Gobiernos de la Caricom piden “un cambio de paradigma” en el financiamiento internacional

102

Caribbean Countries Call For Paradigm Shift in International Financing

Caribbean countries have renewed their call for a paradigm shift in international financing that would allow them to immediately respond to the effects of the coronavirus (COVID-19) pandemic.

Barbados Foreign Affairs and Foreign Trade, Dr. Jerome Walcott, along with his Jamaican counterpart, Kamina Johnson Smith, participated in the virtual meeting of the 35th session of the Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC) Committee of the Whole on Tuesday.

The regional countries argued that the shift would enable the achievement of the region’s sustainable development.

ECLAC said the meeting – in which 37 of ECLAC’s member countries participated along with six associate members – allowed for Cuba to hand over the Presidency Pro Tempore to Costa Rica.

ECLAC executive secretary, Alicia Bárcena, described the economic and social panorama in Latin America and the Caribbean, and explained the commission’s priorities for confronting the region’s most pressing challenges in the face of the COVID-19 pandemic.

Bárcena stressed the importance of cooperation and the role of international financial institutions for the region’s post COVID-19 recovery.

She said that financing for development in the era of the pandemic and beyond will necessitate collective action.

“More must be done, both in terms of scope and magnitude, to overcome this systemic crisis and ensure a recovery in line with the (United Nations) Sustainable Development Goals (SDGs),” she said, adding that promoting equality is critical for controlling the pandemic, and ensuring a sustainable and green economic recovery.

Bárcena said that to build back better, “expansive fiscal policies will be needed, maintaining fiscal stimulus and avoiding austerity measure” and that more progressive and efficient taxation systems are also needed to eliminate evasion, along with new fiscal and social compacts.

Bárcena said that regional cooperation is “more urgent than ever,” stressing the need to provide public goods to society.

“We are at a civilising crossroads that demands that we renovate our institutions. We have to create a global social compact.It will be necessary to revamp our development model, not losing the links to the 2030 (UN) Agenda and building more resilient societies,” she added.

Additionally, the senior United Nations official highlighted the role of Cuba as chair of ECLAC and welcomed Costa Rica, which will organize the 38th session of ECLAC, scheduled to take place on October 26-28, 2020 via virtual means.

“This will be a historic meeting in which we hope to endorse the importance of multilateralism, cooperation and mutual understanding to overcome together this tragedy that is hitting us relentlessly and to once again stress the urgency of a sustainable transformation, with equality at its center, for a better future in which life is truly worth living for millions of our compatriots,” Bárcena said.

The Minister of Foreign Affairs and Worship of Costa Rica, Rodolfo Solano, said given the magnitude of the pandemic “only by working together will we be able to ensure better results, leaving no one behind.”

He urged that international cooperation and multilateral organisations design new technical and financial instruments to support developing countries that are facing fiscal pressure.

In this nexus, Solano pointed to the strategy of UN Secretary-General António Guterres who, along with the prime ministers of Jamaica and Canada, is calling for expanding funding instruments and analysing the sustainability of the debt of countries, such as those in the Caribbean, which do not have the financial wherewithal to tap markets.

“This is a valuable opportunity that we must not let pass by to work on needed transformational changes, to make progress on our development agendas and to adequately confront the effects of the crisis,” Solano said.

CARICOM


Países de la región instan a un cambio de paradigma en materia de financiamiento internacional y al fortalecimiento del multilateralismo

Representantes de los países de América Latina y el Caribe instaron hoy a un cambio de paradigma en materia de financiamiento internacional que permita dar respuesta inmediata a los efectos de la pandemia del coronavirus (COVID-19) y alcanzar el desarrollo sostenible en la región, durante la reunión virtual del trigésimo quinto período de sesiones del Comité Plenario de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En la ocasión, Cuba traspasó la Presidencia Pro Témpore a Costa Rica, país que ejercerá este cargo por los próximos dos años.

La reunión, en la que participaron 37 países miembros de la CEPAL y 6 miembros asociados, fue inaugurada por Rodrigo Malmierca, Ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, y por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, quien repasó el panorama económico y social de América Latina y el Caribe e informó sobre las prioridades de la Comisión para enfrentar los desafíos más apremiantes de la región de cara a la pandemia del COVID-19.

Durante su intervención, el Ministro Malmierca dio cuenta de las actividades lideradas por Cuba en los últimos dos años a cargo de la Presidencia de la CEPAL y destacó el compromiso de su país con un multilateralismo renovado y la defensa de los principios del derecho internacional consagrado en la Carta de las Naciones Unidas.

“El valor esencial de nuestra presidencia fue impulsar, a través de un diálogo franco y abierto, los objetivos de poner fin a la pobreza y alcanzar el hambre cero, donde cada persona cuente con acceso a servicios de salud universales y cada niño tenga acceso a un sistema de educación que contribuya a cerrar las profundas brechas existentes que arraigan la desigualdad y fomentan una cultura del privilegio”, afirmó Rodrigo Malmierca.

Alicia Bárcena, por su parte, destacó la importancia de la cooperación y el rol de las Instituciones Financieras Internacionales para la recuperación post COVID-19 en la región. Añadió que el financiamiento para el desarrollo en la era de la pandemia y más allá requerirá de una acción colectiva.

“Se necesita hacer más, tanto en alcance como en magnitud, para superar esta crisis sistémica y asegurar una recuperación en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, afirmó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

Destacó también que promover la igualdad es fundamental para controlar la pandemia y asegurar una recuperación económica sostenible y verde, y subrayó que para reconstruir mejor se necesitarán políticas fiscales expansivas, evitando medidas de austeridad y manteniendo el estímulo fiscal. También se requieren sistemas tributarios más progresivos y eficientes para eliminar la evasión y nuevos pactos fiscales y sociales, expresó.

La máxima representante de la CEPAL subrayó que la cooperación regional es más urgente que nunca y destacó la necesidad de proveer de bienes públicos a las sociedades.

“Estamos ante una encrucijada civilizatoria que nos exige renovar nuestras instituciones. Tenemos que crear un pacto social global, será necesario revisar nuestro modelo de desarrollo, no perder vinculación con Agenda 2030 y construir sociedades más resilientes”, señaló.

Asimismo, la alta funcionaria de las Naciones Unidas resaltó el rol de Cuba como Presidente de la CEPAL y dio la bienvenida a Costa Rica, país que organizará el trigésimo octavo período de sesiones de la CEPAL, que se desarrollará de manera virtual del 26 al 28 de octubre de 2020.

“Será una reunión histórica en la que esperamos refrendar la importancia del multilateralismo, de la cooperación y la compresión mutua para superar juntos esta tragedia que nos golpea sin darnos tregua y volver a destacar la urgencia de una transformación sostenible, con la igualdad en el centro, para un futuro mejor en donde la vida realmente valga la pena ser vivida para millones de nuestros compatriotas”, afirmó Bárcena.

El Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, Rodolfo Solano, en su calidad de nuevo Presidente Pro Témpore de la CEPAL, subrayó que, ante la magnitud de los efectos de la pandemia en la región “solo trabajando juntos podremos garantizar mejores resultados sin dejar a nadie atrás”.

Añadió que la cooperación internacional y las organizaciones multilaterales deben diseñar nuevos instrumentos técnicos y financieros para apoyar a los países en desarrollo que se enfrentan a la presión fiscal.

En ese sentido, destacó la estrategia del Secretario General de la ONU, António Guterres quien, junto con los primeros ministros de Jamaica y Canadá, está invitando a ampliar los instrumentos de financiamiento y mirar la sostenibilidad de la deuda de países como el Caribe que no cuentan con buenas espaldas financieras para acudir a los mercados.

“Esta es una valiosa oportunidad que no debemos desaprovechar para trabajar en cambios transformacionales necesarios, avanzar en nuestras agendas de desarrollo y enfrentar adecuadamente los efectos de la crisis”, afirmó.

En el marco del trigésimo quinto período de sesiones del Comité Plenario de la CEPAL, los países participaron en la mesa redonda titulada La cooperación internacional y el rol de los organismos financieros internacionales en el contexto del COVID-19 en América Latina y el Caribe, que fue introducida por Alicia Bárcena y Christian Salazar, Director Regional para América Latina y el Caribe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación del Desarrollo (DCO).

En la discusión participaron Maximiliano Reyes, Subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe del gobierno de México; Jerome X. Walcott, Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional de Barbados; Luis Gallegos Chiriboga, Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del Ecuador, y Kamina Johnson Smith, Ministra de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional de Jamaica.

CEPAL


VOLVER
Más notas sobre el tema