La Corte Suprema de Colombia niega la excarcelación al expresidente Uribe

330

Corte niega primeras 177 tutelas para liberar a Uribe

La Sala Civil de la Corte Suprema negó este lunes las primeras 177 tutelas de la ‘tutelatón’ que promovió el uribismo para tumbar la decisión que hizo este tribunal sobre el expresidente Álvaro Uribe que dictó medida de aseguramiento en su contra.

La razón se debe a que estas tutelas no hacen “parte del proceso (falta de legitimación)”, y porque no existen “vulneración de derechos políticos”.

Actualmente existen cerca de cerca 400 acciones en contra de la Sala Civil para que el exmandatario se defienda en libertad por el proceso que se adelanta en su contra por los delitos de fraude procesal y soborno por un presunto caso de testigos falsos.

Esta decisión se da un día después de que Uribe Vélez renunciara a su curul en el Senado de la República para que su proceso pueda ser investigado en la Fiscalía General de la Nación.

Puntualizó en su carta de dimisión que su medida privativa de la libertad tiene una “violación de ocho garantías procesales, con interceptaciones ilegales y dolosas, también a uno de los abogados, filtraciones selectivas a adversarios políticos y periodísticos”.

Su abogado Jaime Granados aseguró que el siguiente paso a seguir en el caso en contra del expresidente Álvaro Uribe es informar a la Corte Suprema sobre su renuncia a la curul en el Senado, para que los procesos que no estén relacionados con su labor en esa coorporación pasen a la justicia ordinaria.

“Cuando ya no se tenga la condición de congresista, como por ejemplo como ocurre ahora cuando ya ha sido aceptada la renuncia, ya solo conserva la competencia la Corte para aquellos hechos donde se refieran a la función de congresista”, explicó Granados al programa La Noche de NTN24.

El Nuevo Siglo


Defensa de Uribe pidió que su caso vaya a la justicia ordinaria

Por Cristina Martín 

En las últimas horas el abogado Jaime Granados, defensa del exsenador Álvaro Uribe le pidió a la Corte Suprema de Justicia que envíe el caso a la justicia ordinaria, teniendo en cuenta que su defendido ya no es parlamentario.

“Aquí lo que estamos planteando es que el fuero por atracción que generó la Corte Suprema a raíz de ser senador ya en un segundo periodo, ese fuero como lo ordena el parágrafo del artículo 235 de la constitución desaparece, entonces se acordó tratarse estos casos de delitos funcionales, ni relacionados con la función debe pasar a la justicia ordinaria”, dijo Granados.

El jurista agregó que “la Corte Suprema tendrá entonces 5 días hábiles para pronunciarse, dar su decisión y que funcionarios de la justicia ordinaria actúen frente a este proceso como la Fiscalía, el Ministerio Público, la Representación de las víctimas y los defensores”.

Caracol


¿Hasta dónde llegará el protagonismo de Tomás Uribe en el uribismo?

Por Juan Francisco Valbuena G.

En los últimos días, la figura de Tomás Uribe, hijo mayor del expresidente Álvaro Uribe, ha cobrado mayor protagonismo en el Centro Democrático, y su papel en el partido liderado por su padre es algo que diferentes sectores se preguntan cada vez más.

La relevancia de Tomás Uribe en el Centro Democrático ha venido creciendo luego de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de detener a su padre en su domicilio, en medio del proceso por su presunta relación con la manipulación de testigos.

EL TIEMPO supo que desde hace algunas semanas varios sectores del partido invitaron a Tomás Uribe a que se acercara más a la colectividad y, aunque al principio él mostró sus dudas, al final decidió a aceptar la invitación.

Su participación más activa en el Centro Democrático, como lo publicó este diario el pasado domingo, se está dando en un comité informal y temporal que se creó a raíz del proceso judicial contra el expresidente Uribe, máximo orientador ideológico del uribismo e inspirador del Centro Democrático.

Este comité, según información que recaudó este diario, está conformado por siete integrantes: Tomás Uribe; Óscar Iván Zuluaga, excandidato presidencial; Ernesto Macías, expresidente del Congreso; Nubía Stella Martínez, directora del Centro Democrático; Hernán Cadavid, integrante del equipo legislativo de Álvaro Uribe, y los dos voceros de la colectividad en Senado y Cámara.

Según le dijeron algunos miembros de esa instancia a EL TIEMPO, Tomás Uribe es quien cita reuniones y coordina el trabajo de este comité, el cual buscaría atender la crisis que podría darse con el proceso judicial contra el expresidente Uribe, en la Corte Suprema de Justicia.

“En un partido en el que es fundamental la total coherencia de las tesis el nombre de Tomás Uribe cae bien porque representa el legado de su papá”

Entre los temas de los que se estaría ocupando esta instancia está la elaboración de un plan estratégico para suplir el vacío temporal por la ausencia del expresidente Uribe y ocuparse de asuntos como la relación con el Gobierno y el manejo de las bancadas en Senado y Cámara, entre otros.

Para nadie es un secreto que la orientación ideológica del partido ha sido una labor construida minuciosamente por el expresidente Uribe en los últimos años y que, ante el proceso en el alto tribunal, el exmandatario estaría más concentrado –en este momento– en atender su defensa.

Lo que dicen en el partido

Por el momento, varios sectores del partido ven con buenos ojos la cercanía del hijo de Uribe con la colectividad. La senadora Paloma Valencia afirmó que la llegada de Tomás Uribe “es muy importante, porque representa al presidente Uribe, puede ser unos ojos, en medio de lo que está pasando, para transmitirle a él lo que está sucediendo” y “porque encarna, en muchos sentidos, lo que su padre representa”.

Sobre sus posibilidades de suceder al exmandatario en la orientación política de la colectividad, Valencia dijo que “eso dependerá” de la “voluntad de Tomás”.

“En un partido en el que es fundamental la total coherencia de las tesis el nombre de Tomás Uribe cae bien, porque representa el legado de su papá”, dijo Valencia.

Para el senador José Obdulio Gaviria, “la fuerza de las circunstancias introdujo a Tomás Uribe en la política activa del partido y del uribismo y lo que el presidente Uribe ha llamado un secuestro tiene a su hijo al frente de la campaña para su liberación, es decir, en la política. Veamos hasta cuándo tiene que estar presente”.

Algunos analistas consultados por este diario parecen tener una opinión diferente. Para Yann Basset, profesor y experto en temas políticos de la Universidad del Rosario, este proceso que está viviendo el Centro Democrático es “un poco raro y poco factible”.

Según el experto, “la adhesión al expresidente Uribe es fuerte, pero es hacia su persona y por lo que representó su gobierno y sus políticas. Dudo que este capital pueda heredarse”.

“Tomás Uribe es muy joven y no tiene experiencia política, así que no veo a las grandes figuras de Centro Democrático cohesionarse detrás de su jefatura. Ponerlo allí sería como poner un símbolo para evitar tensiones entre corrientes o personalidades que sí tienen peso”, dijo Basset.

El protagonismo que está cobrando Tomás Uribe en el Centro Democrático abre varios interrogantes, entre ellos si el expresidente Uribe le dejará las riendas de la colectividad en un futuro o hasta dónde llegará su relevancia en el partido, algo que, por el momento, nadie sabe y que solamente se resolverá con el paso del tiempo.

El Tiempo


VOLVER
Más notas sobre el tema