Chile: las personas con Covid-19 no podrán votar en el plebiscito de octubre

450

Gobierno da un portazo a los enfermos de COVID-19: ministro Pérez anuncia que no podrán votar en el plebiscito pero el Congreso insiste en legislar

Un verdadero balde de agua fría fue el que lanzó el ministro del Interior Víctor Pérez al cerrar la puerta al voto de personas contagiadas con COVID-19 en el próximo plebiscito constituyente del 25 de octubre. Si bien el Servicio Electoral (Servel) e incluso el presidente RN de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen, habían señalado durante la mañana que había espacio para legislar sobre la materia, La Moneda descartó la posibilidad.

“Llevar adelante una legislación para modificar aspectos sustanciales de nuestro sistema electoral a 60 días del acto electoral es absolutamente inviable (…), son razones de carácter sanitario que les va a dar a conocer el ministro de Salud y esa resolución del ministro de Salud todos la tenemos que acatar”, dijo esta tarde el jefe de gabinete.

Durante la mañana, el presidente del Consejo Directivo del Servel, Patricio Santamaría, insistió en su propuesta de voto domiciliario para personas con COVID-19 y se mostró confiado en que aún hay espacio para legislar. “Si a mí me preguntaran, yo haría el esfuerzo para hacerlo”, dijo, junto con advertir que “aquí se ha legislado en 24 horas algunos temas”.

En un tono similar, Diego Paulsen (RN), presidente de la Cámara de Diputados, se mostró disponible a avanzar en este tema, señalando que “podemos legislar de lunes a domingo”.

Sin embargo, en La Moneda no tienen intenciones de innovar en la materia, y el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Monckeberg, sostuvo que “desde el punto de vista práctico, siempre es posible dictar una ley, pero estamos a menos 60 días de una elección. La ley puede ser el mecanismo más fácil de llevar adelante. El tema es implementar ese procedimiento, porque el voto tiene que ser secreto”.

“Estamos a menos de 60 días del plebiscito y las dificultades pueden poner cuesta arriba una implementación de ese tipo”, recalcó.

El Congreso insiste en legislar

Pese a la postura del Ejecutivo, desde el Congreso insistieron en legislar este tema, una propuesta que cala incluso en las filas de Chile Vamos.

Es así como el senador Francisco Chahuán (RN) cuestionó la postura del Gobierno, señalando que podría resultar inconstitucional quitarles el derecho a sufragar a estas personas.

“Lamentamos que el Gobierno haya cerrado la puerta a la posibilidad de legislar sobre el voto postal para aquellas personas contagiadas con COVID-19 y que quieren sufragar en el plebiscito del 25 de octubre, tenemos que garantizar el derecho constitucional al sufragio, sobre todo considerando las opiniones del propio Servel que hacen el llamado al Gobierno al envío de una ley exprés, recordar que nosotros ya presentamos un proyecto sobre esta naturaleza y esperamos que tenga la urgencia legislativa, por tanto, esperamos que el Gobierno pueda revisar su posición”, planteó Chahuán.

El parlamentario dijo que la reforma constitucional que ingresó el 26 de agosto y que se encuentra en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado, permitiría el voto postal en situación de crisis sanitaria.

“El desafecto por la democracia”

En la oposición, el jefe de bancada del PPD, Raúl Soto, dijo que “es una irresponsabilidad del Gobierno negarse a generar una alternativa segura para que puedan votar las personas contagiadas con COVID, cuando hay apertura del Servel y del Parlamento para legislar con sentido de urgencia en esta materia”.

En tanto, el senador Guido Girardi (PPD), miembro de la Comisión de Salud del Senado, lamentó “el desafecto por la democracia” del Ejecutivo y anunció que enviará un proyecto de ley que permita implementar el voto a distancia, “ya sea por correo, internet o urnas móviles”.

Al respecto, Girardi dijo que “es lamentable que el Gobierno nuevamente le dé la espalda a la ciudadanía, así como lo hizo con el 10% en qué impulsó una verdadera campaña del terror diciendo que no se podía y que iba a causar una catástrofe económica y nada de eso ha ocurrido (…). Ahora no quieren garantizar el derecho humano de las personas, como es la participación electoral. Si el Gobierno no quiere hacerlo, nosotros mismos vamos a presentar un proyecto de ley para que se implementen las medidas adecuadas y todos los chilenos y chilenas, sin excepciones, puedan cumplir con su derecho civil si así desean hacerlo”.

El diputado Diego Ibáñez (CS), en tanto, insistió en que el voto por correo “debe implementarse”. “El Gobierno no tiene la pandemia bajo control y se niega a alternativas que favorecen participación”.

“Existe amplia experiencia internacional en implementación del voto por correo y es posible priorizar grupos de población que se beneficien más con la medida para aplicarla a una escala viable”, añadió.

El Mostrador


Voto a domicilio para contagiados, la propuesta del Servel para resolver problemas ante el plebiscito

A menos de dos meses de la realización del plebiscito para que la ciudadanía aprobar o rechazar la redacción de una nueva Constitución y el órgano que sería encargado de redactarla, la situación de la pandemia y la crisis sanitaria mantienen en vilo ciertas definiciones de modo de asegurar participación y legitimidad en el proceso eleccionario.

En ese sentido, el presidente del Consejo Directivo del Servel, Patricio Santamaría, planteó al Ejecutivo la posibilidad de llevar adelante una ley corta o exprés de modo de llevar el voto a los domicilios de las personas contagiadas o en situación de cuarentena según las disposiciones de la autoridad sanitaria.

Tal iniciativa requiere una norma legal expresa pues, quienes hayan dado positivo al test para determinar la presencia de COVID-19 gozan de protección a la reserva de su identidad, por lo tanto, según la propuesta del Servel sería necesario que ello renuncien a tal derecho en orden a ejercer el voto.

El Gobierno, sin embargo, no ha dado su apoyo a la propuesta del órgano señalando que dados los plazos, no existe espacio suficiente para realizar ese tipo de cambios legales.

“Poder avanzar en votos electrónicos, en votos a distancia, en votos por carta, es muy bonito en la discusión, y bienvenido sea, pero no aconsejable. El Gobierno no va a promover una discusión de ese tipo a 60 días de una elección”, señaló el ministro Cristián Monckeberg.

La situación de los enfermos no ha sido resuelta hasta ahora, pero desde los distintos espectros del ámbito político se urge al Ejecutivo a buscar una solución en el breve plazo.

Radio U Chile


Plebiscito en Chile: las cuatro claves de la histórica campaña que ya arrancó

Treinta y dos años después del plebiscito que puso fin a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), los chilenos se preparan para volver a las urnas el próximo 25 de octubre para definir en un referéndum si cambian o no la Constitución heredada, con la pandemia como marco. Para muchos representa la campaña más importante en tres décadas de democracia, dado que por primera vez y tras el estallido social que puso el foco en la desigualdad estructural del país, se abre la posibilidad de hacer cambios profundos en el sistema político y económico de Chile.

Sin embargo, en esta disputa en las urnas no serán candidatos los que se sometan al voto de los ciudadanos. Las alternativas serán “apruebo” y “rechazo” y la pregunta no será “¿Quién quiere que gobierne” sino “¿Quiere usted una nueva Constitución?”, aunque los partidos políticos jugarán un rol preponderante.

A las 00.00 horas del miércoles se inició el período oficial y desde entonces se difunden los argumentos a favor o en contra del plebiscito en redes sociales radio y televisión, en tanto que las calles chilenas se llenaron de carteles y grafittis. Con 400.000 infectados y cerca de 11.000 muertos desde marzo, pero con la pandemia en retroceso, los partidos comenzaron a desplegar su poderosa maquinaria propagandística, sin descuidar las redes sociales.

¿Qué se vota?

Concebida como una válvula de escape tras la crisis social que se generó a partir de las masivas protestas callejeras de octubre de 2019, en la consulta se preguntará a los votantes: “¿Quiere usted una nueva Constitución?”. A lo cual deberán responder “Apruebo” o “Rechazo”.

Para los partidarios de la opción “apruebo”, agrupados en la oposición de izquierda, una nueva carta fundamental representa un nuevo punto fundacional sobre el cual establecer un nuevo orden social, más igualitario en Chile, uno de los países más desiguales de la región.

En cambio quienes optan por el “rechazo”, que se congregan en los grupos más conservadores, creen que es posible introducir cambios al modelo, sin destruir una Constitución que le dio una supuesta estabilidad a Chile.

En el plebiscito también se les pedirá a los votantes que determinen qué tipo de órgano redactará la nueva Constitución si ésta se aprueba: una Convención Mixta, conformada por constituyentes elegidos y legisladores, o una Convención Constitucional, una especie de asamblea constituyente compuesta únicamente por miembros elegidos.

La convención mixta constitucional, defendida por los partidos de la coalición de gobierno derechista, será integrada en partes iguales por miembros elegidos para este efecto y parlamentarios en ejercicio, mientras que en la“convención constitucional”, promovida por los partidos de la oposición,todos sus integrantes serán elegidos específicamente para esta ocasión.

Si el proyecto era aprobado en plebiscito, la elección de los miembros de una u otra instancia se iba a realizar en octubre de 2020, coincidiendo con las elecciones regionales y municipales, pero tras las postergaciones se espera que se haga más adelante, con una fecha aún no decidida.

¿Qué postura apoya cada partido?

El presidente chileno, el conservador Sebastián Piñera, pidió a sus ministros que no hagan campaña a favor de ninguna opción para evitar que se convierta en un referéndum sobre su gestión, pero lo cierto es que hay ministros que abiertamente ya tomaron su posición, muchos de ellos en contra.

La oposición de centro-izquierda e izquierda es partidaria en bloque del cambio constitucional -aunque no hará campaña de manera conjunta como en 1988-, mientras que los cuatro partidos de derechas que integran la coalición gubernamental están divididos.

¿Se puede postergar nuevamente por el coronavirus?

No está definido aún si votarán o la forma en que lo harán quienes estén contagiados de coronavirus. Como en el resto de las cosas, la pandemia se interpuso en los planes electorales chilenos. Programado inicialmente para el 26 de abril, el plebiscito ya fue pospuesto una vez por el avance del coronavirus.

Con una situación sanitaria estabilizada desde hace varias semanas, lo que permitió el desconfinamiento de varias zonas del país y la apertura gradual de la economía, el fantasma de una nueva postergación ronda en el ambiente en caso de que se produzca un rebrote.

El presidente y el Congreso tienen la facultad de suspender el plebiscito hasta un día antes de su realización en caso de que las condiciones sanitarias no sean las adecuadas.

Desde los sectores más conservadores llevan semanas pidiendo un nuevo aplazamiento, pero tanto la ONU como las asociaciones médicas del país aseguran que es posible votar sin riesgos.

¿Qué dicen las encuestas?

La principal duda sobre el plebiscito no es el resultado, porque la mayoría de las encuestas dan por ganador el “Apruebo”, sino la baja participación: Chile tiene una de las abstenciones más bajas de la región, una situación que podría agravarse por la pandemia.

Un sondeo publicado el lunes por la encuestadora Cadem mostró que siete de cada 10 chilenos están “totalmente decididos” a participar del plebiscito, mientras que otra encuesta elaborada por Ipsos y Espacio Público mostró que pese a que la mitad de la población teme a contagiarse, un 87% asegura que votará.

Lo que no está claro aún es si podrán votar los ciudadanos con COVID-19, aunque al momento parece descartada la utilización de mecanismos alternativos, como el voto por carta, anticipado o a domicilio.

Latinoamérica Piensa


Chile supera los 11 mil fallecidos por coronavirus y reporta en las últimas 24 horas 1.739 nuevos contagios

Ayer por la mañana el Ministerio de Salud publicó un nuevo reporte con respecto a la evolución del coronavirus en las últimas 24 horas.

Al respecto, informó que se reportaron 1.739 nuevos contagios, de los cuales 1.197 corresponden a casos sintomáticos, 450 a personas sin síntomas y 92 a personas sin notificados.

Con esto el total de contagiados en el país desde el inicio de la pandemia asciende a404.102, de los cuales 15.108 se encuentran activos y 377.922 se han recuperado.

En cuanto a los decesos, según los datos entregados por el Departamento de Estadística e Información de Salud (Deis), se registraron 82 fallecidos por causas asociadas al Covid-19.

Con esto, el número total de fallecimientos asciende a 11.072 en el país.

Sobre los testeos, los laboratorios ayer informaron los resultados de 27.019 exámenes PCR, alcanzando a la fecha un total de 2.303.242 test analizados  a nivel nacional. En esta línea, la positividad del día alcanzó un 6,44%.

De acuerdo al informe, hay actualmente 1.012 personas que se encuentran hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos, de las cuales 740 están ventilación mecánica y 135 se encuentran en estado crítico.

En cuanto a los ventiladores mecánicos, hay 540 de estos equipos disponibles en la red.

Actualmente, indica el reporte, hay 156 Residencias Sanitarias disponibles en el país con 10.373 cupos, y 5.171 usuarios se encuentran utilizándolas.

La Tercera

 


VOLVER
Más notas sobre el tema