Ayotzinapa | Inician las detenciones ordenadas por el gobierno al cumplirse seis años

917
Contexto de Nodal
En la noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. El saldo de la represión fue de seis personas asesinadas y 43 estudiantes desaparecidos. Sin avances en la investigación, sus familiares siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado.

Detienen a ex policía por desaparición de estudiantes de Ayotzinapa

Por Eduardo Murillo

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que detuvo en Texcoco, Estado de México, a Víctor Manuel Colmenares Campos, ex elementos de la Policía Federal (PF) acusado de haber intervenido en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

El uniformado estuvo presente, junto con otros de su ex compañeros, en Iguala, Guerrero, la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, y participaron en la persecución de los autobuses donde viajaban los jóvenes, presenciaron el momento en el que fueron detenidos por policías municipales y permitieron que éstos se los llevaran, sin reportar los hechos a sus superiores.

La FGR señaló que en “el momento de los hechos era Policía Federal, y cuando la Policía Municipal llevaba a los normalistas, en el Palacio Municipal, este sujeto les pregunta a dónde los van a presentar, a lo que los municipales le responden: “los vamos a llevar con el jefe”.

Años después, otros elementos de la PF, interrogados mientras eran monitoreados por un polígrafo, afirmaron que Colmenares Campos, junto con otros miembros de esa corporación “formaban parte de la nómina de la delincuencia organizada”.

El Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales, con sede en Toluca, Estado de México, dictó el auto de formal prisión en contra del detenido, para que sea juzgado por su probable responsabilidad en los delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada.

El ex policía federal fue ingresado en el penal federal de Almoloya, Estado de México, en donde permanecerá en prisión preventiva durante el tiempo que dure su proceso judicial.

La Jornada


Ordenan arresto de militares por caso Ayotzinapa

A seis años de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo y ejecutará órdenes de aprehensión en contra de policías federales, miembros del Ministerio Público y del Ejército Mexicano presuntamente involucrados en ese caso.

“Cero impunidad. El que haya participado y se le demuestre, va a ser juzgado”, expresó el Mandatario en un acto en Palacio Nacional con familiares de las víctimas.

López Obrador aseguró que no habrá protección para nadie y que la investigación del caso llegará hasta los niveles más altos. “Éste es un avance: el que no exista encubrimiento. Desde luego, hay resistencias porque todavía no termina de irse el viejo régimen”, manifestó.

Funcionarios del Gobierno federal y de la FGR ofrecieron un informe sobre los avances en la investigación de los normalistas desaparecidos. El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, afirmó que hay 80 detenciones por este tema, incluyendo integrantes de la organización criminal Guerreros Unidos.

La Fiscalía Especial para el Caso Iguala anunció la detención de Blanca “N”, agente del Ministerio Público federal, quien presuntamente falseó la actuación del exdirector de la Agencia de Investigación Criminal de la entonces PGR, Tomás Zerón, hoy prófugo de la justicia.

Los padres de los 43 normalistas señalaron que no hay suficientes avances y encabezaron una marcha con más de 800 personas, la cual partió del Ángel de la Independencia de la Ciudad de México, y a la que se sumaron alumnos de la Escuela Normal Rural donde estudiaban los jóvenes desaparecidos en 2014.

López Obrador ofrece disculpa a nombre del Estado

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció una disculpa pública en nombre del Estado por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, hecho que calificó como “una gran injusticia cometida por el Estado Mexicano”.

“Van seis años, queríamos algo más y no tenemos nada”

A seis años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, los familiares de las víctimas criticaron que hasta el momento las autoridades no han logrado determinar el paradero de las víctimas y tampoco se ha castigado a los responsables del crimen.

“Yo sé que está en la mejor disponibilidad, nos da gusto ver que es más ser humano que los anteriores (funcionarios), pero le pedimos que apriete un poco más en la investigación. Queríamos llegar hoy (26) con algo más, entiéndanos, ya van seis años y no tenemos nada”, dijo María Martínez Zeferino, madre de uno de los normalistas desaparecidos, al Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le pidió apresurar las indagatorias.

Bertha Nava Martínez, madre de Julio César Ramírez Nava, uno de los 43 normalistas, consideró el informe del actual Gobierno federal “una cortina de humo” y advirtió que no aceptará más mentiras.

“No hubo ningún esclarecimiento. Siguen engañando a los padres y madres de los 43, fue nomás para tomarse la foto y no se vale”, manifestó. “Es la misma porquería, nada más están haciendo un recuento”.

Vidulfo Rosales, abogado de las familias, señaló: “lo más importante es que no sabemos el paradero de nuestros 43 compañeros, por eso decidimos salir a las calles”.

Exigen justicia; hay incidentes

Centenares de personas acompañaron este sábado a los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 en una manifestación que transcurrió por el Centro de la Ciudad de México para exigir justicia a seis años de la tragedia. Sin embargo, se presentaron algunos incidentes.

En primer lugar, un grupo de encapuchados agredió a policías de la Ciudad de México con petardos y otros proyectiles, derivando en la lesión de dos uniformados.

Jóvenes encapuchados brincaron las vallas metálicas que rodean Palacio Nacional e hicieron pintas en el edificio con frases como “26 de septiembre no se olvida”, “Nos faltan 43” o “Ayotzinapa vive”.

Antes de efectuar el mitin en el Zócalo, participantes en la marcha se confrontaron con integrantes del Frente Nacional Anti-AMLO (Frenaaa), que mantienen un plantón en la zona, y lanzaron consignas como “Fuera Frenaaa”.

Finalmente, el padre de una víctima de desaparición en Acapulco confrontó a una feminista por las pintas que realizaron en Palacio Nacional. “No es posible que hagan eso. Así no es la lucha”, dijo.

LOS NORMALISTAS NUNCA ESTUVIERON JUNTOS CUANDO DESAPARECIERON

Evidencias colapsan “verdad histórica”: Encinas

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos y director de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa, subrayó que la “verdad histórica” sobre la desaparición de los 43 normalistas “se ha colapsado”, al informar que los estudiantes nunca estuvieron juntos cuando se registró su desaparición hace seis años.

El funcionario aseguró que existe nueva evidencia científica recabada por las autoridades para delinear una nueva línea de investigación sobre el caso y sus responsables. “No generaremos falsas expectativas, ni una nueva verdad histórica, lo que queremos es conocer la verdad por dolorosa que sea”, prometió Encinas a los familiares.

El Informador


Familiares de los 43 piden a AMLO esclarecer ‘verdad histórica’ de Ayotzinapa

Después de seis años de contar hasta el 43, familiares de los normalistas de Ayotzinapa se reunieron la tarde del sábado en el Zócalo para exigirle a la actual administración de Andrés Manuel López Obrador que informe sobre el paradero de los estudiantes, una acción que demostraría que este gobierno está llevando a cabo una “Cuarta Transformación”.

Durante la marcha de protesta que inició alrededor de la 16 horas del sábado en el Ángel de la Independencia, las familias exigieron que se finquen responsabilidades con el cuerpo policial municipal, el Ejército Mexicano, el expresidente Enrique Peña Nieto y su gabinete, quienes presuntamente participaron en la desaparición y el asesinato de los estudiantes.

Estas denuncias están respaldadas por pruebas, afirmaron los familiares que encabezaron la manifestación.

“Nosotros venimos de Ayotzinapa y no estamos acostumbrados a estar en la Ciudad de México, pero eso no nos detiene y representa nuestras exigencias al gobierno de López Obrador que prometió hacer justicia”, afirmó el presidente de Orientación Política e Ideológica del Pueblo de Ayotzinapa y estudiante de 21 años proveniente de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

Los familiares afirmaron que expertos internacionales e investigadores del caso han informado que la policía municipal y el Ejército Mexicano participaron en los ataques del día 26 y la madrugada del 27 de septiembre del 2014.

“El número 43 representa un símbolo para Ayotzinapa, México y la comunidad internacional que también busca una respuesta del Estado sobre la desaparición forzada de los normalistas”, señaló el estudiante.

En el mitin de madres y padres que se reunieron afuera de Palacio Nacional, denunciaron la criminalización y revictimización durante su proceso legal, además de pedir que se agilicen las investigaciones con menos papeleo.

“Los 43 desaparecidos eran campesinos, carpinteros, cuidaban animales y a la tierra, fueron estudiantes, docentes, no eran vándalos”, denunció Hilda Hernández, madre de César Manuel González Hernández, normalista desaparecido.

Los familiares afirmaron que el Estado les ofreció dinero como negociación durante el proceso legal, “nuestros hijos querían terminar la carrera, tener una familia y no existe una indemnización económica que repare la pérdida de un ser humano”.

Las madres y padres de los normalistas desconocieron la verdad histórica y recordaron cuando el presidente López Obrador declaró que durante su sexenio se acabó la verdad histórica, “¿entonces cuál es la verdad histórica?”, se preguntaron.

Vanguardia


AMLO ofrece disculpas a familiares de los 43 de Ayotzinapa

A seis años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció disculpas por este crimen, al que calificó como una “injusticia cometida por el Estado” y anunció que ya hay órdenes de aprehensión contra militares que presuntamente participaron en estos hechos.

En un evento en Palacio Nacional, el Ejecutivo adelantó que las órdenes de aprehensión contra militares se ejecutarán próximamente, aunque no se especificó cuántas detenciones se podrían llevar a cabo.

“No solo se están autorizando, de conformidad con la ley, órdenes de aprehensión contra ministerios públicos o el señor [Tomás] Zerón, también detenciones de integrantes de la antigua Policía Federal (…) Se han otorgado órdenes de aprehensión contra militares. El que haya participado y se le demuestre, va a ser juzgado”, exclamó el Presidente.

La investigación de integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha sido una exigencia de los familiares de los 43 estudiantes desde que ocurrieron los hechos, pues a su parecer, efectivos del Ejército tuvieron que ver en el crimen perpetrado por el grupo criminal Guerreros Unidos y autoridades municipales de Guerrero.

“No hay espacios para la impunidad y somos muy perseverantes, somos muy tercos. No nos vamos a cansar hasta cumplir con nuestro compromiso con el pueblo y el compromiso que tenemos con ustedes”, señaló López Obrador.

Sobre las indagatorias contra los militares, se informó que los batallones 27 y 35 de Iguala han entregado toda la información respecto a su personal: antecedentes militares, bitácoras, informes, comunicaciones, radiogramas, estructura, bases de operación y fotografías, entre otros.

El mandatario ofreció una disculpa por la desaparición de los jóvenes, pues consideró que fue una injusticia cometida por el Estado: “[Quiero] ofrecerles mis disculpas, porque estamos ante una gran injusticia cometida por el Estado mexicano, y por eso ahora el Estado tiene que reparar el daño, aclarar lo que sucedió, entregar cuentas y [debe] haber justicia, ese es nuestro compromiso”.

En el evento también participó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, quien informó que hasta el momento hay 80 detenidos, entre integrantes de Guerreros Unidos, policías federales ministeriales, agentes del Ministerio Público y expolicías federales y municipales.

“La investigación se encuentra en la etapa más compleja, estamos en el momento de la judicialización de las investigaciones y de la ruptura del pacto de silencio para esclarecer un crimen de Estado a seis años de distancia”, expresó el subsecretario.

Agregó que, según las nuevas evidencias científicas, los 43 estudiantes nunca estuvieron juntos cuando fueron desaparecidos ni en ningún otro momento. En ese sentido, Encinas no dudó en señalar: “La verdad histórica se ha colapsado”.

PERDÓN EN NOMBRE DEL ESTADO

Este sábado, el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con familiares de los 43 normalistas desaparecidos.

El 20 de noviembre de 2019 se encontraron los restos de Christian Alfonso Rodríguez en la Barranca de la Carnicería, Cocula, a 800 metros del basurero municipal, los cuales fueron confirmados por la Universidad de Innsbruck y el equipo argentino forense.

Este hallazgo contradice la llamada verdad histórica, que refería al basurero como el destino final de los estudiantes.

Se han desarrollado 30 acciones de búsqueda en campo a través de la unidad especial de la FGR para explorar 217 puntos en seis municipios de Guerrero.

De marzo a la fecha se han girado 70 órdenes de aprehensión de 80 solicitadas por tortura.

Hasta ahora se ha detenido a 80 personas, entre las que figuran miembros de la organización delictiva Guerreros Unidos, así como policías.

El Siglo de Torreón


VOLVER

Más notas sobre el tema