Chile: hospitalizan a otro preso político mapuche tras siete días en huelga seca

373

Trasladan de urgencia a recinto asistencial a comunero mapuche en huelga de hambre en Cárcel de Lebu

Uno de los comuneros mapuches en huelga de hambre en la cárcel de Lebu debió ser trasladado de urgencia hasta un centro asistencial este domingo.

De acuerdo a lo indicado por el vocero Miguel Ángel Maliqueo, se trata del comunero Eliseo Reiman.

Mientras que durante esta jornada se indicó que fueron dados de alta tres de los cuatro comuneros mapuches que la tarde del jueves habían sido llevados de urgencia al hospital de esa comuna.

Estas personas se encuentran en huelga de hambre y tuvieron que ser atendidos debido a los efectos físicos que ha generado esta medida de presión, que se extiende por casi dos meses.

Uno de ellos, Óscar Pilquimán, sufrió una descompensación tras iniciar una huelga seca.

Al recinto penal también llegaron Robinson Parra y Guillermo Camus. Mientras que la evolución de Tomás Antihuén se sabrá durante la tarde de este domingo, considerando que fue notificado con covid-19 hace algunas semanas y que una vez cumplida su cuarentena se unió a los otros presos mapuches en esta medida de presión.

Uno de los voceros, Miguel Ángel Maliqueo, acusó que previo a esta situación se le solicitó a Gendarmería la autorización del ingreso de un médico de confianza para verificar su estado de salud. Sin embargo, aseguró que la respuesta fue negativa.

En ese contexto, catalogó a las autoridades gubernamentales y carcelarias como racistas.

Maliqueo fue enfático en que la diferencia en el trato hacia una persona mapuche y alguien no mapuche es notoria y graficó lo que sucede actualmente con el imputado del Caso Catrillanca.

De los 12 comuneros mapuches movilizados, ocho se encuentran en huelga de hambre seca y cuatro en huelga líquida. Y piden que sus pares cumplan medidas cautelares domiciliaras y se aplique el Convenio 169 de la OIT.

Recordemos que la cárcel de Lebu se registró un brote de coronavirus en al menos 10 funcionarios del recinto penal.

Hasta el momento ni el Gobierno, ni de Gendarmería se han referido a esta situación.

BiobioChile


Huelga de hambre de presos mapuche en Lebu: A 56 días de ayuno y siete en huelga seca, agrava su condición y son trasladados a Hospital

Por Juan Conteras Jara

Una situación límite viven hoy los 12 presos políticos mapuche de la cárcel de Lebu. Con casi dos meses de huelga de hambre y seis días sin ingerir líquidos, los comuneros Robinson Parra, Tomas Antihuen, Cesar Millanao, Matías Leviqueo y Manuel Huichacura permanecen hospitalizados tras haber sido derivados de urgencia durante la noche del viernes y en el transcurso del sábado hasta el hospital Santa Isabel de Lebu debido a su grave estado de salud, a los que hoy se sumó Eliseo Raiman.

Sumada a esta ya compleja situación, la vocería y familiares de los comuneros denunciaron que Gendarmería de Lebu habría dilatado el ingreso de médicos de confianza en al menos dos ocasiones, ignorando la resolución extensa 3925 del reglamento interno de a institución carcelaria, aprobada el 29 de julio a través de su director nacional Christian Alvear, relativa a la pertinencia cultural y religiosa al interior de los penales. Pese a que solicitaron el ingreso el lunes pasado, la situación recién fue regularizada el jueves.

Aunque el documento resuelve autorizar “el ingreso a los establecimientos penitenciarios de aquellos médicos pertenecientes a los pueblos originarios o su equivalente a quien ejerce dicha función de sanación, de acuerdo a como es reconocida en su cosmovisión, y que sea de confianza de las personas privadas de libertad, para que puedan realizar las prestaciones de salud correspondientes, cuando ello fuere necesario, así como el ingreso de medicinas tradicionales, sin perjuicio de que dicho ingreso pueda ser negado o restringido, por motivos fundados, los que deben ser informados por escrito”, tramitaron éste por cuatro días.

Auka Castro, vocero de los huelguistas fustigó que “dilataron todo y nosotros seguimos todos los conductos que pedía Gendarmeria, elevando solicitudes y haciendo las gestiones pertinentes, pero llegábamos hasta el director regional de Gendarmeria, pero él decía que necesitaba la aprobación del Dir. Nacional y ahí se tiraban la pelota. Estuvimos muchos días así”.

Lo grave es que luego de la revisión que pudo efectuarle el grupo medico este jueves a los comuneros, su vocería comunicó entre otros que existió un brote de Covid-19 en el módulo de los huelguistas con un total de diez gendarmes que dieron positivo al examen PCR y que tres de los 12 comuneros estarían con síntomas asociados a un posible contagio.

Además de ello, los huelguistas expresaron durante su revisión que a pesar a haber estado bajo cuadros de arritmias cardíacas, taquicardias, disneas, cefalea y hematuria no pudieron recibir atención médica previamente, debido a la negativa de Gendarmeria por permitir el ingreso del equipo de salud de su confianza. Ambas situaciones, expresa Auka Castro, no fueron debidamente informadas en sus fichas médicas.

Desde su vocería fustigaron que «ellos ocultaron que había habido un brote de Covid-19. Habían ocultado que habían presos que tenían síntomas, siendo que a ellos les hacen un monitoreo diario. Además ocultaron que los gendarmes que dieron positivo habían estado en el módulo de los comuneros”.

Al igual que los presos políticos mapuche de Angol, los comuneros en Lebu comenzaron una huelga seca el pasado lunes, asegurando además el pliegue paulatino de todos ellos a la drástica medida, situación que se fue concretando durante la semana recién pasada y que tiene hoy a ocho de los 12 huelguistas sin ingerir líquidos.

Los comuneros Oscar Pilquiman y Guillermo Camus también trasladados en primera instancia hasta el hospital Sta. Isabel de Lebu, serán devueltos al penal por decisión personal en las próximas horas.

Contexto actual: Situación limite

Actualmente son 27 los presos políticos mapuche que se mantienen en ayuno indefinido, 11 de ellos en huelga líquida y 16 en huelga seca en las cárceles de Temuco, Lebu y Angol. La demanda sigue siendo la misma, que el Gobierno de Sebastián Piñera aplique lo contenido en el Convenio 169 de la OIT, relativo al encarcelamiento de personas pertenecientes a pueblos originarios y la preferencia que deben dar los Estados por alternativas a este (Art. 10.2).

En el marco de la última reunión sostenida entre el Gobierno y la vocería de los presos políticos mapuche de Angol, el pasado miércoles en Collipulli, no existió avance. Pese a que el convenio lleva ratificado más de 10 años por Chile, el ministro de Justicia y DDHH, Hernán Larraín, negó la posibilidad de cambios inmediatos de medidas cautelares y de traslados hasta Centros de Estudio y Trabajo (CET) según corresponda a cada comunero, pese a la reglamentación vigente del Convenio 169 de la OIT en materia carcelaria y pueblo indígenas.

Actualmente la situación en Angol y Lebu sigue agravándose. En la Provincia de Malleco los ocho comuneros están actualmente hospitalizados y en riesgo vital, sumando 119 días en huelga de hambre. Por otro lado, se espera que en las próximas horas continúe el traslado de más huelguistas hasta el hospital lebulense, las familias aún mantienen el campamento instalado a un costado del penal.

Resumen 


Piñera sigue bloqueando solución a huelga de Prisioneros Mapuche y enlodando el Derecho Internacional

El gobierno de Piñera continúa bloqueando la solución de la huelga de los prisioneros políticos del Pueblo Mapuche. La mañosa complicidad y silencio de sectores de las instituciones judiciales chilenas sigue enlodando el derecho internacional. La demanda del Pueblo Mapuche es la aplicación del Convenio 169 y, ahora en el contexto de la pandemia del coronavirus, que se apliquen medidas cautelares para que los prisioneros políticos sigan cumpliendo estas injustas condenas en centros de reclusión alternativos al sistema carcelario chileno.

Piñera y Hernan Larraín (el ministro de justicia) propone una mesa dialogo para aplicar el convenio 169 e impone para ello incluso a ex ministros de justicia. Las comunidades mapuche proponen que participen ministros activos de la corte suprema, y los actuales actores del poder ejecutivo chileno y de la institucionalidad actual e internacional en temas de derechos humanos.

Luego que el Machi Celestino Cordova lograra un acuerdo para visitar su rehue y así terminar su huelga de hambre, otros 26 prisioneros políticos mapuche continúan su protesta de ayuno, algunos sin ingerir líquido, para exigir que se apliquen medidas de prisión en sus domicilios tal como lo estipula el Convenio 169 y las recomendaciones de organismos internacionales respecto a cumplimiento de penas diferentes al encierro en recintos carcelarios en este contexto de Pandemia del Coronavirus.

La mayoría de los presos mapuche han sufrido innumerables criminalizaciones en el marco de conflictos por la defensa de la cultura y tierras ancestrales, además de ser objeto de desproporcionadas penas. Varios casos podrían haberse acogido a la Ley Covid 19 que fue otorgada a más del tercio de la población penal en el País entre abril y mayo, pero el gobierno excluyó a todo este grupo. .

Hoy, diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos han denunciado que además, el Gobierno incumple sus obligaciones transgrediendo acuerdos internacionales. Tal es el caso del pacto de San José (Convención Americana sobre Derechos Humanos). Asimismo, soslaya otros tratados de la Organización de las Naciones Unidas, como son las normas internacionales sobre Pueblos Indígenas, el Convenio 169 de la Organización internacional del trabajo (OIT) y su interpretación a la luz de la Declaración de la ONU sobre los pueblos originarios, que instan a adoptar medidas especiales y alternativas a la población indígena en casos de aplicación del sistema penal.

Cabe señalar que luego que el Machi Celestino Córdoba pusiera fin a su huelga de hambre de 107 días con un acuerdo con el gobierno el 18 de agosto, se ha denuncido que el Ministro de Justicia, Hernán Larraín no ha abordado correctamente la demanda de los demás 26 presos mapuche y que ha dilatado toda posibilidad de resolución y entendimiento de conformidad al Convenio 169 de la OIT y velar así efcetivamente por la integridad de los comuneros.

Presos Mapuche en huelga de hambre

Centro Penitenciario de Angol, desde el 4 de mayo: Sergio Levinao Levinao, Víctor Llanquileo Pilquimán, Juan Queipul Millanao, Juan Calbucoy Montanares, Freddy Marileo Marileo, Danilo Nahuelpi Millanao, Reinaldo Penchulef Sepúlveda y, desde el 18 de mayo, Hantu Llanca Quidel.

Centro Penitenciario de Lebu, desde el 5 de julio: Eliseo Raiman Coliman, Matías Leviqueo Concha, Carlos HuichacuraLeviqueo, Manuel HuichacuraLeviqueo, Esteban HuichacuraLeviqueo, Guillermo Camus Jara, Cesar Millanao Millanao, Orlando Saez Ancalao, DamianSaezSaez, Robinson Parra Saez y Oscar PilquimanPilquiman.

Centro Penitenciario de Temuco, desde el 19 de julio: Daniel Canio Tralcal, Facundo Jones Huala, José Cáceres Salamanca, Juan CheuquetaCheuquepil, Fermín Marquez Inal, Cristhofer Pino Curin, Victor Marileo Ancapi.

Cabe señalar que los 8 presos mapuche en huelga de hambre en la cárcel de Angol, fueron trasladados de urgencia hasta el el hospital de Angol este jueves 27 de agosto debido a una decompensación a raíz de los 116 días de la huelga y 4 días en huelga seca.

Manu Express

 


VOLVER

Más notas sobre el tema