Juicio a expresidentes por corrupción: cuál es el camino para una consulta ciudadana

482

Expresidentes al banquillo: ¿cuál es el camino para una consulta?

En conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a mencionar una probable consulta ciudadana durante las elecciones intermedias del 2021, con el fin de determinar si se debe iniciar un juicio en contra de los dos últimos expresidentes que lo precedieron.

Con miras en las elecciones en 15 estados, además de la renovación de la Cámaras de Diputados y 29 congresos locales, el presidente busca que se agregue una boleta electoral en la que la ciudadanía determine si se debe enjuiciar a los exmandatarios Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón por presuntos actos de corrupción.

No obstante, la ley marca que dicha votación debería relizarse durante el primer domingo de agosto y no durante la jornada electoral del 6 de junio.

Por otra parte, existen diferentes formas para llamar a organizar las consultas populares. Éstas pueden ser convocadas por el Congreso o a petición del Presidente, el 1 y el 15 de septiembre, es decir, a más tardar durante el mes próximo, sin embargo, en ambos casos debe ser aprobada por la mayoría de ambas cámaras.

De igual manera el 2% de los ciudadanos que conforman el padrón electoral tienen derecho a hacer este llamado, aunque la petición debe ser aprobada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ente que debe resolver sobre la constitucionalidad de dicha consulta.

En tanto que el Instituto Nacional Electoral (INE) será el ente encargado de la organización, cómputo de votos y la declaración de los resultados.

El Universal


La gente decidirá si se juzga o no a expresidentes; no seré el verdugo: AMLO

Por Nancy Flores

“Es un momento estelar el que estamos viviendo en México”, consideró el presidente Andrés Manuel López Obrador en referencia a la posibilidad de que se juzgue a los expresidentes de la República. “Que siempre sea el pueblo el que decida. En asuntos tan trascendentes como el enjuiciar o no a un expresidente debemos participar todos. Como existe la mala costumbre de que el presidente era el que decidía, pero yo no quiero que se piense que soy el verdugo. Entonces, ¿quién va a decidir?, pues la gente es la que va a decir sí quiero que se juzgue y se castigue a los expresidentes o no quiero. Y si es constitucional o no [la consulta] eso lo tiene que resolver la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

En su conferencia de hoy, indicó que la consulta está contemplada en la Constitución, es parte de la democracia participativa. “La democracia no se agota en las elecciones porque no es democracia representativa, y afortunadamente se está avanzando en la democracia participativa”.

No obstante, sin decir sus nombres, reiteró que él votará porque no se juzgue ni se condene a Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. Ello, porque desde un inicio ha considerado que se debe poner un punto final respecto del pasado.

Cuestionado sobre si la Consejería Jurídica de la Presidencia ya hizo un análisis del juicio a los expresidentes y si es posible implicarlos en traición a la patria por los fraudes que cometieron contra la hacienda pública –único delito por el cual pueden ser juzgados–, el primer mandatario no quiso pronunciarse. “Eso lo va a decidir la Fiscalía [General de la República] y la Corte”, dijo, para luego referirse al único juicio contra un expresidente: el caso de Manuel González y sus diferencias con Porfirio Díaz.

“Independientemente de si se juzga o no a los expresidentes, lo que sí tiene que procurarse es la devolución del dinero [de los fraudes contra la hacienda pública], porque en efecto es mucho.”

Contralínea


Lozoya declara ante la FGR hechos en contra de Peña Nieto

Emilio Lozoya relató en una declaración ante la FGR supuestos hechos y acusaciones en contra de su exjefe Enrique Peña Nieto, y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quienes, dijo, fraguaron un esquema de fraude transexenal junto con los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Felipe Calderón.

Lozoya incluyó una serie de presuntos hechos de corrupción que previamente habían sido descubiertos en diversos reportajes periodísticos. Pero ahora, son descritos desde la visión de uno de los participantes clave, primero como operador de la campaña presidencial de Peña en 2012, y luego como director general de Pemex.

Con base a información de Animal Político, la intervención de Odebrecht que denuncia Lozoya y su creciente influencia y poder en el gobierno de Peña Nieto ha sido documentada a profundidad por investigaciones oficiales y periodísticas.

En la carpeta de investigación FED/SEIDF/IGI-CDMX/0000117/2017 y en la orden de aprehensión que se desprende de la misma (y de la que se publican extractos debajo) hay declaraciones de exdirectivos de Odebrecht como Luis Alberto de Meneses Weyll y Luiz Antonio Mameri, quienes confirman haber contactado a Lozoya desde 2009 primero para ganar influencia en estados gobernados por el PRI y luego para apoyar la campaña presidencial de Peña con el objetivo de obtener, a la postre, beneficios con contratos.

Fue con dinero como Odebrecht ganó dicha influencia. En total 13 transferencias a empresas en paraísos fiscales por casi diez millones de dólares, de los cuales la mitad se realizó en el periodo de campaña y la otra mitad ya con el sexenio en marcha.

En retribución, según los fiscales, la constructora se vio beneficiada con nuevos contratos de Pemex vía adjudicación directa y con la confirmación de otro relacionado con el complejo petroquímico Etileno XXI que habían obtenido desde el sexenio del expresidente Felipe Calderón.

La constructora brasileña también intervino para allanar el camino a la reforma energética propuesta por Peña, que para Odebrecht representaba oportunidades de inversión.

El medio periodistico Animal Político, mediante una serie de investigación añade páginas de la declaración judicial, con la metodología del Sabueso.

En notas periodísticas publicadas el 17 de noviembre de 2011 se retoman declaraciones del entonces aspirante a la candidatura presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, durante su participación en el Consejo de las Américas en Nueva York.

En ese periodo Lozoya vivía en Estados Unidos y era director de JF Holdings, dedicada a rescatar empresas al borde de la quiebra, pero con posibilidades de negocio, según el libro Los juniors del poder, de Francisco Cruz. Sin embargo, se conocieron años antes, en 2007, cuando Peña, entonces gobernador del Estado de México, participó en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, mientras que Lozoya era director en jefe para América Latina del Foro, y fungió como “facilitador” del evento para el mexiquense.

Quien los presentó fue Luis Videgaray, entonces secretario de Finanzas estatal y a quien conocía desde que Lozoya estudiaba en el ITAM y era alumno de Carlos Salinas de Gortari, mientras que Videgaray, exalumno de la misma institución, trabajaba con Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda de Salinas, de acuerdo con el libro La Estafa Maestra.

Con ese antecedente es que Lozoya se integró a la campaña del mexiquense como encargado de asuntos internacionales y, posteriormente al equipo de transición con la misma encomienda, dada su experiencia y contactos en otros países.

Síntesis


VOLVER
Más notas sobre el tema