Hacinamiento en hospitales del país centroamericano con más muertes por Covid-19

185

COVID-19: Reportan 1 mil 138 contagios nuevos; casos activos aumentan a 9 mil 530

Por Denis Aguilar

La información del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), detalla que en las últimas 24 horas se han registrado 1 mil 138 casos de COVID-19 en el país, con lo que la cifra de casos activos ha aumentado.

En ese periodo de tiempo, el Ministerio de Salud registró un total de 3 mil 793 pruebas realizadas y también 23 pacientes fallecidos a causa de la enfermedad.

De esta forma, Guatemala acumula un total de 71 mil 856 casos confirmados de COVID-19, de los cuales 9 mil 530 están activos, cifra que aumentó luego de que ayer se tenían 9 mil 269 casos activos. A la fecha, hay 59 mil 641 pacientes recuperados.

Asimismo, con los datos de las últimas 24 horas, la cifra de muertes a causa del COVID-19 en el país asciende a 2 mil 685.

La tasa de incidencia de casos por cada 100 mil habitantes es de 426.2, mientras que la tasa de mortalidad por cada 100 mil habitantes es de 15.9; la tasa de letalidad de la pandemia pasó de 3.8% a 3.7%.

Hasta la fecha, el Ministerio de Salud reporta 233 mil 685 pruebas realizadas acumuladas, lo cual arroja un porcentaje de casos positivos de 31.2%.

Tanto Guatemala, Escuintla y Quetzaltenango, son los departamentos que siguen acumulando la mayoría de los casos registrados, al igual que en los casos de los pacientes que han fallecido.

La Hora


Esta es la realidad de los puestos y centros de salud ante la emergencia del covid-19

Por Ana Lucía Ola 

En Guatemala hay 1 mil 833 puestos y centros de salud, y en la etapa de reapertura gradual del país estos serán los encargados de atender a nivel comunitario a personas con síntomas leves de covid-19, con la finalidad de liberar la carga de pacientes en los hospitales, que estarían dedicados a los casos graves.

Durante años la cantidad de estos ha sido insuficiente para dar cobertura a la población. Existe una brecha cercana a los 2 mil puestos de salud, pues debe haber uno por cada 5 mil habitantes. En cuanto a los centros de salud tienen que sumarse a los existentes unos 800, ya que se requiere uno por cada 10 mil guatemaltecos, según el informe Agenda de Desarrollo: Salud y Nutrición 2019 elaborado por el Centro de Investigaciones Económicas y Nacionales -Cien-.

No solo se trata de aumentar el número, estos espacios deben cumplir con criterios establecidos por el Ministerio de Salud para atender a la población, como contar con servicios básicos (agua, luz, sanitario), área de espera, consultorio, bodega y farmacia.

Sin embargo, la realidad es otra, principalmente al alejarse de las zonas urbanas. Un monitoreo realizado por la diputada Sonia Gutiérrez, de la bancada Winaq, a los municipios de San José Poaquil y Comalapa, en Chimaltenango, evidenció precariedades en la infraestructura de los servicios del primero y segundo nivel de atención. Entre los hallazgos señala que siete puestos de salud no cuentan con las condiciones mínimas para atender a las comunidades.

La preocupación se centra en que al aumentar los casos de covid-19 en los municipios, en las áreas rurales, los servicios no se den abasto para recibir la demanda de la población, que hasta el momento no ha recibido información con pertinencia cultural sobre cómo afrontar la pandemia, como indica el reporte de la legisladora.

Escaso personal

A esto se suma la falta de personal capacitado. Si a nivel hospitalario se hace notoria la escasez de médicos y enfermeras, en el primero y segundo nivel de atención, en donde encajan los puestos y centros de salud, respectivamente, la debilidad en el recurso humano es mayor.

En la reorganización territorial del Ministerio de Salud señala que en el país hay 6 mil 965 sectores, que abarca una o varias comunidades con un promedio de 2 mil 500 habitantes.

Mientra que el modelo de atención y gestión para las áreas de salud dice que los equipos de salud se conforman por dos auxiliares de enfermería por sector, por lo que se esperaría contar con 13 mil 930 de ellas a nivel nacional, indica el Informe del monitoreo de la capacidad de respuesta para la atención de la desnutrición aguda a nivel local.

El documento dice que hay 8 mil 184 enfermeras auxiliares, por lo que hay una brecha significativa de personal en el primer nivel de atención.

Un ejemplo de ello es el puesto de salud en Patzaj, Comalapa, donde hay dos auxiliares de enfermería para atender a los habitantes de cinco comunidades. Mientras que en el centro de salud de San José Poaquil solo hay un médico para una población de 30 mil habitantes, quien además de dar consultas tiene funciones administrativas.

Los insumos también son insuficientes. Para atender a los pacientes con síntomas de covid-19, el personal de salud necesitan equipo de protección para prevenir contagios, sin embargo, no está a su alcance.

El reporte de Gutiérrez señala que en uno de los municipios de Chimaltenango al personal del centro de salud le entregan dos mascarillas quirúrgicas a la semana, mientras que el traje que les proporcionan para usar al momento de hacer el hisopado a los casos sospechosos lo deben reutilizar, luego de desinfectarlo con cloro.

El manejo de la pandemia se suma al trabajo que ya hacía el primero y segundo. Según el Ministerio de Salud, en estos momentos los centros y puestos de salud apoyan en la educación y promoción en salud -perifoneos, visitas domiciliares para dar medidas de prevención y vigilancia epidemiológica-, están en comunicación con la comunidad, alcaldes, Consejos Comunitarios de Desarrollo (Cocodes). Además hacen hisopados a los casos sospechosos, monitorean los casos leves que se recuperan en casa, y a las personas en cuarentena.

Servicios relegados

“Los puestos y centros de salud debieron estar en el planteamiento inicial del abordaje de covid-19, junto con la atención hospitalaria”, dice el médico Hugo Icú, que colabora con la Asociación de Servicios Comunitarios de Salud (Asecsa). Sin embargo, no le extraña que no sea así, pues el primer nivel de atención no ha sido prioridad dentro del Sistema de Salud.

Estos, junto con actores de la salud comunitaria -promotores, comadronas, terapeutas tradicionales-, son elementos fundamentales para la atención y prevención de la salud, pero hasta ahora se ha prioriza el enfoque curativo a través de los hospitales, agrega.

Pretender que los centros y puestos de salud atiendan casos de coronavirus no es una decisión que el médico Jaime Quiñonez, de Jacaltenango, Huehuetenango, aplauda, pues en su mayoría estos tienen ambientes deficientes y propician el hacinamiento, no cuentan con el recurso humano necesario y con el equipo de protección personal adecuado.

“Debe hacerse una reingeniería urgente de los servicios y readecuarlos para el abordaje se la pandemia. No todas las cabeceras municipales tienen centros de salud, y los que sí, el personal es mínimo. No todas las comunidades rurales cuentan con puestos de salud, los ambientes son inadecuados, son casas alquiladas, prestadas o reacomodadas”, dice Jaime Quiñonez, médico de Jacaltenango, Huehuetenango.

El covid-19 vino a desenmascarar la fragilidad del sistema de salud guatemaltecos, según el médico de Jacaltenango, pues los servicios no son accesibles a la población, y planea que para los habitantes de su municipio el hospital más cercano para atender casos de coronavirus está en Quetzaltenango.

“En Huehuetenango hay 397 aldeas, 1 mil 93 caseríos, en total 1 mil 490 comunidades del área rural, que pertenecen al primer nivel de atención. Si por lo menos se contara con un puesto de salud en cada aldea serían 397, actualmente solo hay 150, es decir un 37% de cobertura”, plantea.

Ante esta situación Quiñonez recomienda a las autoridades la descentralización y desconcentración de los servicios de salud, basado en una reingeniería de servicios de atención, en especial de atención a la pandemia.

Prensa Libre


La radiografía del Sistema de Salud durante el Covid-19

En diversas oportunidades el presidente Alejandro Giammattei ha asegurado que hay una mejora sustancial del Sistema de Salud desde que asumió la presidencia, pero ¿cuánto ha cambiado en realidad?

Según información del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) obtenida por Soy502 a través de la Unidad de Acceso a la Información, cuando Giammattei asumió la presidencia existían 46 hospitales con una disponibilidad de 8,324 camas, de las cuales 661 eran de intensivo.

Casi un mes después de la toma de posesión se confirmó el primer caso de Covid-19 en Guatemala y el mandatario afirmó que se construirían hospitales temporales para palear la crisis. Miles de quetzales se recibieron en donaciones para su construcción.

El primero en construirse fue el ubicado en el Parque de la Industria, el cual tuvo una donación inicial de 1 millón de dólares (unos Q7.7 millones), aporte que otorgó el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), pero se unieron más personas individuales y empresas privadas.

Al principio, Giammattei prometió que el Parque de la Industria tendría una capacidad para atender 1,200 pacientes. Sin embargo, la realidad es diferente, pues solo puede atender a 297 personas, de los cuales 161 moderados y 26 severos.

La poca capacidad de los hospitales se reflejó en el pico de la pandemia. Los médicos no se daban a basto, las camas tampoco. Los pacientes llegaban en masa y eran ubicados en bancas, carpas improvisadas y hasta en el suelo de los hospitales.

De acuerdo con la información proporcionada por el MSPAS, hasta el momento se han instalado cuatro hospitales temporales en Petén, Quetzaltenango, Zacapa y en el Parque de la Industria, con excepción de este último, se prevé que se conviertan en centros permanentes.

No obstante, el aumento de camas no han sido suficientes, sólo han aportado 851 espacios más, de los cuales, 582 son para pacientes moderados, 191 intermedios y 90 severos.

Y se está en proceso de construcción de uno más en Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla, que tendrá capacidad para 170 pacientes, de ellos 148 en situación moderada, 10 intermedios y 12 severos.

Se desconoce con cuánto más respiradores se cuenta, ya que en la resolución de la solicitud a la Unidad de Acceso el viceministro de Salud, Francisco Coma, indicó que se adjuntaría un cuadro actualizado, pero este nunca se proporcionó.

Las autoridades de salud argumentan que también se han remodelado 26 hospitales, que incluyen la construcción y habilitación de espacios físicos para atender a pacientes con Covid-19.

Nuevos hospitales

En la actualidad el MSPAS cuenta con 46 hospitales distribuidos a nivel nacional y en diversas oportunidades el presidente Giammattei ha insistido en que se construirán cinco más. Para dirigir estos proyectos nombraron al exministro de Salud, Hugo Monroy, quien fue fuertemente criticado por la forma en que atendió la pandemia.

Se iniciará con el hospital en Amatitlán, en donde ya existe uno pero, según Giammattei, ya está muy viejo y hay que hacer varios cambios para ampliarlo y mejorar la situación en el lugar.

Los otros hospitales se tienen planificados en Chimaltenango, Cobán, Alta Verapaz; Jutiapa; y Mazatenango, Suchitepéquez. Pese a que se preguntó cuál sería el presupuesto para la edificación de los mismos, no hubo respuestapor parte del Ministerio de Salud.

Aunque Salud no lo mencionó, Giammattei prometió retomar la construcción del Hospital de San Pedro Nécta, Huehuetenango, el cual estuvo abandonado durante 11 años debido a un supuesto desvío de 2.5 millones de quetzales, por lo que la Contraloría General de Cuentas (CGC) y el Ministerio Público iniciaron una investigación.

Atención primaria

Mejorar la Atención Primaria en Salud ha sido una apuesta del MSPAS y de la Comisión Presidencial para la Prevención del Covid-19. Según el comisionado Edwin Asturias, ha sido uno de los éxitos de Costa Rica para mitigar la pandemia.

A pesar de ello, no hay ningún aumento de Centros y Puestos de Salud, ya que en 2019 había 1, 977 y este año continúa la misma cantidad.

El departamento con el mayor número de Centros y Puestos de Salud, así como Centros de Atención Permanente y Materno Infantil es Alta Verapaz con 301, le sigue Huehuetenango con 163 y Baja Verapaz con 149.

Mientras que Sacatepéquez es el que menos centros de atención primaria tiene con 20, le sigue Totonicapán con 39 y Suchitepéquez con 40.

En tanto, Giammattei y el jefe de la Coprecovid, han asegurado que los alcaldes deberán contribuir en la instalación de Centros de Atención Respiratoria, similares a los establecidos por la Municipalidad Capitalina, para mejorar la atención primaria.

¿Y los médicos?

Los médicos han sido una clave importante para atender la pandemia. Los recursos se les han acabado y algunos trabajan hasta dobles turnos para apoyar a los pacientes que llegan día a día para ser atendidos.

En varias oportunidades, los profesionales de la salud han manifestado que ya no se dan a basto para atender a los pacientes y piden ampliar el personal, pero las autoridades han dicho que no es fácil debido a la falta de galenos que quieren trabajar en el sector público o porque no hay muchos especialistas.

Por esta razón, el Congreso aprobó un permiso especial para que los estudiantes en el último año puedan ser contratados y, algunas universidades han cambiado las reglas del Ejercicio Profesional Supervisado (EPS) para que los jóvenes hagan sus prácticas atendiendo la pandemia.

Especialidad 2019 2020 Diferencia
Otro personal 8.712 11.676 2.964
Auxiliares de enfermería 7.055 8.309 1.254
Médicos 3.711 4.532 821
Enfermeras profesionales 1.582 1.969 387
Pediatras 504 691 187
Gineco Obstetra 487 666 179
Medicina 406 578 172
Generales 492 529 37
Cirujía 302 443 141
Otros médicos 271 355 84
Anestesiólogo 248 344 96
Licenciada en enfermería 157 266 109
Traumatólogo 153 241 88
Turnista 262 230 -32
Odontólogo 48 83 35
Radiólogo 42 70 28
Patólogo 38 39 1
Neurólogo 27 26 -1
Ortopedista y traumatólogo 27 25 -2
Epidemiólgos 19 20 1

De acuerdo con la información proporcionada por el MSPAS, de 2019 a la actualidad, se ha contratado 6,536 personas más para el Sistema de Salud, pero de ellas, 2,964 es personal diverso como administrativo y limpieza.

Además, se contrataron 1,750 enfermeras,licenciadas en enfermería y auxiliares de enfermería, por lo que el incremento real de médicos ha sido de 1,822.

La mayoría de las contrataciones se han realizado en Guatemala, Quetzaltenango, Jutiapa y Escuintla. Aunque también ha habido recortes de personal en Chiquimula, Retalhuleu, Zacapa e Izabal, este último, pese a ser el epicentro de la pandemia en este momento.

“La situación es precaria”

Para el médico salubrista y ex viceministro de Salud, Adrián Chávez, la situación del Sistema de Salud sigue siendo precaria. “Desconozco los criterios utilizados por el Presidente para afirmar que ha mejorado. En términos reales el Estado sigue imponiendo las mismas barreras de acceso”, dijo.

Según el exfucionario, si bien los hospitales temporales han aumentado un poco la capacidad, “siguen siendo temporales” y “están bien para una situación emergente, pero distan mucho de ofrecer condiciones ideales para una atención oportuna”.

También aseguró que “las demandas de los médicos no han sido atendidas y el Covid-19 ha desplazado a la población que padece de otras enfermedades debido al cierre de consultas externas y otros servicios. Ellos no están recibiendo atención”, lamentó.

Mientras que, “los cinco hospitales que están programados construirse sólo sustituirán a centros que están por caerse, lo que significa que no van a representar un aumento cualitativo en la red”, señaló.

Soy 502

 


VOLVER
Más notas sobre el tema