Justicia de Estados Unidos acusa de lavado de dinero a exministro de Economía de Guatemala

46

Justicia de EE. UU. acusa de lavado de dinero al ex ministro de Economía, Acisclo Valladares Urruela

El Departamento de Justicia de EE. UU. informó este 5 de agosto que los fiscales federales del sur de la Florida han acusado al ex ministro de Economía de Guatemala, Acisclo Valladares Urruela, de 44 años, por ayudar a lavar cerca de 10 millones de dólares (Q77 millones) de ganancias de drogas ilegales y otro dinero maltratado.

Añade que los fiscales alegan que durante una conspiración de cuatro años, Valladares Urruela permitió el tráfico ilegal de drogas al crear una demanda de efectivo no rastreable, efectivo que Valladares Urruela usó para sobornar a políticos corruptos guatemaltecos.

El anuncio lo hicieron Ariana Fajardo Orshan, fiscal federal para el Distrito Sur de Florida; Robert E. Bornstein, agente especial interino a cargo; FBI, División Criminal de la Oficina de Campo de Washington, y Kevin W. Carter, agente especial a cargo, DEA y División de Campo de Miami.

Según la denuncia penal, los conspiradores del ex ministro Valladares Urruela incluyeron a un importante narcotraficante, un político corrupto guatemalteco y un empleado corrupto del banco guatemalteco.

El empleado del banco era el conducto entre quienes tenían el dinero sucio (el narcotraficante y el político corrupto) y la persona que lo necesitaba (Valladares Urruela).
Esquema de lavado de dinero

Maximizando el acceso y la familiaridad de los empleados con los mecanismos bancarios, los conspiradores ejecutaron un sofisticado esquema de lavado de dinero que supuestamente involucraba, entre otras actividades, intercambios ilegales de dinero entre partes en diferentes países a través de “transacciones espejo” que no dejaron rastros de papel, desarrollo de oportunidades de inversión fraudulentas que produjeron ganancias financieras falsas, la creación de documentos falsos para hacer que las ganancias obtenidas ilegalmente parezcan legítimas,

Esta conspiración de lavado de dinero duró de 2014 a 2018 y benefició a cada conspirador.

El empleado del banco obtuvo un corte de las diversas transacciones financieras.

Intercambio de dinero

El narcotraficante y el político corrupto pudieron intercambiar su dinero sucio por lo que parecían ser ganancias legítimas, junto con rastros de papeles.

Esto permitió a los delincuentes disfrutar de su dinero abierta y públicamente, así como mover dinero a otros lugares en secreto, incluso a diferentes lugares de América del Sur. Valladares Urruela recibió regularmente mochilas, bolsos de lona y maletines llenos de dinero sucio e imposible de rastrear que sabía que provenía del narcotráfico y la corrupción y lo usó para sobornar a políticos guatemaltecos, según la declaración jurada. La demanda de Valladares Urruela por soborno en efectivo era supuestamente tan grande.

Parte del dinero del supuesto plan de Valladares Urruela con sus cómplices pasó a través de cuentas bancarias estadounidenses. Al menos dos compañías de Miami presuntamente ayudaron a los conspiradores a trasladar dinero a Sudamérica.

“Este caso demuestra los desafortunados vínculos que a veces existen en los países de América Central y del Sur entre narcotraficantes, empresarios y políticos corruptos”, dijo la fiscal federal Ariana Fajardo Orshan.

“Aunque Miami sirve de puente entre los Estados Unidos y nuestros vecinos del sur, los narcotraficantes, los funcionarios corruptos y su dinero sucio no son bienvenidos en nuestro distrito. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos respalda a sus socios encargados de hacer cumplir la ley en los países vecinos en la lucha contra el lavado de dinero y el narcotráfico”, agregó.

“Esta investigación demuestra que el FBI y nuestros socios no se detendrán en las fronteras para identificar y localizar criminales”, dijo Robert E. Bornstein, agente especial interino a cargo de la División Criminal de la Oficina de Campo de Washington del FBI.

“El FBI continuará trabajando con nuestros socios extranjeros y nacionales para llevar ante la justicia a Asisclo Valladares Urruela y otros como él que perpetúan el desafortunado vínculo del narcotráfico y la corrupción política que a veces existe”.

“Nadie está nunca por encima de la ley”, dijo Kevin W. Carter, agente especial de la División de Campo de Miami de la DEA.

Agregó: “Se espera que los funcionarios gubernamentales, tanto extranjeros como nacionales, obedezcan las leyes. Cuando existe corrupción, envenena el bienestar de las naciones y casi siempre involucra otros tipos de delitos. La División de Campo de la DEA Miami siempre apoyará a sus socios encargados de hacer cumplir la ley, tanto nacionales como internacionales, para combatir el tráfico de drogas y todas las demás actividades criminales que lo acompañan ”.

El enjuiciamiento fue parte de la Operación Black Mass, que es el resultado de los esfuerzos continuos de la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado de Drogas (OCDETF), una asociación entre las agencias policiales federales, estatales y locales. La misión de OCDETF es identificar, investigar y enjuiciar a los miembros de alto nivel de las empresas de tráfico de drogas y lavado de dinero, reuniendo la experiencia combinada y las habilidades únicas de las fuerzas del orden público federales, estatales y locales.

El Fiscal Federal Fajardo Orshan agradeció a las siguientes entidades y agencias por su colaboración, trabajo de investigación y asistencia con este caso, entre estas, la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal del Departamento de Justicia, la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de California, el Departamento de los Estados Unidos. de la Oficina de Asuntos Internacionales de la Justicia, la Oficina de Campo del FBI en Miami.

También la Oficina del FBI en Guatemala, la Oficina de la DEA en Guatemala, las Investigaciones de Seguridad Nacional de Inmigración y Aduanas de los EE. UU. en Miami y San Diego, y Protección de Aduanas y Fronteras en Miami.

El fiscal federal adjunto Walter M. Norkin está procesando este caso; mientras que el fiscal federal adjunto Daren Grove está manejando la confiscación de activos.

La denuncia penal acusa a Valladares Urruela de conspirar para cometer lavado de dinero.

Los cargos en una denuncia penal son meramente acusaciones, y el acusado se presume inocente a menos que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia, concluye la acusación.

En su cuenta de Twitter, Acisclo Valladares Molina, se refirió al proceso de su hijo, Acisclo Valladares Urruela.

Prensa Libre


Las cajas de alcohol y la acusación contra Acisclo Valladares por lavar dinero del narco

¿En qué consiste la acusación?

El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó este 5 de agosto que fiscales federales del sur de la Florida acusaron al ex ministro de Economía, Acisclo Valladares Urruela, de 44 años, por ayudar a lavar cerca de 10 millones de dólares (unos Q77 millones) de ganancias obtenidas del narcotráfico y otros ilícitos.

¿Quiénes están señalados en la trama?

Según los documentos judiciales, Acisclo Valladares Urruela operó junto a un importante narcotraficante, un político corrupto y un empleado bancario, que no son identificados en los documentos de la Fiscalía.

¿Cómo operaba la red de lavado de dinero?

Un empleado bancario (cuyo nombre está en reserva) fue el intermediario entre el narcotraficante y el político corrupto, que dieron grandes cantidades de dinero en efectivo a Acisclo Valladares Urruela entre 2014 y 2018.

“Valladares Urruela recibió regularmente mochilas, bolsos de lona y maletines llenos de dinero sucio e imposible de rastrear que sabía que provenía del narcotráfico y la corrupción y lo usó para sobornar a políticos guatemaltecos”, señala el documento oficial.

El exministro utilizó un “sofisticado esquema de lavado de dinero”, que que supuestamente involucraba, entre otras actividades, intercambios ilegales de dinero en diferentes países a través de “transacciones espejo” que no dejaron rastros, desarrollo de oportunidades de inversión fraudulentas que produjeron ganancias falsas, y la creación de documentos falsos para hacer parecer que las ganancias obtenidas ilegalmente eran legítimas.

El dinero, señalan, se ocultaba en cajas de alcohol.

¿Quién le acusa?

La investigación se originó en la fiscalía del Sur de la Florida y el anuncio lo hicieron Ariana Fajardo Orshan, fiscal federal para el Distrito Sur de Florida; Robert E. Bornstein, agente especial interino a cargo del FBI, en su División Criminal de la Oficina de Washington, y Kevin W. Carter, agente especial de la DEA, en su División de Campo de Miami.

Nómada


VOLVER
Más notas sobre el tema