Reabren las playas del país mientras la cifra de contagios se acerca a los 88 mil

187

Playas del Ecuador vuelven a recibir a turistas, pero bajo medidas de bioseguridad

A partir de este miércoles 5 de agosto, 40 playas del país volverán a funcionar. Así lo resolvió el Comité de Operaciones de Emergencia (COE nacional).

En su cuenta de Twitter, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, confirmó la reapertura, pero indicó que los COE cantonales tendrán la última palabra en este tema.

El 22 de julio ya se preveía la reapertura de las playas, pero ante la situación epidemiológica del país se aplazó hasta la primera semana de agosto.

Este martes, las autoridades tienen previsto dar a conocer más detalles del operativo a desplegar en estos puntos.

Pero no se descarta mantener operativas las cámaras del ECU 911 con el sistema Distancia2, así como exhortar a los turistas a través de megáfonos a mantener el distanciamiento social y cumplir con normas de bioseguridad.

En el caso de Manta, en la provincia de Manabí, el Municipio informó que pospondrá por 15 días la reapertura de las playas en el cantón. Mientras, el COE cantonal de Santa Elena aplazó la habilitación de sus balnearios para el 28 de agosto.

Listado de la playas

Esmeraldas

Atacames

Las Palmas

Muisne

Same

Súa

Tonsupa

Balao

Camarones

Las Piedras

Punta Arena

Río Verde

San Lorenzo

Tonchigüe

Manabí

Crucita

Pedernales

Puerto López

San Vicente

Santa Marianita

San Jacinto

Tarqui

Murciélago

El Oro

Jambelí

Bajo Alto

Guayas

Playas Villamil

Posorja

Santa Elena       

Ballenita

Chipipe

Montañita

Punta Blanca

Punta Carnero

Salinas

Anconcito

Capaes

La Rinconada

Las Núñez

Monteverde

Palmar

Puerto Chanduy

San Pablo

Valdivia

Pichincha Comunicaciones


Ascienden a 87.963 los positivos y 5.808 los decesos por COVID-19 en Ecuador

La cifra de positivos por la COVID-19 en Ecuador ascendió a 87.963 este martes, 922 nuevos casos con respecto a la víspera, mientras que los decesos oficiales llegaron a 5.808, con 41 adicionales.

Así lo informó en su parte diario el Ministerio de Salud, que menciona, además, 3.524 muertes probables por coronavirus.

Conforme al boletín oficial, desde que se detectó el primer contagio el 29 de febrero se han tomado 250.720 muestras para la COVID-19, entre pruebas rápidas y PCR en Ecuador, habitado por más de 17 millones de personas.

Con esas pruebas se descartaron 121.040 casos, mientras que 11.641 recibieron el alta hospitalaria.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, Ecuador registra 59.344 recuperados por la COVID-19, 831 personas están hospitalizadas en condiciones estables y 359 con pronóstico reservado.

Con base en las pruebas PCR, la capital ecuatoriana, Quito, sigue reuniendo el mayor número de casos al registrar otros 137 en las últimas veinticuatro horas, hasta alcanzar los 13.651 contagios.

La ciudad de Guayaquil, la segunda del país, registra hoy 12.039, 28 adicionales frente al domingo.

CONTAGIOS POR PROVINCIAS

De las 24 provincias del país, Guayas, de la que es cabecera Guayaquil, es la que más contagios reporta, 17.629, seguida por la andina de Pichincha, con Quito de capital, que suma 15.191 casos.

Les siguen Manabí con 6.734 casos, Santo Domingo de los Tsáchilas (3.774), Azuay (3.604), El Oro (3.342), Esmeraldas (3.247), Los Ríos (2.899), Loja (2.793), Tungurahua (2.203), Morona Santiago (2.077), Cotopaxi (2.181), Imbabura (1.541), Chimborazo (1.548), Pastaza (1.380), Sucummbíos (1.357), Orellana (1.348), Bolívar (1.164), Santa Elena (1.158) y Zamora Chinchipe (1.005).

El resto de provincias tienen menos de mil casos cada una, mientras que la insular de Galápagos registra 103 positivos.

Con respecto al grupo de edad que concentra el mayor número de confirmados, destaca con el 59,1 % el que comprende a las personas de entre 20 y 49 años, seguido por el de 50 a 64 años, que representa el 21,4 % de contagios.

Desde comienzos de junio y tras casi cuatro meses de cuarentena, Ecuador empezó a aliviar las restricciones para afrontar la pandemia de coronavirus y puso en marcha un mecanismo de desescalada, denominado «semaforización epidemiológica», para ampliar el margen de movilidad humana, laboral y productiva.

La medida permitió pasar del aislamiento masivo al distanciamiento físico, en medio de un estado de excepción decretado por el presidente Lenín Moreno el 16 de marzo y que ha sido extendido en varias ocasiones.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional emitió el pasado jueves 16 regulaciones obligatorias para todo el país, independientemente del color del semáforo, con el fin de contener los contagios por la COVID-19.

Entre ellas, figura el cierre de las frontera internacionales terrestres, la prohibición de clases presenciales en todos los niveles educativos, el mantenimiento del cierre de bares, discotecas y centros de ocio, además de locales infantiles.

Se ratificó que las playas se abrirán el 5 de agosto, aunque únicamente las que cuenten con el sistema de vigilancia a distancia, mientras que el transporte particular estará autorizado entre cantones de provincias con el mismo color del semáforo o de amarillo a verde.

El Mercurio 


Paradoja del Gobierno: cientos de médicos echados y otros cientos contratados

Mientras el Ministerio de Salud anuncia la contratación de 504 médicos, a escala nacional unos 300 profesionales que atendieron a pacientes Covid-19 fueron despedidos. Esto viola la Ley Humanitaria. La mayoría pertenece a hospitales de Guayaquil, Manta y Babahoyo.

El 28 de marzo de 2020 el médico general Fernando Sisalema ingresó a laborar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil.

Eran días caóticos para el sector de la salud, cuando esa ciudad vivía los momentos más críticos de la pandemia .

Pese a que UCI no era su especialidad, Sisalema entró al hospital del Seguro Social porque en ese entonces “la mayoría de médicos se había contagiado de Covid-19“.

Cuatro meses después, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) le notificó de su despido. “Pensamos que con la Ley Humanitaria podíamos tener oportunidad de renovar el contrato”.

El artículo 25 de la Ley de Apoyo Humanitario determina que los “trabajadores de la salud que hayan trabajado en la emergencia de coronavirus con un contrato ocasional o nombramiento provisional se los declarará ganadores del respectivo concurso público“.

Es decir, podrán extender el contrato ocasional en uno de los hospitales de la red pública o complementaria.

Aún con la ley vigente desde junio de este año, unos 222 trabajores de la salud del hospital Teodoro Maldonado de Guayaquil salieron el 31 de julio. Se trata de compañeros de Sisalema como especialistas de UCI, patología, enfermeras y hasta conductores de ambulancias.

Despidos en el IESS y en Salud

El caso de Sisalema y sus colegas en el hospital del IESS de Guayaquil no es el único. El médico Andrés Santos, representante de los trabajadores despedidos, estima que 300 funcionarios del sector salud a escala nacional han sido desvinculados.

La mayoría de ellos pertenece a hospitales de la ciudades de la Costa. Hay despidos en el Ministerio de Salud Pública (MSP) y en el IESS.

En Babahoyo, la enfermera Martha (nombre protegido) salió del hospital general Martín Icaza del MSP el 3 de agosto. Ella atendió a un promedio de 25 pacientes Covid-19 al día durante tres meses.

Otros 10 médicos de esta casa de salud también fueron desvinculados. Mientras que una docena salieron del hospital del IESS de Manta.

“Cuando preguntamos al director médico solo nos dijo que no estaba en sus manos”, expresa Martha quien oculta su nombre por miedo a represalias.

Santos explica que además del artículo 25 de la Ley, la disposición transitoria novena de esta norma ampara a los médicos.

Según esta disposición, un trabajador podrá ganar el concurso público para integrarse a la red de salud de la siguiente manera:

  • El 50% de la calificación del concurso se gana con el título habilitante de médico, inscrito en la Senescyt.
  • El porcentaje restante se obtiene presentando el contrato ocasional de haber trabajado en la emergencia.

Debido a que los empleados despedidos no cuentan con un contrato vigente,“ahora no pueden aplicar al beneficio de la Ley”, señala Santos. Por ello denuncia que hay una vulneración de los derechos del trabajador.

“Que obedezcan la ley que aprobaron” 

La Ley Humanitaria se aprobó en la Asamblea en mayo y 26 días después el Ejecutivo devolvió la norma con 32 observaciones. Entre las objeciones no constaba el veto al artículo 25, cuyo cumplimiento exigen ahora los médicos.

Es así que el doctor Santos, quien representa a los médicos desvinculados, asegura: “solo pedimos a las autoridades que obedezcan la ley que ellos aprobaron”.

Santos reconoce que el Estado pasa por un momento de finanzas complicadas, pero agrega que mientras en una ciudad hay despidos, en otra se anuncian nuevas contrataciones.

El pasado 29 de julio, el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, informó que el sistema sanitario en Quito no había colapsado ante el aumento de casos de coronavirus.

Y como muestra del control del MSP en los hospitales, Zevallos anunció la contratación de 504 profesionales de salud. “De los cuales 139 son enfermeras, estamos haciendo un enorme esfuerzo”, dijo ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea.

Además, para afrontar la emergencia el Ministerio anunció la contratación total de 700 trabajadores en abril, incluso se indicó que se vincularía a todo el personal necesario hasta diciembre de 2020.

Hasta el 8 de abril se contrataron a 456 profesionales.

Si bien el Gobierno acumula atrasos, en la lista se prioriza el pago de salario a los trabajadores de la salud debido a la emergencia sanitaria.

Según el ministerio de Finanzas, los atrasos en el sector público alcanzan ya los USD 3.513 millones entre enero y julio de 2020.

¿Qué dicen las autoridades? 

A finales de mayo, el MSP anunció que desvinculaba a 2.279 trabajadores con contrato ocasional. La entidad asegura que se trató de personas del área administrativa y no de la parte médica.

Se justificó que los despidos representaron el 2,8% de la nómina general del MSP, que tiene alrededor de 82.000 servidores.

Sobre los nuevos despidos de especialistas de UCI o enfermeras, el Ministerio aún no se pronuncia. PRIMICIAS contactó al MSP, pero hasta el cierre de este reportaje no hubo respuesta.

Mientras que autoridades del hospital Teodoro Maldonado de Guayaquil se reunieron con los funcionarios desvinculados, tras una protesta que se realizó el 3 de agosto.

Los directivos les ofrecieron contratar a una parte de los empleados, pero el médico Sisalema dice que se niegan. “Somos todos o ninguno, porque nosotros estuvimos en los momentos más duros de la pandemia”, añade.

Por la tarde del 4 de agosto, el IESS informó además que los funcionarios serán “oportunamente reintegrados”, aunque no se mencionó cuándo. Se indicó que la entidad esperar “el reglamento de la Ley Humanitaria para dar cumplimiento con la disposición”.

Primicias


Extrabajadores de medios públicos protestaron nuevamente por la falta de pago de sus sueldos y liquidaciones

Pichincha Comunicaciones
 


VOLVER
Más notas sobre el tema