Brasil superó los 3,5 millones de casos de COVID-19

191

Brasil sobrepasa los 3,5 millones de casos y las 112.000 muertes por coronavirus

Brasil registró 45.323 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que el balance total de infectados sobrepasó los 3,5 millones, mientras que el número de fallecidos ascendió hasta los 112.304, informó este jueves el Gobierno.

Las datos del boletín diario del Ministerio de Salud reflejan un número total de casos de 3.501.975, aunque los especialistas epidemiológicos estiman que esa cifra podría ser hasta diez veces mayor debido a la gran subnotificación.

En las últimas 24 horas se notificaron además 1.204 muertes más relacionadas con dl virus, mientras que otros 3.187 decesos están aún bajo investigación. La tasa de mortalidad de la enfermedad en el país se sitúa por encima de los 50 por cada 100.000 habitantes.

Brasil, que cuenta con una población de unos 210 millones de habitantes, es el segundo más azotado por la pandemia en números absolutos, solo por detrás de Estados Unidos. Desde finales de mayo, el país viene registrando una media diaria de fallecidos vinculados con el virus que ronda el millar.

Los estados brasileños que acumulan peores números son Sao Paulo (730.828 casos y 27.905 muertes), Bahía (228.596 y 4.685), Río de Janeiro (205.916 y 15.074) y Ceará (202.422 y 8.245).

El Ministerio de Salud también informó que hasta este jueves se han recuperado de la enfermedad 2.653.407 pacientes, lo que supone un 75,8 % del total de infectados, mientras que otros 736.264 (21,0 %) siguen bajo vigilancia médica.

La alta transmisión del virus en el territorio nacional ha transformado a Brasil en un laboratorio de pruebas ideal para los ensayos de las vacunas que están en fase más avanzada.

En el país ya se están experimentando en humanos cuatro vacunas: una del Reino Unido, otra de China, una tercera elaborada por la empresa alemana BioNTech y la farmacéutica estadounidense Pfizer, y una cuarta desarrollada por el grupo Johnson & Johnson.

0223


Em fala confusa, Bolsonaro diz que se inspira em Israel: “Eles não tem nada e olha o que eles são”

O presidente Jair Bolsonaro se enrolou nas palavras durante discurso feito em cerimônia de inauguração de poço artesiano no Rio Grande do Norte ao lado de parlamentares do centrão, nesta sexta-feira (21).

“Vamos mudar o Brasil com verdades! E onde eu fui me inspirar? Eu fui em Israel. Lá eu vi o que eles não tem e o que eles são. Eles não tem nada lá e olha o que eles são. Depois olha pro Brasil, olha tudo que nós temos e olha o que nós não somos”, disse o presidente, em discurso confuso.

Segundo Bolsonaro, a chave para mudar o Brasil “passaria pela política” e anunciou que agora conseguiu formar uma maioria no Congresso Nacional.

O ex-capitão ainda afirmou que passou os 27 anos como deputado federal “estudando” e destacou a participação do senador Ciro Nogueira (PP-PI), presidente nacional do Progressistas, e dos ministros Fábio Faria (PSD) e Rogério Marinho (Sem Partido) – os dois eleitos deputados pelo RN – no evento.

Revista Forum


Brasil: impiden ingreso de Médicos sin Fronteras a aldea indígena afectada por coronavirus

La decisión de impedir a MSF fue determinada por la Secretaría de Salud Indígena del Ministerio de Salud brasileño (Sesal) luego del pedido realizado por los propios indígenas de la tribu Terena a raíz de que más de mil personas se contagiaron de coronavirus y 33 han fallecido en las últimas semanas.

Médicos Sin Fronteras informó en un comunicado que el Ministerio de Salud rechazó un plan de trabajo para atender a la población en las aldeas del pueblo Terena que partió de los caciques de las comunidades ante el aumento de los casos.

La situación más crítica se encuentra en Aquidauna, Mato Grosso do Sul, cerca de la frontera con Paraguay y Bolivia.

“Es un genocidio lo que estamos viviendo en las comunidades”, dijo a la cadena Globo Ageu Lourenzo Reginaldo, de la tribu Terena, donde aumentó un 580% el contagio del coronavirus..

MSF fue autorizada a trabajar apenas en un espacio para atender a 500 indígenas, sin acceso a las reservas.

La situación indígena se ha agravado con la pandemia, en el marco del avance del Gobierno de Bolsonaro para intentar legalizar la minería en las reservas aborígenes amazónicas.

El Instituto Socioambiental (ISA), entidad especializada en la cuestión indígena, alertó sobre una segunda ola de coronavirus en la región amazónica luego del colapso vivido en abril y mayo pasado en la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas.

Un pico de los contagios fue el traslado de indígenas que fueron a cobrar la ayuda de emergencia aprobada por el Congreso y otorgada por el gobierno a los centros urbanos.

“Los pueblos indígenas viven bajo una situación de vulnerabilidad mayor, son más susceptibles por las condiciones sociales a las que están sujetos frente a la pandemia”, dijo a Télam Tiago Moreira, antropólogo e investigador del ISA.

Uno de los principales problemas, según Moreira, son las invasiones a las tierras indígenas por parte de los “garimpeiros”, los buscadores de oro y otros minerales cuentapropistas que han logrado reunir apoyos del presidente Bolsonaro y el ministro de Ambiente, Ricardo Salles.

“En Brasil si bien hay una asistencia a la salud indígena, es muy precaria. Los indígenas brasileños viven bajo invasiones constantes y amenaza de los invasores. Ocurre que en la pandemia esos invasores son vectores del virus”. comentó Moreira.

Los indígenas Kayapó, en Novo Progresso, estado amazónico de Pará, mantienen cortada hace dos días una ruta federal para pedir atención médica contra la pandemia y rechazar la tolerancia del Gobierno con los “garimpeiros”, los buscadores de oro artesanales que han logrado tener interlocución con el ministro de Ambiente, Ricardo Salles.

Según la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (Apib), este viernes se llegó a los 700 fallecidos por Covid-19, aunque el Gobierno reconoce menos a raíz de que no considera para la contabilidad de víctimas indígenas a los aborígenes que viven en ciudades.

El Gobierno de Bolsonaro acumuló el miércoles derrotas a decisiones del Presidente frente a las comunidades indígenas.

Bolsonaro había vetado un plan de emergencia indígena que contemplaba el envío de agua potable. “Logramos salvar vidas en el Congreso”, dijo la primera mujer indígena diputada federal, Jeonia Capichana, del partido de Red, del estado de Roraima, que fue la miembro informante de la norma.

También el Gobierno perdió porque el Congreso impidió que no se contabilicen más como indígenas a los aborígenes que usan los hospitales y salitas de salud en los centros urbanos.

En Brasil, existen casi un millón de indígenas, de los cuales 750.000 viven en reservas.

Según el Instituto Socioambiental, la situación de vulnerabilidad de las poblaciones originarias es más fuerte en las tierras Yanomami y en el Vale do Javari, en el norte amazónico, a raíz de lo alejado que están de los centros de salud.

Y uno de los focos de preocupación es la comunidad guaraní de Jaguará, en la ciudad de San Pablo, principal epicentro de la pandemia en Brasil, a raíz de las aglomeraciones y la necesidad de desplazarse por la ciudad.

Brasil es el segundo país del mundo en cantidad de casos de coronavirus y muertes causadas por la enfermedad. Según el último registro de la Universidad Johns Hopkins de EEUU, que presenta los datos online, Brasil acumula 3.501.975 casos positivos, de los cuales 112.304 fallecieron.

Télam


La OMS considera que el coronavirus se estabilizó en Brasil

La Organización Mundial de la Salud aseguró este viernes que la situación epidemiológica se estabilizó en Brasil y consideró que sería “un éxito para el mundo” que se frenará la rápida transmisión del Covid-19 en el gigante latinoamericano.

El director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, detalló que se había producido “un claro descenso en varias partes de Brasil” a pesar de que, por detrás de Estados Unidos, Brasil es el segundo país en el mundo con un mayor número de muertos y diagnosticados positivos con coronavirus.

“La aceleración de los casos se estabilizó, pero sigue habiendo un número muy elevado de casos y demasiado elevado de muertos”, afirmó Ryan en una rueda de prensa por videoconferencia.

En la última semana fallecieron 6.900 personas por la pandemia y se diagnosticaron 290.000 positivos.

En total, 111.100 personas fallecieron por el Covid-19 en Brasil, donde se detectaron más de 3,45 millones de contagios.

“Estamos en un momento de dificultad en Brasil donde parece que las cosas se están haciendo mejor”, declaró el dirigente de la OMS, quien expresó su “reconocimiento para los trabajadores sanitarios y las comunidades que en Brasil están tomando las acciones necesarias para estabilizar la situación”.

Ryan reconoció, sin embargo, que “la cuestión ahora es: ¿se trata solo de un respiro o esta tendencia a la baja podrá mantenerse?”.

América Latina representa una novena parte de la población mundial, pero en este subcontinente se detectaron el 40% de los casos de Covid-19 en los dos últimos meses.

Ámbito Financiero


VOLVER

Más notas sobre el tema