López Obrador considera que México era un “narco-Estado” durante la presidencia de Felipe Calderón

Foto: Cuartoscuro
33

Con caso García Luna, ‘sí se puede hablar de narcoestado’

“En México imperó un narcoestado cuando Genaro García Luna fungió como secretario de Seguridad Pública Federal y “transó” con uno de los grupos criminales más poderosos en el país, afirmó el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

“Llegó a hablarse de un narcoestado y yo sinceramente en ese entonces, pensaba de que no era correcto clasificar de esa manera al estado mexicano, pero luego -con todo esto que está saliendo a relucir- pues sí, se puede hablar de un narcoestado porque estaba tomado el gobierno, quienes tenían a su cargo combatir a la delincuencia estaban al servicio de la delincuencia, mandaba la delincuencia, tenía un gran influencia la delincuencia, era la que decidía a quién perseguir y a quién proteger”, expresó a los medios de comunicación López Obrador la mañana de este lunes.

Sin embargo, pese al grave señalamiento formulado por el presidente de México, las autoridades del gobierno de la Cuarta Transformación no investigan al expresidente, Felipe Calderón Hinojosa, quien fuera jefe de García Luna, preso hoy en una cárcel de los Estados Unidos como sospechoso de proteger al cartel de Sinaloa liderado entonces por el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera.

“No, no (no se investiga a Felipe Calderón) porque la Unidad de Inteligencia Financiera investiga a partir de que haya solicitud de la fiscalía y en este caso, no existe ninguna investigación de la fiscalía”, respondió luego de preguntarle si las autoridades hacendarias investigan las cuentas bancarias del expresidente de México.

En manos de la FGR enjuiciar o no a expresidentes

López Obrador aprovechó para reiterar su postura de que está a favor del punto final y no enjuiciar a los expresidentes de México que hayan cometido algún delito; sólo que si por la vía de una consulta popular la mayoría de la gente lo exige, acatará la solicitud.

Lo mismo -dijo- hará en el caso de que la Fiscalía General de la República o investigaciones judiciales apunten a la posible responsabilidad penal de los ex mandatarios en conductas ilegales.

“También yo voy hacer lo que el pueblo decida y lo que resulte de las investigaciones judiciales, eso ya no me va a corresponder a mí, si el caso de García Luna o en el caso de Lozoya están implicados los expresidentes, eso será un asunto de carácter estrictamente judicial” indicó en la conferencia de prensa.

En cuanto a si Humberto Castillejo Cervantes, quien fuera consejero jurídico de la Presidencia con Enrique Peña Nieto es investigado con motivo de las declaraciones de Emilio Lozoya, quien aseguró que mediaron sobornos para aprobar la reforma energética en el sexenio pasado, López Obrador puntualizó que tampoco hay una indagatoria en curso porque no existen acusaciones en contra del exfuncionario, quien -por cierto- fue cuñado de Luis Cárdenas Palominos, ex mano derecha de García Luna y sobre quien también enfrenta cargos en los Estados Unidos por narcotráfico.

Excelsior


Narcoestado y casos de García Luna y Emilio “L”, los temas en conferencia de López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa se puede hablar de que hubo un narcoestado.

En la conferencia matutina de este lunes, el mandatario indicó que durante algún tiempo cuando se hablaba de que en México había un narcoestado se mostraba renuente a considerarlo así, no obstante, cambió de parecer.

“Con todo esto que está saliendo a relucir pues sí se puede hablar de un narcoestado porque estaba tomado el gobierno. Quienes tenían a su cargo combatir la delincuencia estaban al servicio de la delincuencia, mandaba la delincuencia, tenía una gran influencia, era la que decidía a quién perseguir y a quién proteger, entonces sí esto tiene que atenderse para que no se repita nunca jamás, tiene que haber una línea divisoria, una frontera entre autoridad y delincuencia”, indicó.

El mandatario agregó que no se protegerá a nadie en el caso del exsecretario de Seguridad con Calderón Hinojosa, Genaro García Luna, a quien se le ha vinculado en Estados Unidos con el Cártel de Sinaloa; organización de la cual habría recibido sobornos para dejarlos operar en el país.

López Obrador ahondó que hay investigaciones en marcha sobre García Luna y su círculo cercano derivado de denuncias que interpuso la Unidad de Inteligencia Financiera.

En tanto que, mencionó, la instrucción dentro del Ejecutivo federal es no proteger a nadie que esté vinculado con el exsecretario de Seguridad Pública.

Recientemente, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, indicó que se había separado de sus funciones a 18 personas, entre ellos dos altos mandos de la recién creada Guardia Nacional, por estar vinculados con García Luna.

Por otra parte, el titular del Ejecutivo se pronunció a favor del trato que se le da a Emilio “L”, exdirector de Pemex quien no ha tocado la cárcel desde que llegó a México extraditado de España bajo la acusación de operación de recursos de procedencia ilícita, ejercicio indebido del servicio público y cohecho.

“Yo creo que fue bueno lo que hizo la Fiscalía de otorgarle a este señor Lozoya de ser testigo protegido o testigo colaborador porque eso permite que él dé a conocer como actor principal de toda esta rapiña, cómo fue que se repartieron el pastel, es como la piñata, quiénes participaron, eso tiene que conocerse a fondo”, dijo.

Emilio “L” se encuentra en su domicilio después de salir de un hospital privado al sur de la Ciudad de México en donde fue internado al llegar de España.
Consulta, para enjuiciar a los expresidentes: AMLO

Ante el cuestionamiento sobre su la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda investiga cuentas de algunos exmandatarios que podrían haber estado coludidos en los casos de Emilio “L” y García Luna, el presidente López Obrador aseveró que no.

“No (hay indagatorias sobre expresidentes) porque la UIF investiga a partir de que hay una solicitud de la Fiscalía, en este caso no hay ninguna solicitud de la Fiscalía”, dijo.

López Obrador reiteró que su postura es que en caso de que se tenga que enjuiciar a algún presidente es necesario hacer una consulta ciudadana.

“Les reitero que he fijado mi postura de que para enjuiciar a los expresidente se requiere, y eso es lo más conveniente, una consulta, que sean los ciudadanos los que decidan, eso lo dije cuando tomé posesión; si se reúnen firmas y se consigue el número de firmas que establece la Constitución para llevar a cabo una consulta se celebra la consulta y es lo que decida el pueblo.

“Yo soy de la idea de que sólo así se pueda juzgar a los expresidentes, aunque también yo voy a hacer lo que el pueblo decida y lo que resulte de las investigaciones judiciales, eso ya no me va a corresponder a mí si en el caso de García Luna o Emilio Lozoya están involucrados los expresidentes, eso sería un asunto de carácter estrictamente judicial”, dijo.

El Economista


VOLVER
Más notas sobre el tema