Bolivia | Gualberto Arispe, secretario de comunicación del MAS: “El gobierno de facto quiere acallar y perseguir a nuestros dirigentes”

94

Por Daniel Cholakian – Nodal Cultura

Gualberto Arispe es  secretario de Comunicación del Movimiento Al Socialismo de Bolivia. El partido que lidera el ex presidente Evo Morales observa con preocupación la decisión de postergar las elecciones presidenciales por segunda vez, el intento de proscribir al partido que encabeza las preferencias del electorado y la orden de captura para Morales y quienes convocaron a movilizarse en contra del gobierno de facto.

Arispe dialogó con Nodal el jueves 30 de julio, en el mismo momento en que la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) se reunió con los dirigentes de la Central Obrera Boliviana  y los cocaleros del Trópico de Cochabamba, quienes habían organizado la movilización en contra de la postergación de las elecciones presidenciales que debían realizarse el 6 de septiembre. Después de la reunión los representantes de los trabajadores ratificaron las movilizaciones para el próximo 3 de agosto.

Arispe analizó cuáles son las reales causas de esta nueva postergación, explicó las formas de persecución de las que son víctimas los militantes del MAS y de los movimientos sociales y el abandono del gobierno de facto al pueblo boliviano ante la pandemia.

Nos gustaría que nos expliques un poco cual es la situación que se está viviendo porque sabemos que es muy crítica y merece que en Latinoamérica pongamos fuertemente la atención sobre lo que está ocurriendo en tu país

Nuestro país está pasando por un momento crítico, una crisis política después del golpe de Estado. Habría que puntualizar que las elecciones que tenían que celebrarse, inicialmente, el 3 de mayo se suspenden por motivos y cuestiones de la pandemia. Después se convoca nuevamente a petición del Tribunal Supremo Electoral, y a través un acuerdo político con los frentes que están pugnando para la presidencia, se llega a convocar a las elecciones para el 6 de septiembre. Sin embargo, hace días atrás, nos encontramos con otra propuesta que hace el Tribunal Electoral para posponer las elecciones para el 18 de octubre. Para la ley estaba claro para que se celebren el día 6 de septiembre, para el acuerdo entre partidos políticos también. Pero ahora justifican la postergación por el tema de que esas fechas sería el pico de la pandemia. En el fondo, para nosotros, es solamente una excusa.

Sabemos perfectamente que el Movimiento al Socialismo tiene una preferencia bastante amplia para triunfar en las próximas elecciones, por eso manejan las elecciones de manera política para poder camuflarlo con el tema de la pandemia. Por las reacciones que hubo de manera inmediata frente al anuncio del final electoral, el día martes se ha convocado a concentraciones en los distintos departamentos con la Central Obrera Boliviana a la cabeza, eso ha tenido un impacto bastante fuerte e interesante en el país. Lamentablemente el gobierno de facto trató de minimizarlo, pero fue una movilización bastante grande y ha tenido su significado.

El Tribunal Supremo Electoral acaba de convocar a una reunión a los sectores movilizados. Entendemos que los sectores la Central Obrera Boliviana, el Pacto de Unidad que conforma las cinco organizaciones nacionales de nuestro país, participan de esa reunión. Creemos que de ahí debe salir la respuesta a esta problemática en el cual nos ha metido el Tribunal Supremo Electoral, porque nosotros teníamos preparada nuestra agenda y demás para la celebración de las elecciones.

¿Cómo interpretan este intento de postergar las elecciones?

Hay dos cosas para nosotros. La primera es que en todo este tiempo nos han venido acusando para poder quitarnos la personalidad jurídica, proscribir al Movimiento al Socialismo. La otra intención que tienen es postergar para el 18 de octubre, precisamente, alargar hasta ahí para tratar de negociar internamente entre ellos, pero dudamos nosotros que eso pueda pasar. Aunque en el fondo, lo que están apuntando es a directamente anular esta convocatoria de elecciones, que se tienen que celebrar este año.

Eliminando esa convocatoria, ellos plantearían otra convocatoria con otros candidatos y se volvería a cero. Eso es el objetivo final de ellos, y nosotros lo tenemos claro y por eso los sectores sociales se han levantado en alerta, en movilización. Fruto de esa movilización viene este llamado para sentarse en un diálogo para ver el tema de la fecha de elecciones, porque está claro que si nosotros vamos como estamos ahorita con esta convocatoria adelante, el MAS es triunfante. Con postergar las elecciones quieren hacer caer esta convocatoria, y eso es lo que nosotros no estamos permitiendo.

Eso es lo que ellos están buscando, eso nos lo han demostrado. Se filtran de reuniones secretas que tienen para eso, pero estamos muy seguros de que el pueblo organizado, no solamente el Movimiento al Socialismo, sino también otros sectores que han reaccionado frente a estos actos de corrupción, no lo están tolerando. Por eso han salido a las calles. Por eso se han sumado sectores que no son afiliados a la Central Obrera Boliviana y el día de la marcha han estado en las calles.

El gobierno de facto ha anunciado que iba a iniciar acciones contra los dirigentes sociales y contra el presidente Evo Morales a propósito de estas marchas ¿cómo toman desde el MAS ese anuncio?

Este anuncio autoritario es un anuncio cobarde, porque nuestros hermanos, lo que han hecho es acatar la resolución que convoca a movilización para el pasado martes. Inmediatamente el gobierno de facto ha salido con sus Ministros de Gobierno y de Defensa señalando a quienes convocaron y los acusan de delito de abusamiento armado, lo cual es totalmente falso. Si bien han ordenado a su equipo de abogados para presentar la denuncia, solo tomamos conocimiento de manera autoritaria. Ellos están conformando a través del Ministerio de Gobierno la inteligencia, a través de fiscales camuflados de por medio, para detenerlos sin una citación ni nada de aquello. Su intención es detener de manera inmediata. Eso también hemos denunciado en esta jornada y la defensa de nuestros dirigentes porque de ninguna manera pueden ser amenazados ni ser perseguidos de tal manera cobarde. Eso es lo que está haciendo el gobierno de facto y autoritario.

Por eso creo que la gente lo tiene claro ahora, tiene claro qué tipo de gobierno quiere, a quien apoyar. Ese es su gran miedo, cada día van perdiendo a sus adeptos por los mismos errores. El gobierno de facto quiere acallar, perseguir, meter miedo a nuestros hermanos dirigentes, pero el pueblo no lo va a permitir tampoco ni va a tener miedo 

¿Cuál es la situación de la represión política en el país de la persecución?

La persecución política ha venido después del golpe de Estado. Los ministros del gobierno de facto inmediatamente fueron contra los ex ministros, los ministros de los hermanos; tenemos quienes están en las embajadas; otros hermanos dirigentes que están detenidos. A estas alturas tenemos dirigentes, candidatos del movimiento en esta elección, que están presos, como por ejemplo en el departamento de Cochabamba. Aquellos que con el tema de la pandemia se solidarizan a ofrecer ayuda con equipos de bioseguridad, han sido detenidos de manera injusta, y están en este momento en La Paz, en Chonchocoro precisamente. Hay muchos, hay muchos.

Algunos los han denunciado pero también queda ahí nomás, como al decir “ustedes se callan y en cualquier momento, cuando abran la boca, vamos a activar la aprehensión” y demás amenazas. Hay constante amedrentamiento, amenazas a nuestros dirigentes, a sus familiares. El gobierno de facto trata de meter miedo, trata de intimidar a nuestros hermanos, pero ahí estamos nosotros conjuntamente con nuestras bases en la lucha permanente, porque esto no viene de ahora y creemos que la historia nuevamente se repite en nuestro país.

¿Cuál es la situación en relación con la pandemia en Bolivia y con la situación de la salud de la población?

Yo creo que somos el único país, con este gobierno de facto, que ha quedado desamparado desde el gobierno central que debía hacerse cargo de la pandemia. Lamentablemente existe una dejadez, existe total abandono, se ha dejado a su suerte a gobernaciones y municipios. No han desembolsado los recursos económicos a municipios y gobernaciones para que puedan combatir esta pandemia comprando los equipos necesarios. Frente a eso, con los pocos recursos que quedaban a esos municipios los han tenido que organizar; los hermanos de los movimientos sociales han tenido que prepararse y combatir conjuntamente con nuestros hermanos médicos y científicos y también quienes conocen el tema de la medicina tradicional.

Desde el gobierno no se ha hecho nada, lo único que hacen es anunciarnos a través de medios de comunicación tantos contagiados se ha tenido, nunca nos han dicho de qué medicamentos se está utilizando. Del tema de los respiradores, es de conocimiento internacional, se ha hecho corrupción. Es un total abandono.

Frente a eso se dijo solamente el pueblo puede salvar al mismo pueblo y esa es la experiencia que estamos transmitiendo. Por ejemplo nosotros del sector del Trópico de Cochabamba, vamos a utilizar la medicina científica y la medicina tradicional, y estamos expandiendo al resto de los departamentos para de esta manera cuidarnos entre hermanos y hermanas.

*Versión editada para Nodal de la entrevista realizada en el programa “Lo peor ya pasó” emitido en AM530 Somos Radio (Argentina)

Más notas sobre el tema