ONU Derechos Humanos denuncia asesinatos y torturas tras el golpe de Estado

696

ONU lamenta la impunidad del régimen Añez por masacres de Sacaba y Senkata

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet ha acogido con beneplácito el reciente acuerdo alcanzado en Bolivia que allana el camino para celebrar las elecciones generales el 18 de octubre, y el consiguiente levantamiento de los bloqueos por parte de quienes protestaban contra el último aplazamiento de las elecciones debido a la pandemia de la COVID-19.

«Insto a los bolivianos a que aprovechen esta resolución pacífica de las últimas tensiones, dada la importancia de que las elecciones transcurran respetando plenamente los derechos humanos. Bolivia necesita superar la polarización que ha marcado al país durante tanto tiempo y avanzar hacia una sociedad basada en el diálogo, donde todos sean integrados y reconocidos», dijo Bachelet.

En un momento en que el país entra en un nuevo ciclo electoral, la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha publicado un informe en el que se detallan las graves violaciones de los derechos humanos cometidas entre el 20 de octubre y el 25 de noviembre en medio de una importante crisis política tras las elecciones de octubre de 2019.

En el informe se formulan una serie de recomendaciones destinadas a fomentar la protección de los derechos humanos, evitar esas violaciones y promover las condiciones necesarias para la celebración de elecciones pacíficas, participativas e inclusivas.

«Nuestras recomendaciones también tienen como objetivo ayudar al Estado Plurinacional de Bolivia a emprender cambios y reformas estructurales para abordar las causas profundas de las crisis que se han desencadenado en el país. Entre ellas se incluyen la garantía de la rendición de cuentas por las violaciones y el fortalecimiento de las instituciones del país en beneficio de todos los bolivianos», dijo la Alta Comisionada para los Derechos Humanos.

Desde noviembre de 2019, se desplegó personal de la Oficina de Derechos Humanos en Bolivia para reunir información de primera mano. El informe de la Oficina sobre los eventos de 2019 está basado en más de 150 entrevistas con víctimas, testigos, representantes de la sociedad civil y autoridades. Entre las violaciones de los derechos humanos documentadas se incluyen asesinatos, torturas, malos tratos y detenciones arbitrarias.

Alrededor de 30 personas murieron durante las protestas entre el 20 de octubre y el 25 de noviembre, y al menos 20 de estas muertes ocurrieron durante operaciones de la policía y las fuerzas armadas. Algunos testimonios indicaron que las fuerzas de seguridad recurrieron al uso innecesario o excesivo de la fuerza contra los manifestantes y utilizaron armas para dispersar a la multitud. El Gobierno ha negado que las fuerzas de seguridad hayan utilizado armas de fuego contra los manifestantes.

Entre los incidentes más graves se encuentran el asesinato de nueve personas durante las manifestaciones en Sacaba (Cochabamba) y de 10 manifestantes en Senkata (El Alto-La Paz).

“Me preocupa profundamente que, nueve meses después, aún no ha habido rendición de cuentas por las muertes en Sacaba y Senkata, ni para la mayoría de las muertes ocurridas en el período cubierto por nuestro informe», dijo Bachelet.

«Las investigaciones independientes, imparciales, transparentes y exhaustivas arrojarán luz sobre lo sucedido, abriendo la puerta a la verdad, la justicia y las reparaciones integrales. Esto es esencial no sólo para curar las heridas de las víctimas, sino también las de la sociedad. La falta de acción profundizará las divisiones, agravando las tensiones actuales y socavando la confianza pública en las instituciones del Estado», añadió.

Otras violaciones documentadas por el informe incluyen la detención arbitraria de 28 personas en El Alto (La Paz) el 11 de noviembre de 2019, quienes fueron sometidas a tortura y otras formas de malos tratos por parte de la policía.

Durante el período analizado, personal de derechos humanos de las Naciones Unidas también observó a funcionarios públicos y particulares haciendo uso de un lenguaje violento e incendiario, así como violencia verbal y física dirigida contra pueblos indígenas, lo que refleja un racismo profundamente arraigado.

Hubo 94 casos en los que se agredió a periodistas, y personas que trabajaban en la Defensoría del Pueblo de Bolivia sufrieron amenazas y ataques. Todos estos incidentes deben ser investigados.

Otro motivo de preocupación destacado en el informe es la forma en que funcionarios o personas vinculadas al anterior Gobierno fueron objeto de supuesta persecución judicial, lo que pone de relieve las deficiencias de larga data del sistema judicial boliviano, y de ahí la necesidad e importancia de garantizar el debido proceso.

Plurinacional


La situación de los derechos humanos tras las elecciones generales del 20 de octubre de 2019 en Bolivia – Informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Descargar (PDF, 1019KB)

ONU


Evo Morales: Nuevas denuncias en mi contra buscan dividir al MAS

El expresidente de Bolivia Evo Morales asegura que las acusaciones del gobierno de facto en su contra buscan una división dentro del Movimiento al Socialismo (MAS).

“La derecha golpista no puede dividirnos, compañeros y compañeras. Si entramos a la división, estamos entrando al juego de la derecha; ellos nos quieren destrozados”, declaró Morales.

En una entrevista realizada el domingo con la radio boliviana Kawsachun Coca del Chapare, el depuesto presidente boliviano recordó que tiene ocho procesos penales iniciados por el gobierno de facto e, indirectamente, señaló que el que ahora ocupa la atención del país es el noveno de los casos en su contra.

“Qué procesos más habrá. No comparto el uso de compañeras en cuestiones políticas”, agregó Morales, refiriéndose a la denuncia presentada por el viceministro de Transparencia Institucional de Bolivia, Guido Melgar, sobre un presunto delito de “estupro” y “tráfico de personas”.

Las acusaciones de Melgar, de acuerdo con las palabras del expresidente boliviano, persiguen fines políticos de cara a las próximas elecciones, en las que el MAS, como han indicado los sondeos, es el partido favorito entre el pueblo.

Dijo, además, que en las elecciones de 2014 tuvo una experiencia similar, cuando la “compañera” Gabriela Zapata le presentó una demanda de paternidad. “Algunos miembros del Ministerio Público me llaman y me dicen ¿cómo es esto? Yo dije, si tienen pruebas, procésenme. En esa demanda de la señora, no había nada. Es el proceso nueve”, explicó.

La autoproclamada presidenta, Jeanine Áñez, que hace todo lo posible para conservar el poder, también trató de mostrar a Morales como un delincuente y, en diciembre de 2019, puso en práctica una artimaña parecida al emitir una “orden de aprehensión” contra el exmandatario boliviano; no obstante, ninguna de las notificaciones emitidas fue activada.

El depuesto presidente de Bolivia, que se halla exiliado en Argentina desde diciembre de 2019, repite una y otra vez que tales acusaciones en su contra son “ilegales e inconstitucionales”.

La Época


El Gobierno presenta un segundo caso de estupro contra Morales y el MAS lo descalifica

El viceministro Guido Melgar informó que llegó al Ministerio de Justicia documentación relativa al caso de una segunda menor, con certificados “cotejados” en Segip y Serecí.

El viceministro de Transparencia, Guido Melgar, presentó un segundo caso de “estupro” contra el expresidente Evo Morales, denuncia de la que dijo que hay documentación certificada por el Servicio General de Identificación Personal (Segip) y el Servicio de Registro Cívico (Serecí).

“La menor existe, la madre existe y la menor tiene como padre registrado a Evo Morales”, afirmó el funcionario.

Melgar dijo que el Ministerio de Justicia derivó toda la documentación del caso a la Defensoría de la Niñez para se constituya en la parte querellante de la nueva causa. Afirmó que los legajos llegaron a su despacho en un sobre.

“Esta documentación nos da a entender que la señorita, cuyo nombre no voy a revelar, habría tenido una relación sentimental con Juan Evo Morales Ayma y habría quedado embarazada cuando tenía 15 años y 5 meses, teniendo una hija en 2016 en el mes de febrero, es decir, cuando tenía 16 años”, aseguró el funcionario.

En las últimas horas circuló en redes sociales al menos tres certificados de nacimiento que atribuyen la presunta paternidad a Morales. Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) descalificaron la denuncia y dijeron que trata una “guerra sucia”, “siguiendo la ruta y métodos que se usaron en otros años con los mismos protagonistas abogados que hicieron aparecer hijos falsos y hasta los hicieron declarar en la prensa”.

Aunque precedente a la denuncia de Melgar, la exministra, exdiputada y exsenadora del MAS Gabriel Montaño se refirió al debate político en torno al caso que involucra Morales a través de varios tuis.

“A mí me inventaron un matrimonio y un hijo con Evo Morales en redes sociales. A muchas mujeres nos intentaron destruir la vida con este tipo de cosas. La derecha no tiene límites éticos en la política. Por eso mismo voy a seguir firme y con ética luchando contra el patriarcado”, escribió.

Mi verdad, es la mía y la expongo porque creo que es parte del debate de estos días. Pero esta verdad no pretende ni ser la única, ni ser la más importante, y menos la única en la que nos debemos como sociedad debates serios y acciones urgentes. #DespatriarcalizaciónParaVivir”, insistió Montaño, quien acompañó a Morales en su refugio en México, primero, y Argentina, después.

La semana pasada, el mismo Melgar presentó una denuncia ante el Ministerio Público para la investigación de delitos de estupro y trata y tráfico de personas contra Morales, en referencia a la presunta relación de éste con una persona menor de edad, a la que, en otro caso, la Policía secuestro su celular y otras pertenencias.

A raíz de la retención del aparato, un diario español publicó presuntas fotografías que muestran a la joven junto a Morales. En su defensa, ella reclamó la intervención de la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, a la que informó que luego de ser detenida en Cochabamba el 13 de abril declaró bajo presión y amenazas, y sin abogado.

La mañana del domingo, Morales habló con radio Kawsachun Coca en la que deslizó una posible respuesta a las últimas denuncias en su contra. Dijo que tiene ocho procesos abiertos y el último sería el noveno. “Qué procesos más habrá. No comparto el uso de compañeras en cuestiones políticas”, fue lo único que dijo.

Aprovechó para contar que para las elecciones de 2014 tuvo una experiencia similar, cuando —recordó—una “compañera” presentó una denuncia en su contra por presunto embarazo. “Algunos miembros del Ministerio Público me llaman y me dicen ¿cómo es esto? Yo dije: si tienen pruebas, procésenme. (En) esa demanda de la señora, no había nada. Es el proceso nueve (el de ahora)”, dijo.

Al respecto, el candidato del MAS, Luis Arce, también consideró que con las denuncias “están pisoteando los derechos de la mujer”, aunque se desmarcó de la polémica. “Ése es un ámbito absolutamente personal, individual, de acuerdo al derecho y de acuerdo a la Constitución Política del Estado; el MAS no tiene nada que ver en esto, peor la candidatura, y ahí se ve justamente la intencionalidad política”, dijo la mañana de este lunes en una entrevista con Bolivisión.

Morales es jefe de campaña del MAS. Fue presidente del Estado entre el 22 de enero de 2006 hasta el 10 de noviembre de 2019, cuando renunció a sus funciones por presiones cívicas y políticas, por la demanda de renunciar de las Fuerzas Armadas y arrinconado por conclusiones preliminares de la Organización de Estados Americanos (OEA), que, según dijo, detectó graves irregularidades en las elecciones del 20 de octubre.

La Razón


Luis Arce: Ni el MAS ni el binomio tienen que ver con la vida privada de Evo

El candidato a la presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce Catacora, afirmó este lunes que ni su partido ni el binomio tienen que ver con las supuestas relaciones privadas del expresidente Evo Morales (2006-2019), destaca la prensa oficial masista

Arce Catacora, además, calificó de deplorable el uso de la imagen de la mujer, cualquiera sea su edad, en temas políticos, como se viene haciendo a la fecha.

“Ése es un ámbito absolutamente personal, individual de acuerdo al derecho y de acuerdo a la Constitución Política del Estado; el MAS no tiene nada que ver en esto, peor la candidatura, y ahí se ve justamente la intencionalidad política, que a propósito esfuerzan en alargar lo que se pueda la medida para que nos pueda salpicar a nosotros como binomio y eso es absolutamente inconcebible, no se puede aceptar ese tipo de actitudes”, cuestionó el candidato en una entrevista con la red Bolivisión.

Aprovechó el espacio y “deploró” a los detractores del MAS por el manejo político de la imagen y dignidad de la mujer en tiempos de campaña política “Realmente están pisoteando los derechos de la mujer”, aseveró Arce Catacora.

El domingo, en una charla con radio Kawsachun Coca, Morales deslizó también un comentario parecido. “Qué procesos más habrá (contra mí). No comparto el uso de compañeras en cuestiones políticas”, afirmó.

Sobre la fotografía en la que aparece Arce con Morales y la supuesta pareja del exmandatario, respondió que es una toma en Buenos Aires, Argentina, este 2020, donde accedió a posar con varias personas que le solicitaron.

“Imagínese que tuviera que preguntarles a todos los que me piden salir en una foto qué antecedentes tienen, es un absurdo”, señaló.

Lamentó la guerra sucia que utilizan los contrincantes del MAS para buscar cualquier pretexto con tal de afectar su candidatura.

“Esas fotografías no dicen nada, ahí se ve claramente la intencionalidad política de pretender involucrarme; yo no la conozco a la señorita que está en la foto, puede estar en muchos actos de masas y eso no lo puedo controlar”, agregó.

Asimismo, explicó que Morales salió electo como jefe del MAS en un congreso en Montero (Santa Cruz) y para removerlo tendrían que hacerlo de la misma manera, tal cual establece el estatuto del MAS .

Recordó que Morales también fue elegido en Cochabamba en otro acto político como jefe de campaña y ese mecanismo interno también debería utilizarse para alejarlo de ese cargo, siempre y cuando las organizaciones sociales así lo determinen.

“Tenemos mecanismos internos partidarios para definir las dirigencias, lo demás son simples especulaciones y criterios personales de cada dirigente”, enfatizó el exministro de Economía.

La Razón


Nota relacionada: Amnistía Internacional concluye que hubo violación de DDHH en el golpe de Estado de Bolivia


VOLVER
Más notas sobre el tema