Días atrás , el papa Francisco aseguró desde la Biblioteca del Palacio Apostólico que el coronavirus “no es la única enfermedad que hay que combatir, sino que la pandemia ha sacado a la luz patologías sociales más amplias”, como “la visión distorsionada de la persona, una mirada que ignora su dignidad y su carácter relacional”. A principios de agosto, 152 obispos de Brasil escribieron una carta en la que formularon duras críticas al presidente Jair Bolsonaro por su errático manejo de la pandemia y la “tempestad perfecta” que atraviesa el país. Con 3.340.197 infectados, Brasil es el segundo país en cantidad de contagios solo detrás de Estados Unidos. En tanto, los muertos ascienden a 107.852.