Bolivia: represión y nueva denuncia contra dirigentes del MAS por “alentar los bloqueos”

39

Manifestantes denuncian represión por parte del Gobierno de facto boliviano

Ciudadanos bolivianos denunciaron este lunes represión por parte de activos policiales enviados por el Gobierno de facto, en medio de masivas manifestaciones que exigen una fecha concreta para los comicios generales, así como la dimisión de la presidenta de facto, Jeanine Áñez.

Varios manifestantes desplegados en las ciudades de El Alto, Cochabamba y La Paz, han denunciado en medios locales los golpes y gasificación que reciben por parte de las autoridades.

Recientemente, el expresidente de la nación, Evo Morales, señaló que el Gobierno de facto envía grupos armados para atacar a la población que reclama el restablecimiento del hilo Constitucional en Bolivia.

“Denunciamos ante los organismos internacionales de Derechos Humanos que grupos paramilitares, organizados, financiados y que actúan en coordinación con el Gobierno de facto, están cometiendo actos de violencia en Bolivia con gravísimas consecuencias humanas”, aseveró Morales.

Desde el 3 de agosto se han presentado protestas en el país ante otro intento del Gobierno de facto, de prorrogar los comicios generales. La jornada fue convocada por la Central Obrera Boliviana (COB) tras un consenso con varias organizaciones mediante un gran Cabildo realizado en El Alto, La Paz.

Además de una fecha denitiva para las elecciones, los ciudadanos piden la renuncia de todo el Gobierno de facto ante su incompetencia en el manejo de la pandemia de la Covid-19 y la recesión económica que actualmente padece el país.

Telesur


Fiscalía admite denuncias contra Evo, Arce, Choquehuanca y Huarachi

El fiscal departamental de La Paz, Marco Cossío, informó este lunes que se admitió las denuncias contra el expresidente Evo Morales y los candidatos del MAS Luis Arce y David Choquehuanca, además del secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, por “alentar los bloqueos y cometer delitos de terrorismo atentados contra la salud Publica y el trabajo”.

“Se admitido las denuncias contra el señor Huarachi de la COB, contra Evo Morales, contra los candidatos del MAS, Luis Arce Catadora y David Choquehuanca, así como otras personas”, manifestó la autoridad del Ministerio Público.

La autoridad apuntó que el Gobierno presentó las denuncias contras los dirigentes por los bloqueos de caminos que cumplen desde la anterior semana.

El fiscal del caso, Alexis Vilela, señaló que los tipos penales por los cuales se investiga a esas personas son terrorismo, genocidio, y delitos contra la salud pública, entre otros.

Vilela anunció que la comisión de fiscales analizará emitir citaciones a los denunciados, para que las mismas sean diligenciadas, reportó Erbol.

Cossío enfatizó que el Ministerio Público actuará “en el marco de la objetividad y no bajo presión política”, puesto que aseguró que no obedece a un partido ni procede al “calor de las peticiones”.

Los bloqueos fueron convocados por el Pacto de Unidad, que articula a la COB y organizaciones que son afines al MAS, que se oponen a que las elecciones se lleven a cabo en octubre, como confirmó el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Página Siete

Evo pide a sectores considerar el acta trabajada con el TSE, con la ONU como garante y con elecciones en octubre

Mediante su cuenta de Twitter, el expresidente Evo Morales pidió a los sectores sociales que protestan contra la suspensión de las elecciones del 6 de septiembre, que consideren el Acta de Entendimiento elaborada el fin de semana con el TSE, con la ONU como garante y con la fecha impostergable del 18 de octubre para la realización de los comicios.

“Convoco a dirigentes sociales y pueblo movilizado a considerar propuesta borrador de Acta de Entendimiento trabajada por organizaciones sociales y @TSEBolivia, con ONU como testigo, para que el 18 de octubre sea, con ley, fecha definitiva, impostergable e inamovible de elecciones (sic)”, escribió el exmandatario que se encuentra refugiado en Argentina.

El sábado y la madrugada del domingo, dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad se reunieron con el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, y representantes del Legislativo para buscar una salida al conflicto, bajo la mirada de una emisaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Susana Sottoli.

El encuentro no llegó a acuerdos y los ejecutivos sindicales abandonaron el diálogo, afirmando que no había una apertura del TSE para hallar una fecha “intermedia” para las justas electorales, entre el 6 de septiembre y el 18 de octubre. Romero dijo que se elaboró un acta que será puesta a consideración de las bases de las organizaciones que fueron a la cita.

Más aún, el vocal afirmó que se esperan importantes adscripciones al documento, que lleva su firma, según la publicación de Morales. El acta señala que el TSE garantiza al 18 de octubre como fecha “definitiva, impostergable e inamovible” de las elecciones, para cumplir con el mandato de tener este año nuevas autoridades del Ejecutivo y el Legislativo.

Aparte, la entidad electoral anuncia el trabajo con la Asamblea Legislativa para la elaboración de una ley que blinde esta fecha. El TSE “expresa su voluntad de continuar el diálogo y la búsqueda de entendimiento con el conjunto de los Poderes del Estado, en especial con los Poderes Ejecutivo y Legislativo, para adoptar de manera concertada todas las medidas normativas, presupuestarias, de seguridad, de seguridad sanitaria y otras”.

También se indica que una eventual segunda vuelta sería el 29 de noviembre. En el Acta de Entendimiento, el TSE se compromete a continuar el diálogo con las organizaciones políticas que participarán en los comicios y con movimientos sociales y regionales para asegurar un ambiente de tranquilidad y paz, que resguarde los valores democráticos.

“Los movimientos sociales expresan su ánimo de coadyuvar en la realización del proceso electoral del domingo 18 de octubre de 2020, en las mejores condiciones posibles y de colaborar con la difusión de las medidas de seguridad sanitaria para la jornada de votación”, complementa el documento.

El domingo en la noche, Morales tuiteó lo siguiente: “Las bases movilizadas deben reflexionar y decidir sobre la propuesta de un documento para salir de la crisis que fue negociado entre el TSE, las organizaciones sociales y Naciones Unidas, como garante, para fijar una fecha de elecciones definitiva, inamovible y blindada por ley (sic)”.

Y este lunes remarcó que “#Bolivia vive momentos difíciles. Los dirigentes y las bases sociales movilizados deben optar responsablemente entre la renuncia de Áñez que postergará aún más nuestro retorno a la democracia o elecciones prontas con la garantía de Naciones Unidas (sic)”.

La Razón


 

Evo pide a sectores considerar el acta trabajada con el TSE, con la ONU como garante y con elecciones en octubre

Mediante su cuenta de Twitter, el expresidente Evo Morales pidió a los sectores sociales que protestan contra la suspensión de las elecciones del 6 de septiembre, que consideren el Acta de Entendimiento elaborada el fin de semana con el TSE, con la ONU como garante y con la fecha impostergable del 18 de octubre para la realización de los comicios.

“Convoco a dirigentes sociales y pueblo movilizado a considerar propuesta borrador de Acta de Entendimiento trabajada por organizaciones sociales y @TSEBolivia, con ONU como testigo, para que el 18 de octubre sea, con ley, fecha definitiva, impostergable e inamovible de elecciones (sic)”, escribió el exmandatario que se encuentra refugiado en Argentina.

El sábado y la madrugada del domingo, dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad se reunieron con el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, y representantes del Legislativo para buscar una salida al conflicto, bajo la mirada de una emisaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Susana Sottoli.

El encuentro no llegó a acuerdos y los ejecutivos sindicales abandonaron el diálogo, afirmando que no había una apertura del TSE para hallar una fecha “intermedia” para las justas electorales, entre el 6 de septiembre y el 18 de octubre. Romero dijo que se elaboró un acta que será puesta a consideración de las bases de las organizaciones que fueron a la cita.

Más aún, el vocal afirmó que se esperan importantes adscripciones al documento, que lleva su firma, según la publicación de Morales. El acta señala que el TSE garantiza al 18 de octubre como fecha “definitiva, impostergable e inamovible” de las elecciones, para cumplir con el mandato de tener este año nuevas autoridades del Ejecutivo y el Legislativo.

Aparte, la entidad electoral anuncia el trabajo con la Asamblea Legislativa para la elaboración de una ley que blinde esta fecha. El TSE “expresa su voluntad de continuar el diálogo y la búsqueda de entendimiento con el conjunto de los Poderes del Estado, en especial con los Poderes Ejecutivo y Legislativo, para adoptar de manera concertada todas las medidas normativas, presupuestarias, de seguridad, de seguridad sanitaria y otras”.

También se indica que una eventual segunda vuelta sería el 29 de noviembre. En el Acta de Entendimiento, el TSE se compromete a continuar el diálogo con las organizaciones políticas que participarán en los comicios y con movimientos sociales y regionales para asegurar un ambiente de tranquilidad y paz, que resguarde los valores democráticos.

“Los movimientos sociales expresan su ánimo de coadyuvar en la realización del proceso electoral del domingo 18 de octubre de 2020, en las mejores condiciones posibles y de colaborar con la difusión de las medidas de seguridad sanitaria para la jornada de votación”, complementa el documento.

El domingo en la noche, Morales tuiteó lo siguiente: “Las bases movilizadas deben reflexionar y decidir sobre la propuesta de un documento para salir de la crisis que fue negociado entre el TSE, las organizaciones sociales y Naciones Unidas, como garante, para fijar una fecha de elecciones definitiva, inamovible y blindada por ley (sic)”.

Y este lunes remarcó que “#Bolivia vive momentos difíciles. Los dirigentes y las bases sociales movilizados deben optar responsablemente entre la renuncia de Áñez que postergará aún más nuestro retorno a la democracia o elecciones prontas con la garantía de Naciones Unidas (sic)”.

La Razón


Civiles armados, afines a Añez, siembran terror y golpean a campesinos

Los ministros de Gobierno, Arturo Murillo y de Defensa, Fernando López equiparon con armas de fuego a la Unión Juvenil Cruceñista, a la Resistencia Juvenil Cochala, y a otras pandillas racistas para atacar a los trabajadores y campesinos que tienen más de 100 puntos de bloqueo en el país, según informaron algunos componentes de esas agrupaciones.

Miembros de la Resistencia Cochala anunciaron que procederán a defender al Gobierno interino de Jeanine Áñez en La Paz, donde el sábado en horas de la noche intentaron desalojar de la plaza Avaroa a los huelguistas de hambre que protestan contra el Tribunal Supremo Electoral (TSE) que de manera inconsulta cambió la fecha de las elecciones generales del 6 de septiembre al 18 de octubre.

Con armas blancas y de fuego, los también denominados motoqueros de Cochabamba, amenazaron con gritos racistas a los jóvenes huelguistas de la ciudad de El Alto en la plaza Avaroa donde se encuentran las oficinas del TSE y mencionaron que el gobierno, específicamente los ministros Murillo y López proveyeron de armas a esa agrupación.

En Santa Cruz, la Unión Juvenil Cruceñista también anunció el desbloqueo de los caminos con armas de fuego o con lo que esté a su alcance. Esta agrupación se caracterizó desde 1957 por su tendencia racista y de ultraderecha. En 2008, se convirtió en el grupo de choque de los separatistas Branko Marinkovich, Rubén Costas, Carlos Dabdouv y varios otros que proclamaban la valcanización (guerra civil entre collas, cambas y quechuas) de Bolivia y el separtismo.

En este contexto, el expresidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz y candidato a la presidencia por la agrupación Creemos, Fernando Camacho, con expresiones de desprecio al habitante del occidente y a los indígenas de Bolivia, pidió en un video la intervención de esos grupos violentos en los puntos de bloqueo.

En aras de esa convocatoria la Unión Juvenil Cruceñista utilizó armas de fuego para realizar el desbloqueo en la Chiquitania. Esa intervención dejó varios heridos de bala, de acuerdo con información proporcionada por la Defensoría del Pueblo.

En esta misma línea, se informó desde La Paz, que el ministro Murillo instruyó a la Unión Juvenil Cruceñista y a la Resistencia Cochala dinamitar represas para dejar sin agua a La Paz, Cochabamba y Santa Cruz con el objetivo de culpar al Movimiento Al Socialismo (MAS) de esos hechos y profundizar la crisis sanitaria.

La resistencia Cochala y la Unión Juvenil Cruceñista, de la cual formó parte Camacho, participaron en toda la asonada civil militar de octubre y noviembre del año pasado con abusos a la gente que se resistía a montar el golpe de Estado. A fuerza de palos y armas de fuego defendieron a quienes pusieron en el Gobierno a Jeanine Áñez, responsable de las masacres de Sacaba y Senkata que dejaron al menos 36 personas asesinadas a bala.

Plurinacional


Defensa anuncia un operativo militar-policial para el traslado de oxígeno desde Santa Cruz

Habló fuerte, casi a gritos ante los periodistas; se expresó molesto por los bloqueos en el país y anunció una caravana, con un operativo militar-policial, para el traslado de 66 toneladas de oxígeno de Santa Cruz a Cochabamba, La Paz y Oruro. “Queremos evitar muertos de cualquier bando”, dijo el ministro de Defensa, Luis Fernando López.

El funcionario habló desde Santa Cruz, en medio de una movilización de cívicos que pretenden desbloquear las rutas cerradas por organizaciones sociales, al influjo de la Central Obrera Bolivia (COB) y el Pacto de Unidad, en protesta por la postergación de las elecciones para el 18 de octubre dispuesta por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Se están mandando 66 toneladas de oxígeno a La Paz, ¡y va a llegar a La Paz!”, arengó la mañana de este lunes López.

Para ese fin, el Gobierno preparó un operativo, incluso del que participa la Cruz Roja Internacional, “como fiel testigo de lo que pueda ocurrir en la carretera”, según dijo el ministro, quien se refirió en términos militares para explicar la acción.

“En términos tácticos, para que esta caravana pueda ir con tranquilidad y no sufra agresiones, va a haber una estrategia de seguridad aerotransportada; van a haber helicópteros de nuestra Fuerza Aérea y el Ejército siguiendo el acontecimiento de la caravana”, explicó López.

Detalló que la Agencia Boliviana de Carreteras (ABC) va a desplegar personal y maquinaria a los puntos del recorrido de la caravana con el objetivo de dejar expeditas las vías.

Intervención

Ante periodistas que de manera insistente preguntaban sobre la fecha de una eventual acción militar en los bloqueos, el funcionario reclamó serenidad, prudencia y el tiempo que sea necesario. «Como bolivianos, (les ruego) dos milímetros de serenidad. Queremos evitar muertes, de cualquier bando. La muerte de un boliviano cuenta”, afirmó.

“Vamos a tener acciones concretas”, insistió.

Según dijo López, esas acciones concretas serán desarrolladas “hasta las últimas consecuencias”. “Yo no voy a develar absolutamente nada que tenga que ver con lo táctico militar-policial. Pero les puedo garantizar algo: este esfuerzo de llevar vida va a ser hasta las últimas consecuencias, ¡hasta las últimas consecuencias! ¡Estamos decididos como Gobierno a llevar vida donde este momento se necesita!”, arengó.

López siguió explicando las motivaciones de una eventual intervención de los bloqueos convocador por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, que protestan contra la postergación de elecciones para el 18 de octubre definida por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Todo está planificado y tiene su límite, no hay ninguna muerte, y no queremos que haya muertes. La ley se va a cumplir a como dé lugar, se lo garantizamos”, prometió.

Cuestión de pantalones

“Permítannos pensar de manera serena: pantalones y firmeza no nos faltan, tenemos que ser lo suficientemente coherentes como para pensar que no queremos más muertes y el COVID-19 se está llevando demasiadas”, dijo el Ministro de Defensa.

Desde el 3 de agosto, los bloqueos se han acentuado en la mayoría de las vías del país. La ABC contabilizó hasta la noche del domingo 77 puntos de bloqueos y el Pacto de Unidad contabilizó más de 100.

Centenares de miembros del grupo irregular Resistencia Juvenil Cochala (RJC) irrumpió el domingo un punto de bloqueo en Vinto, Cochabamba, hasta despejar la vía. La Unión Juvenil Cruceñista también protagonizó acciones similares en Samaipata, Santa Cruz. Y el candidato y excívico cruceño Luis Fernando Camacho anunció que logró desbloquear rutas en San Ignacio y Guarayos.

Desbloqueos

Sobre estos extremos, el ministro López aseguró que la Policía tiene el control del “cien por ciento” de la situación, que no es necesaria una acción civil. “No es momento de jugar a los héroes. Que los políticos no se sumen a la acción de valentía de los comités cívicos”, afirmó.

“No estamos en momento de generar un ambiente de odio y de confrontación, estamos en momentos de ser tácticos, de tener la paciencia hasta donde nos dé la paciencia”, advirtió López.

Una vez más, el ministro deslindó responsabilidad de las Fuerzas Armadas en una eventual acción ante los bloqueos. Así, justificó que las fuerzas castrenses actuarán con el fin de permitir la llegada “de vida” a Cochabamba, en día y medio, y a La Paz, en dos días.

“En noviembre (de 2019), en la peor época de la democracia, las Fuerzas Armadas no dispararon ni un cartucho; ningún fallecido fue a causa de la Policía o las Fuerzas Armadas”, dijo López.

Al amparo del Decreto Supremo 4078, del 15 de noviembre de 2019, sendos operativos militares y policiales intervinieron el año pasado las protestas en Sacaba, en Cochabamba, y Senkata, en El Alto, con el saldo de la represión de una treintena de fallecidos en ambos conflictos.

El Gobierno, como recordó ahora López, culpó entonces a los movilizados de haber disparado a sus propios compañeros. La Comisión Interamericana de Derechos de Humanos (CIDH), organismo autónomo de la Organización de estados Americanos (OEA), consideró en un informe que las muertes fueron resultado de una “masacre”.

La Razón


«Volveré y seré millones», el grito de indígenas y campesinos en Bolivia

De norte a sur y de este a oeste retumba el legado de Túpac Katari: “Volveré y seré millones”, que hoy es encarnado por los indígenas y campesinos de todas las regiones del país que cada día se suman a las movilizaciones en defensa de la democracia, amenazada por la postergación de las elecciones generales.

Así como Katari lideró un ejército de contra el yugo español, los indígenas y campesinos, que representan a las grandes mayorías en Bolivia, se organizan para defender la patria y el restablecimiento democrático en el país arrebatado en noviembre del año pasado con el golpe de Estado de Jeanine Añez.

“¡Túpac Katari vuelve!”, aseguró un dirigente desde la localidad de Huarina, La Paz, donde una marcha de los ponchos rojos se dirige a la sede de Gobierno a pie, montados en caballos y motocicletas para exigir el respeto al voto y al derecho a la salud y la educación, que fueron negados por el régimen de Añez con la corrupción en el manejo de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus y el cierre del año escolar“Basta de callarnos, nos han quitado la educación y la salud. ¡Nos están matando!”, reclamó otro dirigente, al referirse al régimen de Añez, quien se prorroga en el poder con el aval del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que postergó tres veces la realización de las elecciones generales.

“Nosotros estamos pidiendo que se respeten las elecciones, ya no queremos más postergaciones. Estamos firmes para luchar por la democracia”, demandó otro movilizado en el punto de bloqueo en el sector de Guerra Loma, de departamento de Potosí.

Mientras en el municipio de Montero, en el oriente del país, una mujer de pollera con la tricolor en mano aseveró que luchará por el futuro de sus hijos, que está en riesgo por la crisis económica y social que se registra en el país y que corre el riesgo de agudizarse con las políticas neoliberales implementadas por el gobierno de facto.

La wiphala que enarbolan los indígenas y campesinos en los puntos de bloqueo recuerda las luchas milenarias de los pueblos que enfrentaron a los opresores, como la liderada por Túpac Katari, y las movilizaciones que defendieron los recursos naturales del saqueo y la explotación, como la registrada en 2003 que derivó en la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Plurinacional

Más notas sobre el tema