Argentina quebró la barrera de las 10 mil muertes por coronavirus

549

Con 271 decesos reportados ayer, la Argentina superó las 10.000 muertes desde el inicio de la pandemia de coronavirus, a la vez que se registraron 9.215 nuevos casos positivos y el total acumulado llegó a 488.007, informó el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria indicó que son 2.698 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 61,9% en el país y del 67,8% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

Con los 271 fallecidos notificados ayer, el total desde marzo pasado ascendió a 10.129.

Un 62% (5.722 personas) de los infectados de ayer (9.215) corresponden a la Ciudad y a la provincia de Buenos Aires.

De los 488.007 contagiados, el 73,23% (357.388) recibió el alta.

El reporte vespertino consignó que murieron 116 hombres; 65 residentes en la provincia de Buenos Aires; 27 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Chubut; 4 en Córdoba; 2 en Entre Ríos; 3 en Jujuy; 3 en Mendoza; 3 en Río Negro; 2 en Salta; 1 en Santa Cruz y 5 en Santa Fe.

También 102 mujeres, 60 residentes en la provincia de Buenos Aires; 22 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Chaco; 1 en Córdoba; 1 en Entre Ríos; 3 en Jujuy; 2 en Mendoza; 2 en Río Negro; 2 en Salta; 2 en Santa Cruz; 5 en Santa Fe y 1 en Santiago del Estero.

Se aclaró que una persona de sexo masculino, residente en la provincia de Jujuy, notificada como fallecida, fue reclasificada.

El parte matutino precisó que fallecieron 29 hombres; 7 residentes en la provincia de Buenos Aires; 9 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Entre Ríos; 6 en La Rioja; 1 en Mendoza; 2 en Neuquén; 1 en Santiago del Estero y 2 en Santa Fe. Además 24 mujeres: 9 residentes en la provincia de Buenos Aires; 2 en Neuquén; 5 en Buenos Aires; 3 en La Rioja; 1 en Mendoza; 1 en Santa Cruz; 1 en Santa Fe; 1 en Santiago del Estero y 1 en Tucumán.

Ayer se registraron en la provincia de Buenos Aires 4.633 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 1.089; en Catamarca, 2; en Chaco, 42; en Chubut, 57; en Córdoba, 456; en Corrientes, 41; en Entre Ríos, 60; en Jujuy, 355; en La Pampa, 9; en La Rioja, 92; en Mendoza, 623; en Misiones, 4; en Neuquén, 140; en Río Negro, 207; en Salta, 195; en San Luis, 60; en Santa Cruz, 34; en Santa Fe, 517; en Santiago del Estero, 48; en Tierra del Fuego, 55; y en Tucumán 509.

En tanto, Formosa no reportó casos, mientras que San Juan (-13) reportó números negativos porque reclasificaron contagios a otras jurisdicciones.

El total de acumulados por distrito indica que la provincia de Buenos Aires suma 297.079 casos; la Ciudad de Buenos Aires, 104.009; Catamarca, 88; Chaco, 6.056; Chubut, 1.274; Córdoba, 11.608; Corrientes, 386; Entre Ríos, 4.353; Formosa, 90; Jujuy, 10.480; La Pampa, 243; La Rioja, 2.131; Mendoza, 10.320; Misiones, 71; Neuquén, 3.959; Río Negro, 7.198; Salta, 4.827; San Juan, 364; San Luis, 307; Santa Cruz, 2.322; Santa Fe, 12.636; Santiago del Estero, 1.343; Tierra del Fuego, 2.400; y Tucumán, 4.463.

Además, se incluyen, en Tierra del Fuego, 13 casos en las Islas Malvinas, según información de prensa debido a que por la ocupación ilegal del Reino Unido, Gran Bretaña e Irlanda del Norte no es posible contar con información propia sobre el impacto de la Covid-19 en esa parte del territorio argentino.

En tanto, la Fundación Huésped anunció ayer que comienza el reclutamiento de personas que quieran participar del estudio de fase III de una de las vacunas candidatas contra el coronavirus, desarrollada en China, y basada en virus inactivado.

Este será el segundo ensayo clínico que se pone en marcha en la Argentina para compuestos en etapas finales previas a su aprobación.

El infectólogo Pedro Cahn, director de Fundación Huésped, explicó a Télam que el trabajo “es coordinar el desarrollo de este estudio, que va a incluir 3.000 voluntarios. Se trata de una vacuna de virus inactivado, lo que la hace completamente libre de riesgo”.

Sobre el panorama de la pandemia en el país, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, señaló que el número de positivos, que “durante meses” ubicaba al Área Metropolitana de Buenos Aires como el principal foco con más del 90% de los casos, ayer se encuentra por debajo del 70%, un descenso motivado por el aumento proporcional de las provincias.

Un ejemplo de esta situación tuvo lugar en seis distritos del noroeste de la provincia de Buenos Aires que registraron en las últimas horas sus primeros casos de coronavirus, después de casi seis meses sin ser alcanzados por la pandemia, y pidieron hoy extremar las medidas de cuidado para evitar la propagación del virus.

Por su parte, la Sociedad Argentina de Investigación Clínica (SAIC), conformada por investigadores y médicos de distintas instituciones del país, alertó sobre “la gravísima situación” que está viviendo el país por la pandemia y aseguró que “todo indica” que habrá un “profundo agravamiento” en “los próximos días y semanas”.

En este sentido, el secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, en declaraciones a Radio Provincia de Buenos Aires, cuestionó hoy “la militancia” que se observa en algunos sectores contra las restricciones impuestas por las autoridades para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

Sobre la apertura en la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo hoy que “lo que pasó el primer día no fue bueno”, en relación a lo sucedido el fin de semana en bares y nuevas peatonales, con “gente sin barbijo, y a menos de metro y medio de distancia”.

A nivel global, el mundo pasó a tener más de 27 millones de casos de coronavirus, mientras India se convirtió en el segundo país con más contagios, detrás de Estados Unidos y desplazando a Brasil; y Europa, en plena segunda ola, se embarcó en el inicio de las clases presenciales.

Según la Universidad Johns Hopkins (JHU), de Estados Unidos, en el mundo se llevaban contabilizados esta tarde 27.169.960 casos positivos de Covid-19, de los cuales 889.682 fueron fatales, desde el comienzo de la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que suele diferir un poco más la carga de los datos, registró ayer 27.032.617 contagios y 881.464 decesos.

Brasil continúa siendo el segundo país con más muertos por coronavirus, con 126.650, solo detrás de Estados Unidos, el más afectado por la pandemia, con 189.069 fallecidos y más de 6,2 millones de infectados.

En tanto, las escuelas de España, Italia, Austria y Croacia volvieron a funcionar ayer, en medio de la segunda ola de coronavirus. En España, los estudiantes volvieron a las aulas de forma escalonada en medio de varios rebrotes, protestas de profesores y sindicatos por falta de medidas e inquietudes familiares.

La segunda ola de coronavirus está siendo menos virulenta, ya que más de la mitad de los contagios son asintomáticos o leves y la edad media de los positivos es de entre 30 y 40 años, y la letalidad es menor.

En el caso de Italia, que desde hace 15 días tiene un promedio de 1.300 casos diarios, el ministro de Salud, Roberto Speranza, aseguró que el reinicio de las clases “es el desafío fundamental”.

Pese a que los casos volvieron a crecer en Europa, América es desde hace meses el continente más afectado por la pandemia y acumulaba 14.117.712 casos confirmados, de los cuales más de 10,5 millones corresponden a Estados Unidos y Brasil.

Del resto, Perú, Colombia, México, la Argentina y Chile reunían casi 2,3 millones de casos.

Paraguay, con 22.486 contagios y 435 muertos, anunció ayer que la salud pública se vio colapsada, con una ocupación del 100% de la capacidad de respiradores en las camas de terapia intensiva a causa de la pandemia.

Télam


El gobierno porteño admitió que “no fue bueno” lo que ocurrió en los bares

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, reconoció este lunes que el fin de semana “no fue bueno” lo que ocurrió en bares y nuevas peatonales de la Ciudad, con “gente sin barbijo, y a menos de metro y medio de distancia”.

“Lo que pasó el primer día no fue bueno, así como no fue bueno lo que pasó el primer día que habilitamos la actividad física”, aseguró Quirós sobre la autorización que rige en la Ciudad de Buenos Aires para que los bares y restaurantes puedan ofrecer sus servicios en mesas ubicadas en las veredas.

“Se entiende que haya gente que tenga necesidad de salir, pero necesitamos hacerlo como corresponde”, agregó esta mañana Quirós durante la conferencia de prensa en la que se informa sobre la situación del coronavirus en la Ciudad.

Luego, pidió que la gente “cumpla con la normativa” de distanciamiento y uso de tapaboca ya que, resaltó, “todavía no hemos terminado nada, no se ha resuelto nada”.

En la conferencia de prensa brindada en la sede del Gobierno porteño, Quirós advirtió que “lo que ocurrió el viernes y relativamente mejorado el sábado no fue bueno”.

“Nosotros tenemos que construir ciudadanía, tenemos que ser capaces de transitar el espacio público de manera cuidada y cumpliendo la normativa”, enfatizó el funcionario porteño, quien admitió que existe agotamiento tras “seis meses de esfuerzo colectivo”.

Entre otras medidas, insistió en que “el barbijo o el tapabocas se coloca en la base de la nariz, no en la punta, bien firme, hay que respirar a través del barbijo, es la medida individual más importante que podamos tomar”.

Luego de las críticas que recibió el Gobierno porteño por la apertura de bares y restaurantes, el ministro de Salud defendió la medida al asegurar que tomaron esa medida porque “estos encuentros estaban ocurriendo” y que el Gobierno porteño decidieron “llevarlos a un lugar abierto, mucho más seguro”, que además permite que estén “a la vista”.

“Con esto estamos haciendo gestión sanitaria y social”, aseveró.

Quirós aseguró que los informes epidemiológicos de la Ciudad de las últimas semanas daban cuenta de que gran parte de los contagios se producían en encuentros sociales e insistió con que, por esa razón, se decidió esta apertura con “el criterio de invitar a la gente a que no se encuentre en lugares cerrados que es el lugar más peligroso de todos”.

Sobre la situación de la pandemia en la Ciudad, el ministro señaló que hay “subidas y bajadas de entre 1.100 y 1.300 casos por día”, pero que esa cifra se mantiene estable. “Hemos logrado aplanar la curva durante ocho semanas”, indicó.

También se refirió a la ocupación de camas que en el sector público alcanza al 62 por ciento mientras que en el privado “está un poco más estresado, con el 71 por ciento de las camas ocupadas”.

Sin embargo, aclaró que “ninguno de los dos subsectores ha demostrado una tendencia a la saturación”.

Al ser consultado sobre la frase del presidente Alberto Fernández en la que se refirió a que no dudaría en “apretar el botón rojo” y volver a fase uno si aumentaban los contagios, Quirós dijo estar de acuerdo ya que la situación de la pandemia varía en cada distrito.

En este marco, recordó que esa decisión ya se había tomado en la Ciudad en conjunto con la provincia de Buenos Aires cuando se registró un alza en los casos en la región metropolitana.

“Me parece absolutamente apropiado ir mirando epidemiología por epidemiología”, dijo Quirós sobre las palabras del presidente, y agregó: “Recuerden que, en momentos en que nosotros estábamos en el AMBA con cierta tendencia a ascender, nos pusimos de acuerdo entre todos en hacer una intensificación” de las medidas.

El ministro de Salud porteño comparó la situación con los primeros días de la habilitación de actividad física al aire libre.

Tiempo Argentino

Más notas sobre el tema