Chile: 12 presos políticos mapuche envían contrapropuesta al gobierno para destrabar huelga de hambre

205

PPM de Lebu dan plazo hasta hoy para que gobierno responda petitorio y destrabe huelga de hambre

Este lunes 07 de septiembre, en el día 64 de la Huelga de Hambre de los Presos Políticos Mapuche de la Cárcel de Lebu, estos realizaron una contrapropuesta al Grupo de Trabajo del Gobierno para reglar el Convenio 169 de la OIT, exigiendo que éste sea conformado en un 50% por representantes de los Lov y Comunidades Mapuche en Resistencia, incidiendo en la elección de los académicos expertos en la materia y que el acuerdo sea de carácter vinculante tal como lo estipula el Convenio 169.

A continuación te compartimos la DECLARACIÓN:

Sebastián Valenzuela
Subsecretario de Justicia
Presente:

En primer lugar, queremos expresarle que nosotros también valoramos el diálogo, pero lamentamos que este se posibilite únicamente en medio de una huelga de hambre extendida por más de dos meses, medida que tiene y tendrá consecuencias graves para el estado de salud de nuestros presos políticos. Valoramos el diálogo, tal como nuestros antepasados lo hicieron por siglos en los Parlamentos, pero aquel diálogo sincero, respetuoso de las costumbres del otro y en igualdad de condiciones. Si ustedes conocen la historia, sabrán la importancia que tiene para el Pueblo Mapuche el parlamento y la palabra, elementos que ustedes han quebrantado una y otra vez durante estos meses de movilización.

Dicho esto, ahora nos referiremos a la instancia donde se enmarca su propuesta de Grupo de Trabajo para reglamentar el Convenio 169 en materia procesal penal y penitenciaria: los Diálogos Interculturales. Nos preocupa que los temas, integrantes y mecanismos de resolución de estos diálogos jamás fueron consultados con nuestros territorios, cuestión estipulada en el artículo 6 del Convenio 169 de la OIT, pero también en los artículos 2 y 8 del mismo cuerpo legal. Como bien usted sabrá, nosotros tenemos derecho a ser consultados de tales iniciativas que nos afectarán como pueblo, a participar activamente y con el mismo nivel de representación en las mismas, a incidir en su desarrollo y a establecer, en equivalencia de condiciones, las posibles formas de vinculación de sus recomendaciones finales. En el entendido que tales diálogos surgen (curiosamente) desde el contexto de nuestra movilización, nos alarma la ausencia en estas instancias de nuestras autoridades culturales territoriales, académicos de confianza y dirigentes políticos de los presos políticos mapuche movilizados.

En este mismo sentido, si bien reconocemos que mediante la resolución Nº 3.925 de Gendarmería emitida el 29 de julio de 2020 se concretan ciertos avances, vemos con preocupación que en tal acuerdo se establecen sólo criterios mínimos para flexibilizar el proceso de postulación a beneficios penitenciarios (como son los CET), pero sin aclarar los mecanismos que posibilitarán y asegurarán tales medidas. La ambigüedad de este acuerdo, la ausencia de propuestas concretas y el desconocimiento de nuestro petitorio dentro del mismo, nos aleja de su naturaleza jurídica. A la vez, cuestión no menor, en el séptimo punto de este acuerdo se estipula la urgencia de avanzar en materia de pertinencia cultural y religiosa penitenciaria debido al reconocimiento de la población indígena como grupo vulnerable y no como grupo político, elemento que se distancia de nuestras demandas en tanto sostenemos que los huelguistas están en prisión por una causa política, tal como reconoce el Convenio 169 de la OIT.

En concreto, sobre la propuesta del Grupo de Trabajo enmarcada en los Diálogos Culturales, son tres los fundamentos que nos hacen rechazarla, aunque no cerrar el diálogo. El primero, tiene que ver con los mecanismos de elección de quienes integran dicho grupo, ya que son instituciones y personas que no representan las demandas de nuestros territorios ni de los huelguistas; a la vez, se nos ha marginado logísticamente de tales instancias. Lo segundo, con la agenda que se trabaja en estos, en torno a la cual tampoco se nos ha consultado ni hemos tenido incidencia. Lo tercero, en el carácter técnico-político de las resoluciones contenidas en el informe final de este grupo, las cuales, según su carta, sólo tendrán el objetivo de hacer propuestas que finalmente decidirán el Poder Judicial y el Presidente de la República, corriendo el riesgo de que ninguna de estas sean vinculantes. Descrito lo anterior, y expuesta ya nuestra intención de integrar el Grupo de Trabajo, y para tratar de asemejarlo lo más posible a nuestra demanda de conformar una Mesa de Alto Nivel Político en igualdad de condiciones que asegure reglamentar el Convenio 169 en materia penal y penitenciaria, respondemos en base al mismo tratado internacional ratificado por Chile el año 2008 y que se exige se aplique por los presos políticos mapuche movilizados a los cuales nosotros representamos: Por ende, como voceros de los presos políticos mapuche en huelga de hambre de la cárcel de Lebu, y en acuerdo previo con ellos y sus Lov y comunidades, estamos dispuestos a deponer la movilización que ya tiene en riesgo vital a nuestros comuneros sólo sí se accede a las siguientes condiciones y contrapropuestas:

1. Que en dicho Grupo de Trabajo, al igual que en los Diálogos Interculturales, se asegure un 50 % de integrantes de los Lov y Comunidades Mapuche en Resistencia, pudiendo ser éstos autoridades culturales, académicos de confianza y representantes de los presos políticos mapuche movilizados mediante las huelgas de hambre en Lebu, Angol y Temuco. La elección de nuestros representantes será realizada con base en nuestros usos y costumbres, cuestión establecida en el Convenio 169 de la OIT. A la vez, estos deben tener presencia equivalente en los diferentes espacios de estudio, desarrollo y resolución de la propuesta final.

2. Que las recomendaciones de este Grupo de Trabajo deben tener un carácter vinculante, ya que si bien todas serán adoptadas y/o escritas legalmente en el marco constitucional, la esencia jurídica de las mismas y sus propósitos deben significar un avance en la situación penal y penitenciaria de los presos políticos Mapuche y no pueden ser alterados en su naturaleza jurídica.

3. Que una vez conformado el Grupo bajos los criterios descritos con anterioridad, inmediatamente se debe planificar una agenda de trabajo, fijar los ejes temáticos a tratar y delimitar sus aspectos logísticos de funcionamiento, todo esto con el fin de obtener el informe y las recomendaciones estipuladas lo antes posible, con un plazo máximo de 3 meses tal como lo expresa vuestra propuesta.

4. Que luego de tener el informe final, se establezca una comisión técnica y política de trabajo para definir el destino de la propuesta y sus mecanismos de vinculación. En esta mesa, deben tener presencia y capacidad de resolución nuestras autoridades culturales, académicos de confianza y representantes políticos de los presos políticos mapuche movilizados.

5. Que para el éxito de este Grupo de Trabajo proponemos suspender la fecha de inicio del mismo (previsto para septiembre según su propuesta) hasta garantizar el piso mínimo de representatividad y su carácter vinculante expuestos los acápites uno y dos de nuestra propuesta. Proponemos que en el mes de septiembre queden definidos estos puntos para dar inicio en octubre al diálogo, previa firma de ambas partes que garanticen el cumplimiento del acuerdo en cuanto al fondo y forma del Grupo de Trabajo.

6. Que, recogida nuestra propuesta, damos plazo hasta las 18 horas del martes 8 de septiembre al señor ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, para que se traslade a nuestro territorio para poder entablar la firma del acuerdo en base a nuestra contrapropuesta que garantice, de buena fe, el éxito del Grupo de Trabajo y que permita poner el fin a la huelga de hambre.

7. Que todos los argumentos detallados son los únicos que pueden garantizar un diálogo de buena fe y de carácter bilateral como lo hemos exigido desde el inicio de la huelga de hambre, y dar respuesta mínima a los estándares que exigen el Convenio 169 de la OIT, el cual ustedes dicen estar llanos y con voluntad política de reglamentar en materia penal y penitenciaria.

Sin otro particular:

Patricia Tromelao
Auka Castro
Miguel Maliqueo
Voceros de los presos políticos mapuche de la cárcel de Lebu.

Convergencia


Crítica situación de Presos políticos Mapuche en Huelga de Hambre Seca en Lebu

Durante la tarde del domingo 06 de Septiembre, vocerías y comunidades de los PPM lavkenche junto al lonko Juan Pichun, vocero de los presos de la cárcel de Temuco, realizaron un nütram en las afueras de la cárcel de Lebu, a más de 60 y 50 días de Huelga de Hambre activas en Lebu y Temuco respectivamente.

El día viernes 4 de Septiembre, el Gobierno de Sebastián Piñera, por medio de Sebastián Valenzuela, Subsecretario del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, sostuvo una conversación con la Vocería de los Presos Políticos Mapuche, los cuales representan a 12 comuneros mapuche en huelga de hambre y huelga de hambre seca a quienes se les ha negado constantemente el cambio de medidas cautelares para que puedan regresar a sus territorios y comunidades, incumpliendo e ignorando las disposiciones del Convenio 169 de la OIT, ratificado por Chile. Respecto a sanciones penales a personas pertenecientes a pueblos originarios, el Convenio 169 de la OIT establece en su Artículo 10, que “Deberá darse la preferencia a tipos de sanción distintos del encarcelamiento.”

En la reunión los voceros pidieron a Valenzuela conocer la propuesta de “mesa de alto nivel político” que el ministro de Justicia, Hernán Larraín, planteó sin éxito a la vocería de los presos políticos mapuche de Angol que días antes, a solicitud de familiares y comunidades, decidieron deponer el ayuno sin llegar a acuerdos.

“Otra vez estamos acá afuera de la carcel lebu acompañando a nuestro presos políticos en huelga de hambre seca” han comunicado las lamngen durnate la jornada, a través de redes sociales, haciendo llamado urgente a todos los organismos de derechos humanos internacionales, “que respaldan las acciones por autonomía y libre determinación de los pueblos” que puedan aportar a la difícil situación que viven tanto los huelguistas como sus familias y comunidades, “gente de la Corte Interamericana a gente que esté metida en el tema contra el racismo de la ONU agente de la OIT, Cruz Roja, Human Right Watch…sin olvidar a los comuneros que resisten en Temuco…” señalan.

Al término de esta nota, Tomas Antihuen (18), encarcelado en la gran marcha lavkenche del 15 de Julio en Cañete, fué trasladado de urgencia hasta el Hospital Santa Isabel de Lebu, debido a su grave estado de salud producto de la huelga de hambre seca a la que se sumó en exigencia del cumplimiento efectivo del convenio 169.

La Zarzamora Colectiva Lesbofem


Víctimas de incendio a cabañas en Lago Lanalhue: «Esto no es ni financiado ni manejado por mapuches»

“Yo conozco muchos mapuche de toda la vida, y no son gente violenta. Tal vez haya algún simpatizante, pero yo no le atribuyo esto a los mapuche”, declaró una de las propietarias de las cabañas quemadas hace casi dos semanas en la Provincia de Arauco. Otra de las afectadas declaró que no puede “creer” que se trate de mapuche, ya que los que ella conoce en el sector “están muertos de miedo, no están de acuerdo con esto”.

El pasado 28 de agosto, varios registros audiovisuales que daban cuenta de la quema de cuatro edificaciones en el Lago Lanalhue causaron gran impacto tras viralizarse en redes sociales.

A más de una semana de lo ocurrido, dos de las dueñas de las cabañas relataron cómo sucedieron los hechos, y señalaron que este atentando contra su propiedad no se lo adjudican a personas mapuche.

Una de las mujeres, Marian Schimd, relató en conversación con CHV que dada la ubicación de los inmuebles, tenían la esperanza de que este tipo de acciones violentas no las alcanzaran.

«Nosotros teníamos dos esperanzas: una, que es difícil llegar; segundo, que no hay reclamación mapuche. Ninguno de nosotros estamos relacionados con las forestales, no tenemos actividad turística tampoco», dijo Schimd. «Entonces, cuando ves esto (entiendes que) es una cuestión más grande«, agregó.

En la misma línea, dijo que «puede que hayan algunos, pero esto no es ni financiado ni manejado por mapuches. No tengo cómo comprobarlo, pero no lo puedo creer (…) Sabemos que las mismas personas mapuche que están ahí en la comunidad cercana, están muertas de miedo. No están de acuerdo con esto. Están desprestigiando la espiritualidad mapuche de una forma atroz, con todo lo contrario».

Otra de las propietarias, que prefirió no dar su nombre por temor a represalias, entregó su versión al mismo medio.

«Conozco muchos mapuche de toda la vida ya, y no son gente violenta. Tal vez haya algún simpatizante, pero yo no le atribuyo esto a los mapuche, no son gente mala», aseguró.

Los hechos que afectaron a los vecinos del Lago Lanalhue

En cuanto a los hechos, la misma mujer relató que todo comenzó cuando «empecé a sentir ruidos y vi en el reflejo de la ventana fuego en la casa de mi vecino. Entonces, imaginé al tiro de qué se trataba y vi cómo unos jóvenes iban corriendo por fuera de la casa».

Tras esto, «le aviso a mi marido para que salgamos, él se para de la mesa, y empiezan a disparar. Yo sentía las balas en el ladrillo, abajo. Y en eso le dan una patada a la puerta y entran tres individuos, tres terroristas, con escopetas o rifles, eran armas largas, y nos apuntan a la cabeza», sostuvo.

Luego, mientras escapaban del lugar, «llega un tipo con un bidón, con un líquido combustible transparente, y otro le dice ‘échale a los colchones’, y nosotros empezamos a escapar hacia la playa», recordó la mujer.

Por su parte, Marian Schimd, la otra propietaria entrevistada por CHV, declaró que si bien le daba miedo exponerse, lo hace porque «si no hablo, igual voy a tener miedo«.

«Esto no se va a transformar en Colombia, ya lo es. Y como está lejos y están pasando tantas cosas, no lo hemos asimilado», concluyó Schimd.

El Desconcierto

Más notas sobre el tema