Rafael Correa será candidato a la vicepresidencia de Ecuador

158

Rafael Correa será candidato a la vicepresidencia de Ecuador

El expresidente Rafael Correa (2007 y 2017) será candidato a la vicepresidencia de Ecuador en las elecciones de 2021. Será en representación del movimiento Revolución Ciudadana (RC).

Así lo anunció este lunes 17 de agosto de 2020 el asesor de comunicaciones del exmandatario, Amauri Chamorro, en un mensaje por Twitter.

“El binomio de la Revolución Ciudadana para las elecciones presidenciales del 2021 en Ecuador tendrá a Andrés Arauz como (candidato) presidente y a Rafael Correa como vicepresidente (candidato)”, escribió.

Asimismo, también trascendió este lunes en el programa radial Un Café con JJ. Jimmy Jairala, conductor de dicho espacio, escribió en su Twitter que el binomio sería anunciado de manera oficial este martes 18 de agosto.

“Mañana UNES (Unión por la Esperanza) anuncia su binomio: El joven economista Andrés Arauz la presidencia y Rafael Correa a la vicepresidencia”, escribió el comunicador y político.

En junio, el exgobernante -que por ley no puede postular a la Presidencia en las próximas elecciones- no descartó participar en los comicios para cargos menores.

“Si me dejan, seré candidato a la Vicepresidencia”, dijo tajante Correa en una rueda de prensa. Y subrayó que si su presencia “ayuda a una victoria electoral” debe estar ahí por la Patria, por sus compañeros “perseguidos” y por la tranquilidad de sus familias.

Metro Ecuador



Movimientos y partidos políticos tienen cinco días para oficializar a sus candidatos

En 23 de este mes vence el plazo otorgado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) a las organizaciones políticas, para que inscriban a sus candidatos, en procesos de democracia interna.

Con esta corta brecha, el panorama para el electorado sigue siendo disperso. Hasta ayer, de los 19 grupos, entre partidos y movimientos que conforman el registro del CNE, solamente uno tenía definido su binomio. El candidato Guillermo Lasso, de CREO, anunció que irá a los comicios con Alfredo Borrero, médico de profesión.

Francisco Huerta, analista político, espera que el panorama se despeje para este fin de semana a fin y que la ciudadanía tenga en la mira al candidato de su preferencia.

El experto criticó la falta de ideas y propuestas evidenciadas, hasta ahora, en quienes han mostrado su intención de llegar a la presidencia.

Señaló que tendrán un duro reto para volver a cautivar a una desencantada población que, por los últimos escándalos de corrupción, ha incrementado su resistencia por la política.

“Debe haber reflexión. Un conocimiento profundo de los problemas y las potenciales soluciones”, indicó.

El tablero

Además de CREO, otros frentes políticos muestran sus intenciones de sumarse a la carrera electoral a la presidencia de la República.

El Partido Social Cristiano (PSC) expresó su idea de ir con un candidato propio y propuso los nombres de Cristina Reyes, Henry Cucalón, Henry Kronfle y César Rohon. Sin embargo, también ‘coquetea’ con Álvaro Noboa para cobijar su candidatura, luego de que el CNE diera de baja su partido Adelante Ecuatoriano Adelante.

Alejandro Zavala, experto en temas políticos, no descartó un posible apoyo del PSC al exvicepresidente Otto Sonnenholzner, quien todavía no oficializa si participará en las elecciones. “En el caso de que Sonnenholzner esta semana diga que no, el PSC va a apoyar a Noboa sin ninguna duda”, concluyó.

Los pelotones

El analista Zavala dividió a las candidaturas en dos bloques: el primero, con una estructura y base trabajada con el tiempo y el segundo, conformado por candidatos sin relevancia electoral.

Sobre el grupo sólido, dijo, hay opciones representadas por el candidato que ponga el correísmo, con nombres como el de Marcela Aguiñaga, Carlos Rabascal y Pierina Correa; y otra fuerza constituida por Pachakutik, con Yaku Pérez. Ambos irán con el discurso de centro – izquierda.

Por el lado de la derecha, citó a CREO, con Lasso y su binomio; Sonnenholzner, quien todavía no precisa el brazo político que lo cobijaría y la intención de Noboa, con un posible respaldo del PSC.

En un último “pelotón”, Zavala ubicó a Lucio Gutiérrez, César Montufar y Gustavo Larrea, quienes, a su criterio, pretenden con su candidatura pelear parcelas de poder y tener un peso en la Asamblea Nacional, además de garantizar la existencia de sus partidos políticos. “No veo más de cinco personas con reales posibilidades de pasar a la segunda vuelta”, apuntó.

La Hora


Campaña para las elecciones del 2021 se hará con menos recursos públicos

La crisis económica por la pandemia del covid-19 incidirá en el Fondo de Promoción Electoral (FPE) para las elecciones generales del próximo 2021. El pasado lunes 17 de agosto de 2020, el Consejo Nacional Electoral (CNE) y delegados de 14 tiendas políticas discutieron la disminución de ese rubro, inicialmente proyectado en USD 42,84 millones.

El FPE emplea recursos estatales para que los candidatos contraten publicidad proselitista en prensa, radio, televisión y medios digitales. El ajuste de ese fondo fue uno de los temas centrales que se abordaron ayer, durante el tercer Consejo Consultivo de Organizaciones Políticas.

En la cita, el CNE presentó cuatro alternativas de reducción, que contemplan ajustes de entre el 10% y el 70% de la proyección inicial del Fondo. Diana Atamaint, presidenta del ente, reconoció que el panorama económico que enfrenta Ecuador hace imperativo que se revise ese rubro. “Es el momento de ponernos la camiseta del país, garantizando también el derecho de los electores a acceder a información”.

En el encuentro, los representantes de las tiendas políticas se mostraron abiertos a la reducción, pero insistieron en que sea una decisión consensuada y que no afecte al proceso electoral. Incluso, se lanzaron las primeras sugerencias.

Geovanni Atarihuana, director de Unidad Popular, propuso que la reducción sea del 50%. Además, hizo un llamado a que los movimientos políticos suscriban un “pacto ético” para que esta disminución no quede opacada por un mayor gasto electoral, con recursos privados. “Hay que lograr un equilibrio y pedir que los movimientos también se comprometan a gastar menos con recursos privados. No que­remos que las chequeras pongan autoridades”.

Enrique Ayala Mora, presidente del Partido Socialista Ecuatoriano, cree que se debe “exigir” que el FPE se mantenga y se pague a tiempo. Además, plantea que la negociación para su reducción con el Ministerio de Finanzas la realicen los delegados de todos los movimientos en conjunto.

Diego Almeida, representante de Izquierda Democrática, insistió en la necesidad de regular la promoción en redes sociales. Algo similar planteó Alfredo Carrasco, del movimiento Concertación. Luis Verdesoto, consejero del CNE, pidió que se considere el reglamento de publicidad electoral que presentó el viernes pasado. “Una campaña más barata (digital) pero en un marco de inadecuada o ausente regulación puede traer funestas consecuencias”, sostuvo.

Mireya Jiménez, directora de Promoción del CNE, explicó que la proyección de USD 42,84 millones para el FPE se realizó con un escenario de 12 binomios presidenciales. Recordó que a más de los recursos públicos, el Código de la Democracia -en su artículo 209- también establece la fórmula de cálculo del límite máximo de gasto electoral financiado con dinero privado.

Este último rubro puede emplearse para actividades de promoción por fuera de publicidad, en medios y vallas publicitarias. Antes de la pandemia, servía para financiar mítines, concentraciones, camisetas, banderines, entre otras formas propagandísticas. Con los cambios en la Ley electoral, este límite se expandió considerablemente.

En las elecciones del 2017, el límite máximo de gasto electoral con recursos privados fue de USD 1,92 millones. Para los comicios del 2021, se estima que este rubro sea de USD 5,25 millones por binomio.

Cecilia Velasque, delegada de Pachakutik, mostró su preo­cupación por el seguimiento al gasto que pueda cumplir el CNE. A su criterio, primará “la inversión privada”, pudiendo de ese modo generarse una campaña inequitativa.

Atamaint se comprometió a convocar a una nueva reunión técnica con delegados de las tiendas políticas, para delinear la reducción. Además, reconoció que el CNE mantiene una deuda que bordea los USD 31 millones con medios de comunicación, correspondiente al FPE de tres elecciones anteriores.

En el tercer Consejo Consultivo también se discutió el reglamento para encuestas a boca de urna, las reuniones que ha mantenido el CNE con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y el sistema de transmisión de actas y resultados que se empleará en los comicios.

El Comercio


VOLVER

Más notas sobre el tema