Rafael Correa ante el nuevo intento de proscripción de su partido: “¡Nos están robando la democracia!”

33

Rafael Correa califica de “fraude” la decisión del CNE sobre Fuerza Compromiso Social

El expresidente Rafael Correa criticó la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) y la calificó de “fraude” la decisión del organismo de control, que dejaría fuera de las elecciones presidenciales de 2021 a Fuerza Compromiso Social.

El pasado 19 de julio, el Pleno del CNE resolvió acoger el informe de la Contraloría General del Estado (CGE) y suspender a las organizaciones políticas Fuerza Compromiso Social (FCS), Libertad es Pueblo, Podemos y Justicia Social.

Una vez presentadas las pruebas de descargo por parte de FCS, el organismo electoral aprobó este 11 de agosto un informe jurídico que abre un período de 30 días “para que se realice la práctica de los elementos probatorios”. Es decir, en este plazo se investigará los cuestionamientos por parte de la Contraloría –quien dice que hay irregularidades al momento de su inscripción- así como la defensa del movimiento político.

Luego de este periodo, el CNE definirá si el movimiento correísta puede mantener o no su personería jurídica. Con estos plazos aprobados por la mayoría del CNE –la presidenta Diana Atamaint y los consejeros Esthela Acero y José Cabrera- el organismo político no participaría de las elecciones presidenciales de 2021 porque la decisión se conocería después del 23 de agosto.

Según el cronograma electoral, las elecciones primarias –que cada movimiento realiza para seleccionar a sus candidatos- debe ser entre el 9 y el 23 de agosto.

El expresidente Rafael Correa, quien anunció que podría aspirar a la candidatura a la vicepresidencia, criticó esta resolución.

El excanciller Rciardo Patiño también rechazó el informe aprobado por el CNE y dijo que la democracia en Ecuador ha sido “pisoteada”.

Pichincha Comunicaciones


CNE deja al borde de la proscripción a Compromiso Social. Extiende plazo de 30 días para descargos.

La información llegó vía twitter de la cuenta oficial del organismo electoral, llamado a garantizar las elecciones libres y transparentes para el 2021. El pleno aprobó extender 30 días más de plazo para los movimientos suspendidos entreguen sus alegatos.

En la práctica esto significa que quedarían fuera del proceso electoral ya que no podrán realizar oficialmente las elecciones primarias, requisito indispensable para ser parte del proceso.

“El #PlenoCNE garantiza el debido proceso administrativo a las organizaciones: Fuerza Compromiso Social, Justicia Social, Podemos y Libertad es Pueblo, en concordancia al Art. 194 del #CódigoAdministrativo y aprueba iniciar un plazo de 30 días para revisión de pruebas de descargo”.

Reacciones de los actores políticos

Confirmado.net


20 candidatos a la Presidencia de la República. Uno de ellos llegará a Carondelet. Conócelos

La carrera por llegar a la Presidencia de la República va tomando forma día a día. Una serie de caras conocidas y rostros nuevos se alistan para empezar un largo camino hasta Carondelet.

El primero ya fue Presidente; hablamos de Lucio Gutierrez, que con “Sociedad Patriótica” busca llegar nuevamente al poder en 2021. Así mismo, el expresidente Abdalá Bucaram anunció su candidatura con el partido “Fuerza Ecuador”. Esto tras una cadena vía Facebook durante el feriado nacional.

“Democracia Sí” ya tiene su candidato. Gustavo Larrea, hombre cercano a Lenín Moreno y en su tiempo a Rafael Correa, buscará ganar las elecciones presidenciales con este movimiento político.

Por otro lado. Guillermo Lasso también será candidato a la Presidencia de la República, en representación del movimiento “CREO”. Álvaro Noboa también buscará la Presidencia en asociación con otro partido. Cabe recordar que su organización política tiene inconvenientes legales con el Consejo Nacional Electoral (CNE)

Los nuevos y no tan nuevos que aspiran a la Presidencia

Un nuevo rostro se alista para esta contienda política. Guillermo Celi, por “SUMA 23”, aspira llegar a primera vuelta en los próximos comicios presidenciales. Así también, es casi un hecho que Isidro Romero sería el candidato por el movimiento “Avanza”.

El 21 de agosto está previsto que el “Partido Social Cristiano” defina a su candidato o candidata para la Presidencia. En las internas de este movimiento se disputan las primarias entre: Cristina Reyes, César Rohon, Henry Cucalón, Luis Fernando Torres y Henry Kronfle.

En esta misma línea, “Pachakutik” definirá a su candidato el próximo 22 de agosto. Entre las opciones que maneja el movimiento están: Leonidas Iza, Jaime Vargas y el Prefecto del Azuay; Yaku Pérez.

Fernando Balda es otro de los presidenciables por el movimiento “Libertad es Pueblo”. Este último debe solucionar la suspensión a su partido por el CNE. De igual forma lo debe hacer Paúl Carrasco, del movimiento “Juntos Podemos 33”, quien desde enero se perfilaba como candidato.

Finalmente “Fuerza Compromiso Social”, movimiento correísta, no define un candadito para las próximas elecciones presidenciales del 2021. Sin embargo, el nombre de la asambleísta Marcela Aguiñaga ha empezado a sonar en las internas del partido.

De igual forma Otto Sonnenholzner no ha definido una organización política con la cual aspirar a la Presidencia.

La Verdad


Los tres candidatos indígenas abren el debate sobre una candidatura de la izquierda

Parecía, hasta el 6 de agosto, que Yaku Pérez, el prefecto del Azuay y militante ambientalista, sería el ungido con la nominación presidencial del movimiento indígena, pero ese día, un consejo de la Conaie resolvió “dejar sin efecto” lo que parecía una postulación segura. En su lugar, se presentaron dos nombres más: Leonidas Iza, dirigente indígena de Cotopaxi quien había anunciado su precandidatura en Latacunga, y Jaime Vargas, indígena amazónico que es el presidente de la Conaie.

Aunque en declaraciones el fin de semana, Cecilia Velasque, subcordinadora nacional de Pachakutik, había dejado entrever que ni Iza ni Vargas podrían participar en las primarias, lo cierto es que se resolvió que los tres candidatos podrán ir a un proceso electoral interno, que tendrá lugar este 22 de agosto.

Y es que en un consejo ampliado que se realizó por medio de Zoom, la Conaie resolvió dejar sin efecto las decisiones tomadas por el Consejo Político de Pachakutik, que declaró que ya efectuaba primarias y, por tanto, que había elegido como candidato a Yaku Pérez.

La Conaie emitió un comunicado, publicado a primera hora del 7 de agosto en su redes sociales, en donde pidió que la designación de candidatos para la Presidencia, Asamblea Nacional y Parlamentarios Andinos “se realice en coordinación y participación activa, con voz y voto, de la estructura organizativa del movimiento indígena, garantizando un proceso electoral transparente”.

Para varios analistas consultados por este portal, la candidatura indígena, una vez que se resuelva, podría ser un eje de las postulaciones de la izquierda, aunque no todos coinciden en colocar al correísmo más duro en esa tendencia. Se señala también que buena parte del electorado está indeciso y que el correísmo no tendría la fuerza electoral que cree tener. También, que sería más fácil un gran pacto de las izquierdas que un entendimiento del centro derecha, que tiene una mayor tendencia a atomizarse y carece de mecanismos de diálogo y entendimiento político.

En otros sectores del espectro político y en especial en la Costa, se habla ya de precandidatos, como Guillermo Lasso, Álvaro Noboa, Lucio Gutiérrez, Abdalá Bucaram, Otto Sonnenholzner, entre otros.

Una plataforma política de amplia gama 

Juan Cuvi, analista político, estima que en torno de los movimientos sociales que se articularon en el Parlamento de los Pueblos es posible que se formule una propuesta, “que es más importante que una candidatura” y que es un elemento que también consta en el comunicado publicado por la Conaie.

Según Cuvi, “el mejor catalizar para una amplia alianza de sectores de izquierda” es todavía posible, pero, en su opinión, la postura de la Conaie anunciada la semana pasada excluye de plano cualquier alianza con sectores de la derecha y del correísmo, así como a los cuadros del actual Gobierno.

“Se están delimitando claramente los espacios de esa posible alianza”, pero estima que la izquierda debe apostarle a una sola candidatura. En esa medida, Cuvi cree que el movimiento indígena tiene la posibilidad de proponer un candidato a la presidencia que “logre aglutinar a otros sectores”, lo que pasa por lograr una serie de candidaturas a la Asamblea Nacional que recoja una alianza amplia. “El movimiento indígena tiene que promover ese proceso de alianzas con otros sectores”.

Para Cuvi, no hay conflicto entre la Conaie y Pachakutik, pues son organizaciones que están en distintos ámbitos y que siempre han tenido la posibilidad de discusiones internas. “La realización de primarias ratificará una postura histórica en el movimiento indígena que son los debates internos y la búsqueda de consensos que permita preservar la unidad del movimiento indígena”.

Pero además de los indígenas, en otros movimientos políticos del centro izquierda también se analizan postulaciones, como sería el caso de la Democracia Sí de Gustavo Larrea o el Partido Socialista. “Yo aspiraría a que ellos se sumen a una postulación de izquierda”, dice Cuvi.

El analista se muestra escéptico sobre las encuestas que circulan en el país, pues hay pocas posibilidades de que logren un adecuado diagnóstico de la realidad. En cambio, propone analizar los resultados electorales, pues estima que el correísmo, si se toman en cuenta los datos de la última elección, “solo llega a un promedio electoral del 9% y no tiene fuerza para llegar a la segunda vuelta”. “El movimiento indígena podría ser un catalizador de la izquierda”, concluye Cuvi.

“Vargas ha dado un golpe de estado en Pachakutik”

De su lado, Gabriel Hidalgo es crítico con la postura adoptada por la Conaie. Para el analista y consultor político, la situación actual del correísmo más ortodoxo le obligará a necesitar un “taxi electoral”, pues el movimiento Fuerza Compromiso Social podría de todas maneras quedar incapacitado para participar en las próximas elecciones. Hidalgo cree que la izquierda correísta podría perder fuerza si el correísmo se ve obligado a participar en las próximas elecciones con el paraguas político del Centro Democrático de Jimmy Jairala.

En la izquierda quedan otras formaciones, como Democracia Sí, Pachakutik, la Izquierda Democrática o el Socialismo, que, en su opinión, tendrían buenas posibilidades de lograr un acuerdo político más amplio. Hidalgo cree que Izquierda Democrática, el Socialismo o Democracia Sí podrían apostar a una alianza socialdemócrata, mientras que la Unidad Popular apoyaría también una postulación de la izquierda.

Pero Hidalgo rechazó que Jaime Vargas se de un apoyo político a sí mismo, que es la lectura que tiene del comunicado de la Conaie. “Vargas trata de introducir elementos de fractura dentro del movimiento indígena”, estima Hidalgo, mientras que afirma que se podría considerar que de la izquierda podrían surgir por lo menos tres postulaciones: una indígena, otra del centro izquierda y otra del correísmo (aunque tiene sus reservas sobre el correísmo sigue siendo una organización de izquierda).

“La Conaie toma sus decisiones por consenso. Como no lo hubo en Pachakutik, los delegados votaron y la mayoría decidió apoyar a Yaku Pérez. Ahora habrá que volver a decidir, pues la decidencia no existe en el mundo indígena. Ahora deberán tomar una nueva decisión, en el marco de las elecciones primarias”. Para Hidalgo, “Vargas está dando un golpe de estado dentro de su propia organización para imponer las primarias, no había fractura pero ellos la están introduciendo. En las primarias deberá haber un candidato de consenso”.

Hidalgo cree que en el Ecuador el “centro” podría estar más hacia la derecha que en otros países. “La pelea entre Correa e Iza sobre quién es más izquierda empuja al correísmo al extremo de la izquierda. Si quiere tener mejores resultados debería conducirse un poco más hacia la derecha. En este momento, nadie se quiere juntar con el correísmo porque es el apestado de la izquierda”. Destaca también que en el actual momento hasta el 80% de los electores están indecisos lo que hace pensar en que el escenario es todavía muy complicado como para conocer los alcances reales de una postulación de las izquierdas.

“El correísmo no es izquierda, sino solamente un caudillo”

Alexis Oviedo, en cambio, cree que varios grupos pequeños desde la izquierda están buscando una posibilidad de postularse. En el caso de la Democracia Sí de Gustavo Larrea, estima que se podría consolidar como una candidatura presidencial de centro más que de la izquierda. Por su parte, recuerda Oviedo, la Unidad Popular anunció su apoyo al movimiento indígena, de donde podría salir, estima, la postulación presidencial con mayores opciones. Oviedo descarta que se pueda colocar al correísmo en la izquierda actualmente, pues simplemente fue “una amalgama que iba desde grandes intereses económicos de Guayaquil hasta sectores de los tradicionales partidos de izquierda de la Sierra en sus inicios”, pero que actualmente responde simplemente a las decisiones de su caudillo. “El correísmo no es izquierda ni derecha, es el típico esquema populista”. Sin embargo, admite que su retórica izquierdista hizo pensar a muchos que era un movimiento revolucionario, y en el caso de Lenin Moreno, se podría considerar más como heredero de esa tendencia que de una reacción de derechas.

En ese escenario, Oviedo cree que la postulación que podría articular a la izquierda provendría de los indígenas. “La Conaie puso en cintura a Pachakutik. Pero creo que la unidad va a prevalecer. Que haya más precandidatos hace el juego más interesante”. Oviedo cree que hay matices entre los precandidatos indígenas. En su criterio, Iza sería un candidato más cercano al correísmo y a posturas ultraizquierdistas, mientras que Pérez podría significa un perfil más “moderado o derechista” al interior de Pachakutik. “De todas maneras, la consulta y las primarias son una lección para los otros partidos”.

“La perspectiva de las izquierdas dependerá de las alianzas, pero lamentablemente es una tendencia que no cuaja en la Costa. Deberán buscar alianzas que les permita tener una mayor penetración en la Costa”. De ahí que no descarta que el correísmo sí pueda pasar a segunda vuelta, enfrentando a un candidato de las derechas, lo que obligará a la izquierda a tomar una posición sobre los dos candidatos finalistas.

Por lo pronto, la postulación indígena debería resolverse hasta el 22 de agosto, mientras el escenario electoral con miras al 2021 empieza a clarificarse, pues las candidaturas deberán inscribirse hasta octubre de este año.

PlanV


VOLVER

Más notas sobre el tema