Esequibo: nuevo presidente de Guyana insistirá en resolver disputa territorial con Venezuela en la CIJ

135

Nuevo gobierno de Guyana insiste en “solucionar” la disputa del Esequibo ante la Corte Internacional de Justicia

El nuevo presidente de Guyana, Irfaan Ali, se ha comprometido este sábado a solucionar ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la disputa del Esequibo con Venezuela, descartando de esta forma una solución extrajudicial.

El pasado lunes, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, felicitó a Guyana por la elección de un nuevo presidente tras varios meses de celebrarse los comicios -2 de marzo- y varias interrupciones judiciales por diversas reclamaciones de fraude que impidieron la elección de Ali.

En el comunicado, Arreaza indicó que era necesario “reactivar” el diálogo y “los mecanismos de negociación, lo antes posible para llegar a un acuerdo práctico y satisfactorio” para ambos países.

La afirmación la realizó el nuevo presidente de Guyana en la ceremonia oficial de inauguración de la presidencia, descarta la vía del arreglo extrajudicial.

Ali, de 40 años, y candidato del opositor Partido Progresista del Pueblo (PPP), recordó que fue precisamente su partido, el PPP, quien puso fin en 2014 al “diálogo de buenas maneras con Venezuela” ya que para “ellos se había convertido en una estrategia de prolongar la contención más que en buscar una solución”.

Por último, indicó que la “soberanía del Estado y la integridad del territorio (de Guyana), tanto en tierra como en mar, es un deber sagrado”.

“Si somos fieles a ese deber, seremos leales a nuestra visión de que Guyana es una nación indivisible”, indicó.

Cabe mencionar que el Gobierno de Venezuela ha reiterado en varias oportunidades que no comparecerá ante la CIJ por caso Esequibo. A través de un comunicado emitido por la cancillería venezolana el gobierno Nacional, ratificó su no comparecencia por considerar que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) “carece manifiestamente de jurisdicción sobre el caso siendo el objeto de la demanda inadmisible.

Aporrea


New Government Keeps Former Coalition Foreign Affairs Minister In Guyana/Venezuela Border Fight

Just a day after the ninth Guyana President announced at his inauguration that he will be a leader of all Guyana, the Mohammed Irfaan Ali-led People’s Progressive Party/Civic (PPP/C) government has shown it is ready to deliver on that promise.

The new government on Sunday announced it has retained Carl Greenidge, the former Foreign Affairs Minister with the A Partnership For National Unity/Alliance For Change government, to be a part of the team representing Guyana’s interested in the border controversy case with Venezuela that is currently before the International Court of Justice (ICJ).

New Foreign Affairs Minister, Hugh Todd, confirmed that Greenidge is still on the team (and) will be on the team, through the conclusion of this matter.”

He further disclosed that Greenidge, who was Guyana’s leading agent in the matter, has already briefed him on the current position of the case.

“So, he’s still integrally involved. We’re very happy to have his service, and he’s very committed to the process. This is not a political issue, it’s a national issue. And he recognizes that. And he’s very accommodating to us,” the new Foreign Affairs Minister posited.

President Ali in his inaugural address to the nation from the National Cultural Center on Saturday, promised “…. one and all – those who supported me and those who didn’t – that I will be the President for all the people of Guyana, and I will serve each of you with affection, without discrimination and with every attention to fairness and equity.”

“In my service to Guyana, I will not see a nation divided by ethnicity; I will see a nation cemented in unity,” he added. “This land of Guyana is our common homeland; it is our common heritage. And every citizen within it is equal and will be treated equally. … My first and last responsibility will be to the people of Guyana – all of them.”

News Americas Now


Guyana: El nuevo centro petrolero de Sudamérica comienza a atraer a la flota VLCC

Guyana, la más reciente nación exportadora de petróleo del mundo, vio jurar recientemente a su nuevo presidente después de una prolongada y amarga disputa electoral en la que los ingresos del petróleo ocuparon un lugar destacado en la agenda política. Alphatanker, examinó la evolución reciente y futura de la producción de crudo del país sudamericano y hacia que puntos del globo las ha enviado. Además, observó si su producción se verá afectada por la pandemia de Covid-19 o por los trastornos políticos.

El enorme potencial de Guyana

Se estima que Guyana tiene actualmente reservas recuperables de 8.000 millones de barriles de petróleo equivalente, lo que hace que sus reservas sean mayores que las de Colombia y México juntas. El pasado diciembre el país observó su primera producción comercial de crudo de la unidad flotante de producción, almacenamiento y descarga (FPSO) Liza Destiny anclado aproximadamente a 190 km mar adentro en el Campo Liza en el bloque Stabroek.

La producción ha continuado aumentando durante el primer semestre de 2020 con el proyecto de US$4.400 millones previsto para alcanzar su capacidad de 120 kb/d a fines del verano de 2020, dos meses más tarde de lo previsto originalmente. Este proyecto está siendo operado por la filial de ExxonMobil, Esso Exploration, que posee el 45% del proyecto.

Hess Guyana Exploration posee el 30% y CNOOC Nexen Petroleum Guyana posee el 25% restante. Según ExxonMobil, la calidad del crudo de Liza es la de un crudo ligero y dulce con una gravedad específica de 32 API y un contenido de azufre de 0,58%. Esto es similar a los crudos como los de África Occidental, el Caspio y el Mar del Norte.

Aumenta demanda de tanqueros Suezmax

De acuerdo con Alphatanker, los datos indican que se han exportado alrededor de 15 mb (70 kb/d) desde Liza Destiny tan pronto como empezó a operar (los tanqueros de 2mb de capacidad son cargados directamente desde el FPSO) lo que equivale a 16 embarques en lo que va de año. Los Suezmax han cargado alrededor de dos tercios (10 mb) del crudo proveniente de Liza. Mientras tanto, dos VLCCs han recogido cargas parciales que han transportado a China junto con otros barriles de EE. UU. y América Latina. Otro VLCC ha sido usado para transferir barriles a Panamá. El resto de los cargamentos han sido embarcados por Aframaxes que han transportado el crudo a las refinerías de la costa del Golfo de los Estados Unidos.

A mediano plazo, se espera que la producción de crudo de Guyana aumente en consonancia con la puesta en marcha de nuevas FSPOs. Se prevé que el proyecto de la Fase 2 de Liza, de US$6.000 millones, entre en funcionamiento en el verano [septentrional] de 2022. Cuando esté plenamente operativo, este proyecto producirá otros 220 kb/d de crudo. A partir de entonces, las aguas se volverán más fangosas. Los informes sugieren que el segundo campo para iniciar la producción, el campo Payara (a menudo llamado Liza Fase-3), también en el bloque Stabroek, podría retrasarse.

La inercia de cinco meses que rodea a las elecciones ha ralentizado considerablemente el proceso en curso de aprobación del proyecto con ExxonMobil, lo que sugiere que, si finalmente se aprueba, podría no comenzar la producción hasta 2024. Tras este inicio, no hay proyectos concretos en marcha.

Sin embargo, los tres socios tienen planes para seguir explotando desde el bloque Stabroek. Según se informa, se espera que el próximo proyecto costa afuera sea Hammerhead, que también está en Stabroek, pero todavía no hay planes firmes de desarrollo. Esto sugiere que la expectativa original del consorcio de producir 750 kb/d de crudo guyanés a finales de 2025 puede estar amenazada.

VLCCs favorecidos

Alphatanker considera que la capacidad de Liza Destiny es de 2 mb, pero quer la falta de infraestructura de almacenamiento en tierra para su crudo complica la logística de embarcar un cargamento de 2 mb en un VLCC, ya que solo un retraso del arribo de un tanquero podría llevar potencialmente a un desastroso cierre de su producción. Por lo tanto, es mucho más fácil y menos arriesgado levantar cargas de 1 mb y 700 kb.

Sin embargo, lo anterior podría cambiar a futuro. A medida que la producción aumenta con la puesta en marcha de la Fase 2 de Liza, debido a la calidad de su crudo que es muy apreciado en los mercados asiáticos, más barriles se dirigirán al este, lo que favorecerá a los grandes tanqueros. Sin embargo, ya sea que esto se logre cargando a medias un VLCC en cada FPSO o que se disponga de un almacenamiento adicional en Liza, queda por ver la fase 2 que permitirá levantar fácilmente una carga de 2 mb.

No obstante, lo que sí parece seguro es que las economías de escala que ofrecen los VLCCs tendrán que ser utilizadas si se quiere que el crudo de Guyana siga siendo atractivo frente a otras calidades similares de la cuenca del Atlántico que ya son transportadas habitualmente a Asia mediante VLCCs.

Mundo Marítimo

Más notas sobre el tema