El país supera el medio millón de contagios y roza las 16 mil muertes

93

Colombia llega al medio millón de contagios de coronavirus

Colombia pasó este miércoles del medio millón de casos positivos de COVID-19 al registrar en la jornada un récord de 13.056 contagios que elevó a 502.178 el total de infectados, informó el Ministerio de Salud.

La cifra de fallecidos, que estuvo en descenso los últimos días, por debajo de los 300 diarios, volvió a aumentar y alcanzó hoy las 360 defunciones, 93 de ellas en Bogotá.

Según el informe de las autoridades de salud, el total de fallecidos en el país es de 15.979, lo que supone un porcentaje de letalidad del 3,18 %.

De los 502.178 casos positivos del país, 158.893 continúan activos (el 31,64 %), y 326.298 personas se han recuperado (el 64,97 %), según la información.

Por su parte, en el departamento del Atlántico, se confirmaron 90 nuevos contagios, mientras que las muertes reportadas fueron 11: Siete en Soledad, uno en Campo de la Cruz, uno en Ponedera, uno en Puerto Colombia y otro más en Baranoa.

En Barranquilla, se registraron 348 casos nuevos y cuatro personas fallecieron.

Después de Bogotá, las regiones con más decesos en la jornada fueron los departamentos de Córdoba, con 46, Antioquia (43), Magdalena (25) y Norte de Santander (24).

El Ministerio de Salud también informó de 20 defunciones en el Valle del Cauca, mientras que en Cundinamarca y Santander hubo 17 en cada uno.

Los principales focos de la pandemia en Colombia los tienen Bogotá, con 176.336 contagios, seguida de Antioquia (66.206), Atlántico (62.009), Valle del Cauca (40.073), Bolívar (22.485), Cundinamarca (16.659), Córdoba (15.786), Nariño (11.875), Santander (11.332) y Magdalena (10.666).

En la jornada se hicieron 38.015 pruebas, 30.920 de ellas PCR y 7.095 de antígeno, para un total de 2,27 millones de muestras de COVID-19 procesadas por las autoridades sanitarias desde el comienzo de la pandemia.

El Heraldo


Piden a Duque liderar bloque latinoamericano por vacuna contra COVID-19

Congresistas que han liderado debates de control político para que el Gobierno agilice las gestiones alrededor de una eventual vacuna reclamaron esfuerzos diplomáticos y negociaciones directas con laboratorios.

Luego de que el Ministerio de Salud desmintió la compra de 16 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19, este miércoles un grupo de congresistas instó al Gobierno a actuar con “sumo sentido de urgencia y anticipación” en la búsqueda de un fármaco en el mercado internacional. En esa línea, pidieron al Ejecutivo de Iván Duque a liderar esfuerzos diplomáticos con otros países latinoamericanos para negociar en bloque.

En su misiva, los representantes José Daniel López (Cambio Radical), Carlos Ardila (Partido Liberal) y Alfredo Deluque (Partido de la U), insistieron en que acciones tardías en búsqueda de la vacuna, en un momento “absolutamente decisivo” como el actual, acarrearían una “dilación sustancial en la inmunización de la población colombiana, con las graves consecuencias que supondría tal situación en materia de vidas humanas, empleos perdidos y empresas quebradas”.

Por ello, pidieron al Gobierno agilizar las negociaciones, eso sí directas, con laboratorios cuyos procesos de investigación sobre la vacuna se hallen en etapas más avanzadas. Según los parlamentarios, alcanzar acuerdos rápidos en ese sentido, podría significar una mejor prelación en la lista de espera por la asignación de dosis, sumado a mejores precios.

“Pese al silencio institucional sobre este tema, insistimos en la importancia de que el Gobierno lidere esfuerzos diplomáticos para integrarse con otros países latinoamericanos de renta media, para negociar en bloque la compra de vacunas. Así mismo, respaldamos la participación de Colombia en la plataforma COVAX, pero insistimos en la importancia de ser conscientes de sus riesgos y limitaciones estructurales”, explicaron.

Adicionalmente, expresaron preocupación por lo que consideraron falta de claridad del Ejecutivo sobre si requiere o no una reforma a la Ley Estatutaria de Salud, buscando con ello que se puedan invertir recursos públicos en vacunas experimentales.

“El propio ministro de Salud, Fernando Ruiz, expresó dicha inquietud en la Cámara de Representantes la semana pasada. Queremos entender por qué, un mes después de iniciada la actual legislatura, el Gobierno no ha presentado un proyecto de ley sobre la materia, le ha dado mensaje de urgencia a iniciativas que cursan actualmente en el Congreso, o ha dado un dictamen final sobre la aplicabilidad de la normatividad vigente”, cuestionaron.

Finalmente, los legisladores recuerdan que, en la actualidad, difícilmente existen temas de mayor urgencia en la agenda nacional como la salud y la gestión de una eventual vacuna. Por ello, abogan porque el tema de adquisición de vacunas tenga un carácter de “prioridad estatal”.

“Asumir esta materia como una competencia más de una cartera específica (en este caso, el Ministerio de Salud), representaría un error de alcances insospechados”, puntualizan.

La semana pasada, en medio de las críticas que ha recibido el Gobierno Nacional frente a las gestiones por una eventual vacuna contra el COVID-19, el ministro de Salud –en desarrollo de un debate de control político en el Congreso– defendió que el Gobierno ha firmado “acuerdos de confidencialidad, intenciones de interés y conversaciones con diferentes industrias”.

Sin embargo, el funcionario admitió que, en caso de contar con el medicamento, el proceso de vacunación para la población más vulnerable le llevará al Ejecutivo “alrededor de seis meses” y que sería necesario todo 2021 para “llegar a altas coberturas de vacunación”.

Según los cálculos del Ejecutivo, se espera intervenir a 29′818.580 personas en la población de alto riesgo y económicamente activa. Ello indica que seis de cada 10 colombianos en el país serían intervenidos.

El Espectador

 


VOLVER
Más notas sobre el tema