favorable en las “células T”, dentro de los 14 días de la vacunación. Además, las investigaciones expusieron que la vacuna no provocó ninguna reacción inesperada, sólo causó pocos efectos secundarios que desaparecieron cuando se les suministró paracetamol a los pacientes.

Más notas sobre el tema