Colombia: la Corte concluyó sin decisión sobre la acusación de fraude procesal al expresidente Uribe

7

Este lunes, la Corte Suprema de Justicia tuvo una sala extraordinaria con el único objetivo de avanzar en el análisis del caso del expresidente Álvaro Uribe. La sorpresiva sesión coincidió con el anuncio del Centro Democrátivo, en la prensa nacional, en el sentido de que era “inminente” una decisión adversa al expresidente y líder de esa colectividad.

En paralelo que se daba la audiencia contra Diego Cadena ante un juez, los magistrados que conocen del caso Uribe deliberaban acerca de la decisión que deben tomar en el corto plazo: imponer o no una medida de aseguramiento contra el expresidente, quien está envuelto en un proceso por supuesta manipulación de testigos y fraude procesal. Sin embargo, la sesión extraordinaria no concluyó en una determinación. Hará falta que los magistrados se reúnan nuevamente en los próximos días a fin de que se avance y concluya la discusión.

El dilema crucial que deben resolver los magistrados es si al expresidente Uribe le cabe responsabilidad por los supuestos delitos que habría cometido el abogado Diego Cadena y por los cuales afronta una imputación. En esencia, se trata de los mismos cargos hacia los que apunta el expediente contra Uribe en la Corte Suprema. Al resolver la situacíon jurídica del exmandatario, los magistrados deberán decidir si antes del juicio amerita alguna medida precautelar contra el procesado. Las deliberaciones se están dando en total hermetismo.

La Sala de Instrucción que tiene en sus manos el futuro de Uribe Vélez está conformada por los magistrados César Reyes, Héctor Alarcón, Misael Rodríguez, Marco Rueda y Francisco Farfán. Como se sabe, Cristina Lombana no participa, pues quedó impedida debido a que era militar al tiempo que togada. Así que cinco magistrados votarán, pero debido a que el reglamento exige mínimo cuatro votos para tomar decisiones en los casos, no se descarta que, ante la falta de consenso, haya que llamar a un conjuez. Eso dilataría la decisión.

Los magistrados están ‘ad portas‘ de resolver la situación jurídica del expresidente Uribe. Esta etapa procesal significa que tras analizar el proyecto que presentó el magistrado instructor, la Sala debe decidir si el caso precluye o continúa. Lo primero se puede dar por descartado, ya que en este expediente ya citaron a Uribe a rendir indagatoria. De seguro los magistrados seguirán con el caso, pero al darse resolución de situación jurídica en este sentido deben también decidir si hay mérito para imponer alguna medida de aseguramiento. Es decir, los cinco magistrados tienen que determinar si el expresidente debe ser privado de la libertad. Al cierre de este lunes sigue siendo incierto qué se sabrá primero: la decisión de un juzgado sobre Diego Cadena o la de la Corte Suprema sobre Álvaro Uribe.

Semana

Más notas sobre el tema