Estado de excepción en cárceles de Ecuador y huelga de hambre en penal de mujeres en Argentina

155

Ecuador | Moreno decreta estado de excepción en las cárceles del Ecuador

El 11 de agosto de 2020 el presidente Lenín Moreno decretó un nuevo estado de excepción en el sistema carcelario de todo el Ecuador . A través del decreto, el Presidente ordenó que se movilicen las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional para apoyar al Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), el organismo encargado de las 53 cárceles del país.

A las cuatro de la tarde del 11 de agosto, el presidente Moreno escribió en su cuenta de Twitter que dispuso esta declaratoria para que las Fuerzas Armadas se “sumen al control de las mafias que están creando caos en los centros penitenciarios”. Horas más tarde, la secretaria jurídica de la presidencia Johanna Pesántez explicó en una rueda de prensa virtual que el trabajo conjunto de la Policía, las Fuerzas Armadas y el SNAI busca restablecer la “convivencia pacífica” y el funcionamiento normal del sistema carcelario del país.

Pesantez dijo que la principal tarea de las Fuerzas Armadas es ser un primer filtro en el control de armas dentro de los centros de rehabilitación e inspeccionar las vías de acceso a las cárceles. La Policía Nacional controlará el orden interno y externo de las cárceles. Será la Policía, además, la encargada de intervenir si hay nuevos incidentes dentro de alguno de los centros penitenciarios, anunció Pesántez.

El estado de excepción prohíbe también que los reclusos reciban cartas y comunicados del exterior, lo que en condiciones normales es un derecho según el artículo 66 de la Constitución ecuatoriana. Además, se prohíben las reuniones entre presos y se restringirá su movilidad dentro de los pabellones de los centros carcelarios.

En la rueda de prensa del 11 de agosto también participó Edmundo Moncayo, el director del SNAI. Según Moncayo no es posible brindar un servicio de rehabilitación social “digno” y que respete los derechos humanos si no se controla la violencia en las cárceles.

En el sistema carcelario hay alrededor de 1477 agentes penitenciarios dijo Moncayo, pero “una de las grandes deficiencias que hemos notado es la falta de formación en valores éticos y morales del personal con el que estamos trabajando”. Mocayo añadió que el proceso de capacitación y rehabilitación de los funcionarios es complejo y tomará tiempo.

Moncayo anunció también que en los siguientes días el SNAI informará las medidas para “controlar y aislar” a los presos que sigan causando altercados.

La declaratoria de estado de excepción se realiza tras una semana de incidentes en diferentes cárceles del Ecuador. Antes del anuncio del presidente Moreno, el SNAI informó sobre un enfrentamiento en la zona de máxima seguridad de la cárcel de Latacunga, en Quito, en el que murieron dos personas.

Durante el fin de semana del 8 de agosto, el australiano Sheiman Oren fue asesinado en la Penitenciaría del Litoral de Guayaquil. El lunes 3 de agosto 12 presos fallecieron durante otro enfrentamiento en la Penitenciaría del Litoral y el 29 de julio el SNAI informó la muerte de dos detenidos del Centro de Privación de Libertad en Guayaquil.

Los enfrentamientos en las cárceles ecuatorianas no son nuevos. En mayo de 2019 el presidente Moreno también decretó estado de excepción en el sistema carcelario del país. El estado de excepción duró 60 días y el SNAI informó que durante estos meses se invirtieron “alrededor de 20 millones de dólares en alimentación, en equipos y en el fortalecimiento de esta institución” y se capacitó a 1.500 agentes.

Moncayo dijo en la rueda de prensa que actualmente en el Ecuador hay alrededor de 37. 500 personas privadas de libertad en las 53 cárceles. En febrero de 2020, había un 33.5% de hacinamiento, según el SNAI. El sistema tiene una capacidad para 29 mil personas pero había más de 39 mil. Hasta mayo de 2020, por la emergencia sanitaria se liberaron a cerca de 800 presos para mejorar las condiciones sanitarias en las cárceles durante la pandemia por covid-19.

GK


Argentina | Una prisión de mujeres, el único penal bonaerense en huelga de hambre por Covid-19

Por Nahuel Gallota

“Nosotras lo hacemos por nuestra cuenta. Y el que quiera apoyar, que apoye”. La que habla es Tatiana, una de las 12 internas del pabellón 2 de la Unidad 54 de Florencia Varela, que tiene un total de 87 detenidas. Es el único sector de todas las unidades dependientes del Servicio Penitenciario Bonaerense​ (SPB) en huelga de hambre: algunas desde el miércoles; otras desde este lunes a la mañana. Solo consumen mate, té o agua. Cada mañana las pesan, les toman la presión y la temperatura.

“Todavía hay muchas chicas en condiciones de recibir el beneficio de la prisión domiciliaria. Algunas están embarazadas, o con sus hijos o son pacientes de alto riesgo. Y siguen acá. Queremos salir con vida de este lugar”, argumenta Tatiana, que aclara que la medida que tomaron no es contra el SPB y sus agentes, sino contra el Poder Judicial.

A nivel oficial no se comunicó el número de presos contagiados de la enfermedad. “Lo poco que sabemos es en base a llamados que hacemos por nuestra cuenta, pero nada oficial. Al 3 de agosto contabilizamos 76 contagiados y tres muertes. Están ocultado la información. Otra cosa que nos enteramos es que aíslan a toda la población del pabellón en el que vivió un contagiado. No existe una política de testeos. Al que tiene síntomas, también lo aíslan”, dice Roberto Cipriano García, secretario de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

Según el SPB, al 3 de agosto había 8 positivos activos de coronavirus en la población carcelaria, con un total de 60 recuperados. Y confirman un fallecimiento, en Campana. Los otros dos casos, que la CPM registra como muertos por el virus, para el SPB murieron “con Covid y no de Covid”. Son dos hombres, uno en Olmos y otro en Dolores.

Según estimaciones de la CPM, el número de madres detenidas se redujo de 80 a 25. “Seguimos creyendo que las madres y sus hijos deben estar cumpliendo sus penas en sus casas. No hay chances de combatir al COVID dentro de una cárcel. Con la superpoblación que hay es imposible cumplir el distanciamiento social. Y tampoco pueden cumplir el lavado frecuente de manos, porque no les entregan material de limpieza”, sostiene García.

En la Unidad 33 de Los Hornos, también de mujeres, y de madres, la situación también es tensa. En los últimos días una niña cayó de un primer piso y está internada. Y en las últimas horas falleció un bebé, antes del parto. La situación es confusa: tenía fecha programada para este martes. Creen que se trató de un error médico, aunque desde el SPB lo niegan y afirman que se trata de una paciente con problemas de salud previos que tenía un control obstétrico al que no asistió.

Los familiares de los detenidos planean hacer un reclamo frente a la Quinta de Olivos, el próximo domingo. Por “los presos fallecidos por COVID, los casos positivos, la falta de precaución y las personas que se encuentran en condiciones de acceder al derecho de la prisión domiciliaria y siguen en prisión”, argumentan los organizadores.

El 31 de julio, un grupo de familiares se encadenó a las rejas del Congreso, reclamando lo mismo. Lo hicieron exhibiendo una bandera que decía “Toda muerte en prisión es un crimen de Estado”.

“Lo que buscamos es llegar a una mesa de diálogo colectivo por Zoom con representantes de los tres poderes”, agregó Tatiana, desde el pabellón en huelga de hambre de la Unidad 54 de Varela. “No queremos hablar con los Juzgados. Queremos hacerlo con alguien ‘de arriba'”, completó.

Clarín


Costa rica | Justicia reporta siete casos positivos nuevos: cifra llega a 187

Por Adrián Meza Cordero

El Ministerio de Justicia y Paz emitió este lunes su actualización de datos Covid-19 de las últimas 24 horas.

De acuerdo con el reporte, solamente se presentaron siete casos nuevos del virus en el ámbito penitenciario.

Se trata de un funcionario del ministerio y seis privados de libertad de tres cárceles del país.

Con estos casos, el ministerio llega a los 187 contagiados del nuevo coronavirus entre funcionarios y presos.

Al sumarse seis casos nuevos de privados de libertad con el virus, la cifra ahora alcanza los 89 casos activos.

Mientras que por la parte de funcionarios, el número de casos activos se acerca a los 100, pues ya registran 98.

También, este lunes, Justicia reportó haber sumado más personas como recuperadas: la cifra ya llega a 54.

De esas 54 personas recuperadas, en total 14 son funcionarios del ministerio y las restantes son privadas de libertad.

La cifra de lamentables fallecimientos continúa en uno.

AM Prensa


Panamá | Más del 92 % de los presos panameños contagiados de Covid-19 se recuperaron

El Ministerio de Gobierno emitió el reporte de los presos panameños contagiados de Covid-19 en el país, con el que dieron cuenta de la situación sanitaria en los centros de reclusión parece haberse controlado.

En el informe se reportó que más del 92 % de los privados de libertad que se contagiaron de Covid-19 en las cárceles se han recuperado.

Se destacó entonces que de los 1.536 casos positivos acumulados, 1.417 se han recuperado, y en cuanto a los casos activos hay 117 pacientes, de los cuales 2 están hospitalizados.

Por otro lado, se han presentado 4 defunciones (en las cárceles de Santiago, Chiriquí, La joya y La Joyita), lo cual representa una letalidad de menos del 1% entre los privados de libertad contagiados.

“Todas las acciones del Sistema Penitenciario se enmarcan en el respeto a los derechos humanos y dignidad de la población privada de libertad, y se continuará realizando los esfuerzos interinstitucionales debidos para ganarle la batalla al Covid-19”, subrayó el Mingob en su comunicado.

¿En qué cárceles están los casos activos?

Según el informe, el centro penitenciario de Aguadulce es el más afectado, con 49 casos de coronavirus activos. Mientras tanto le siguen La Joya con 21, 18 en La Nueva Joya (contando los dos pacientes hospitalizados), Transición Tocumen con 15, La Joyita con 11, Nueva Esperanza con 2 casos y Cefere con tan solo 1 paciente contagiado del virus.

La cárceles Tinajitas, Aguadulce, Bocas del Toro y Transición La Chorrera han sido ejemplos de superación, pues el total de sus recluidos contagiados se recuperó sin problema.

Sin embargo, las autoridades continúan con el tratamiento de los 117 presos panameños contagiados de Covid-19, mientras que en el resto del país la cifra total de casos se acerca a los 75 mil casos.

Kien y Ke

Más notas sobre el tema