Bolivia: la canciller de facto Karen Longaric retira su candidatura a la Asociación Latinoamericana de Integración

213

Longaric retira su candidatura a la Aladi con críticas al organismo y a Uruguay

Mediante una carta fechada el 8 de septiembre, la canciller Karen Longaric retiró su candidatura a la Secretaría General de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y atribuyó la decisión a un “pronunciado sesgo ideológico” y la falta de “voluntad de cambio” en el organismo, a la par de criticar a Uruguay por presentar de nuevo un candidato.

La nota a la que accedió La Razón Digital fue enviada al embajador Víctor Berdun, presidente del Comité de Representantes de la Aladi, a quien Longaric le notifica que la presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, tomó la decisión ante su solicitud. Y posteriormente expone cuatro motivos para haber asumido la determinación.

“Existe un pronunciado sesgo ideológico entre algunos Países Miembros, lo que contraviene al propio Estatuto de la ALADI y genera problemas de naturaleza irresoluble, cuando surgen situaciones que lindan con la intransigencia (sic)”, y como segundo punto indica: “el Gobierno de Bolivia lamenta que el país sede, aprovechando de esa condición, intente por tercera vez volver a ocupar la Secretaría General con su propio candidato”.

Uruguay presentó formalmente en agosto a su postulante, el senador Sergio Abreu.

“En tercer lugar, se evidencia que no hay voluntad de cambio en la dirección de este organismo. Está visto que la ALADI pretende continuar de la misma forma, sin promover ningún proceso de auténtico cambio cualitativo, postergando el desarrollo y bienestar de las futuras generaciones, que reclaman convergencia en vez de exclusión”, añade la carta.

Y en último lugar, Longaric afirma que “se advierte con extrema preocupación que en la región, en general y con pocas excepciones, se está lejos de alcanzar la igualdad de género y sigue siendo difícil para las mujeres ocupar cargos directivos en América Latina, donde aún se acentúa la brecha de género y donde todavía no se comprender que debería existir igualdad de oportunidades y condiciones”.

La Canciller agradece a los países que apoyaron su postulación, empero, señala que “sorprende que una fuerte corriente haga prevalecer intereses político-ideológicos por encima de la buena salud de la organización”.

“Consciente de que la transformación de un organismo de integración requiere voluntad y apoyo unánime de la totalidad de los Países Miembros y constatando con preocupación que ello no es posible en las actuales circunstancias, comunico que mi Gobierno ha decidido no participar en el presente proceso eleccionario y abstenerse de emitir su voto”, culmina la misiva.

Descargar (PDF, 1.31MB)

La Razón


Canciller boliviana renunció a su candidatura a la Aladi y criticó a Uruguay por proponer postulación de Abreu

Mediante una carta fechada el pasado martes, la canciller de Bolivia Karen Longaric anunció que retiró su candidatura a la Secretaría General de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), a la vez que criticó el “sesgo ideológico” de algunos países del organismo, y particularmente a Uruguay.

“El gobierno de Bolivia lamenta que el país sede, aprovechando de esa condición, intente por tercera vez volver a ocupar la secretaría general con su propio candidato”, escribió Longaric refiriéndose a Uruguay. Esto es porque el gobierno uruguayo promueve la candidatura del actual senador nacionalista Sergio Abreu, que ha sido presentada como una búsqueda de evitar la polarización entre los gobiernos derechistas más allegados a Brasil (entre los que se incluía a Bolivia) y a los del bloque de gobiernos de izquierda, entre los que se encuentra México, que promueve la reelección de Alejandro de la Peña Navarrete.

La nota, dada a conocer por el medio boliviano La Razón Digital, fue enviada a Víctor Berdun, presidente del Comité de Representantes de la Aladi. Según este medio, Longaric le notificó que la presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, tomó la decisión ante su solicitud.

Longaric también asegura que hay un “sesgo ideológico” de algunos de los países de la Aladi, lo que a su juicio “contraviene al propio estauto de la Aladi”, y “genera problemas de naturaleza irresoluble, cuando surgen situaciones que lindan con la intransigencia (sic)”.

Además, Longaric sostiene que “no hay voluntad de cambio en la dirección de este organismo”. “Está visto que la Aladi pretende continuar de la misma forma, sin promover ningún proceso de auténtico cambio cualitativo, postergando el desarrollo y bienestar de las futuras generaciones, que reclaman convergencia en vez de exclusión”, sostiene la canciller en la carta.

Por último, la jerarca del gobierno de Bolivia sostiene que en la región “en general y con pocas excepciones, se está lejos de alcanzar la igualdad de género y sigue siendo difícil para las mujeres ocupar cargos directivos en América Latina, donde aún se acentúa la brecha de género y donde todavía no se comprender que debería existir igualdad de oportunidades y condiciones”.

La Diaria


VOLVER
Más notas sobre el tema