Brasil: Jair Bolsonaro veta ayuda financiera a profesionales de la salud que contrajeron COVID-19

43

Bolsonaro veta el pago de fondos a trabajadores sanitarios incapacitados por el coronavirus

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha vetado este martes el proyecto para entregar 50.000 reales (alrededor de 800 euros) a los trabajadores sanitarios que han quedado incapacitados a causa de la pandemia de coronavirus.

Bolsonaro ha argumentado en su decisión que la legislación, ya aprobada por el Congreso, es “contraria al interés público” e “inconstitucional”. El veto del presidente tendrá que ser analizado nuevamente por el organismo de cara a su aprobación.

“A pesar del mérito de la propuesta y de la buena intención del legislador al proponer el pago de compensaciones (…) la propuesta contiene obstáculos legales”, ha manifestado, según el documento publicado por la Presidencia.

Así, ha sostenido que la propuesta crearía una serie de costes para las arcas públicas en medio de la pandemia y ha agregado que “no presenta una estimación” del impacto de la misma sobre los Presupuestos del país sudamericano.

“Finalmente, la imposición del aislamiento de los empleados durante siete días en el marco del periodo de emergencia por la COVID-19 (…) genera una incertidumbre legal y una imprecisión técnica”, ha remachado Bolsonaro.

Las autoridades de Brasil han confirmado hasta la fecha 2.750.318 casos de coronavirus, con 94.665 fallecidos, lo que lo convierten en el segundo país más afectado del mundo, en números totales, por detrás de Estados Unidos.

A pesar de ello, Bolsonaro –que resultó contagiado por la COVID-19 y cuya última prueba dio negativo recientemente– ha rebajado la importancia de la pandemia y ha abogado por mantener abierta la economía.

Publimetro


Bolsonaro veta ajuda financeira a profissionais de saúde incapacitados pelo coronavírus

O presidente Jair Bolsonaro vetou integralmente um projeto de Lei que previa R$ 50 mil para trabalhadores da saúde que ficassem incapacitados de exercer a profissão pelo coronavírus. O valor deveria ser pago pela União.

O veto à proposta foi publicado na edição do Diário Oficial da União desta terça-feira 4. O presidente Bolsonaro considerou a proposta inconstitucional e contrário ao interesse público, porque prevê “benefício indenizatório para agentes públicos e criando despesa continuada em período de calamidade no qual tais medidas estão vedadas”. A criação de indenização configura despesa continuada em período de calamidade, o que vai contra a lei.

O governo ainda colocou que a proposição tampouco apresenta estimativa do impacto financeiro da indenização que seria criada, o que contraria a Lei de Responsabilidade Fiscal.

Para a Secretaria-Geral, a proposta do Congresso Nacional tem “mérito” e “boa intenção”, mas há “obstáculos jurídico que a impedem de ser sancionada”.

O projeto havia sido aprovado pelos deputados em maio e passou pelo Senado em junho, com modificações que ampliaram o roll de contemplados pela indenização para trabalhadores de necrotérios, da assistência social e sepultadores.

Além de garantir uma compensação financeira ao profissional de saúde incapacitado permanente em razão do seu trabalho de combate à covid-19, a proposta previa a indenização também a agentes comunitários de saúde que ficassem incapacitados permanentemente por terem realizado visitas domiciliares durante a emergência sanitária.

O texto ainda incluía o cônjuge, dependente e herdeiros do trabalhador de saúde que tivesse falecido por conta do novo coronavírus e atuado diretamente no atendimento de pacientes da doença ou em visitas domiciliares.

“Cabe destacar que o veto presidencial não representa um ato de confronto do Poder Executivo ao Poder Legislativo. Caso o Presidente da República considere um projeto, no todo ou em parte, inconstitucional, deverá aplicar o veto jurídico para evitar uma possível acusação de Crime de Responsabilidade. Por outro lado, caso o Presidente da República considere a proposta, ou parte dela, contrária ao interesse público, poderá aplicar o veto político. Entretanto, a decisão final sobre esses vetos cabe ao Parlamento”, destacou a Secretaria-Geral.

Carta Capital


OPS alerta que situación de COVID-19 en Brasil ‘sigue siendo crítica’

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó el martes que la situación de COVID-19 «sigue siendo crítica» en Brasil, el segundo país más afectado del mundo por la pandemia detrás de Estados Unidos, con más de 2,7 millones de infectados y casi 95.000 muertos.

«La situación en Brasil todavía sigue siendo crítica, todavía no se puede cantar victoria y lo importante es seguir implementando las recomendaciones», dijo el director de Enfermedades Transmisibles de la OPS, Marcos Espinal, al subrayar la «gran cantidad de casos y muertes» en Brasilia, Sao Paulo y Bahía.

Desde el comienzo de la epidemia más de 18.324.580 personas en 196 países o territorios contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 10.707.500 se recuperaron, según las autoridades.

El lunes se registraron en el mundo 4.309 nuevas muertes y 207.124 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son India con 803, Brasil (561) y Estados Unidos (532).

La Razón


El Presidente de Diputados dice que no hay motivo para un juicio político contra Bolsonaro

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Rodrigo Maia, del centroderechista partido Demócratas, anunció que no dará luz verde a ninguno de los 48 pedidos de juicio político contra el presidente Jair Bolsonaro, por considerar que no existe delito de responsabilidad cometidos por el mandatario en relación con su gestión del coronavirus.

A la vez, Maia defendió su voto a favor del juicio político que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff en 2016 por alteraciones en el presupuesto para cubrir programas sociales para la agricultura familiar.

La declaración fue interpretada como un salvavidas para Bolsonaro, quien desde junio ha logrado detener la crisis institucional del país haciendo acuerdos con sectores del Congreso, para impedir un proceso de destitución por su gestión de la pandemia de coronavirus.

“No veo en estos pedidos de juicio político ningún delito cometido por el presidente”, dijo Maia al programa Roda Viva, del canal público paulista TV Cultura.

El presidente de la Cámara de Diputados justificó el motivo de “cajonear” los pedidos de impeachment, sea para darles curso o para archivarlos.

“Estamos en un momento de pandemia y no es momento de decidir un impeachment sin motivación para eso, es por eso que no decido”, afirmó Maia, quien criticó a Bolsonaro por haber “minimizado” la tragedia de la pandemia que se aproximaba en estas horas a los 95.000 muertos en Brasil.

Maia se convirtió en un crítico del presidente en el primer semestre del año y fue blanco de actos del bolsonarismo, cuando se pedía el cierre del Congreso y del Supremo Tribunal Federal en marchas los domingos al inicio de la pandemia.

Maia afirmó que, en cambio, no se arrepiente de haber votado por la destitución de Rousseff, del Partido de los Trabajadores, hoy en la oposición.

“No me arrepiento, era un hecho ese impeachment, voté con mucha convicción y mantengo esa convicción”, respondió Maia, segundo en la línea de sucesión presidencial.

Télam


Más notas sobre el tema